No es lo mismo NO QUERER tener hijos que NO PODER tenerlos

Lo que voy a contar hoy lo saben apenas dos personas. Ni nuestra familia lo sabe.

Por el título ya os lo imagináis. No es lo mismo NO QUERER tener hijos que NO PODER tenerlos.

Pues eso, en algún momento pasado el verano de 2015 mi marido y yo dejamos de tomar precauciones. No tanto porque quisiéramos tener un hijo sino porque, siendo realistas, parecía realmente absurdo tomar precauciones si no había nada que temer.

Él estaba absolutamente convencido de que si ya nos resultó complicado tener a nuestros peques, las opciones que teníamos pasados estos años eran nulas. Yo, francamente, no lo tenía tan claro. Siempre le dije que bastaba con que un sólo espermatozoide alcanzara su destino y que, estadísticamente, opciones existían. Que podíamos tardar mucho, muchísimo, pero que considerando los años de fertilidad que aún tengo por delante, me parecía muy complicado que nunca jamás fuéramos a embarazarnos.

Bien, aquí estamos, un año y medio después. Ni rastro de embarazo. Es más, ni rastro de embarazo, unos ciclos a cada cual más locos y un montón de granos ya de mujer adulta que son los que, indirectamente, me han llevado a escribir este post.

Me explico. Después de acudir a varios dermatólogos, todos coinciden en que mi acné adulto es claramente hormonal. Y que la primera indicación para esto es tomar una píldora anticonceptiva con efecto androgénico. Más que nada porque tratamientos cosméticos hay muchos pero los granos siguen saliendo porque no detenemos su origen. Y yo de cremas estoy ya muy harta, que cremas buenas hay muchas, pero de nada sirven si a la que te curas unos granos tienes otros en formación.

Yo tenía la creencia de que pasada cierta edad no se recomendaba tomar la píldora, pero parece ser que esa idea mía ya está desactualizada y que podría tomarla perfectamente, incluso hasta la menopausia.

El caso es que, para tomar la píldora, tendría lógicamente que ir al ginécologo, lugar por el que no piso… pues no sé, pero quizá desde la última revisión postparto, pongamos que haga tres años.

Pensando en qué le voy a decir, en qué decisión tomar, quería compartir hoy algo que no siempre es fácil de explicar: No es lo mismo NO QUERER tener hijos que NO PODER tenerlos.

 

NO QUERER tener hijos

Ni mi marido ni yo tenemos anhelo de tener un tercer hijo. De hecho, dada nuestra situación, parece más bien una locura que otra cosa. Parece hasta lo más razonable.

Pero es cierto que hace tiempo que ya no se me ponen los pelos como escarpias como me pasaba antes. Y que durante un tiempo soñé con la idea de, por una vez en la vida, traer un bebé al mundo sin sufrir por quedarme embarazada. Me parecía muy bonito poder dejar de tomar precauciones y que un día, de pronto, llegara, como siempre he supuesto que le pasa a la gente normal, esas parejas que se embarazan como si tal cosa, como la cosa más natural del mundo… que es lo que debería ser.

Así que yo no diría que no queremos tener más hijos. Tampoco diría que queremos tener otro hijo. Diría que no queremos evitar tenerlos. Lo que viene a ser lo mismo que dejar todo en manos del destino. Llamadme romántica pero me parecía bonito.

 

NO PODER tener hijos

Pues bien, lo que pasa cuando pones tu vida en las manos del destino es que el destino te trae lo que le parece oportuno.

Año y medio después de no hacer nada es evidente que no podemos tener hijos sin ayuda. Y si me tomo la píldora, aunque sea por algo tan anecdótico como el acné, no los tendremos jamás.

No voy a decir que estoy súper triste por no tener un tercer hijo porque no es cierto. Pero obviamente me siento mal conmigo misma, con nosotros. Con el hecho en sí de la infertilidad.

 

No es lo mismo NO QUERER tener hijos que NO PODER tenerlos

No es lo mismo tomar una decisión que encontrarte con que la vida decide por ti.

Como ya conté en su día, si la infertilidad primaria es durísima, la infertilidad secundaria directamente es invisible. ¿De qué te quejas si ya tienes un hijo? suele decir la gente.

Haber tenido un hijo, haber tenido varios, no te consuela si no puedes tener más hijos. Porque tener hijos es natural en una pareja sana y en edad fértil. No tener hijos es natural en una pareja que no quiere tenerlos y utiliza métodos anticonceptivos. Lo que no es natural es no tener hijos cuando tienes relaciones sexuales con normalidad y frecuencia todos los meses. ¡Lo normal es quedarse embarazada!

Cuando no puedes tener hijos te sientes enfermo, sientes que tienes una tara, un defecto, que hay algo en ti que no funciona. Que lo que los demás hacen de manera normal tu no puedes hacerlo. Que ya no eres capaz de crear vida porque algo dentro de ti está roto.

Ves pasar los embarazos a tu lado y te sientes estropeada, vieja, ridícula incluso.

Creo que hubiera sido todo más fácil si nunca hubiéramos tomado la decisión de dejar de tomar precauciones. Nos hubiéramos quedado con la duda al menos. Hubiéramos dicho: nosotros no quisimos tener más hijos. Porque de este modo jamás podremos decirlo. Diremos: no pudimos tener más hijos. No fue nuestra decisión. Nos haremos mayores y sabremos que si no tuvimos más hijos fue porque no pudimos.

 

Cuando tienes hijos y te sientes vulnerable

Es chocante cuando tienes hijos y te sientes vulnerable, cuando te das cuenta de que nunca serás el héroe que ellos creen que eres.

Aunque este no es el motivo principal, sí que es uno de las razones por las que he empezado el año mal anímicamente. Ser consciente de que nosotros no podemos tener hijos como los demás me hace sentir tremendamente débil, frágil, quebrada. Sonreír sin ganas cuando la gente insinúa sobre un tercero. Hacer como si nada cuando los niños hablan de tener un hermanito. Saber que nuestro amor, de algún modo, es imperfecto. Preguntarte ¿por qué? ¿por qué a mi? ¿por qué a nosotros?

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

19 comentarios sobre “No es lo mismo NO QUERER tener hijos que NO PODER tenerlos

  • el 24/01/2017 a las 16:14
    Permalink

    No sabes lo identificada que me siento… Es más, comencé a seguirte principalmente por este tipo de temas… Necesitaba encontrar a alguien más que le ocurriera lo mismo, no por crueldad claro está sino por sentirme acompañada en este duro camino por personas que hubieran pasado por aquí… Tenemos que intentar que estas preguntas no se repitan en nuestra cabeza y seguir con optimismo, los que ya son padres, dando lo mejor de sí a sus hijos,y los que aún no lo somos, esperando el día que por fin cuaje… Y detener la bola de nieve que se nos forma en nuestra mente que lo único que hace es desanimarnos. Un beso y mucha fuerza! :*

    Respuesta
  • el 24/01/2017 a las 18:00
    Permalink

    Puedo entender ese sentimiento… pero para las personas que como yo después de 1 año y medio no podemos tener hijos x una infertilidad primaria y que estamos en ttos de fertilidad para conseguirlo y que no dan resultados positivos intento tras intento…no se, me parece hasta algo egoísta compararte tu con las que aún no hemos podido disfrutar de la maternidad ni una sola vez y que estamos sufriendo tanto con los ttos de fertilidad sobre todo emocionalmente…tú encima tienes 2…sé que para cada persona sus problemas son los más grandes y los peores, pero te puedo asegurar con respecto a tu caso, que hay personas que lo están y estamos pasando peor que tú. Al igual que se que la infertilidad es algo horrible pero intento disfrutar de mi día a día y ser consciente que hay personas que están mucho peor que nosotros y tienen problemas,enfermedades,etc realmente graves y doy gracias por lo que tengo a pesar de todo y creo que debes dar gracias por esos 2 hijos que tienes, otras con 1 nos conformaríamos y mucho.

    Respuesta
    • el 24/01/2017 a las 18:04
      Permalink

      No me comparo con nadie. Todos los sufrimientos son dolorosos. Creo que precisamente cuando uno sufre debería tener empatía y generosidad para comprender el sufrimiento de los demás, sea cual sea. Saludos.

      Respuesta
  • el 24/01/2017 a las 20:49
    Permalink

    Siento mucho lo que estas pasando. Si quieres, que por probar no se pierde nada, prueba a cambiar tu dieta. Aléjate de los lácteos, la carne roja y otros productos como la soja que tienen efectos sobre las hormonas.
    Seguramente a estas alturas ya lo habrás probado todo pero me encantaría poder ayudarte, no sólo para que pudieras tener mas hijos si los quieres sino por tu salud.
    Um beso y mucha suerte

    Respuesta
    • el 24/01/2017 a las 21:36
      Permalink

      Hace ya casi un año que empecé a comer mucho mejor. Casi nunca como carne roja, en general como bastante menos carne y tomo mucha más fruta, incluso verdura que antes no me gustaba nada. También tomo mucho menos azúcar y casi he dejado los refrescos y los helados. He escrito sobre ello en el blog. Estoy súper contenta con el cambio, me siento genial, pero en estos temas no he notado diferencia. Un abrazo!!!

      Respuesta
  • el 24/01/2017 a las 21:08
    Permalink

    ¡Qué razón tienes! Yo pasé en noviembre por una ovarectomía como prevención por un cancer de pecho. No tenía previsto tener más hijos (tengo 2), pero no poder tenerlos está siendo extremadamente duro emocionalmente. Sé que es lo mejor para mí por motivos médicos pero aún así…
    Creo que nadie puede valorar el dolor de otros. Cada uno llevamos el nuestro como podemos. Con el tema del Cancer, mucha gente me decía “tu enfermedad me ha hecho poner las cosas en perspectiva y mis problemas me parecen tonterías”. Y yo siempre decía que los baremos son diferentes para cada uno.
    En cualquier caso, mucho ánimo. Es duro no poder tener hijos.

    Respuesta
    • el 24/01/2017 a las 21:32
      Permalink

      Lamento mucho que hayas pasado por algo tan duro. Te mando de todo corazón un gran abrazo y toda mi energía positiva. No poder tener hijos, tanto si quiere tener como si no, es algo que conmueve mucho al ser humano. Besos mil.

      Respuesta
  • el 24/01/2017 a las 21:42
    Permalink

    Tus palabras revelan un gran autoconocimiento, mucha reflexión. Es muy generoso que las hayas compartido. Siempre te leo aunque no siempre comento pero este post me ha removido porque yo también he estado en la situación de querer y no poder.
    Gracias.

    Respuesta
  • el 24/01/2017 a las 22:25
    Permalink

    Hola Mamá Contracorriente!
    No sabes como me siento identificada contigo. Cuando leí el feed del titulo de tu nuevo post, es que tenía de leerlo. Estoy en la misma situación. La misma. La única cosa que no coincide es el tema de la acné, pero de resto… es increible.
    Tardé casi un año en quedar embarazada y tenía planes de tener otro hijo cuando el mío tuviera 3 años. Bueno, pues mi marido fue despedido en un ERE cuando estábamos empezando a buscar. Casi dos años parado y nuestra situación económica cambió mucho. Retrasé los planos. “Bueno, cuando él tenga 4 años”. Mi marido empezó a trabajar pero yo estaba homologando mi titulo. “Ok, 5 años de diferencia y ya está”. Dejamos el preservativo más o menos en la misma epoca que vosotros. Y nada. Estoy usando los tests de ovulación (por cierto, tus posts antiguos son muy utiles) porqué pensé que ya era esteril – tengo 42 años. Pero sí ovulo. No sé si el problema está en mi marido, si ovulo pero los óvulos ya no son buenos… fui al medico y estoy con el TSH muy alto (soy Hashimoto hace casi 20 años) entonces puede que sea eso. Cambié de medicación y a ver si estoy en el cierto.
    Pero te entiendo perfectamente. En 6 años que soy madre he visto amigas tener tres hijos y yo todavía con uno. Vi conocidas que no querían tener hijos quedarse. Vi otras que les costaron años y quedaron. Y yo todavía con uno. Sé como te sientes perfectamente. La gente te dice “no te sientas así, ya tienes un hijo” pero quiero tener otro!!!! Es tan dificil de entender? Me siento tan incapaz, tan vacia, tan vieja… en mi familia hay historia de mujeres que han tenido niños con mas de 40 años de los dos lados, es mi esperanza, pero no puedo dejar de sentirme “defectuosa”.

    Respuesta
  • el 24/01/2017 a las 23:30
    Permalink

    Me siento totalmente identificada. Después de 2 embarazos casi a la primera llevamos un año buscando y nada. Ahora hace un par de meses que ni siquiera ovulo. Yo siempre quise tener familia numerosa. Ahora a mi alrededor todo el mundo amplía familia y yo me siento triste, incompleta, vieja…Además todos,a mi alrededor saben que querría tener más y me recomiendan que no deje pasar el tiempo…

    Respuesta
  • el 25/01/2017 a las 9:21
    Permalink

    Aunque no hubieras tenido problemas en tus otros embarazos o hubieras tenido 7 hijos, llegaría un punto en que ya no podrías tener más. Es ley de vida.
    Millones de personas pasan por problemas para concebir, abortos, etc, algunos al final lo consiguen, otros no. Tú has sido muy muy afortunada. Sí, que las cosas te podrían haber ido mejor, pues claro. Siempre.

    La verdad, no te entiendo. Te quejas porque no puedes algo que no quieres? De hecho aunque te guste ver tu vida como si fuera un dramón, no lo es tanto.

    Respuesta
  • el 25/01/2017 a las 10:38
    Permalink

    Año y medio después de no hacer nada es evidente que no podemos tener hijos sin ayuda.

    ¿Y eso? Yo no concluiría algo así tan rápido. Conozco casos de parejas que, estando en vuestra misma situación, consiguen el embarazo tras 5, 6.. o incluso 10 años! Cuando ya ni se lo esperaban. 1.5 años es muy poco. Es verdad que es mucho más que la media, pero no sirve para descartar que te puedas quedar embarazada de forma natural. Así que me parece muy prematura esa conclusión. Desde luego, si te tomas la píldora, la cosa es distinta.

    Respuesta
  • el 25/01/2017 a las 11:52
    Permalink

    No sabes cuánto siento leer este post, sobre todo por el sufrimiento que se intuye detrás de tus palabras. De alguna manera, aunque no haya pasado por nada parecido, te entiendo. Y por eso no voy a cometer el error de decirte que te centres en lo bueno que tienes y bla bla bla. Eso, seguramente, es lo que te hace estar un poquito mejor cada día y lo que, con el tiempo, te hará ir sintiendo el dolor menos punzante, aunque no desaparezca. En el embarazo y en los partos relativizar es dificilísimo porque lo que está en juego es… enorme. Y, pese a lo que la gente pueda pensar, tener más hijos no es un consuelo. Porque precisamente cuando ya tienes un hijo, o dos o tres sabes lo que significan para ti, lo que suman, lo que te cambian… Así que, por favor, no hagas caso a algunos comentarios y tómate tu tiempo para digerir lo que te está pasando y también para tomar las decisiones que tengas que tomar. Un abrazo fuerte, fuerte, fuerte.

    Respuesta
  • el 25/01/2017 a las 21:24
    Permalink

    Me siento identificada con tu reflexión. Tengo 1 hijo de un año y no estaría en este mundo de no ser por la ayuda médica, no tanto por infertilidad (problemas para concebir) en sí, sino por la imposibilidad de llevar un embarazo a término por unos problemillas mios de salud.
    Entiendo lo que sientes, yo tampoco pude llevarme la sorpresa con el predictor ni dejar la cosa en manos del azar, porque ya me medicaba antes del embarazo por lo que fue buscado, rebuscado y planificado.
    Creo que aunque nos haya tocado esta “tara” como dices, nos podemos sentir afortunadas y felices por haber conseguido tener nuestros hijos cuando nuestro cuerpo no estaba preparado para ello.
    Creo que si no hubierais decidido dejar de tomar precauciones por la “improbabilidad” que presuponías, año y medio despues no pensarias con esta certeza que “no puedes”. Lo que quiero decir es q actuaste segun la improbabilidad d embarazo y segun pasa el tiempo, vas creyendo que es asi. No te tortures por favor. Tengo entendido que cualquier pareja en condiciones idoneas, tarda de media 1 año en concebir. Añade la edad, y demas factores q afectan a cada caso….
    Disfruta mucho de tus peques.
    Yo q veces miro el mío y pienso en la cantidad d cosas que sucedieron, en cadena, para que esté aquí.
    Por eso no creo que me hubiera gustado vivir en otra época. Ya estaría muerta y remuerta desde hace años, y tampoco habria podido tenerlo.
    Me gusta mucho tu blog, y me ha sido y es super útil. Mil gracias por el tiempo que le dedicas.

    Respuesta
  • el 25/01/2017 a las 22:32
    Permalink

    Mamacontracorriente entiendo tu malestar y esa desagradable sensación como de tener una traba, pero sin pruebas médicas definitivas no descartes la posibilidad de que pase. Si ya tuviste dos, por qué no un tercero cuando él quiera llegar? Hay muchas parejas que con una simple ayuda con medicación lo consiguen. todo es querer y ver si realmente hay un problema. Mucho ánimo bonita y gracias por ser tan generosa al contarnos esta realidad.

    Respuesta
  • el 06/02/2017 a las 12:45
    Permalink

    Cuanta razón tienes! yo me siento igual, con un niño de tres añitos que llegó sin buscarlo y cuando al año vamos a buscar el segundo no hay manera. Y con varios resultados negativos en tratamientos de fertilidad ya se me está haciendo duro. Aunque me consuela pensar que con mi pequeñajo pude disfrutar mucho el embarazo y encima sin buscarlo, que esto (teniendo en cuenta mi situación) me parece un milagro! Y ahora me concentro en él , mi marido y mis nuevos proyectos. Supongo que a veces no llegan porque no es el momento y ya está, aunque es duro decirlo y aceptarlo. Me hago cargo de que las que están buscando el primero lo pasan mucho peor.
    un abrazo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com