La vena cava y yo

Extraída de www.portalesmedicos.com

El embarazo del mayor me enseñó, entre otras cosas, anatomía. La lección sobre la vena cava me hubiera encantado ahorrármela, que con el asma tenía de sobra, pero ya dice el refrán que a perro flaco todo son pulgas: fue el segundo achaque más importante que tuve, hasta el punto de hacerme la vida imposible durante diez larguísimas semanas.

Nunca antes había oído hablar sobre la vena cava inferior y desde luego desconocía que, además, pudiera ser una de las importantes. La teoría dice que transporta la sangre desde las extremidades inferiores hasta el corazón, pasando por el abdomen. El volumen y peso del útero hace que se comprima, sobre todo en determinadas posturas de la mujer embarazada, lo que imposibilita que funcione correctamente, causando el síndrome de la vena cava inferior: bajada de la tensión, taquicardia e incluso síncope.

A mi me llegó de golpe. Un buen día, poco después de la ecografía de las 20 semanas, y a pesar de tener en aquel entonces un mini-bombo, me empecé a encontrar fatal cada vez que me sentaba. Mareo, sudoración, falta de aire… A los pocos días era incapaz de estar sentada, no hablemos ya de tumbarme boca arriba. Comía de pie dando vueltas por el pasillo, veía la tele de pie o tumbada de lado, montar en el coche era un suplicio… El día que me hice la 4D (con 27 semanas) intenté permanecer tumbada sin decir ni mú, por aquello de no molestar, y faltó poco para el desmayo. Menos mal que la ecografista, que no era a la primera que veía en mi situación, se dió cuenta rápidamente y entre ella y mi madre me pusieron de lado porque yo ya estaba más pa’llá que pa’cá.

Por comparación con este segundo embarazo, ahora sé que la razón de que lo pasara tan mal y que me produjera tantos problemas fue su asociación con la tensión baja. Siempre la he tenido así, pero con el embarazo se me agravó (algo muy común también) así que unido a la comprensión de esa vena y otras adyacentes, el resultado era un malestar constante.

En esta segunda experiencia estoy bastante mejor. Más o menos desde la semana 25 noto mucha incomodidad al estar sentada, sobre todo en el coche, y desde luego que tumbada boca arriba no puedo estar. Si paso más de unos minutos sentada en mala postura, a parte del mareo, se me duermen las piernas, incluso mis partes nobles. Pero como esta vez tengo la tensión normal, la sensación es soportable la mayoría de las veces.

El embarazo, esa fuente inagotable de sorpresas…

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

23 comentarios sobre “La vena cava y yo

  • el 15/03/2012 a las 10:53
    Permalink

    Yo me di cuenta cuando fui al dentista, a eso de las 30 semanas o así. Después de 2 minutos de estar tumbada-sentada en la camilla, noté que me iba, pero que me iba de verdad. La higienista me dijo que era normal, pero que no volviera por allí hasta después del parto.
    Ánimo! Besos, Eva.

    Respuesta
    • el 15/03/2012 a las 13:24
      Permalink

      Sí, sí, la sensación es esa, de que te vas pero para desmayarte jajajaja. ¡Qué cosas, eh!. Un besazo.

      Respuesta
  • el 15/03/2012 a las 12:09
    Permalink

    Yo no lo sufrí nunca, pero desde que lo leí me obligué a dormir de lado en la cama, con lo que me gusta dormir panza arriba…

    Respuesta
    • el 15/03/2012 a las 13:25
      Permalink

      ¿Sí? Pues fíjate que yo soy de dormir boca abajo así que lo primero que hice cuando pude tras tener al mayor fue ponerme así, ¡tenía unas ganas locas! jajaja Se supone que el mejor lado para dormir es el izquierdo pero yo me siento más a gusto durmiendo sobre el derecho y, sinceramente, con lo mal que duermo, cuando cojo la postura, ya no pienso en nada más!!

      Respuesta
    • el 23/03/2012 a las 22:17
      Permalink

      a mi no me a pasao nunca en el embarazo tengo un nene de 2 años y 4 meses y me fue genial y aora estoy embarazada de casi 7 meses y medio y espero no tener eso,y de k suele salir eso????yo simepre tengo la tension y todo bien….de k sale esooo?????

      Respuesta
      • el 27/03/2012 a las 17:57
        Permalink

        No es algo “que salga”. Es presión la tenemos todas las embarazadas, sólo que algunas lo notan, otras no lo notan, unas más y otras menos. Estoy convencida de que si tienes una tensión normal, incluso tirando a alta, se compensa la falta de circulación en determinadas posturas, y es mucho más difícil que lo notes. En cualquier caso, si estás ya de tanto y no has notado nada, no creo que lo vayas a notar ya.

        Respuesta
  • el 15/03/2012 a las 13:03
    Permalink

    Como muy bien me has dicho muchas veces, menos mal que el resultado es maravilloso porque si no, sería para pensárselo mucho lo de repetir. Ánimo con esas molestias. Un beso grande.

    Respuesta
    • el 15/03/2012 a las 13:26
      Permalink

      Es parir y se te olvida todo, eso ya te lo digo yo. De todas formas, cada embarazo y cada persona es tan distinta que qué se yo… ni siquiera las molestias son iguales todos los días. Besos!!

      Respuesta
  • el 15/03/2012 a las 14:13
    Permalink

    No imaginaba que los mareos pudieran tener alguna relación con esa vena, así que es bueno saberlo. Gracias por la información. Espero que lo sigas llevando mejor que en el primer embarazo. Un beso.

    Respuesta
    • el 17/03/2012 a las 16:57
      Permalink

      Los mareos tienen muchas causas: la tensión baja (normalmente baja con el embarazo), los cambios en el volumen sanguíneo, este tema de la presión de una vena importante… En fin, que como te toque, te ha tocado! jaja Besos!

      Respuesta
  • el 15/03/2012 a las 23:38
    Permalink

    Soy seguidora de tu blog desde hace sólo unos días y quería felicitarte por tu embarazo y te desearte que vaya todo muy bien. Yo he sido mamá hace hoy 7 meses y siento como si hubiesen pasados años desde que supe que estaba embarazada. Te doy la razón en eso de que “es parir y se olvida todo”. Sólo vives para ver crecer día a día a tu hijo y no te paras a mirar para atrás, sobre todo, los ratos malos que a veces te da el embarazo y el parto.
    Aunque ya sé que no eres primeriza te invito a que te pases por mi blog por si te sirve algo de ayuda. http://preparandolallegadadelbebe.blogspot.com/
    Espero ansiosa tus comentarios.
    Saludos

    Respuesta
    • el 17/03/2012 a las 16:56
      Permalink

      Muchas gracias por tu comentario, Nani, cuando pueda me paso.

      Respuesta
  • el 16/03/2012 a las 0:30
    Permalink

    No tenía ni idea de esto. Desconocía tanto que existia como que era tan incómodo estar sentada o tumbada en el embarazo al que afectaba.
    solo espero que no te repita en éste embarazo.
    un besito

    Respuesta
    • el 17/03/2012 a las 16:56
      Permalink

      Ahora también lo padezco, pero estoy mejor. Y al tener la tensión más alta, lo compenso. Besos!.

      Respuesta
  • el 16/03/2012 a las 20:27
    Permalink

    Pues no tenía ni idea de lo de la vena cava, a mi solo me paso una vez estando ya de 41 semanas que fui a monitores y empecé a notar que me mareaba, enseguida me pusieron de lado y se me paso, y los días restantes dejé de tumbarme boca arriba por si acaso

    Respuesta
    • el 17/03/2012 a las 16:55
      Permalink

      Mejor mejor! Hay cosas que mejor no conocer!

      Respuesta
  • el 16/03/2012 a las 22:06
    Permalink

    Pues yo no tenía ni idea del “síndrome de la vena cava”, como dice el refrán “no te acostarás sin saber una cosa más”. Yo en mi embarazo la verdad es que la postura de estar boca arriba era muy incómoda pero nunca llegué a tener la sensanción de mareo o bajada de tensión, así que siempre que estaba tumbada me ponía de lado, y estando sentada estaba bastante cómoda. Espero que tu embarazo siga fenomenal aunque sea con estas “pequeñas molestias”. Besitos

    Respuesta
    • el 17/03/2012 a las 17:04
      Permalink

      Muchas gracias Marta. Pues me alegra que no lo notaras porque no sabes lo desagradable que es!!! Besos.

      Respuesta
  • el 17/03/2012 a las 17:59
    Permalink

    Nunca había oído de esto!! gracias por contarnos tu experiencia!! 😉

    Respuesta
  • el 26/03/2012 a las 18:30
    Permalink

    Ahora entiendo, en el ultimo ultrasonido que me practicaron comence a sentirme mal, mareos, sudoracion y ansiedad fue horrible y ahora que lo mencionas estoy segura q fue eso ya que pase mucho tiempo boca arriba . para el prox ultrasonido voy a pedir estar de lado 🙂

    Respuesta
    • el 27/03/2012 a las 17:50
      Permalink

      Yo siempre pido ponerme un poquito de lado. O eso o me desmayo, no hay opción jaja

      Respuesta
  • el 10/04/2012 a las 1:26
    Permalink

    hola a mi no me pasa eso de mareos ni asi, a mi se me comenzaron a hinchar los pies desde los 6 meses (el mes pasado)pero asi bruto que mi mama me veia y se preocupabva mucho leyendo en foros como este mencionaron que la mejor postura para dormir era del lado izquierdo pork del lado derecho se encontraba una de las principales venas de la circulacion,,yo siempre dormia del lado derecho en cuanto lei eso hice la prueba aora llevo durmiendo del lado izquierdo como 5 dias y de inmediato vi resultados mis pies no estan tan inchados solo en el enpeine pero lo normal no komo los tenia ase unos dias 😀

    Respuesta
    • el 10/04/2012 a las 8:26
      Permalink

      Pues si te funciona, genial. Yo intento pasar más tiempo del lado izquierdo que del derecho que no siempre lo consigo, me encuentro más cómoda sobre el costado derecho, fíjate tú!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com