Portea, pero con seguridad

Portea, pero con seguridad. Portea mucho a tu bebé, todas las horas que quieras. Porque es bueno para él y bueno para ti. Pero, por favor, ¡portea con seguridad!

No deja de sorprenderme la gran desinformación que hay en cuanto a portabebés. Casi me atrevo a decir que es aún peor el conocimiento que se tiene del porteo que el que se tiene de lactancia materna, que ya es decir.

Para la gran mayoría, hablar de portabebés es hablar de mochilas colgonas como ésta que lucía Shakira hace unos pocos días.

De hecho, ver a esta mujer con esta clase de mochila no ergonómica me hizo pensar hasta qué punto la información no está llegando a sus principales destinatarios, los padres, con independencia del nivel cultural o adquisitivo que tengan. ¡Algo está fallando!.

Shakira con una mochila no ergonómica

Recientemente también he asistido a cómo una (relativamente conocida) empresa que (supuestamente) selecciona artículos buenos para niños se promocionaba mediante un sorteo de varias mochilas colgonas sin ninguna contemplación, aún a pesar de que varias personas le explicamos que se trataba de portabebés nada recomendables y apelamos a su responsabilidad.

Obviamente aquí no hablamos ya de desconocimiento sino otras cuestiones, pero también me hace reflexionar sobre qué está pasando en torno al mundo de los portabebés y qué extrañas influencias ocultas existen para que el porteo ergonómico tenga tantas dificultades para llegar a las calles y plazas. Habrá que meditarlo.

El remate, aunque nada sorprendente, ha sido este artículo de la revista Ser Padres visto hoy mismo. Siguiendo la línea de la revista de desinformar con cada artículo que escriben, dicen que los bebés que se mantienen sentados pueden ir de cara a la marcha, al tiempo que recomiendan varios portabebés, por supuesto no ergonómicos.

Esta misma tarde una persona me ha pedido a través de Twitter algo que ya me habían comentado varias por otros medios y que yo tenía en mente desde hacía unas semanas: un artículo claro y conciso sobre qué debemos tener claro a la hora de elegir un portabebé, para no equivocarnos y acabar con una colgona que usaremos dos veces y acabará en el fondo del armario.

 

Voy a intentar ser breve

Cuatro puntos básicos para comprar una mochila portabebés ergonómica 

 

Los portabebés NO ergonómicos NO respetan la curvatura natural de la espalda de los bebés

La rigidez de su estructura les obliga a enderezar artificialmente su espalda, mientras que la forma que les recoge les hace ir colgando de sus genitales.

En esta foto podéis ver claramente dibujado lo que cualquiera que tenga un bebé sabe: su espalda tiene forma de C.

De forma natural se irá enderezando, hasta que con el paso de los años pase a tener la curvatura inversa, es decir, la que tenemos los adultos a la altura de los riñones, hacia dentro, no hacia fuera.

Un portabebé adecuado es aquel que se adapta punto por punto a la curvatura de la espalda del bebé y no aquél que la fuerza.

Evolución de la columna vertebral del niño

Si el portabebé que tenéis en vuestras manos es rígido, incluso si contiene piezas de plástico duro, si no se adapta a la columna de vuestro hijo, empezad a sospechar.

 

Los portabebés NO ergonómicos llevan al bebé colgado, con su espalda recta y todo el peso recae sobre sus genitales, de tal manera que las piernas se tensan y quedan estiradas.

Esta es una posición antinatural, incómoda y perjudicial, ya que impide el correcto desarrollo de su espalda, cadera y piernas y daña la zona genital, que no está preparada para soportar tanto peso.

Las mochilas portabebés ergonómicas permiten ir al bebé sentado sobre su culete, con sus rodillas más altas que éste. En posición de ranita.

Mochila colgona vs mochila ergonómica
Mochila colgona (a la izquierda) vs mochila ergonómica (a la derecha)

Los portabebés en forma de C que son como un saco o bolsillo, tampoco se consideran ergonómicos porque la posición que adquiere el bebé en su interior no es la correcta; no es cómoda ni segura para él porque va acostado de tal manera que su barbilla está en contacto con su pecho, lo que puede dificultar su libertad de movimiento, su capacidad de respiración y llanto para pedir ayuda, lo que puede suponer un riesgo de muerte por sofocación.

 

– En un portabebé ergonómico la postura del bebé es totalmente natural

En una mochila portabebés ergonómica el bebé va erguido y pegado a su porteador, adoptando su espalda la forma de C al igual que en el útero materno y sentado de tal manera que todo el peso recae sobre su culete; sus piernas están flexionadas, las rodillas quedan a la altura de su ombligo formando una M con respecto a su culete, lo que se conoce como “posición ranita”, una posición no solo cómoda sino totalmente respetuosa con su fisionomía que además garantiza el correcto desarrollo de su espalda, cadera y piernas.

Posición de ranita vs posición en una colgona
Posición de piernas y cadera en una mochila colgona (izquierda) vs posición de ranita en una mochila ergonómica

 

Los bebés y niños NUNCA deben ir mirando hacia fuera

Esta posición les hace forzar aún más la espalda, no les permite reposar la cabeza y no les sostiene debidamente su columna. Mirando hacia el mundo los niños se hiperestimulan, al no poder apoyar la cabeza contra el pecho del porteador, seleccionando así el nivel de estímulo que necesitan. Además de perder la referencia visual con sus padres, un bebé pequeño, sin conciencia de permanencia del objeto, se siente sólo.

 

Si el portabebé que tenéis en vuestras manos se publicita con una foto de un bebé mirando hacia fuera, salid corriendo.

En contra de la creencia popular, un niño que quiere verlo todo no tiene necesariamente que ir mirando hacia fuera. Un niño que quiere ver puedo hacerlo perfectamente por los lados cuando va pegado al pecho de sus padres. O puede ir colocado en la cadera del porteador. O puede ir a la espalda, mirando por encima del hombro. El porteo ergonómico ofrece varias posiciones aptas para niños cotillas mientras que conserva la seguridad de ambos.

 

Resumiendo.

Sospechad del portabebé, por no ergonómico, si:

– El bebé va colgando.

– Si las piernas del bebé van rectas.

– Si visto el porteador desde atrás no se le pueden ver las piernas al niño (no se le ven porque las lleva rectas, si fuera sentado se le verían de rodilla para abajo).

– Si el cuerpo del portabebé es rígido.

– Si el bebé va holgado en el portabebé y éste no puede ajustarse correctamente.

– Si la publicidad del portabebé enseña fotos de bebés y niños mirando hacia fuera.

Más info | El porteo ergonómico es porteo seguro

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

29 comentarios sobre “Portea, pero con seguridad

  • el 11/02/2013 a las 19:37
    Permalink

    Hace días que no te leo porque estoy desconectada (me pondré al día pronto) pero ahora acabo de ver tu última entrada y no puedo resistirme.
    Al ver la foto pensé lo mismo que tu y me acordé de vosotras….como alguien como ella,que en teoría se hiper informa lleva al bebé en una colgona? me sorprendió mucho. Pero más me sorprendió ver hoy una imagen de ella al acabar el partido en el coche, de copiloto y con el bebé en la mochila….por dios! qué medida de seguridad es ésa? no estoy segura si la foto era aún dentro del campo o es fuera pero si es en la calle es para que la DGT tome medidas, no sé puede llevar asi al niño ni dar ese ejemplo alguien tan mediático.
    Yo de peluchin utilicé la babijör (tampoco mucho por suerte)porque no conocía las ergonómicas….ahora que lo sé me da pena pero es lo que tiene no saber. La mochila dichosa está en el trastero y pensé en venderla en 2ª mano pero me da cosa por quién la comprara (aunque luego la compran nueva en prenatal u otras tiendas), o sea que creo que se quedará en el trastero.
    Ya mismo me tengo que poner en contacto con vosotras para comprar un fular porque de ésta no me pierdo el portear a la niña desde el primer día, además me será muy cómodo para llevar a peluchin a la guarde. Sólo me falta aprender los nudos….:).
    Besiños.

    Respuesta
    • el 22/02/2013 a las 0:04
      Permalink

      A mi también me sorprendió… Es una pena que alguien que puede tener acceso a todo aún más fácilmente que los demás se haya dejado aconsejar tan mal… además de la irresponsabilidad de lo del coche que no es atribuible a nadie más que a ellos… Un beso.

      Respuesta
  • el 11/02/2013 a las 20:23
    Permalink

    Me ha encantado tu post, ya que desconocemos por completo la seguridad de las mochilas porteadoras. Siempre nos han parecido incómodas para el bebé y hasta poco seguras. Ahora entiendo que no andábamos muy desencaminados porque todas las personas a quienes hemos visto que las utilizaban cometían los errores que describes en tu artículo: un modelo mal elegido, una posición del bebé inadecuada, etc. ¡Gracias por hacernos un poco más entendidos en este tema!

    Respuesta
  • el 11/02/2013 a las 20:53
    Permalink

    Se sigue “promocionando”, por así decirlo, que el porteo cara afuera es normal y correcto. Hoy mismo he tenido en las manos el catálogo del Corte Inglés (el libro grueso de la sección de bebés) y el apartado de mochilas portabebés incluye varias fotos de padres con el niño mirando hacia adelante.
    En cuanto a lo del coche, he visto la foto y es lamentable, porque ahí no puede haber desconocimiento alguno: todo el mundo sabe que los niños deben ir en su silla homologada (y sus padres con el cinturón de seguridad puesto). También es cierto que en la foto yo no veo al niño, pero el hecho de que no haya fotos del bebé en el asiento trasero me hace sospechar que, efectivamente, está dentro de la mochila.
    No podemos pretender tomar ejemplo de lo que hacen los que salen por la tele, pero jolín, si la persona en cuestión es una de las caras visibles de una organización pro-infancia como Unicef, qué menos que velar por el bienestar y la seguridad de su propio hijo.

    Respuesta
    • el 22/02/2013 a las 0:03
      Permalink

      Estoy totalmente de acuerdo contigo.

      Respuesta
  • el 11/02/2013 a las 21:49
    Permalink

    Pues justo yo preguntaba sobre que era una mochila colgona…buen artículo pues muchas veces creo -en lo personal-que confías en marcas prestigiosas para la elección de artículos para tu bebé sin pensar que no sea lo más recomendado.

    Perdona la comparación pero es como para comprar una hamaca…si no sabes que TIENES que informarte pues compras la que esté de oferta, la más mona o la que te heredaron tus cuñadas…

    Creo que con los portabebés pasa igual.

    Un saludo

    Respuesta
    • el 22/02/2013 a las 0:03
      Permalink

      Yo metí tantísimo la pata con las primeras compras que hice con mi primer hijo…

      Respuesta
  • el 12/02/2013 a las 0:25
    Permalink

    Cuánta falta hace un post así.

    Por mi parte, hace meses que me compré el foulard ese para portear. Dentro, te viene explicitado muy bien cómo hacerlo y cómo no. Y creo que no hay nada más ergonómico que eso 🙂 (corrígeme si me equivoco).

    Después queda la prueba de fuego, a ver cómo se me da…

    Saludos

    Respuesta
    • el 22/02/2013 a las 0:02
      Permalink

      Seguro que se os da genial y si necesitas cualquier cosa no dudes en preguntarme!

      Respuesta
  • el 12/02/2013 a las 1:44
    Permalink

    Si es que… Lo de la mochila colgona no me extraña, son muchos los que desconocen las opciones adecuadas de porteo. Pero lo del coche es una barbaridad, no sé en qué estarían pensando. Y yo, o muy mal veo, o sí identifico una cabecita de bebé en la foto…

    Respuesta
    • el 22/02/2013 a las 0:02
      Permalink

      Sí, sí que se ve un poquitín. Es denunciable, me parece fatal lo del coche.

      Respuesta
  • el 12/02/2013 a las 8:44
    Permalink

    Yo también “flipé” cuando la vi. Está claro que poder adquisitivo no siempre es sinónimo de acceso a lo mejor o de sentido común. Gracias por el post. Lo has explicado de maravilla. Ojalá llegue a muchos papás.
    Un beso.

    Respuesta
    • el 22/02/2013 a las 0:01
      Permalink

      Está claro, qué pena, qué mal aconsejada está!

      Respuesta
  • el 12/02/2013 a las 18:24
    Permalink

    Yo tengo un kikuyu y cuando se lo dije a mi madre me soltó un “eso es para hippies que van descalzos”. Creo que la gran mayoría de gente sigue comprando las colgonas porque a priori parecen de más calidad (al estar más reforzadas y eso). Y porque muchas parecen “recoger” mejor la cabecita (la gran obsesión del mundo: la cabecita, la cabecita del bebé, ays que lo llevas en el pañuelo ese raro y se va a desnucar… Bufff). Y la realidad es que son brutales para las espaldas de los pequeños. Yo dije una vez que determinadas mochilas no se pueden usar con recién nacidos y me miraron como si estuviera loca …
    Hacéis un gran trabajo 😉

    Respuesta
    • el 22/02/2013 a las 0:00
      Permalink

      Jajaja No sabes cuánto te comprendo!

      Respuesta
  • el 12/02/2013 a las 21:54
    Permalink

    Te he dejado una cosita en mi blog, para que la recojas cuando quieras 🙂

    Respuesta
    • el 22/02/2013 a las 0:00
      Permalink

      Muchas gracias por acordarte de mi!

      Respuesta
  • el 13/02/2013 a las 23:26
    Permalink

    No dudes que es así, hay mucha más desinformación con el tema de los portabebés ergonómicos que con la lactancia.
    Yo tampoco entiendo muy bien esta aparente dificultad por informarse sobre esto, por que se grabe en las mentes de los papás y mamás. Yo porteo, y más de una vez (y de dos, y de tres…) he hablado de esto con otras amigas mamás, y me ven con mochila, con fular… Pues hace tiempo ya me encontré de repente con una de estas amigas (nos vemos muy a menudo), que volvía de la compra con su bebé en una colgona… No la dije nada, pero me sentí un poco decepcionada. Ni me preguntó, ni se interesó por mi forma de portear, ni nada… Y yo le había hablado del tema muchas veces, de la postura correcta, de las diferentes mochilas… Pero un familiar le prestó esa colgona, y ella la usó. Y ya está.

    No sé, misterios de la crianza… 😉

    Respuesta
    • el 22/02/2013 a las 0:00
      Permalink

      Misterios, sí, vaya misterios misteriosos…

      Respuesta
  • el 15/02/2013 a las 18:08
    Permalink

    La verdad es que es bastante razonable lo que comentas. Yo a veces me fijo cuando voy por la calle, y aunque la mayoría usa esos portabebés que tú llamas no ergonómicos, he visto a algunas madres usando otros que se parecen más a los que has comentado que tú usas diariamente.

    Respuesta
    • el 21/02/2013 a las 23:59
      Permalink

      Lo más habitual es ver mochilas colgonas, desgraciadamente!

      Respuesta
  • el 16/02/2013 a las 10:19
    Permalink

    hola me encanta vuestro artículo,es cierto creo que hay mucha desinformación sobre el tema, yo personalmente me decanté por el pañuelo elástico moby wrap y debo decir que es muy fácil de usar y muy completo aunque me gustaría saber vuestra opinión sobre los pañuelos y bandoleras, a mí me ha servido de mucha ayuda también la página de http://www.crianzanatural.com os la dejo por si os interesa,
    Un saludo y me encanta tu página, enhorabuena.

    Respuesta
  • el 19/02/2013 a las 12:57
    Permalink

    Yo despues de la experiencia de algunas amigas sobre los “incomodas” que eran las mochilas pensaba que eran un accesorio inutil y caro. Menos mal que antes de dar a luz hable con una conocida del trabajo que habia porteado (y mucho) a su hijo y me hablo de las mochilas ergonomicas y su diferencia con las “colgonas”. Me compre una Manduca y amablemente decline los ofrecimientos de prestamo Babybjorn y demas mochilas incomodas. Gracias a eso todavia porteo a mi nena de casi 9 meses tanto dentro como fuera de casa.

    Respuesta
    • el 21/02/2013 a las 23:53
      Permalink

      Muchísima gente piensa que son un accesorio inútil y caro porque sólo conocen las dichosas BabyBjorn. Pero nada que ver, ¿verdad?. Qué bien que lo estés disfrutando, es una pasada.

      Respuesta
  • el 15/04/2013 a las 0:30
    Permalink

    Gracias!!!!
    Lo.comparto en mi face!!
    Simplemente brillante!!!!

    Respuesta
  • Pingback:Porteo en China | Corazón Asiático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com