La semana pasada dediqué un post a explicar que el Peque, a sus tres años y nueve meses, sigue viajando en coche en una silla a contramarcha y cómo llegamos a interesarnos por este tema tan importante y al mismo tiempo tan descuidado en nuestro país: la seguridad de los niños cuando viajamos en coche.

Como aquel post ya fue largo de por sí, decidí dividir el tema en tres partes, por lo que hoy quiero hablar de por qué las sillas de coche a contramarcha son la opción más segura para nuestros hijos y la semana próxima desmontaré todos los mitos que he escuchado acerca de este tipo de sillas.

 

Las sillas de coche a contramarcha son la opción más segura para nuestros hijos

Yo no entiendo nada de física, así que mi explicación va a ser muy sencillita, tal como la entiendo yo:

Cuando viajamos en coche y de pronto nos paramos en seco, todos los ocupantes y objetos que van dentro del vehículo salimos disparados hacia delante. Como vamos sujetos por el cinturón de seguridad (por el arnés de su silla en el caso de los niños), lo que sale proyectado hacia delante es, fundamentalmente, nuestra cabeza.

Los niños tienen la cabeza muy grande en relación con su cuerpo y un cuello mucho más frágil que el nuestro. ¿Hace falta que siga?

Tenemos dos fuerzas que chocan:

  • La que retiene al niño contra su silla, para que su cuerpo no salga disparado.
  • Y la fuerza que impulsa a la cabeza a lanzarse hacia delante por la inercia del frenazo producido.

Os podéis imaginar el impacto tan brutal que esto supone en el cuello de un niño.

Por desgracia, cada cierto tiempo escuchamos de accidentes de coches de poco alcance, en el que los adultos salen ilesos, y sin embargo el bebé ha fallecido o ha sufrido gravísimas lesiones.

Si habláis inglés, en este vídeo os lo explican de una forma muy gráfica:

En definitiva, viajar a contramarcha puede salvar la vida de muchos niños.

¿Hasta cuándo deben viajar los niños en una silla de coche a contramarcha?

Muy sencillo: los niños deben viajar en una silla de coche a contramarcha hasta que físicamente sea posible. Una vez que el niño haya rebasado con su cabeza el respaldo de la silla o haya excedido el peso máximo, ya no será posible viajar a contramarcha. Hay que tener en cuenta que en el mercado ahora mismo existen bastantes opciones de sillas a contramarcha por lo que, en principio, debería ser posible (y desde luego es lo más recomendable) mantener esta posición hasta al menos los 4 años.

En el caso del Peque, como os contaba el otro día, compramos una Kipplan Triofix Recline, una silla de coche que se pueden llevar a contramarcha hasta los 18 kilos. Considerando que él ahora mismo con casi 4 años está en torno a 14 kilos de peso y en un percentil de altura 3, creemos que podrá viajar en esta silla a contramarcha hasta al menos los 7 años.

 

¿Dónde puedo seguir informándome sobre la importancia de que los niños viajen a contramarcha en el coche?

Afortunadamente, cada vez se está hablando más de contramarcha en nuestro país.

Sí, la gente al principio se rasgará las vestiduras. ¡Yo todavía recuerdo cuando iba de vacaciones a la playa durmiendo en las piernas de mi abuela! ¡Es que no había ni cinturones de seguridad en los asientos traseros del coche! Pero al final la mayoría de la gente (que todavía quedan algunos irresponsables por ahí) está concienciada de que el uso del cinturón es básico y de que los niños no deben viajar en el coche sin un asiento homologado. Pues esto será igual, al final se acabará viendo como normal. Y, aún con las quejas de algunos, se habrá conseguido un gran avance: muchas familias evitarán llorar toda su vida una pérdida realmente absurda.

Os dejo los dos enlaces que a mi me pasó la maravillosa amiga que empezó a hablarme de este tema: la página de Contramarcha (podéis empezar por el artículo ¿Por qué acm (a contramarcha)? y el Facebook de Que los niños viajen a contramarcha por favor.

Además, os recomiendo que leáis el excelente post lleno de información de Una Madre como Tú: Sillas de coche a contramarcha: por qué son más seguras.

 

Ojalá cada vez hablemos más de este tema y esta información llegue a más padres.

Por favor, tomaros unos minutos para informaros, reflexionad sobre ello ¡y compartidlo para que llegue a más familias!

Las sillas de coche a contramarcha son la opción más segura para nuestros hijos. Para todos los niños.

Foto | Axkid Duofix de SillaCocheBebe.com