Porteo indoor o cómo usar tu mochila portabebés en casa

Los últimos días han sido bastante complicados. Entre una lista (demasiado) larga de contratiempos de lo más variopinto puedo destacar los gripazos de ambos niños, primero el mayor y luego el pequeño (que aún está bastante pachucho).  Eso me ha hecho pensar, sobre todo en las últimas noches paseo va paseo viene en la oscuridad de la habitación, en hasta qué punto el porteo se ha convertido en algo esencial para desenvolverme. Si ya de por si las cosas son complicadas en el día a día y se han puesto más difíciles aún en estos días, sin la ayuda de un portabebé no sé qué haría.

¿Qué es el porteo indoor?

Porteo indoor o bajo techo es ponerse el portabebé por la mañana y no soltarlo hasta la noche, con independencia de si vamos a salir a la calle o no.

Obviamente ya con casi ocho meses hay momentos en que a Bebé le apetece mucho estar en el suelo, gatear, ponerse de pie y hasta dar algún pasito,  pero sigue necesitando muchos brazos y mucho contacto y estos días que ha estado hirviendo lo único que quería era estar pegadito a mi.

Ergobaby Original modelo Cebra

Si no hubiera tenido un portabebé a mano, la mitad de la semana pasada la hubiera pasado 14 horas sentada en el sofá con Bebé desmayao encima. Gracias a ellos he podido seguir un ritmo de vida medianamente normal con Bebé hecho polvo bien pegadito a mi.

Aunque creo que quienes hemos probado el porteo ergonómico no necesitamos que nadie nos explique que los portabebés no son sólo para ir de paseo, veo a menudo que la idea que se tiene en la calle es que en casa no se utilizan, que no resultan necesarios.

Seguro que todo esto viene, como siempre, de la mala opinión que tiene la gente de la practicidad de usar una mochila no ergonómica, y llevan razón, pues no hay quien la aguante 5 minutos seguidos, ¡como para llevarla todo el día en casa!

Pero basta con que alguien pruebe una mochila portabebés ergonómica como mi adorada Boba Carrier 3G (ya descatalogada y sustituida por la Boba 4G) para encontrarle rápidamente veintemil usos prácticos indoor.

No es que me vaya a poner a fregar los cristales (que poder, podría), pero perfectamente puedo barrer, cocinar, planchar, meter y sacar los platos del lavavajillas, hacer las camas…

De hecho, para que os hagáis una idea, aquí tenéis una lista de 50 cosas que puedas hacer en casa con tu bebé en su mochila portabebés ergonómica.

Practico, de media, 7-8 horas diarias de porteo bajo techo. Sólo de pensar en hacer lo mismo con un bebé en brazos me tiemblan los brazos. Sin embargo, de esta forma no se me resiente ninguna parte del cuerpo: ni espalda, ni caderas ni brazos.

Sin duda, el porteo indoor o bajo techo constituye el principal uso que le doy a los portabebés.

Esto no quiere decir que no los utilice para salir a la calle, pues ya expliqué que, por ejemplo, son un imprescindible para ir al cole con el mayor.

Pero sí es cierto que tras muchas horas de porteo en casa, no es raro verme en la calle en solitario sobre todo si otra persona empuja el carrito de Bebé, ¡que también tengo que amortizarlo!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

24 comentarios sobre “Porteo indoor o cómo usar tu mochila portabebés en casa

  • el 23/12/2012 a las 1:00
    Permalink

    Vaya, si es que al final todas hacemos las mismas cosas. Tienes razón, la gente suele pensar que los portabebés son solamente para pasear, y ¡la de problemas de los que te sacan! Yo lo único que tengo es la mochila ergonómica, pero me resulta muy cómoda para el día a día, la verdad. No sé si la uso más indoor o outdoor, jejeje.
    ¡Saludos!

    Respuesta
    • el 24/12/2012 a las 15:49
      Permalink

      Gracias por tu comentario, guapa, besos!

      Respuesta
  • el 23/12/2012 a las 7:00
    Permalink

    Buenos días!

    Dos horas llevo yo con el niño medio desmayao en el sofá consecuencia del acoso al que le está sometiendo su familia española. Está el pobre que parece que toma drogas de los botes que pega.

    Yo hacía mucho porteo indoor. Sobre todo, al principio porque aunque él estaba tranquilo a mí me faltaba ese apego. Me sentía mal al verlo solito en la cuna todo el día. Después de la noche de hoy, voy a retomar el “porteo protection” ;))) llevarlo pegadito y muy envuelto para evitar que termine rodando de mano en mano. Lo jalean tanto que el pobre está taan nervioso que no hay quien lo tranquilice :((((

    Respuesta
    • el 24/12/2012 a las 15:49
      Permalink

      Ayyy, otra que conoce mi truco, es buenísimo! jajaja Muchos besos.

      Respuesta
  • el 23/12/2012 a las 23:58
    Permalink

    sí, sí, sí, el porteo indoor es fundamental. no me puedo resistir a unos ojos de bebé de “llévame contigo, por favor” y sé que no habría sobrevivido sin mi bandolera. espero usar mi fular tanto o más que la bandolera. ya os iré contando.
    gracias por enlazarme 🙂
    un beso

    Respuesta
    • el 24/12/2012 a las 15:48
      Permalink

      Ya nos contarás, eh? No dejes de hacerlo! Besos.

      Respuesta
  • el 24/12/2012 a las 19:24
    Permalink

    yo creo que porteé mucho más dentro de casa que fuera porque me venia genial para poder trabajar en el ordenador mientras mi hija dormia o para jugar con la mayor teniendo a l peque pegadita…

    Respuesta
    • el 26/12/2012 a las 19:29
      Permalink

      Exacto, igual que yo 🙂

      Respuesta
  • el 24/12/2012 a las 19:49
    Permalink

    Yo lo usaba también un montón. Para los cólicos, lo que mejor iba, paseo va paseo viene por el pasillo. Para que se durmiera, para poder trabajar en el ordenador, o hacer las cosas de la casa… Hacía de todo menos cocinar, que siempre me ha dado miedo de que se quemara. Pero dos o tres horas diarias como mínimo de porteo en casa teníamos. Y eso que tengo problemas de espalda. Pero entre mi marido y yo, no teníamos bebé, teníamos bebé-canguro. Una delicia.

    Respuesta
    • el 26/12/2012 a las 19:28
      Permalink

      Para cocinar siempre puedes ponértelo a la espalda… o a la cadera, aunque mejor hacerlo en solitario, desde luego. Qué bien que te fuera bien, cuando una lo descubre es que es tan práctico… Besos.

      Respuesta
    • el 08/01/2013 a las 21:40
      Permalink

      Ya te he visto, ya! jaja

      Respuesta
  • el 10/01/2013 a las 6:48
    Permalink

    Hola! tengo una bebita de 2 meses y medio, desde el embarazo tenia la idea de portearla el mayor tiempo posible, sin embargo al principio fue muy dificil, lloraba y se retorcia toda, no duraba ni 5 minutos, asi estuve hasta hace apenas unas semanas que ya acepta mas el fular.. voy poco a poco para que tanto ella como yo nos adaptemos.. eso si, en la calle siempre la cargo conmigo y no hay queja a menos que ya tenga hambre o sueño.. por que sera que en la casa no aguanta tanto tiempo en el? Yo quisiera hacer mas cosas con ella, pero me es dificil, tambien el hecho de que aun no sostiene todavia bien su cabeza me hace estar mas al pendiente de ella y no me deja tener las manos libres por estar cuidando que no se heche para atras (por que hace eso muy seguido).. algun consejo? o es normal por su edad??.. bueno or lo menos ya me siento feliz por que ayer y hoy pude tender la cama con ella en el fular… yaaaay 😀

    Respuesta
    • el 16/01/2013 a las 16:35
      Permalink

      Mi bebé también hacía eso al principio, pero enseguida se le quitó. Intenta aplicar hacer del porteo una experiencia agradable, póntelo para ir a la calle, que esté limpio, bien alimentado… seguro que se le pasa y enseguida comienza a disfrutar, a algunos bebés se les hace un poco rara la sensación pero una vez que se acostumbran le vas a ver sonreir y todo cuando te vea sacarlo!

      Respuesta
  • el 16/01/2013 a las 15:13
    Permalink

    Hola:

    Quería hacerte una consulta. Si todo va bien en julio tendré a mi segundo hijo. Con la primera apenas usamos el panuelo o la manduca aunque teníamos las dos cosas pero cuendo cumplió los 2 anitos teníamos la espalda en un estado lamentable. Con este segundo bebé me gustaría aprovechar todas las ventajas del porteo. La manduca siempre la he visto para cuando el nene ya tiene unos meses. Por eso he pensado que para el recien nacido necesitamos un panuelo nuevo porque el que tenemos es de tela muy gruesa y no es fácil de poner. Quería preguntarte si conoces alguno con tela veraniega que sea fácil de poner. Muchas gracias!!

    Respuesta
    • el 16/01/2013 a las 15:30
      Permalink

      Hola Pilar,

      Qué pena que no aprovechárais esos dos portabebés… A ver si esta vez con un poquito de ayuda sí que podéis portear. NO me extraña que acabarais con la espalda destrozada, llevar a un niño en brazos es súper duro!

      Efectivamente, la Manduca, como la gran mayoría de mochilas ergonómicas, están pensadas para bebés ya de unos 6-7 meses, que se puedan sostener sentados por si solos, que pesen algo más de 7 kilos… Esto es porque aunque todas ellas incorporan alguna reducción o adaptación para que en teoría se pueda usar desde el nacimiento, aún así siguen resultando inadecuadas, por ejemplo porque el ancho del panel es excesivo y les obliga a ir con las piernas demasiado separadas. Yo probé la Manduca cuando mi hijo tendría unos 15 ideas, con la reducción de recién nacido, y a mi no me gustó, no lo recomendaría, desde luego, aunque es una opción aceptable.

      Me imagino que el pañuelo que tenéis, por lo que dices, es un fular tejido. A veces los fulares tejidos necesitan algo de doma, resultan un poquitín tiesos durante los primeros usos pero se van ablandando con el uso y los lavados (aunque depende del fular, claro, los hay mejores y peores, con algunos lo vas a notar mucho menos). En principio son algo más dificilillos de ajustar, de ahí que digas que no te resultaba fácil ponerlo, imagino.

      Una tela veraniega sería cualquiera que llevara bambú o cáñamo. El bambú es una fibra que a mi me encanta, es súper fresca en verano pero también cálida en invierno, la humedad se evacúa genial, es antialérgico, antibacteriano… Así que si me preguntas por un portabebé que reúna esas características, que sea fácil de poner, que puedas usar desde el nacimiento, sin duda te diría que un fular elástico de bambú.

      Respuesta
  • el 16/01/2013 a las 15:43
    Permalink

    Gracias por tu larga y rápida respuesta!! voy a mirar el que me cuentas con detalle. aeas muy importante que sea fácil de poner porque tiendo a ser floja con todo lo que me supone un lío ;-).

    He mirado en vuestra página y he visto un par que me han interesado también. Te preguntaré por ellos cuando tenga un ratito (ahora me tengo que ir a trabajar) y además todavía tengo tiempo!aunque no quiero dejarlo para el último momento. Me gustaría que cuando naciera ya supiera como ponerlo y demás. Si me decido por alguno os lo compro sin dudar a vosotras por la valentía y por el carigno con el que está hecha la página.

    UN saludo y gracias!

    Respuesta
    • el 16/01/2013 a las 16:23
      Permalink

      ¡Cuando quieras!. El anudado de los fulares puede parecer algo complicado pero realmente no lo es, estoy segura de que un fular elástico aprenderías enseguida a usarlo. En cualquier caso, si nos escribes hablamos con más detalle, estamos a la espera de incorporar próximamente unas mochilas cuyo cuerpo es de fular, de manera que tienen la comodidad y rapidez de colocación de las mochilas y todas las ventajas de ajuste y soporte de un fular, quizá te podría interesar. Gracias a ti!.

      Respuesta
  • el 09/07/2014 a las 13:09
    Permalink

    Hola. Es alentador saber que hay más madres que realizan porteo dentro de casa y que no estoy loca. Mi bebe tiene 4 meses y aunque me hice a un fular para dar paseos o así lo creía en un comienzo, la llegada de los cólicos hizo que lo porteara para qué pudiera descansar. El dilema en el que estoy ahora es que no sabe dormir en su cuna ni en mi cama. Mejor dicho el día es para dormir porteado. Yo lo disfruto pero también hay momentos que quieres descansar y no se cómo hacer. Alguna le ha pasado ? Es tan adictivo? Y me cuestiono. Cuando esté más grande seguirá durmiendo cargado ? Porqué ahora pesa 6.5 kilos pero luegooooo ? Cuál ha sido la experiencia con eso ? Algún día quieren no dormir en el fular y mejor espero a que llegue ?

    Sus comentarios me ayudarían mucho. Un beso.

    Respuesta
    • el 17/07/2014 a las 16:22
      Permalink

      Liliana, por supuesto que ese día llegará. Mi hijo empezó a pedir más espacio en torno a los 18 meses y ahora ya duerme su siesta en su cama. Todo llega, aprovecha el tiempo que se pasa muy rápido.

      Respuesta
  • el 17/09/2015 a las 9:46
    Permalink

    Creo que fue uno de los regalos que me1s me gutaorsn cuando me quede9 embarazada te permite llevar a tu hijo en brazos, amamantarlo fe1cilmente, sentirlo cerca y conectar con otras mujeres de otras culturas que siguen portando a sus bebes asi sin menoscabar el carrito que a veces para que se echen una buena siesta, o porque al bebe le apetece me1s o para descansar tu, tambien es muy muy util El fular que me regalf3 mi amiga Lara me abrif3 las puertas a otro tipo de maternidad, me1s respetuosa conmigo y con mi hijo: ah! que no este1 prohibido cogerlo en brazos cuando llora? acunarlo para dormir? darle el pecho cuando lo pida? porque normalmente lo me1s hermoso de la maternidad nos lo prohiben soy economista y me encanta tu blog!besos

    Respuesta
  • el 25/08/2016 a las 17:17
    Permalink

    Pues yo acabo de venir de la cardióloga pediátrica y me ve con mi preciosa preciosísima mochila ergonómica, y va a y me suelta la tonta una bonita retahila dque muestra su brillante conocimiento sobre porteo:
    Te vas a hacer polvo la espalda.
    A partir de los seis meses la espalda ya tiene que estar recta.
    Te lo digo por experiencia, que yo tenía una Cybex y acababa con la espalda fatal (Qué.mochila es esa???)
    Y nada. Le argumento un par de cosas pero como es tan soberbia rápidamente desisto y le.digo, yo, adicta al porteo y porteadora nata «ah, pues nada, abandonamos el porteo inmediatamente!» y salí de allí preguntándome por qué siempre, siempre, me tocan los médicos más ineptos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com