Mi marido y yo somos más bien de secano. Pero los niños son felices a remojo y más aún cuando las temperaturas derriten el asfalto ¡pocos planes hay mejores que un rato de piscineo!

Nuestro “equipo acuático” ha sido más bien pobre hasta el momento, tampoco es que le diéramos mucho uso.

Hemos sobrevivido con los clásicos manguitos y flotadores que se pinchaban una y otra vez, que se clavaban en sus bracitos o que se les salían como no tuvieras un poco de cuidado (sobre todo con la crema recién aplicada).

Hasta que en verano de 2015 tuvimos claro que íbamos a equiparnos en condiciones y compramos varias tipos de flotadores, que ya os he ido contando cómo nos han ido (como la aleta SwimFin).

En este post os cuento nuestra valoración de los manguitos de natación para niños Delphin, con los que ya os adelanto que estamos encantados. ¡No dejamos de recomendarlos a todo el mundo!

 

¿Qué son los manguitos de natación Delphin?

Como véis en la foto, los manguitos Delphison tres discos para cada brazo, que se pueden usar juntos o por separado.

La forma de unirlos es súper sencilla, con esos botoncitos azules que véis encajan perfectamente.

Con la membrana que llevan se adaptan muy bien a cualquier bracito y no se salen pero tampoco dejan marca ni rozan a los niños, no tienen ninguna parte que les pueda arañar.

Manguitos natación niños Delphin detalle

Pesan muy poco pero sí que es cierto que abultan… vamos, abultan lo que cualquier manguito, es decir, no son lo más cómodo del mundo si el niño lo que quiere es tener movilidad en los brazos.

Entiendo que en esto influye mucho el temperamento del niño y también la madurez que tenga.

A Bebé el primer año no le hacían nada de gracia los manguitos, los churros o los flotadores porque no quiere tener las manos o brazos ocupados con nada, prefiere ser libre. Sin embargo este verano, que ya tiene cuatro años, se ha dado cuenta de que la verdadera libertad es la de poder entrar y salir de la piscina sin ayuda y nadar todo lo que quiera sin hundirse.

Mayor en cambio está enamoradísimo de los manguitos Delphin desde el primer día. Es lógico: le permiten flotar tan tan bien que puede recorrerse la piscina en todas direcciones flotando perfectamente, hacer el muerto, tirarse a bomba… le dan mucha más seguridad que el churro, que siempre le da miedo que se le escape. Obviamente le incomoda un poco tener eso en los brazos pero le dan tanta seguridad que él mismo se los pone nada más llegar a la piscina.

Como véis en la foto que encabeza el post, tampoco le abultan tanto.

Manguitos natación niños Delphin detalle

 

Lo mejor de los manguitos Delphin

La flotabilidad que tienen los manguitos Delphin a mi me han alucinado. Yo misma me los he probado y podrían hacerme flotar a mi también. Si no me equivoco, soportan hasta 60 kilos. No te crees lo mucho que ayudan a flotar hasta que no los pruebas.

Algo que me gusta mucho es que al salir del agua están secos en un instante así que no guarreas el suelo y si quieres los puedes guardar directamente que no vas chorreando agua.

Me parece muy cómodo también que no haya que inflarlos y que no exista la posibilidad de que se pinchen. No se si resistirán todo el trote del verano pero con el tute que les están dando en estos días siguen intactos, y eso que no sólo los estamos usando para nadar, ya son varios los juegos que se les ha ocurrido con ellos, por ejemplo, usarlos como frisbie dentro de la piscina. De hecho, como a Bebé no le gusta mucho ponérselos, el uso principal que él le está dando a los suyos es jugar con ellos y de momento resisten.

 

Los manguitos Delphin son evolutivos

Este verano Mayor se encuentra mucho más suelto en la piscina.

Con los manguitos Delphin se la recorre entera sin ningún tipo de problema.

Así que ahora estamos probando a utilizar solamente dos discos en cada brazo, en lugar de tres.

Me encanta la idea de que los Manguitos Delphin sean evolutivos, porque me parecen una buena forma de aprender el miedo al agua y aprender a nadar.

 

¿Tienen algo negativo?

Si tengo que hacer alguna crítica, quizá sería que no entiendo que no vengan con algún tipo de bolsita para llevarlos.

No son precisamente baratos y una bolsita no les vendría nada mal.

Como compré dos pares (uno para cada uno), en total llevamos 12 discos en una bolsa que he tenido que buscar yo, lo suficientemente grande para poder llevarlos cómodamente.

En este aspecto, el hecho de no poder deshincharlos hace que vayas un poco abultado donde te los lleves, pero bueno, una cosa por otra.

 

Precio y dónde comprar los manguitos Delphin

En cuanto al precio, desde luego no son baratísimos como cualquier flotador hinchable que hasta los regalan de publicidad, pero por comodidad y practicidad de uso merecen la pena con creces.

Además, si sumo todos los que se nos han roto o pinchado en estos años creo que nos hemos gastado bastante más y encima dándonos un servicio bastante peor.

Como siempre, los podéis comprar en Amazon al mejor precio y si sois usuarios Premium al día siguiente los tenéis en casa.

 

Creo que hemos hecho una muy buena compra.

Si tuviera que recomendar unos manguitos sin duda recomendaría estos manguitos de natación para niños Delphin, de hecho desde que los tenemos los han comprado varios amigos y familiares.

¡Parecemos comerciales de la marca, desde que los tenemos no hemos dejado de recomendarlos!