No soy mucho de comprar potitos, prefiero hacer yo de forma casera tanto las papillas de verdura y carne como las de fruta. Pero siempre viene bien tener en casa unos cuantos potitos para las emergencias o para cuando uno sale fuera a merendar, que la fruta triturada se oxida en cuestión de minutos.
Así que, inevitablemente, he hecho un pequeño estudio de los potitos que hay en el mercado.
Ya hemos hablado en varias ocasiones de las distintas teorías de los pediatras sobre la introducción de los alimentos, pero creo que hemos llegado a un cierto acuerdo, por ejemplo, en que determinadas frutas, como las tropicales y de pelo, deben dejarse para más adelante, incluso superado el año de edad. 
Pues a los fabricantes les da lo mismo. Te plantan una etiqueta bien visible que pone 1ª etapa, desde los 4 meses, pero luego resulta que llevan cosas tan poco apropiadas para un bebé de 4 meses como piña o melocotón.
Así que cada vez que tengo que comprar potitos me paso una hora en el pasillo del supermercado mirando las etiquetas, porque no basta con echar un vistacillo, no, hay que leerse bien la lista de ingredientes. No creo que sea una madre exagerada, si un día me equivoco tampoco creo que pase nada, pero me parece bastante triste que los fabricantes se preocupen tan poco por algo que es tan sencillo.
La semana pasada hice una compra por Internet y cogí este potito de la foto. Me extrañó que un multifruta estuviera clasificado como “primera etapa” porque todos los multifrutas que he visto hasta la fecha llevan melocotón, de modo que ni primera ni segunda etapa, pues yo tengo intención de retrasarlo hasta el año.
Efectivamente, no me equivocaba, si miramos la lista de ingredientes se ve claramente que lleva melocotón y piña. ¡Toma ya!.
No sabeis los cabreos que me pillo con estas cosas. Porque si yo no quiero darle a mi hijo ni piña ni melocotón, ni tampoco mango o kiwi hasta que tenga un añito tengo que estar mirando y remirando. Y como me descuide, me la clavan.
¿Es taaaaan complicado hacer un etiquetado correcto?. Que por lo menos se pueda ver, de un vistazo, cuáles son los ingredientes, sin tener que ir uno por uno comprobando que no le han puesto nada raro.
Es como el tema de las papillas de cereales. Blevit tiene una papilla para 6 meses que no sólo lleva miel sino también frutos secos. A partir de 5 meses les he visto una que lleva hasta yogur. 
Dentro de poco vamos a ver potitos de tortilla de patatas o de migas con chorizo.