Parecía que no iba a llegar nunca pero sí, el nene ha empezado a desarrollar un vocabulario aunque sea de forma incipiente y lo va ampliando cada vez más deprisa. A estas alturas ya puedo permitirme y todo hacer un pequeño listado:
Máma. Una de las palabras más usadas.
Pápa. Curiosamente, una de las que más usaba al principio y de las que menos usa ahora.
No. Palabra favorita donde las haya, normalmente va de tres en tres “no, no, no”.
Agua.  Una de sus palabras favoritas, ahora que se le ha pasado la fiebre la usa menos.
Doz. Dos.
Trez. Tres. Se pasa el día numerando cosas, contándose los deditos…(doz, trez, doz, trez, etc).
Dioz. Adiós. Está claro que a este niño le encanta la zeta.
Que-ze-zo o Queee-e-zo ¿Qué es eso?. Frase repetida hasta la saciedad cuando entramos en un sitio con objetos que no conoce. Parece andalú.
Que-e. ¿Qué es?. Más de lo mismo.
Tata. Patata. La palabra describe, en realidad, a cualquier alimento salado. Sabemos que viene de patata porque se pone delante del armario donde guardamos las patatas fritas y las pide mientras señala. Era de esperar, este niño tiene verdadero amor por las patatas fritas. 
Teta. Galleta. Mi marido dice que con esta palabra se refiere a los alimentos dulces. La utiliza para pedir galletas, pan, colines…
Ben. Bien. Candidata a convertirse en una de sus palabras favoritas, la utiliza para jalearse cada vez que hace algo bien, mientras se aplaude. Y además hay veces que la acompaña del gesto que le ha enseñado M. para usarla. 
Pus (o algo así). Las pompas de jabón. No tengo ni idea de por qué las llama así.

Caca. Obviamente significa caca pero no estoy segura de que se refiera a la caca en sí o en general a todo lo que ocurre en el pañal. Cuando se hace caca, suele decirlo. Cuando por la razón que sea quiere que le cambiemos el pañal, también. Si me acerco a olerle el pañal, también lo dice, aunque a veces me lo creo, voy a cambiarle, y sólo era un pedete.

A-aaan-ja. Naranja. Sirve para cualquier fruto redondo.

Caja. Caja, palabra de reciente adquisición.

Mapa. Mapa, no la dice de motu propio, sólo cuando estamos viendo a Dora y lo repetimos nosotros.

Y en la sección onomatopeyas tenemos:
Mmmmmmmm-á. Muuuuuá. Para darme besitos (¡¡sólo a mi!!).
Mmmmmmmmmm. A la hora de comer o cuando visualiza comida rica. Supongo que significa algo así como “qué rico está esto y mira que me gusta comer”.
Pcua-pcua (o similar). Cuá-cuá. Aunque creo que esta onomatopeya la usa directamente para designar a los patos. No le sale muy bien pero lo intenta.
E-e-e-e-e-e-e-e (vibrando las letras). El beeee de las ovejas.
I-i-i. El sonido del mono, ha empezado a hacerlo hoy.
A ver si sigue así, que ¡da gusto irle entendiendo cositas!.

PD. He tenido que editar el post varias veces para ir añadiendo palabras que me había dejado fuera, ¡cómo tengo la cabeza!.