No sabemos muy bien cómo, una edición especial de Mortadelo y Filemón que mi marido guardaba con cariño acabo en manos de Mayor una larga tarde de invierno. Contra todo pronóstico, el niño quedó hechizado, ¡no había manera de que soltara el libro! Y no solo esa tarde, cada vez que tenía ocasión se ponía a hojearlo y se pasaba ahí un buen rato mirando las imágenes, leyendo algunas líneas y partiéndose de la risa.

A mi me preocupaba un poco. No su interés por los cómics, claro, sino el contenido de Mortadelo y Filemón. No lo veo nada infantil, me parece que roza lo grosero y desde luego, la violencia es bastante explícita. Así que me puse a buscar cómics que fueran apropiados para su edad, tanto en imágenes como en texto y en contenido.

No me resultó fácil. Tuve que dar bastantes vueltas hasta encontrar la colección que hoy os comento. Se llaman Mamut Cómics y son de Ediciones Bang. La página web de Cómics Mamut es una cucada y podéis ver que existen tres colecciones: a partir de 3 años, a partir de 6 años y a partir de 9 años. La diferencia, por lo que he leído, es el número de viñetas por página y la cantidad de texto.

Como Mayor está ya aprendiendo a leer, nos decidimos por la colección para niños a partir de 6 años.

Después de echarle un vistazo por dentro en Amazon, el primer cómic que compramos fue Súper Patata.

Super Patata es una saga, hay tres o cuatro cómics editados. En este primero, como es lógico, se explica quién es Súper Patata y en los siguientes el héroe vive geniales aventuras, además con mucho humor.

A mi este primero me conquistó. En cada página hay tres o cuatro viñetas, es decir, el impacto visual no es muy grande. Son dibujos coloridos, alegres, pero no me resultan agresivos visualmente. Tampoco tiene mucho texto, además está en mayúsculas. Me parece muy apropiado para primeros lectores aunque tiene muchísimas páginas y desde luego Mayor no es capaz de leer tanto él solito así que necesita ayuda. Me parece que está bien indicado de 6 años en adelante, Mayor es un poquito pequeño todavía. En cualquier caso, como las viñetas son muy descriptivas puede seguir la historia y seleccionar lo que lee si le interesa especialmente, la historia se entiende aunque no lea lo que dicen los personajes.

Los abuelos nos han traído dos cómics más.

El segundo volumen de Súper Patata:

Super Patata Volumen 2, Cómics Mamut

En este caso la aventura trata de extraterrestres, me parece súper graciosa. Creo que a Mayor le ha gustado incluso más este volumen que el primero, no lo ha soltado desde que se lo regalaron.

Marcopola, la isla remera

Es la historia de una isla aislada en el océano que se aburría muchísimo hasta que un día descubre en una de sus orillas un objeto bastante extraño. Tiene unos dibujos preciosos, me encantan. Y menos texto que Súper Patata, lo veo más fácil, más adecuado para Mayor. De hecho, si tuviera que empezar ahora creo que hubiéramos empezado por este cómic.

Marcopola La Isla Remera, Cómics Mamut

Marcopola también es una saga, creo que son tres volúmenes. Sin duda compraremos los otros dos.

 

Estoy muy contenta con este descubrimiento. Me parece una forma ideal de fomentar la lectura en los niños ya que Mayor lo coge con ganas y no le parece un esfuerzo leer lo que pone para enterarse de la historia porque le encanta. Además, se siente orgulloso de poder ir leyendo él solito pequeñas historias. Creo que ha sido todo un acierto y que vamos a seguir por este camino aprovechando que a él le llama mucho la atención.

¿Conocíais estos primeros cómics para niños?

Ya sabéis que nos encanta la literatura infantil. Si a vosotros también, os invito a que os paséis por mi blog Pekeleke.