Si no conoceis el blog Historia Clínica, desde aquí os lo recomiendo encarecidamente. No solamente es un blog muy interesante del que aprendo mucho, sino que Anna es una de las personas más agradables y cariñosas que he conocido en esta blogosfera en los últimos meses. 
En varias ocasiones he comentado mis problemas médicos con ella, especialmente los que padecí durante el embarazo. Es un gusto contar con una persona que te de una segunda opinión, sobre todo ahora que todo parecen complicaciones: mioma que quizá me tenga que quitar, posible inmunización al Rh+ de mi hijo… ¡Hasta ha colocado un formspring.me para que le puedan hacer consultas anónimas!.
Ayer, coincidiendo con el Día Mundial del Asma, dedicó una entrada de lo más detallada para explicar mi caso y su opinión como médico ante la situación de una mujer embarazada con complicaciones por asma y una infección respiratoria. Os invito a que leais su artículo, que lo explica con todo lujo de detalle, incluidos sendos dibujos de lo más gráfico.
Como he dicho en otras ocasiones, no dejo de pensar en mujeres asmáticas que puedan estar pasando por lo que yo pasé. Desde aquí todo mi apoyo y comprensión para los que sufren una enfermedad que todavía hoy día no es comprendida ni respetada con la empatía que se merece. Si alguien quiere consejo, apoyo moral o cualquier otra cosa que esté en mi mano, en la columna derecha de mi blog podeis encontrar mi correo electrónico.
Y para no terminar con este toque triste que tiene todo este recuerdo, decirle a Anna que gracias por todo y que, efectivamente, tanto mi hijo como yo estamos muy bien y a veces me parece hasta mentira haber estado tan pachucha y ahora estar tan recuperada.