Con frecuencia me escribís consultándome sobre mochilas portabebés ergonómicas; muchos sabéis que mi marido y yo dirigimos Kangarunga, la única tienda online española especializada precisamente en mochilas portabebés ergonómicas.

Desde el mes de junio pero muy especialmente en las últimas semanas en las que nos estamos fundiendo de calor en Madrid (y en gran parte de España) la mayor parte de consultas que me hacéis giran en torno a si se puede portear con estos calores y, sobre todo, con qué mochilas ergonómicas. Así que como al final os escribo a tod@s mails parecidos, he pensado en recopilarlo en una entrada que espero que sea de utilidad.

¿Se puede portear en verano, con temperaturas de 40 grados? 

Los bebés tienen la necesidad de ser llevados en brazos. Una necesidad completamente natural y que no entiende de temperaturas. Es decir, que haga el calor que haga en muchos momentos vas a tener que llevar a tu bebé en brazos. ¿Prefieres llevarlo directamente en tus brazos, seguramente molestándote la espalda, quizá sobrecargando tu cadera, imposibilitándote hacer cualquier otra cosa? No parece nada práctico y del esfuerzo vas a sudar mucho más. Mucho mejor llevar a tu bebé en una mochila ligera, bien acolchada y que reparta su peso en condiciones.

Se puede seguir porteando en verano, desde luego que sí, y si seleccionamos bien nuestra mochila ergonómica, lo haremos sin asfixiarnos.

Entonces, ¿qué mochilas portabebés ergonómicas son las más recomendables para el calor del pleno verano?

Pensando en un recién nacido, una mochila finita, con un alto porcentaje de lino, que es estupenda para estos calores, es la Marsupi Plus Breeze.

Marsupi Plus Breeze

Es una mochila súper sencilla de usar y que no ocupa nada plegada por lo que para las vacaciones de verano me parece muy práctica. Además tiene un precio estupendo y se acompaña de una bolsita para guardarla cuando no está en uso. ¿Inconvenientes? Tiene un periodo de vida útil real más bien cortito, en torno a los primeros 6-9 meses, debido a que es una mochila de corte pequeño y sin ningún acolchado. No obstante, esto puede ser un punto a su favor porque cuando se os quede pequeña y necesitéis pasaros a otra más grande y acolchada el abanico de posibilidades que podríais elegir sería mucho más variado que para bebés muy pequeñitos. Así que depende de lo que tengáis en mente.

Una mochila que se puede utilizar desde los 3 kilos y que no es nada gruesa es la Emeibaby.

Mochila Emeibaby modelo Atardecer

Mochila Emeibaby modelo Atardecer

Seguro que muchos la conocéis porque es una mochila recomendadísima por su estupenda adaptabilidad al bebé al tiempo que conserva toda la comodidad de un buen acolchado y facilidad de ajuste una mochila ergonómica clásica (como podrían ser Boba 4G, Manduca o Ergobaby). Gracias a su innovador sistema de anillas que permite ajustar el fular tejido que compone su panel, es la única mochila del mercado que hoy por hoy garantiza crecer con el bebé y adaptarse a él de una forma excepcional. Con ella tenéis mochila hasta, al menos, los 15 kilos.

En cuanto a mochilas para bebés más grandecitos, que pesan al menos unos 7 kilos y que idealmente se sostienen sentados por si solos o están a punto de hacerlo, la Ergobaby Ventus lleva un panel de malla perforada y un tejido técnico que evapora muy bien el sudor.

Ergobaby Performance Ventus modelo Graphite

Ergobaby Performance Ventus modelo Graphite

Muy chulas e igualmente con panel de malla transpirable tenemos las mochilas PhysioCarrier, de la prestigiosa marca JPMBB. Lo bueno de estas mochilas es que el alto de su panel se puede regular y además podemos elegir si llevamos el panel descubierto o no.

Mochila PhysioCarrier JPMBB Cuero modelo Elefante / Fucsia

Similar a ella serían las mochilas Pognae, que incorpora una cremallera en el panel que nos permite tapar esa rejilla cuando lo deseemos.

Pognae modelo Mild

Pognae modelo Mild

En algodón 100% nos encantan las mochilas Tula, tanto en su talla Baby (desde 7 hasta 20 kg) como en su versión Toddler (desde 11 kg y 82-85 cm hasta 22 kg), unas mochilas portabebés ergonómicas geniales desde los 6 meses, con un panel de algodón finísimo y muy flexible, unos estampados preciosos y un acabado de lujo.

Mochila Tula Baby Carrier modelo Gray Zig Zag

Mochila Tula Baby Carrier modelo Gray Zig Zag

¿Y la Boba Air? La Boba Air es, sin duda, la reina del verano ya que siendo 100% de nylon es ideal para llevarla a la playa o la piscina. Le resbala el agua, la arena, la hierba, es muy difícil que se manche y además se pliega en un espacio mínimo sin pesar apenas nada.

Boba Air color Blanca

Boba Air color Blanca

La pregunta del millón sería, ¿es fresca la Boba Air? Los tejidos acrílicos son siempre controvertidos. Tened en cuenta que la Boba Air es como un impermeable hecho mochila. Aunque es muy finita, a algunas personas este tipo de tejido les hace sudar profusamente y, desde luego, no resulta tan agradable al tacto como el algodón. En cualquier caso hay que pensar que la Boba Air es una mochila diseñada para un uso esporádico y no muy continuado ya que no tiene ningún tipo de acolchado por lo que en función de cuáles sean vuestras necesidades puede ser una excelente opción para el veranito.

 

Espero haberos ayudado con este post sobre las mochilas portabebés más frescas para el verano pero si tenéis dudas no dudéis en escribirme. Siempre trato de contestar todos los mails que me mandáis y cuanto antes, sea del tema que sea, pero si es para hablar de mochilas ergonómicas, pocas cosas me apasionan más en el mundo. ¡Me encantará echaros una mano!

Kangarunga - Banner Asesoramiento