Ya hace tiempo que estoy dándole vueltas a por qué Mayor, habiendo desarrollado la lectura con tanta facilidad, no está al mismo nivel en escritura. De idea en idea, observándole cómo toma el lápiz y hace los trazos, me pregunto hasta qué punto es recomendable obligar a un niño a utilizar letra ligada, también llamada cursiva, cuando quizá sería más sencillo utilizar la letra de imprenta en el aprendizaje de la escritura.

En el post de hoy os cuento qué he averiguado sobre qué tipo de letra es mejor para los niños que aprenden a escribir y cuál es mi experiencia y opinión.

 

Qué es la letra ligada o cursiva

En los trazos con letra ligada, como su propio nombre indica, las letras van ligadas unas con otras, de forma que el niño apenas tiene que levantar el lápiz de la hoja para hacer los trazos, entrelazando las grafías hasta construir la palabra completa. Es el tipo de letra que tradicionalmente se ha enseñado en la escuela.

Tanto es así que hasta el alfabeto cirílico se enseña con letra ligada. Fijaos en la foto que muy amablemente me ha cedido Mamá en Bulgaria de un cuaderno escrito por su hija.

Letra ligada alfabeto cirílico

Mi hijo Pequeño, que está aprendiendo ahora, cuando escribe una letra siempre dice “y ahora la manita” refiriéndose al rabito con que las letras se unen entre sí.

Muy frecuentemente se denomina este tipo de letra como letra corrida o cursiva. La Wikipedia matiza que la letra cursiva es un estilo de escritura manuscrita caracterizada por tratarse de una escritura rápida, lo que termina por desembocar en una inclinación de la grafía hacia la derecha, como ocurre cuando seleccionamos precisamente la cursiva en los editores de texto.

 

Ejemplo de letra ligada para aprender a escribir y a leer

He hecho una foto de una de las fichas que utilizan en nuestro cole para enseñar a leer y escribir. Esta es la hoja correspondiente a la letra “t”, pero en ella se practican otras consonantes que se supone que están ya aprendidas.

Letra ligada (ejemplo aprender a escribir y leer)

He elegido esta hoja en concreto porque el Peque siempre duda en dos palabras, por la dificultad de reconocer sus mayúsculas con esta tipografía. Y es que a mi todavía hoy me chocan cuando las veo, lo mismo que a su padre y a cualquiera que se lo enseño:

  • En la frase “Tu tía tiene una tela”, ese “Tu” al comienzo de la frase hace dudar por la grafía de la “T” al ir tan ligada con la “u”. ¿Es una “i” mayúscula? El Peque siempre se confunde.
  • En la frase “Papá pinta una piñata” ocurre lo mismo. El gran rabito que tiene la “P” mayúscula para unirse con la “a” hace que parezca una letra diferente. El Peque duda, por ejemplo con la “E” o con una “B” (¡y eso que no la conoce todavía!)

¿Qué os parece a vosotros? ¿No da lugar a confusión ligar tanto unas letras con otras?

 

La letra de imprenta: cómo es y qué ventajas tiene

Mucha gente la llama también letra de palo o palotes, o letra de molde.

La letra de imprenta es una forma de escritura vertical, muy limpia y sencilla, sin ningún adorno, en el que las letras suelen escribirse sin ligaduras entre ellas.

Se llama letra de imprenta porque es la que se ha usado en la impresión tipográfica tradicional. Ya sabéis, así se inventó la imprenta: uniendo piezas móviles con relieve, con forma de letras o signos de puntuación, para de estar manera plasmar un texto en una página impresa.

La letra de imprenta permite al escritor obtener un texto limpio y fácilmente legible por cualquiera, desde luego mucho más que la letra ligada.

 

¿Por qué se suele enseñar a escribir con letra ligada?

Aunque yo tenga mis dudas, lo cierto es que los expertos dicen que aprender a escribir con letra ligada tiene muchas ventajas:

  • Al ser una letra que hay que trabajar bastante, favorece la motricidad fina.
  • Para que la letra ligada sea legible, el niño debe esforzarse en desarrollar su visión espacial y la coordinación ojo-mano.
  • La necesidad de conectar unas letras con otras hace que el niño deba permanecer más concentrado en la tarea, sin distraerse.
  • Del mismo modo, el hecho de que las letras se tomen de la mano unas con otras hace que la escritura resulte más fluida, menos interrumpida.
  • Dado que la letra ligada es más complicada de interpretar una vez escrita, es más fácil que un niño que la domina pueda luego entender la letra de imprenta y no al revés.
  • Algunos señalan que la letra ligada evita que el niño invierta las letras, siendo útil a la hora de trabajar la dislexia.
  • Podría favorecer el aprendizaje, ya que requiere una acción continua y de gran atención.
  • Un estudio apunta a que los niños que dominan la letra ligada serían más hábiles dibujando y escribiendo en mayúsculas.

Es más, la conocida neuróloga Carla Hannaford, que seguramente conozcáis por libros como Aprender moviendo el cuerpo o Cómo aprende tu cerebro, es partidaria de la letra ligada. Opina que no es natural que un niño pequeño empiece usando una “letra de molde”, no sólo porque esta tipografía aleja al niño del ritmo dinámico con que fluye la escritura sino también porque sus manos no están preparadas para este tipo de letra. La escritura con letra ligada permitiría al niño conectar ambos hemisferios cerebrales, facilitando el aprendizaje, el desarrollo óseo de la mano y la percepción sensorial.

 

Qué letra utiliza la escuela Montessori para la enseñanza de la escritura

Para documentarme he preguntado a Alessandra Mosquera, de Nuestros Momentos Montessori, que muy amablemente me ha confirmado que en Montessori se suele enseñar la letra ligada también. Pero la diferencia fundamental es que los niños hacen mucha preparación previa, trabajando la psicomotricidad fina de sus manos, de modo que cuando llegan a coger la lápiz están realmente preparados para enfrentarse a trazos de esa complejidad. Primero se aprende a escribir con el alfabeto móvil, después con tiza y por último con lápiz.

María Montessori pensaba que la letra ligada hacía que la lectura fuera más fácil, ya que todas las letras estaban conectadas entre sí, dejando claro cuál es el principio y fin de cada palabra. El hecho de tener que hacer trazos suaves, fluidos, que suben y bajan y entrelazan las grafías, favorecería la motricidad fina.

 

Por qué prefiero la letra de imprenta

Desde un punto de vista completamente de gusto personal, me entusiasma la letra de imprenta. Como os digo, desde un criterio estético me parece que la letra de imprenta es muchísimo más bonita. Aunque muchos autores señalan que la letra ligada da mayor margen a la creatividad y el toque personal, con todos esos giros y adornos que se pueden hacer en cada letra, yo creo que la letra de imprenta es una letra mucho más estética y, sobre todo, limpia. Tu coges un texto escrito a mano con letra ligada y es difícil de interpretar. Pensad por ejemplo en la letra de los médicos. En cambio coges un texto escrito con letra de imprenta y seguro que lo vas a ver más ordenado, más limpio y te va a resultar más fácil de leer.

Pensando en los niños, y sobre todo en Mayor que es al que llevo años observando, le encuentro muchos contras a la letra ligada:

  • Es una letra muy difícil de elaborar, por lo que requiere un gran esfuerzo y cansa. Los niños se agotan de escribir con ella porque el esfuerzo de subida y bajada de cada trazo y su conexión con el anterior y el siguiente les agota la mano y les exige estar muy concentrados. Esto es bastante desmoralizador para los niños, que sienten que hacen mucho esfuerzo para poco resultado.
  • Aunque digan que las conexiones y su principio y final están claras, mi experiencia es la contraria. A Mayor le costó lo suyo entender que las palabras tenían que llevar un espacio entre ellas. Era tal la obsesión por ligarlas, que durante un tiempo largo su tendencia era la de juntar las palabras unas con otras.
  • Es una letra muy difícil de leer, incluso para el que la ha escrito.
  • Algunas letras son prácticamente irreconocibles. La “v” y la “b”, que son tan claras en la letra de imprenta, en la escritura con letra ligada se confunden fácilmente. Lo mismo sucede con la “i”, identificable cuando la escribimos en minúsculas pero todo un enigma cuando la escribimos en mayúscula.
  • La letra ligada exige al niño tener una visión espacial que no siempre se tiene con esa edad. Por ejemplo, Mayor tiene dificultades para hacer la “e” con una altura inferior a la “l” y lo mismo le pasa con otras letras con rabito como podrían ser la “b” o la “h”. Esto es aplicable también a las mayúsculas, que a menudo no tiene en cuenta al escribir.
  • En relación con lo anterior, el esfuerzo de unir una letra con otra en un trazo tan continuo hace que los niños tiendan a hacer una letra exageradamente grande y mal centrada en el papel.
  • Cuando en el cole se obliga a continuar con un tipo de letra que claramente no favorece al niño, de alguna manera siento que se coarta su libertad personal de probar otras opciones, igualmente válidas, que podrían resultarle más sencillas.

Por otro lado, creo que la letra de imprenta o cursiva:

  • Es una letra mucho más actual. Y no me refiero sólo a que es la letra con la que mecanografiamos, la letra que leemos diariamente en las pantallas. Me refiero a que hoy día la letra ligada, sobre todo la más elaborada, está en claro desuso.
  • Es una letra que permite adaptarse mejor a espacios pequeños, algo a tener en cuenta cuando los libros de texto que manejan los niños de Primaria suelen ser libros con casillas para rellenar (a menudo diminutas para hacer una letra ligada).
  • En países como Finlandia directamente están prescindiendo de la caligrafía tradicional, priorizando la mecanografía. Esto ya es ir un paso más allá, sin duda. No es el objeto de este post, pero en una familia 100% tecnológica como la nuestra, en la que creemos que aprender a programar debería ser asignatura del colegio, es obvio que consideramos que es básico que un niño aprenda a mecanografiar rápido y bien. Siguiendo lo argumentado anteriormente, los niños aprenderían un único tipo de letra, la de imprenta, que utilizarían tanto para escribir a mano como para escribir en el ordenador.

 

La letra ligada en Primaria

En esta imagen os muestro uno de los últimos dictados que hizo Mayor en el cole, poco antes de acabar 2º de Primaria.

Acababan de pasar al boli (¡resulta que existen los bolis borrables y yo sin saberlo!) y por alguna razón que desconozco, se le da mejor escribir con boli que con lápiz. ¿Será porque el boli se desliza mucho mejor que el lápiz? Intuyo que es muy probable.

Letra ligada (ejemplo dictado de Segundo de Primaria)

Si os fijáis, y dentro de que es uno de los textos más limpios y mejor escritos que he encontrado en sus cuadernos, creo que se pueden apreciar muy bien el problema de visión espacial que os comento:

  • El tamaño de la letra “e” es evidente que no lo tiene cogido. En el mismo título, tanto la “i” como la “e” de miércoles están casi a la misma altura a pesar de que la “M” es mayúscula. En cuanto tiene que escribir una “e” cerca de alguna letra con altura, como la “f”, automáticamente eleva las siguientes vocales. Fijaros por ejemplo en el “prefiere” de la última frase.
  • Los rabitos de la “b” y la “l” también son problemáticos. Se ve bastante bien en el “llega” de la quinta línea empezando por abajo. La “ll” y la “e” tienen casi la misma altura.

Repasando el texto me he dado cuenta de que poco a poco está adoptando algunas letras con una tipografía más de imprenta que cursiva. Por ejemplo, las “L” mayúscula o la “h”.

 

¿Qué letra es mejor? ¿Cursiva o imprenta?

Como os comentaba al principio del artículo, la letra ligada me plantea muchas dudas. Creo que es dificultosa y desalentadora para niños a los que se les cansa la mano escribiendo. Pienso que requiere un buen desarrollo de la mano y de la percepción sensorial, lo que dificulta el aprendizaje de la escritura a los niños más pequeños, aquellos que empiezan a escribir quizá demasiado pronto para su desarrollo.

Ahora bien, es cierto que leyendo sobre ella para escribir este post, me cae un poco mejor. Entiendo las ventajas que se le atribuyen.

En cualquier caso, como en todo en la educación, soy partidaria de seguir el ritmo del niño y dejarle elegir. Me parecía positivo a niños que están ya en cursos como los de Mayor que les mostraran que existen otros tipos de letra y que les dieran la opción de probar, para ver si se sentían más cómodos.

 

Cuentos en letra ligada para aprender a leer

Si en vuestro cole, como en el nuestro, enseñan a los niños a leer y escribir con letra ligada, os hecho una mano seleccionando buenos recursos con los que empezar. En Pekeleke recopilamos los mejores libros con esta tipografía. Algo importante porque habitualmente suelen ser lecturas poco atractivas, que no enganchan a los niños ni por contenido ni por ilustración. Nuestros favoritos, libros muy chulos, están en el artículo: libros infantiles con letra ligada para aprender a leer.

 

Me interesa mucho vuestra opinión. ¿Os gusta la letra ligada? ¿Le encontráis ventajas? ¿Creéis que la letra ligada es mejor que la letra de imprenta para el aprendizaje de la escritura?

Foto | dotmatchbox en Flickr CC