Antes de Navidad reformamos el dormitorio y la mini-entrada de la casa. En el dormitorio tenía pintura de color, que tan de moda estuvo hace una década, y muebles oscuros. Tenía claro que iba a dar un cambio radical y de hecho meses atrás había estado inspirándome sobre estilo nórdico. Uno de los perfiles de Instagram que más me enamoraban era precisamente el de Kenay Home.

Kenay Home.com es una tienda online de decoración y muebles predominantemente de estilo escandinavo, es decir, que sobre todo tienen diseños limpios y colores claros. Está en un nivel de precios asumible. No son gangas como Ikea (que yo cada vez lo veo menos barato, no sé si sólo me pasa a mi) pero tampoco está a un nivel de precios que sea intocable. Desde que los sigo, no sé si son impresiones mías, pero creo que han ampliado el catálogo muchísimo. Tienen desde accesorios monísmos de cocina como tazas o paños hasta muebles de salón grandes, sofás, mesas, etc. Ahora mismo tienen surtido para decorar prácticamente la casa entera.

Son dos cosas las que compré en su tienda:

La estantería escalera “Nussa”, en color blanco.

Estanteria Nussa Kenay Home

Cuando empiezas a empaparte de este estilo de decoración te encuentras con estas escalera-estanterías en todas partes. Lo que me gustó especialmente de ésta es que los peldaños con pequeñas baldas, de modo que se puede colocar alguna cosilla.

En la habitación queda muy bonita y es perfecta para el espacio que teníamos, es decir, un espacio muy pequeño. Me sirve para dejar la ropa por la noche y colocar alguna cosita de poco peso y al mismo tiempo queda mona.

Un zapatero con muy muy poquito fondo para la entrada.

Esto fue un auténtico milagro porque habíamos mirado decenas de tiendas y era imposible encontrar lo que estábamos buscando para la entrada. Como es una zona minúscula la que teníamos, necesitábamos un mueble lo suficientemente alto como para poder hacer de aparador y dejar encima las llaves y colocar un espejo encima pero casi sin fondo porque si no se salía completamente del hueco en el que iba a ir colocado.

Cuando lo vi en la web me sorprendió que tuviera tan poco fondo, más o menos dos palmos, así que les escribí para confirmarlo. Me contestaron enseguida diciéndome que así era, así que lo compré.

No lo he encontrado en la página, seguramente ya no lo tengan. En otra ocasión es pondré foto de cómo hemos dejado la entrada, que creo que nos ha quedado genial para ser un espacio tan pequeñísimo.

 

Os resumo mi experiencia de compra:

Servicio de atención al cliente. Muy bien. Les escribí varias veces para preguntarles por la estantería, por el zapatero, luego para preguntarles como iba el pedido, etc. Respondieron rápido y amablemente.

Diseño de la página y variedad de productos. Me gusta mucho su web, la veo muy clara y que no resta protagonismo a las cosas tan bonitas que tienen. Sí que es cierto que algunos productos tardan mucho tiempo en reponerlos, yo con algunos terminé tirando la toalla, pero bueno, probablemente no dependa de ellos.

Plazo de entrega. Esta es la peor parte porque lo que yo pedí tardó un mes y por lo que vi en la página éste es el plazo de entrega normal. Quizá es que trabajan sin stock, no lo sé, pero el plazo de espera es larguísimo. En mi caso cumplieron, de hecho la estantería me llegó un poco antes, pero es verdad que se hace largo. No es para unas prisas.

Calidad. El zapatero es metálico aunque no lo parece. Desde mi punto de vista el acabado es bueno y a pesar de estar en una zona de paso y tener trote diario ha resistido bien los embites de los niños con la moto, el patinete, etc. La estantería debo reconocer que me gusta menos. Apenas son dos maderas unidas con grapas, se ve endeble y de hecho como la roces se descoloca porque no pesa nada. El acabado de la madera es áspero, casi diría que corta; no entiendo nada de carpintería pero da la impresión de que está sin lijar. Debo reconocer que no me gusta el acabado, esperaba algo mejor. Simplemente va apoyada en la pared así que es inestable, se puede poner alguna cosa pero con cuidado. Es más un adorno que un mueble auxiliar.

 

¿Volvería a comprar? Creo que sí. Tienen cosas muy bonitas y no está mal de precio. Es fácil encontrar en su tienda los “objetos de moda” (como la escalera que me compré yo, por ejemplo) y como complemento a una casa que básicamente tiene muebles de Ikea me parece una buena opción. No compraría sofás o muebles grandes sin ver la calidad porque los precios no son económicos y menos después de la experiencia de la escalera pero sí cualquier otra cosa. Por cierto que ahora han abierto tienda en Madrid, en el barrio de Salamanca. Yo no he estado pero por lo que me han contado está muy chula.

Poco después de haber hecho mi pedido me enteré de que Sara Carbonero había comprado también en esta tienda. Yo desconocía que fuera tan conocida pero, como os digo, no me extraña mucho, creo que tienen cosas muy bonitas y desde lo poco que yo se de decoración, originales.

¿Conocéis esta tienda, habéis comprado alguna vez?