Si ha habido un regalo que ha triunfado en el quinto cumpleaños del Peque, sin duda alguna han sido los Playmags. Ha pasado ya un mes más o menos desde que empezaron a jugar con ellos y todavía siguen usándolos todas los mediodías y todas las tardes, cada día con una construcción diferente. Así que hoy publico uno de esos posts que da gusto compartir porque qué alegría cuando uno acierta con un regalo, además tan creativo y tan chulo, y ves que los niños se entretienen durante horas con algo divertido y estimulante.

 

¿Qué son los Playmags?

Son piezas magnéticas de diferentes colores y formas geométricas. El número de piezas, su forma y colores depende del pack que elijamos, pero todas ellas combinan entre sí para poder formar multitud de construcciones, cuyo único límite es la imaginación.

El set que compramos nosotros llevaba estas piezas que os muestro en la imagen (100+18):

Playmags - piezas que lleva nuestro set

Son piezas muy muy ligeras pero al mismo tiempo resistentes. Doy fe de que se han llevado muchos porrazos y siguen perfectas. Sí que se araña un poco su superficie con el uso pero no es nada que afecte ni siquiera a la estética, hay que fijarse.

Los imanes son realmente fuertes. Era algo que me preocupaba pero el primer uso ya nos demostró que el poder de unión que tienen las piezas es fantástico. Se pueden hacer construcciones realmente muy grandes sin preocuparse de que se caigan ya que las piezas se unen de forma muy sólida.

 

¿Qué nos hizo regalarle un set de Playmags al Peque por su quinto cumpleaños?

No sé cuántos años hace que les tenía echado el ojo. Más de dos años, seguro. Siempre me han llamado mucho la atención y cuando veía vídeos por ahí estaba muy tentada. Pero lo cierto es que me costaba dar el paso porque hay que reconocer que los sets son caros y mis hijos no son niños que sean de juguetes, ellos son felices con cualquier cosa pequeña. Realmente no sabía si iba a amortizar la inversión.

Pero lo cierto es que los años han ido pasando y una de las grandes pasiones que tiene el Peque es construir. Tenemos en casa desde hace siglos unos bloques de Megablocks y los utiliza muchísimo, a pesar de que yo veía ya que se le estaban quedando pequeños para su nivel de desarrollo.

Como además en este cumple iba a recibir detallitos muy pequeños, porque otra de sus pasiones son las manualidades y afortunadamente es un vicio económico… Pues me pareció que era ahora o nunca. Entre toda la familia era perfectamente asumible comprarle un set de Playmags.

 

¿Qué set de Playmags comprar?

Esa era también una gran duda, porque hay bastante donde elegir.

Después de darle muchas vueltas llegué a la conclusión de que era mejor empezar con un set grande, que tuviera muchas piezas y de muchas formas, porque así las posibilidades de construcción eran más amplias. Creo que si hubiéramos optado por un set más pequeño, hubiera dado mucho menos juego y quizá no les hubiera fascinado como sí lo ha hecho este set.

Nosotros nos decidimos por este set de 100+18 piezas.

Playmags set 118piezas

Me gustó especialmente que llevara una base con ruedas, para poder hacer vehículos, y que tuviera triángulos y piezas con marco. Además, el set venía clickins de letras y de ventanas, que se encajan fácilmente en las piezas que son simplemente un marco. Me pareció muy completo y un mes después no me arrepiento de la elección.

Si os parece muy caro, tenéis otras opciones, por ejemplo, yo le tenía echado el ojo a este set de 56 piezas, que ya baja bastante de precio lógicamente.

 

¿Qué se puede hacer con las piezas Playmags?

Las posibilidades son realmente infinitas.

Además es que es un juego que atrae a todo el mundo. Lo veo para niños muy muy pequeños ya que las piezas se unen con mucha facilidad y no se caen fácilmente y lo veo un juego que gusta incluso a los adultos. Nosotros nos lo pasamos pipa con las piezas, es que molan tanto que realmente invitan a sentarte y ponerte tu mismo a hacer alguna construcción.

Os enseño algunas de las cosas que hemos hecho durante los últimos días, para que os hagáis una idea.

Esto era la torre donde vivía Rapunzel:

Playmags torre

Estos son unos garajes:

Playmags

Como véis, cada garaje tiene capacidad para dos coches 😉

Playmags

Esto era una torre de defensa, en concreto, una de las del juego para móviles y tabletas de moda por aquí, Clash Royale:

Playmags

Y esto empezó siendo un submarino pero como le pusieron ruedas acabaron diciendo que era un tanque:

Playmags

Esta construcción nació con la idea de ser un hotel en el que albergar a alguno de los muñecos que veis en la foto:

Playmags

 

Playmags en vídeo: cómo ensamblar las piezas

Para que podáis apreciar mejor lo chulo que es ensamblar las piezas de Playmags y lo fácil que es construir con ellas, hemos grabado un pequeño vídeo, que ya tenéis en nuestro canal de YouTube:

 

Lo mejor de Playmags

Para mi, Playmags tiene muchas virtudes. Es un juego que estimula la creatividad y la imaginación, divertido para toda la familia, nada ruidoso y que con las horas de juego que nos está dando, ha compensado su precio sin lugar a dudas.

Para los que tengáis mesa de luz, estoy segura de que estas piezas, al ser translúcidas, deben dar un juego increíble. Apuntado queda por si es vuestro caso.

Algo que me preocupaba bastante es lo difícil que sería de guardar, pero en absoluto. Se recoge muy bien porque las piezas se unen unas a otras sin esfuerzo alguno al estar imantadas, de modo que en un segundo tienes recogido todo el suelo. Además, viene con una bolsa de transporte, que queda muy bien recogida cuando está todo dentro. Es cierto que cuando la bolsa está llena, pesa bastante, porque aunque las piezas sean ligeras no dejan de ser más de 100 piezas, pero aún así los niños pueden llevar la bolsa de la habitación al salón sin necesidad de ayuda.

 

Lo peor de Playmags, desde nuestra experiencia

Hoy por hoy, lo único que creo que puede echaros para atrás es el precio, más que nada por no saber si les va a conquistar o no. En mi casa está teniendo un gran éxito pero ya sabemos que no todos los niños son iguales. En cualquier caso, si a vuestros peques les gusta construir, veo imposible que no les gusten estas piezas, porque de verdad que son alucinantes.

 

En definitiva, si buscáis un juego de construcción que permita un juego muy libre e imaginativo, que además sea fácil de recoger y guardar, para mi sin duda Playmags es un gran acierto.