¡Nos hemos venido arriba! 😉

Con lo bien que nos salieron las cadenetas de fantasmas y alguna que otra manualidad de Halloween que ya os he ido enseñando en Instagram, nos animamos a tallar nuestra propia calabaza terrorífica.

Dicho y hecho, hemos grabado un vídeo-tutorial con esta manualidad de Halloween para niños: una calabaza terrorífica muy muy fácil de hacer, baratísima y que queda genial.

 

¿Por qué me he animado a hacer este vídeo de DIY con niños?

Como os decía ayer, este año estamos lanzados con el DIY. Parece que Halloween nos ha sacado la vena creativa. ¿Por qué no probar ahora que estamos tan animados?

En principio la idea no era tallar una calabaza. Pero a principios de semana fui al mercado y las vi allí, tan monas, y tan bien de precio… ¡Fue imposible resistirse!

Aquí tenéis la calabaza en su estado original, recién comprada:

Animándome con las manualidades

No soy una experta en DIY. Tengo pocas habilidades y dibujo fatal.

¡Pero no por ello me rindo!

Las largas tardes de invierno (y también las de verano) dan para mucho y a mi ganas no me faltan.

Si me he animado a grabar un vídeo-tutorial de esta manualidad de tallado de calabaza es porque realmente es súper fácil y estoy segura de que lo podéis hacer no sólo igual que nosotros, sino mucho mejor.

Si yo puedo hacer esta calabaza terrorífica, vosotr@s también.

A diferencia de la guirnalda fantasmagórica de ayer, esta no es una manualidad para niños muy pequeños. Tanto por el peligro del cuchillo como por la fuerza que hay que hacer para vaciar la calabaza. Pero pueden participar dibujándola antes del tallado o luego iluminándola.

Nosotros lo hemos pasado genial. De hecho, vais a ver que mis hijos son parte del vídeo, ¡la mayor parte de las imágenes y fotos las grabó Mayor!

 

Qué necesitamos para tallar nuestra propia calabaza de Halloween

Necesitamos muy pocos materiales, muy básicos y baratísimos:

  • Una calabaza redondita y bonita, sin muchas irregularidades. A mi me costó 2 euros en el mercado.
  • Un cuchillo con punta y bien afilado.
  • Una cuchara, para vaciar la calabaza por dentro.
  • Un plato para ir poniendo la pulpa que sacamos.
  • Una velita eléctrica que no se caliente (en Ikea en Navidad las tenían, sino en Amazon)

 

Instrucciones para nuestra calabaza de Halloween

Los pasos para esta manualidad con niños son muy sencillos:

  1. Limpiamos bien la calabaza.
  2. Dibujamos con rotulador negro la tapa, los ojos, la nariz y la boca.
  3. Con un cuchillo con punta y bien afilado, la vamos “troquelando”.
  4. Una vez terminada, con ayuda de una cuchara la vaciamos de su pulpa todo lo que podamos.
  5. Ponemos una velita led dentro.

 

¡Listo!

Más fácil imposible.

En serio, tenéis que probar.

A mi me echaba para atrás dos cosas:

  • Que estuviera muy dura y no pudiera taladrarla con el cuchillo.
  • Que tuviera muchísima pulpa

Haciendo esta anualidad de Halloween he descubierto:

  • Que este tipo de calabazas “americanas” se tallan muy bien, no están tan duras como las que tienen forma de pepino.
  • La calabaza viene casi hueca por dentro, con muy poca pulpa. Además está blandita, se puede vaciar muy bien con ayuda de una cuchara.

 

Vídeo en el que os muestro cómo tallar la calabaza paso a paso

Seguro que viendo el vídeo-tutorial que hemos grabado mis peques y yo os animáis a tallar vuestra propia calabaza.

¡Vais a ver lo bien que queda y lo fácil que es!

El vídeo creo que está un poquito mejor que el anterior. Poco a poco vamos aprendiendo.

 

Espero que os haya resultado de utilidad el vídeo y este post en el que comparto esta manualidad de Halloween para niños: una calabaza terrorífica.

Por favor, si la hacéis en casa, ¡quiero fotos!

¡Besos!