El pasado fin de semana he terminado de leer por segunda vez el libro de Carlos González “Un regalo para toda la vida”. El libro está fenomenal y no descarto darle una tercera lectura de aquí a que nazca el nene. Tampoco descarto llevármelo a la clínica, aunque preferiría llevarme una asesora de lactancia debajo del brazo, todo hay que decirlo.

La cuestión es que por más que lo leo, sigo teniendo algunas dudas que creo que ya no me va a resolver, por eso hoy me atrevo a haceros unas cuantas preguntas, que siendo tantas las expertas que andáis por ahí, seguro que me podéis echar un cable.

Ahí voy:

1ª pregunta. Vamos a ponernos en un supuesto igual al que ya viví con mi hijo. Una separación de dos horas y cuando por fin nos reunimos el nene está dormido profundamente y no hay quien le despierte. ¿Qué habría que hacer?. Mi hijo no reaccionaba a lo típico que suelen aconsejar de mojarles la carita, hacerles cosquillitas en los pies… Él sólo quería dormir y estoy convencida de que todo ese tiempo que perdimos fue el principio del fin. ¿Qué hay que hacer en caso de separación o en caso de que el bebé, por el motivo que sea, esté muy dormido o no tenga interés en mamar?.

2ª pregunta. Siguiendo con el supuesto de mi hijo, pongamos que en dos días supera ya la pérdida de peso considerada normal, cada vez duerme más y se entra en ese círculo vicioso del que ya habla Carlos González en su libro. Si hay que suplementar, ¿cómo suplemento? ¿con una jeringa? ¿alguien sabe dónde se puede comprar el vasito éste del que habla en el libro (un vasito como con pico, especial para este fin). Y, lo más importante, ¿cómo se sale de ese círculo vicioso en el que el bebé cada vez está más débil, duerme más y mama menos y aún peor?.

3ª pregunta. Os vais a reir pero tengo esta duda. Desde que el niño nace hasta que sube la leche, lo que obtiene cuando mama es calostro, ¿descartamos entonces que si llora pueda llorar de hambre?. Si el niño llora y llora y llora y la leche aún no ha subido, la única cosa que hay que hacer es ponerle al pecho, ¿verdad?.

4ª pregunta. Si pongo mucho al niño al pecho durante esos días antes de la subida, ¿no produciré una ingurgitación mamaria?. Tras la segunda lectura del libro ahora estoy convencida de que la tuve. Se me puso el pecho muy grande y duro, me dolía y me dieron décimas de fiebre. Creo que eso tampoco ayudó.

5ª pregunta. Si tuviérais que resumir en pocas frases cuál es el secreto del éxito, ¿cuáles diríais que son las claves?. Ponerle constántemente al pecho, ser una experta corrigiendo la postura (que yo ni idea)…

6ª pregunta. ¿De verdad el chupete es un problema?. Cuando quisimos dárselo a mi hijo, ya había decidido que mejor se chupaba el dedo… y así seguimos. Preferiría evitar esto en un futuro, creo que el chupete es más fácil de retirar.

7ª pregunta. ¿Me recomendáis algún libro que profundice algo más en el tema?.

Son muchas las dudas que tengo pero esas son las más destacadas ahora mismo. Como véis, lo que más me preocupa son los primeros días, no sé si voy a saber hacerlo mejor que la primera vez y me gustaría estar preparada para resolver todos los contratiempos que puedan ir surgiendo…

Había pensando en hacer, dentro de unos días, un post resumen de vuestras respuestas, si os parece bien. Así podrían tomar nota más chicas que compartan mis dudas…

Muchas gracias por vuestra ayuda.