Las primeras sonrisas del bebé

No sé si a ti te habrá pasado, pero yo esperaba casi con ansiedad que llegaran las primeras sonrisas del bebé.

 

El recién nacido es un bebé serio

Durante el embarazo leí “Embarazada”, de Kaz Cooke. El libro no me gustó demasiado, porque no entraba en materia con profundidad. Pero hay que reconocer que su lectura era amena y en muchos puntos bastante divertida. Ya en las últimas páginas habla del recién nacido como “un tipo muy serio”, refiriéndose a la cara de poker que suelen tener.

En su momento me pareció exagerado, pero ya con mi hijo en brazos recordé la frase y me reí para mis adentros, dándole la razón. El bebé recién nacido tiene cara de pocos amigos. Pasa la mayor parte del tiempo con cara seria, los ojos cerrados, la boquita apretada y cuando cambia de semblante es para ponerse a llorar.

Afortunadamente no es siempre así. Muchos bebés sonríen desde el mismo día del nacimiento, simplemente cuando están a gusto, normalmente durmiendo. Mi hijo mayor comenzó a hacerlo en torno a los 15 días, mi hijo mediano y mi hija pequeña lo hicieron ya en el hospital.

 

La sonrisa angelical

La pasividad del recién nacido dura apenas unos días. Pronto empezaremos a ver esa sonrisa de la que os hablo, la sonrisa angelical. Una especie de mueca fugaz, a veces incompleta, que suelen hacer dormidos o con los ojos medio cerrados, simplementemente porque están a gusto.

Es un gesto involuntario, un acto reflejo, pero hace una ilusión enorme. Piensas: “mi bebé está feliz“.

En muchas ecografías 4D se puede apreciar que el bebé sonríe dentro del útero de la madre. En la que le hicimos a mi hijo mayor se puede apreciar un gesto muy parecido, precursor, probablemente, de su primera sonrisa.

 

La primera sonrisa como hito neurológico

La primera sonrisa intencionada de un hijo es uno de los hitos en su desarrollo y al margen de que hacer que a los padres se les caiga la baba es una enseñal que indica que todo va bien en su desarrollo neurológico.

En cualquier caso, por favor, no os inquietéis si vuestro bebé no sonríe cuando pensáis que debe hacerlo. Recordad que cada niño es diferente. Y si tenéis dudas, consultadlo con su pediatra, que es quien mejor os puede aconsejar.

 

¿Qué es la sonrisa social?

La sonrisa social aparece pasado el primer mes.

En el caso de mi hijo Mayor apareció durante la sexta semana de vida. Un buen día, mientras le estaba diciendo cositas mientras le cambiaba de ropa se me quedó mirando y ocurrió: la primera sonrisita dirigida a su mamá.

Si ya es una gran alegria ver a tu hijo sonreir por primera vez, comprobar que sonrie de felicidad al verte o escucharte es algo totalmente irrepetible.

La sonrisa social es una de las primeras comunicaciones voluntarias que hace el bebé. De esta forma descubre que puede influir en las personas que le cuidan y conectar con ellas. No sólo puede llorar cuando le haga falta sino que puede expresar que se encuentra a gusto cuando le escuchan, le miman y le prestan atención. Si os fijáis, muchos bebés añaden a esa sonrisa social muchos movimientos en la cabeza, las extremidades, incluso con la boca y la lengua. Algunos emiten sus primeros intentos de risa o sus primeros gorjeos. El bebé no sólo sonríe a sus padres sino que comienza a comprender que es una forma de comunicarse con ellos.

 

¿Cuándo sonreirá mi bebé por primera vez?

Como decía antes, las primeras sonrisas sociales aparecerán en torno a las semanas 6-8 de vida, pero va a depender mucho de cómo sea cada niño.

Que un bebé sea más o menos risueño depende del carácter y dado que su sonrisa es selectiva, cada bebé elegirá si quiere sonreir y a quién. Mi hijo Mayor con tres meses iba regalando sonrisas a todo aquel que le dijera cualquier tonteria y se mostrara cariñoso con el. A nosotros, además, nos regalaba no sonrisas, sino pequeños grititos y muchos movimientos de manos y de pies. El comienzo de una auténtica risa de felicidad.

Sin embargo, mi hijo Mediano ha sido siempre mucho más serio. Le costó bastante reírse a carcajadas con nosotros y siempre ha sido tímido con los extraños.

Mi hija Mayor, muy risueña también, empezó a sonreír con apenas un mes cumplido y, sin embargo, es poco dada a regalar sonrisas a la gente, más bien todo lo contrario, normalmente acaba llorando cuando le dicen algo.

 

Papis, disfrutad de las primeras sonrisas del bebé. Haced mil fotos. Besadles, abrazadles, mecedles, decidles lo mucho que les queréis. Grabad bien en vuestras memorias esos momentos, que son irrepetibles.

 

Foto | Somos Madres

 

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com