En el día de ayer puse fin anticipadamente y de forma unilateral a mi colaboración con Ecus Kids y su Club de los Pequeños Soñadores en el que, como sabéis, he estado participando desde el verano, hablando sobre el sueño infantil.

La razón fundamental ha sido recibir, junto con otras tropecientas personas, esta nota de prensa:

Investigación realizada entre más de 200 familias con niños de 6 y 15 meses

El 51% de los bebés que sufren insomnio duermen en los brazos o en la cama de sus padres

Martes, 20 de diciembre de 2011.- Las conclusiones del estudio publicado por la Sección de Neurofisiología del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca demuestran que el 51% de los bebés que padecen insomnio duermen en un lugar inadecuado, tanto en el inicio del sueño como durante la noche, una práctica que también desaconsejan los expertos en descanso de Ecus Kids.

Dicha investigación hace mención al lugar donde duermen los niños, quienes deben acostumbrarse a dormir en la cuna, no en los brazos ni en la cama de los padres. Por eso sorprende que el 8,2% de los niños de 15 meses comparta colchón con sus progenitores, mientras que el porcentaje desciende hasta un 4,7% cuando los bebés tienen 6 meses.

En opinión de los profesionales de Ecus Kids, marca líder en descanso infantil, hay que lograr que el bebé identifique siempre los mismos elementos con el momento de dormir. El tacto suave y una superficie mullida aportan sensaciones que el bebé reconocerá y asociará a paz y seguridad.

El estudio afirma además que tan solo el 58,8% de los niños de 15 meses inicia el sueño en solitario, una población donde se reducen los síntomas del insomnio: despertarse varias veces por la noche, tardar en dormir más de 15 minutos y dificultades para reiniciar el sueño.

De hecho, el 55,3% de los niños que se despiertan más de dos veces por la noche es porque duermen en un sitio inadecuado, ya sea en los brazos o en la cama de sus padres.

Los padres deben por lo tanto transmitir a sus hijos hábitos de sueño correctos, y es que existen datos alarmantes, como que el 18% de los niños de 15 meses se acuesten a las once de la noche o incluso más tarde.

El Club de los Pequeños Soñadores, una herramienta online de libre consulta, ayuda a los padres a resolver las variables planteadas en dicho estudio: horas de sueño, dormir con o sin luz, solos o acompañados, en un cuarto propio o con los padres, etcétera.

La investigación del Hospital Virgen de la Luz ha sido galardonada con el Premio a la Mejor Comunicación en el Área de Sueño durante la XLIX Región Anual de la Sociedad Española de la Neurofisiología Clínica.

Es evidente que no comparto en absoluto la nota de prensa y que me parece un estudio sin credibilidad alguna, que no refleja ni la evidencia científica ni biológica de los bebés ni la realidad social, dirigido únicamente a obtener un respaldo artificial a la práctica de enseñar a los niños a dormir solitos y a la habitual demonización del colecho.

Dadas las circunstancias, no puedo seguir perteneciendo a un Club ni publicitando a una empresa que defiende unas ideas que van totalmente en contra de mis principios, como creo que ha quedado claro en todos mis post, y no quiero formar parte de la difusión de estas informaciones, que considero a todas luces irresponsables y dañinas.