Como os contaba la semana pasada, yo estoy ya en modo vuelta al cole. Porque otra cosa no, pero a previsora no me gana nadie.

El año pasado hacía con vosotros mis cálculos sobre cuánto cuesta la vuelta al cole.

Como ya dije entonces, creo que es una auténtica cuesta de enero, pero en septiembre.

Así que este año he pensado en compartir mis 5 consejos para ahorrar en la vuelta al cole:

 

1.- Comprar online

Ya sabéis que yo a pie de calle compro lo justo.

Me parece una gran ahorro de tiempo comprar desde casa.

Y, casi siempre, supone también un gran ahorro económico.

Este es el segundo año que comprado todos los libros de texto en Amazon.es. Además de encontrar el mejor precio, este año mantienen la promoción que ya os comenté el año pasado: Si gastas más de 70 euros en libros de texto, te dan un cupón de 10 euros re-invertibles para comprar más libros y material escolar.

 

2.- Aprovechar todas las ofertas

Mi marido dice que cada vez que me encuentra echando un vistazo al correo, siempre tengo un mail de alguna tienda online.

Y es cierto, estoy suscrita a los boletines de decenas de tiendas online.

No me pierdo una oferta.

Creo que debería cambiar mi profesión por asistente de compras.

Quizá esté mal que yo lo diga, pero compro muy bien.

De hecho, mi fama ha ido creciendo y me pasa cada vez más a menudo que cuando alguien de la familia quiere comprarse algo, me lo comentan y yo les busco el mejor precio y promoción online.

 

¿Cómo hago para aprovechar las mejores ofertas? 

En más de diez años comprando online he hecho una base de datos mental realmente enorme.

Me dices un producto y te digo donde comprarlo. Si fueran preguntas de Trivial, triunfaba seguro.

Estar suscrita a decenas de boletines, como os decía antes, es fundamental.

Seguirles en las redes sociales también.

De hecho cuando llevas un tiempo siguiendo a una tienda grande te das cuenta de que cada cierto tiempo sacan ofertas. Basta con planificar cuándo vas a necesitar comprar para poder esperar a que llegue esa oferta que sabes que tarde o temprano va a salir.

Y un consejo importante: antes de darle al botón de comprar, comprueba si la tienda tiene algún código de descuento.

Por ejemplo, yo hace poco descubrí que en la página Cupon.es hay descuentos para Amazon, que para esta temporada me vienen genial.

Lo mismo con Zalando, Zooplus o las parafarmacias online, que son sitios en los que suelo comprar muy a menudo.

 

3.- Aprovechar las rebajas

Aunque en las rebajas de verano lo esperable sería encontrar sólo ropa ligera, lo cierto es que muchas tiendas de ropa sacan prendas que son totalmente ponibles en invierno.

Mis hijos, además, son súper calurosos. Les pasa como a mi, no son capaces de llevar un jersey gordo o un pantalón súper forrado.

Por ese motivo, las rebajas de verano son excelente momento para encontrar jerséis de algodón que podamos usar todo el invierno, pantalones vaqueros largos ¡y zapatillas!

No sé si compartiréis mi sensación, pero yo creo que las tiendas hacen cada vez mejores rebajas. Sobre todo las marcas caras.

En alguna ocasión anterior ya os he contado que los vaqueros los tengo que comprar casi siempre de marca, porque son los únicos que se ajustan a sus tipitos tan delgados. Comprar en rebajas supone ahorrarnos un gran pico. Así que cuando vemos una buena oferta de un modelo que les sienta bien, allá que lo compramos, aunque haya que guardarlo durante meses esperando que les esté bien.

Sin duda, aprovechar las rebajas es una buena forma de ahorrar en la vuelta al cole.

 

4.- Planificar con antelación todo lo que necesitamos

A mi planificar la vuelta al cole me cuesta mucho, y es curioso porque en lo demás soy una persona muy organizada. ¿Será porque me da una pereza horrible pensar en septiembre?

Sea como sea, hacer ese esfuerzo me parece básico.

Primero haces una lista de todo lo que necesitas.

Luego haces otra lista de todo lo que ya tienes.

Y comparas.

Si haces esta lista en junio, mejor que mejor.

Así tienes tiempo de sobra para rebuscar en las rebajas.

Y para planificar conforme a lo que os voy a explicar en el punto siguiente: postponer todo lo que no es urgente y no tenemos claro.

Porque a mi me ha pasado que por no revisar lo que necesito ni lo que ya tengo, he terminado comprando cosas que realmente no necesitaba.

O comprando demasiada ropa de un tipo determinado, o varias cajas de lápices, por ejemplo. Que tampoco pasa nada ya que al final todo se usa.

Pero si lo evitamos, eso que podremos ahorrar en la vuelta al cole.

 

5.- Posponer todo lo que no es urgente y no tenemos claro

Sobre todo los primeros cursos de Mayor en el cole, me lanzaba a comprar sin control porque tenía miedo de quedarme corta.

Sin saber realmente qué iba a necesitar durante el curso.

Compraba un montón de chandals del cole, varios babis… Prendas que en muchos casos no llegaba a gastar durante el curso, que me hubieran valido con tener un quita y pon. Incluso de tallas que me ha costado tiempo gastar porque le quedaban demasiado grandes.

Ahora he cambiado de estrategia. Para todo lo que no tengo claro, espero.

Porque muchas veces hasta que el curso no va rodando y estamos ya en octubre o noviembre no tengo claro si me vale con un babi o necesito varios. Si me vale con un solo chandal de uniforme o por cómo caen las clases de gimnasia en el calendario necesito tener al menos tres enteros porque si no no me da tiempo a lavarlos y plancharlos.

Lo cierto es que no pasa absolutamente nada si los peques empiezan el curso cortos de este tipo de cosas. Ya se comprarán más adelante, cuando lo tengamos claro.

 

Estos son mis 5 consejos para ahorrar en la vuelta al cole. Ahora os toca a vosotr@s. ¿Qué hacéis para ahorrar en esta cuesta de septiembre?