ARTÍCULO ORIGINAL ESCRITO EN ENERO DE 2010, REVISADO EN NOVIEMBRE DE 2012, EN MARZO DE 2013 Y EN FEBRERO DE 2016
Nada más empezar el blog, inauguré una sección denominada “puericultura“, para aportar mi opinión sobre productos de puericultura para bebés: hamacas, biberones, esterilizadores, intercomunicadores… lo que se me fuera ocurriendo. He hablado siempre de mi experiencia en cuanto a modelos, marcas, precios, tiendas, etc  con el objetivo de compartir impresiones y aprender entre todos.
Edito este artículo porque cuando lo colgué (29/01/10) no había conocido más mochila que ésta que me dejaron y ni siquiera sabía que existía el porteo ergonómico. Por tanto, no podía dejar este artículo sin editar algunos párrafos, aunque me alegra ver que mi opinión sobre este tipo de portabebés entonces era igual de mala que la que tengo ahora (bueno, la que tengo ahora es peor, para qué engañarnos).
Dejo la redacción original y añado texto en rojo para que se vea lo que edito.
Para abrir la sección: LA MOCHILA COLGONA PORTABEBÉS
Es un accesorio que yo no hubiera comprado porque no me veo “fuerte” como para cargar un bebé, aunque en principio las consideraba muy prácticas. Una amiga me dejó la que usó con su hijo, que es de la marca Baby Björn, en tela vaquera. Y la he usado unas cuantas veces, aunque no me acaba de entusiasmar:
  • Se supone que todas las mochilas (más o menos) están indicadas desde el nacimiento, o lo que para ellos es lo mismo: 3,5 kilos y 51 cm. Mi hijo no alcanzó estas medidas hasta casi el final del primer mes. En cualquier caso, para un recién nacido no la veo apropiada. Aunque el modelo que yo uso (y muchos otros) tienen reposacabezas que se puede ajustar y llevarlo pegadito al pecho de la madre, yo la cabeza se la veía muy pendulona. Al margen de que los bebés a esas edades son como saquitos de patatas y van fofos totalmente. A mi me daba un poco de penita. De todas formas, al mio no le gustaba nada, así que lo intenté unas cuantas veces y lo dejé. Efectivamente, normal que me diera pena, que a mi hijo mayor no le gustara y que me pareciera que iban como un saco de patatas.Los bebés van colgando en estas mochilas y como no se adaptan a su cuerpo, van “fofos”. De hecho, ni siquiera una mochila ergonómica es lo más aconsejable para un recién nacido. El mejor portabebé para un bebé pequeñito es una tela suave y amorosa que se adapta plenamente a la anatomía de nuestro pequeño, preservando la curvatura natural de su espalda y manteniendo sus piernas en posición de ranita, es decir, con las rodillas ligeramente más altas que el culete. Por ejemplo, una mochila Emeibaby.
  •  Mi amiga hacía algunas tareas de la casa con el niño en la mochila, planchar, por ejemplo. Yo no me apaño bien. Mi problema fundamental es que el niño me pesa un montón y si encima me pongo a hacer algo…¡menudo dolor de espalda!. Para cocinar lo veo peligroso y para limpiar la casa, muy difícil. Para planchar quizá sí, aunque creo que esto depende mucho de lo que la madre y el niño consideren cómodo. Dolor de espalda, con portabebés ergonómicos, ninguno. De hecho, yo he usado mucho una bandolera con Bebé, durante veces varias horas, y no sin ningún dolor del hombro y eso que es un portabebé asimétrico. Ciertamente, cocinar puede ser peligroso con el bebé delante, pero se pueden hacer muchas actividades diarias sin dificultad (yo incluso he llegado a planchar, cuando estaba dormido). Además, porteando ergonómicamente podemos ponernos al bebé en la espalda, lo cual facilita algunas de esas tareas que teniéndole delante no podríamos hacer.
  • Para salir a la calle para hacer recados lo veo una locura. Mi bebé pesa ahora mismo un poco más de 6 kilos y a mi marido y a mi se nos corta la respiración. Vamos, que si vas a ir a varios sitios y, por ejemplo, vas a coger bolsas, yo creo que tienes que estar más cachas que nosotros y tener una espalda bien fuerte. Además, a mi hijo le cansa la mochila. Ahora la va tolerando más, pero no aguanta más de 15/20 minutos. Precisamente salir a la calle a hacer recados es una de las aplicaciones más cómodas de los portabebés. Como comenté hace poco, se ha convertido en un imprescindible para ir al colegio. Y para hacer la compra, por ejemplo, me va genial, ¡eso de ir empujando carrito de bebé y cesta o carro de la compra era imposible!.
  • La veo práctica para ir a la calle a dar una vuelta corta. Ese es el uso que le estoy dando ahora. Está bien en días de sol porque así el bebé ve mundo y le da el aire. Pero para días malos, imposible. También es cierto que si el niño va cara a la madre tiene que ir torciendo el cuello, aunque eso creo que no les importa. Para días malos, precisamente, llevar a Bebé en un portabebé es un gusto. Los dos con ropa de casa, Bebé a la mochila portabebés y luego abrigados los dos. Hoy me he puesto un abrigo finito, anchito, uno que me puse en su embarazo. Me lo he abrochado como cuando tenía bombo, de manera que íbamos los dos cubiertos. Bebé ni se ha enterado de que hemos estado en la calle.
  • El niño conoce mundo, pero antes de los 3/4 meses no se entera de nada. Y a partir de esos meses ya digo que para mi gusto son demasiado pesados. Nunca se debe portear con el bebé hacia fuera porque se lastima su espalda, al no respetar su curvatura natural y, además, el niño no puede elegir si quiere ir mirando o no y cuándo descansar. Bebé, que ya quiere ver el mundo, muchas veces me obliga a llevarle a la cadera, porque quiere ver. Pero él elige cuando quiere mirar y cuando quiere descansar e incluso echarse una siesta.
  • Dicen que ayudan a los bebés con los cólicos y gases. El mío ha tenido ambas cosas pero la mochila no quería ni verla, así que no puedo aportar nada sobre esta teoría. A Bebé le costó un poquito hacerse a ser porteado pero en cuanto le pilló el tranquillo, le encanta estar ahí. Al principio no aguantaba ni cinco minutos sin quedarse frito. Ahora aguanta un poco más, cuanto más mayor más aguanta, pero sigue siendo el mejor remedio para ayudarle a dormir. No hay mejor solución cuando se encuentra inquieto o nervioso que ponerle en una de nuestras mochilas ergonómicas y darle un poco de meneito. Mano de santo.
  • Tengo la impresión de que mi hijo se siente atado ahí dentro, comprimido, y que por eso se cansa. Prefiere ir en otro espacio donde pueda moverse con más libertad. Probablemente lo que le pasaba a Mayor es que demostraba que estaba muy incómodo en esa postura en la que iba colgando de sus genitales. No es cuestión de sentirse atados sino de sentirse incómodos.
  • La edad hasta la que pueden ir en una mochila depende de la marca fabricante (más que la edad, considero que lo importante es el peso) pero hay que pensar también en uno mismo. Llevar un bebé de 10 kilos debe ser una burrada para la espalda. Con una mochila colgona, cualquier peso pesa mucho, son muy incómodas de llevar. Las mochilas ergonómicas pueden llevarse en la mayoría de los casos hasta los 20 kilos, es decir, hasta el final del porteo. ¡Nada que ver!. Un bebé pesa más en brazos que en una mochila ergonómica, quien no se lo crea, sólo tiene que probar una.
Yo os hablo de la mochila portabebés tradicional, pero en el mercado existen otros modelos que no sé qué tal serán, al margen de que existen otras opciones, como los fulares portabebés o los mei tai.
Pues sí, hija mía, había todo un mundo de portabebés ergonómicos. Menos mal que te enteraste después…
Si tuviera que comprarla creo que no la compraría porque son caras si no les vas a sacar partido. Existen muchas marcas y estilos pero yo os aconsejaría que si os vais a comprar una, penseis bien en qué modelo os viene mejor y no escatimeis, porque ya no es sólo la comodidad del niño sino vuestra propia espalda.
Efectivamente. Y si queréis un portabebé, por favor, que sea ergonómico, por el bien de ambos. Por precio, incluso os va a salir más barato porque estas mochilas colgonas que venden en las grandes tiendas de puericultura son carísimas.

 

 

¿Quieres saber aprender a diferenciar una buena mochila ergonómica de otra que no lo es?

 

En este artículo se explica muy bien por qué llamamos colgonas a algunas mochilas portabebés.

 

Si vas a comprar una mochila portabebés, hazlo en un sitio especializado que apueste por el porteo ergonómico.