Cuando empezó a hacer buen tiempo comenzamos a coincidir todas las tardes en el parque el mismo grupito de amigos que ya jugaban juntos en el cole con Mayor. Es una estampa bonita porque muchas veces juegan al estilo Verano Azul: cada uno montado en un cacharro diferente recorriendo el parque arriba y abajo, unos niños más mayores, otros más pequeños, algunos como nosotros con los hermanitos bebés también acoplados al plan. Y cada cierto tiempo se bajan todos, se intercambian los cacharros y siguen recorriendo el parque.

Nosotros normalmente bajábamos la moto de Moltó que le regalamos a Mayor cuando cumplió dos años, ya que las dos bicis que tenemos estaban rotas por diferentes motivos y además de no tener claro cómo arreglarlas parecía que nuestros hijos tenían poco interés en ellas. Lo que realmente les motivaba en el parque eran los patinetes, que se veían a montones, siempre andaban cogiendo alguno prestado.

Así surgió la idea de comprar un patinete, para que nuestros niños pudieran tener uno propio e incorporarlo al parque móvil de cada tarde.

Investigando sobre qué patinete comprar fueron muchas las recomendaciones que nos llevaron a este genial patinete que os comento hoy.

La marca se llama MICRO y por lo que he investigado son los reyes del patinete. Como sucede con las cosas molonas y de calidad, una vez que has visto estos patinetes los demás ya no te apetecen. Podéis entrar en la página de su distribuidor oficial en España y verlos con detenimiento, pues además tienen diferentes tallas, modelos y colores.

Nosotros estuvimos en la duda de si coger un patinete Mini Micro, que en la página web pone que va de los 2 a los 6 años, o un Maxi Micro, que va de los 6 a los 12 años.

Yo tenía dudas por la altura de Bebé, que a sus dos añitos recién cumplidos tiene la talla de un niño de año y medio pero tras ver en la web que la altura mínima del Maxi Micro es exáctamente igual que la altura del Mini, no tenía sentido elegir el más pequeño de los dos.

El patinete Maxi Micro mide 68 cm de alto en su posición mínima y 93 cm en su altura máxima mientras que el Mini Micro es fijo y mide 68 cm.

Como ya teníamos unas ganas locas nos fuimos en domingo al único Dideco que estaba abierto y nos lo llevamos puesto. Hay que decir que los patinetes Micro no son fáciles de encontrar en tiendas a pie de calle y de hecho en Dideco no lo tenían de todos los colores que se pueden ver en la web, así que en este caso hicimos una excepción porque no podíamos esperar, ya sabéis que normalmente compramos todo online. En cualquier caso, el patinete que compramos, en color verde lima, es súper chulo.

En las fotos podéis ver cómo le queda a los niños, que están encantadísimos con el patinete y no lo han soltado desde que lo compramos.

Patinete Micro Maxi

Mayor posando feliz con su súper patinete recién estrenado

 

Patinete Micro Maxi

Bebé días después en el parque con el patinete en plena acción

El patinete es una pasada, no podemos estar más contentos.

Vamos, es que nos dan ganas de comprarnos uno para nosotros, ¡que los tienen de adulto!

Yo lo he probado un poquito ya que el patinete aguanta hasta 50 kilos de peso y está pensado para llegar hasta 1.50 cm de altura y la sensación es genial.

La marca debe ser conocida entre los entendidos porque algunos días cuando vamos al parque algún niño mayor dice “guauu, un micro” y enseguida nos lo piden. La verdad es que el patinete los primeros días tuvo cola para probarlo y no es extrañar.

¿Qué tiene de especial?:

– Las dos ruedas las tiene delante, es un patinete súper estable que no se cae de ninguna manera, se sostiene solo.

Se desliza como la seda y no hace nada de ruido.

Pesa poquísimo, si coges cualquier patinete normal y luego éste la diferencia es significativa.

El sistema que tiene para girar es sensacional: solamente hay que inclinarse un poquito. Tendríais que ver cómo lo maneja Mayor, cómo toma las curvas y qué velocidad alcanza. ¡Da gusto verle!

En la parte trasera lleva una rueda doble y un freno muy fácil de controlar por los niños que además no produce frenazos bruscos.

La altura es regulable, algo interesante de cara a que lo utilicen dos hermanos de diferentes edades como es nuestro caso.

El tacto del manillar, de goma, es muy agradable y flexible, en caso de caída minimiza el golpetazo si se dan contra él.

– En la web dicen que la plataforma antideslizante lleva un refuerzo de aluminio y fibra de vidrio de manera que si se rompe no deja cantos cortantes que pudieran producir un gran accidente.

Desde que lo tenemos lo llevamos a todas partes, a los niños les encanta. Teníamos dudas sobre si comprar uno o dos pero lo están compartiendo muy bien. Muchas veces les montamos a los dos, que caben perfectamente, y como se puede levantar el manillar, les llevamos así hasta casa, ¡se lo pasan pipa!

Eso sí, el patinete es caro, alguna pega tenía que tener. Pero con los años que llevamos ya usándolo, se amortiza con creces.

Los patinetes Micro los podéis comprar en Amazon.es con toda la comodidad de esta tienda y las mejores ofertas, ya sabéis.