Cuando os preguntaba sobre si os apetecería que en el blog hablara también de otros temas más como persona-mujer que como persona-madre, tenía la ilusión de hablaros de sitios donde comprar decoración de inspiración nórdica a buenos precios.

Pues bien, he empezado con bastante mal pie. Y hoy vengo a contároslo, a explicaros en detalle mi mala experiencia con Mimub y Westwing.

Muchos sabéis que cuando me da por algo me da fuerte así que no me importa reconocer que estoy con el tema scandi loca perdida ¡pero la cartera no acompaña! Así que cuando descubrí Mimub y Westwing pensé que había encontrado el sitio perfecto, tipo Ikea pero online, para poder hacer compritas de cosas monas sin dejarme un riñón.

 

¿Qué son Mimub y Westwing?

Para los que no lo sepáis, son dos clubs de venta online del estilo de los conocidos Privalia o BuyVip pero centrados en la decoración y el mobiliario. Tienen muchas campañas que duran unos días, con unidades bastante limitadas, y normalmente con buenos precios. Algunas veces son objetos de imitación de los originales, que son realmente carísimos, y otras veces son marcas originales a mejores precios.

Hay de todo, de muchos estilos y para todos los bolsillos.

 

Mi (nada buena) experiencia con ellos

Taburete nórdico gris

Yo andaba enamorada del taburete que veis arriba. Acabo de reformar el dormitorio, que ahora parece un oasis nórdico, y era justo lo que buscaba. Un taburete de este estilo que me sirviera para dejar la ropa por la noche o bien para el día siguiente.

Lo vi en Westwing y corrí como una loca a comprarlo. Además, si habéis comprado alguna vez en estos sitios, sabréis que te dan un plazo muy muy corto para hacer la compra (si no recuerdo mal son 20 minutos) así que yo al menos compré con ansiedad pensando que me lo iban a quitar.

Y luego, una vez pagado, me tocó esperar, pues el envío ponía que era en torno a 15 días después de haber finalizado la campaña.

Esperé, esperé… cuando ya estaba finalizando el plazo empecé a inquietarme. Sí, estábamos dentro de plazo pero me mosqueé un poco por no tener noticias. Algo me olía mal. Y, efectivamente, cuando había pasado casi un mes me escriben diciéndome que no tienen el producto y que me devuelven el dinero. Me quedé de piedra. Sí, me ofrecían no sé si 10 euros de descuento para el próximo pedido pero yo me había quedado sin el taburete, me habían hecho esperar en torno a un mes para decirme que no la tenían. El descuento no me servía de nada, ¡me habían hecho perder el tiempo de mala manera!

Con el disgusto que tenía me puse a buscar alternativas y casualmente tenían el mismo taburete en Mimub y encima 3 euros más barato. Lógicamente lo compré y además me llegó rapidísimo a casa, ¡estaba encantada!

Abro la caja con toda la emoción del mundo y… me encuentro un taburete feo, de un color diferente al que había pedido y con una calidad pésima. Vamos a ver, yo había pedido un taburete color gris perla. La foto que os he puesto es la que venía en ambas páginas. El taburete se ve gris clarito, ¿verdad? Pues el taburete que me mandaron era color marrón jaspeado con beige. Marrón tirando a oscuro. Y las patas de madera natural, tres eran claritas y una era color madera-podrida. Para colmo, el tejido del taburete estaba tan mal trenzado que dejaba ver completamente el relleno, que era blanco, así que se veía a la legua. ¡Me pareció un horror!

No suelo devolver nunca las cosas pero es que esto clamaba al cielo. Apenas tuve el taburete cinco minutos fuera de la caja, lo volví a empaquetar y escribí a Mimub. No me pusieron ninguna pega para devolverlo y me lo recogieron enseguida pero ya sabía yo que iba a haber problemas y es que me dijeron que para saber quién pagaba esa recogida ellos tendrían que comprobar si yo llevaba razón y el taburete no se parecía al que tenían en la foto.

 

Mala gestión de la devolución

¿Os imagináis cómo gestionaron la devolución? Exacto, me devolvieron el importe pero descontándome la recogida, es decir, como si lo hubiera devuelto por gusto y no porque había una importante discrepancia entre lo que se mostraba en la foto y lo que yo había recibido.

Afortunadamente, PayPal me ha devuelto de manera inmediata los 6 euros que Mimub me había descontado por recogerme el paquete, pero quedé igualmente enfadada porque me parece una tomadura de pelo y una resolución de la incidencia nada elegante.

 

¿Rectificar es de sabios?

Casualidades de la vida (o monitorizaciones de la red, mejor dicho) al día siguiente de haber publicado este post me llamaron de Mimub para explicarme que habían hecho comprobaciones y que me daban la razón, por lo que no sólo me devolvían el dinero de la recogida sino que me facilitaban un código de descuento.

He actualizado el post porque creo que es lo justo y acepto de buen grado su rectificación, pero los hechos son los hechos. Me he quedado sin taburete nórdico y se me han quitado las ganas de volver a comprar en ninguna de estas dos tiendas.

Porque, francamente, ¿si no hubiera escrito este post me habrían terminado dando la razón? ¿Me contactarán también de Westwing? Actualizo de nuevo hoy, octubre de 2016, para decir que de Westwing no he tenido noticias 😉

 

Alternativas a Mimub y Westwing

No sé si sabéis que ya hay decoración nórdica en Amazon. ¡¿Hay algo que no tenga Amazon?¡ Llevo años comprando en esta tienda online y os puedo asegurar que el servicio es de 10.

 

No sé si es que he tenido mala suerte en este caso que os cuento o hay más “damnificad@s”. ¡Estoy deseando escuchar vuestras experiencias! (y os seguiré contando si hay novedades)