A Bebé le empezó a llamar la atención cómo hacía pis y caca su hermano Mayor muy pronto. No recuerdo con qué edad pero más o menos con año y medio empezó a mostrarse súper interesado en el tema, en por qué él llevaba pañal y su hermano calzoncillos y en el movimiento de subirse y bajarse la ropa. Así que más o menos en torno a los 18-20 meses, sacamos el orinal y cambiamos los pañales clásicos por los de tipo braguita, que se pueden subir y bajar todas las veces que se quiera como si fueran una prenda de ropa interior. Desde el año y medio hasta los dos años y pico en que Bebé ha dejado los pañales (más o menos) hemos tenido tiempo de sobra para probar esta categoría “pañalil”, aunque hay bastante menos para elegir.

De hecho, además de menos surtido nos hemos encontrado con un problema importante: la cuestión de la talla. En algunos supermercados y con algunas marcas es prácticamente imposible encontrar un pañal tipo braguita para un bebé de 11 kilos y pico. No sé ahora mismo en qué tallajes exactos he llegado a ver pañales pero vamos, es que en algunos supermercados recuerdo haber visto pesos mínimos que ni mi hijo Mayor. En fin, el problema de las tallas pequeñas que tantas veces comento en este blog si no es por mi, es por mis niños, el caso es que tener una talla “pequeña” es un problema.

Uno de los primeros que probamos porque teníamos guardados de los que sobraron de su hermano Mayor fueron los Huggies, Huggies Pull Ups se llaman.

Como viejos conocidos, están bien. El tacto me gusta, absorben bien y no huelen apenas. Para mi gusto demasiado coloridos pero a Bebé le gustaban así que sin objeciones.

Pero enseguida tuvimos un problema. Los que teníamos guardados de hace dos años y los primeros que compramos sí que había talla para Bebé, si no recuerdo mal aquella talla empezaba en los 9 kilos. Pero al poco tiempo cambiaron la imagen (ahora las bolsitas son como la de la foto, antes eran algo distintas) y con este cambio cambiaron también las tallas. La talla M ahora va, si no me equivoco, de 11 a 18 kg. Considerando que Bebé pesaba 11 kilos escasos, los pañales le empezaron a quedar mal. En cuanto hacía pis el mondongo que le sobraba y pesaba tiraba para abajo y se le caían completamente. Así que los tuvimos que descartar.

Los siguientes que probamos fueron los de Carrefour, ya que como no me canso de repetir los pañales de Carrefour Baby me parecen buenísimos. Se llaman Braguitas de Aprendizaje Carrefour Baby y los he encontrado incluso en los Carrefour Express así que son bastante fáciles de encontrar.

Braguitas aprendizaje Carrefour

Como era de esperar, nos fueron bien. Suaves, flexibles, sin escapes, sin olores a rancio, buen precio y, además, bastante más lisitos, como a mi me gustan. La talla era la 4, que va desde los 8 hasta los 15, le quedaban estupendos.

Pero como yo no me caso con nadie y en los comentarios del anterior post sobre pañales varias personas me comentasteis que los de Mercadona habían mejorado mucho sus pañales, decidimos probarlos ¡y qué bien que hicimos!

Bolsa pañales braguita Deliplus

Efectivamente, tal como habíais comentado, no tienen nada que ver con los que nosotros habíamos probado anteriormente (aunque en versión normal, no braguita). Mucho más finos y mucho más flexibles, los más ligeros que hemos probado.Pañal braguita Deliplus

Así que después de todas estas pruebas, nuestros elegidos han sido los pañales-braguita Deliplus, la marca blanca de Mercadona. Por finos, flexibles, suaves y económicos. La talla M va de los 9 a los 14 kilos y a Bebé le queda bien, quizá sean un poco altos para él, pero nada exagerado. Para mi el único inconveniente es que hay que ir expresamente a Mercadona a comprarlos y a nosotros el Mercadona no nos pilla de paso pero en este caso nos compensa darnos el paseo hasta allí.

¿Qué experiencias habéis tenido con este tipo de pañales? ¿Os apetece compartirlas conmigo en los comentarios?