Hace algo más de una semana que los peques se han puesto la primera dosis de la vacuna Bexsero contra el meningococo B.

La vacuna Bexsero es una vacuna que levanta ampollas entre los padres por varios motivos:

  1. Aunque la Asociación Española de Pediatría recomienda la vacunación frente al meningococo B para todos los niños a partir de los 2 meses de edad, no se ha incluido en el calendario de vacunación, por lo que depende de la decisión de los padres.

  2. Dado que la vacuna no entra en el calendario de vacunación, supone un fuerte desembolso para las familias que deciden ponerla. Más de 100 euros por cada dosis, necesitando 2-3 dosis en función de la edad en que se administre.

  3. Incluso si una familia decide ponerla y asumir el alto coste que tiene, es prácticamente imposible encontrarla en ninguna farmacia ya que están desabastecidas.

Pero vamos por partes y así puedo contaros qué es la vacuna Bexsero, qué enfermedad produce el meningococo B, por qué decidimos ponérsela a los niños, cómo hemos conseguido comprarla, cómo se administra y qué efectos secundarios tiene.

 

¿Qué es el meningococo B?

El meningococo es una bacteria que vive en la nariz y en la garganta de las personas, siendo más habitual en personas muy jóvenes, que pueden ser portadores sin saberlo, es decir, sin presentar síntomas. Aunque cualquiera puede infectarse, es más habitual en niños pequeños y adolescentes.

Las infecciones por meningococo tienen consecuencias graves en un alto porcentaje de casos. Por eso es una enfermedad tan alarmante. La estimación es que entre un 10 y un 14% de las infecciones conducen a la muerte. Y entre un 8 y un 30% de los supervivientes tendrían secuelas severas a largo plazo (como pérdida auditiva, amputaciones, trastornos neurológicos y del desarrollo e insuficiencia renal).

Meningitis, sepsis… seguro que os suenan esas temibles enfermedades, que son letales en algunos casos incluso en cuestión de horas. Sí, la infección se trata con antibióticos, pero es tan rápido el avance de la enfermedad que no siempre se llega a tiempo. Por ese motivo, la mejor forma de prevenir las muertes y las secuelas que puede producir es la vacunación.

Afortunadamente, la infección por meningoco es poco frecuente. Aún así, seguramente todos conocemos a alguien (o a alguien que conoce a alguien) que ha tenido una meningitis fulminante.

 

La vacuna Bexsero contra el meningococo B

Actualmente sólo existe una vacuna contra el meningococo B: la vacuna Bexsero.

Se administra conforme a este cuadro:

Vacuna Bexsero administración

Podéis consultar su prospecto en este enlace de la Agencia Europa del Medicamento.

En el caso de mis hijos, como tienen 6 y 4 años, les corresponden dos dosis separadas por al menos 2 meses. Es decir, se han puesto una dosis ahora y la siguiente se la pondrán en septiembre.

 

¿Por qué hay problemas para encontrar la vacuna Bexsero?

La principal dificultad para poder ponerle la vacuna a los niños suena a ciencia ficción pero es tal cual: la vacuna Bexsero es dificilísima de encontrar.

Me cuentan que muchos padres han montado auténticos pollos en las farmacias o que se han hecho cientos de kilómetros hasta Andorra o Portugal para conseguirla (no sé con qué resultados). Hay que reconocer que tiene tela que una vez que has decidido ponerla, asumiendo el alto coste que tiene, no puedas comprarla porque no hay disponibilidad. Hablando como hablamos de un tema serio de salud.

Lo cierto es que las farmacias se encuentran desabastecidas y poco pueden hacer. No parece que tengan claro cuántas dosis van recibiendo ni con qué periodicidad.

En muchas farmacias en las que he preguntado la lista de espera superaba las 30 personas, en una incluso superaba las 50.

Además del problema para conseguir una primera dosis, se suma que después de la primera dosis necesitas una segunda, que no utilizarás hasta dos meses después. Es decir, que la farmacia donde la compres debe garantizarte que al cabo de dos meses podrán venderte la segunda dosis para que no te quedes tirado.

Para rizar el rizo, la vacuna debe conservarse el frío y obviamente no se recomienda que la conserves dos meses en el frigorífico de tu casa porque no tiene una temperatura estable como para conservar en condiciones un medicamento.

 

¿Cómo hemos conseguido nosotros la vacuna Bexsero?

En primavera, cuando el Peque acudió a la revisión de los 4 años, tanto su pediatra como la enfermera nos comentaron que recomendaban la vacunación contra el meningococo B.

Y nosotros lo tuvimos claro desde el principio, así que empezamos el peregrinaje para conseguirla.

Pero después de haber preguntado en varias farmacias, tanto del barrio como de otras zonas por las que pasamos de vez en cuando, yo había tirado ya la toalla. No llegué a apuntarme en ninguna lista porque con 30 personas por delante y ninguna garantía, me parece poco esperanzador.

Pero un día entré en una farmacia donde nos conocen de toda la vida, una en la que no había entrado desde hacía tiempo. Les comenté el problema y me dijeron que ellos las estaban recibiendo con cuentagotas pero con cierta estabilidad. Y que sólo admitían en su lista a gente a la que conocían desde hace años, por lo que había poquitas personas apuntadas.

Teniendo en cuenta que nosotros necesitamos dos dosis por cada niño (es decir, cuatro en total), calculamos que quizá para el otoño podría tocarme el turno.

La buena suerte quiso que las cosas hayan ido más rápido de lo esperado y a finales de junio me llamó para decirme que ya tenían nuestras vacunas.

En nuestro caso, la farmacia se encarga de conservar las vacunas. El día de la administración pasamos por allí a recogerlas, las pagamos y justo vamos al ambulatorio a que se las ponga la enfermera.

 

Efectos secundarios de la primera dosis de la vacuna Bexsero contra la meningitis B

La administración es un pinchazo intramuscular. La vacuna contiene muy poco líquido (0.5 ml) por lo que creo que la administración no será especialmente dolorosa.

De hecho, aunque Mayor sudaba del miedo que le daba que le pincharan, ni siquiera lloró. Vamos, es que ¡incluso preguntó si ya estaba puesta!

Mis hijos no han tenido nunca efectos secundarios en otras vacunas.

Sin embargo, la primera dosis de la vacuna Bexsero sí les ha producido efectos secundarios :

– Al poco rato del pinchazo empezaron a sentir un fuerte dolor en el brazo, hasta el punto de que acabaron la tarde llorando y tirados en el sofá.

– Mayor terminó el día con fiebre. No llegó a 38, pero sí tuvo fiebre y aparentemente mucho malestar.

– Al día siguiente ambos seguían con dolor en el brazo, pero Mayor especialmente intenso: estuvo dos días completos con el brazo como Napoleón, no lo podía mover.

– Ambos tuvieron enrojecimiento en la zona del pinchazo, en el caso de Mayor un área tan grande como la palma de su mano.

Hace ya más de una semana que se la pusieron.

Mueven el brazo con normalidad aunque a veces parece que todavía les duele un poco si les tocas justo en el pinchazo.

En nuestro caso, queda claro que la vacuna Bexsero produce efectos secundarios. Mucho más que cualquier otra vacuna. Tanto en intensidad como en duración.

Pero también hay que decir que los síntomas más importantes pasaron en las primeras 24-48h. Y aunque esa tarde lo pasaron fatal, creo que compensa ampliamente. De hecho, ellos mismos parecen haber entendido que aunque en septiembre quizá les toque pasar otra vez una tarde fastidiada, es por un bien mucho mayor.

 

Y vosotros, ¿habéis puesto ésta vacuna? ¿La primera dosis de la vacuna Bexsero contra el meningococo B les produjo efectos secundarios?

 

Más info | Revista Anales de Pediatría: Vacunación frente al meningococo B. Posicionamiento del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría | Comité Asesor de Vacunas AEP: Vacuna Meningococo B