Hermanos, virus y lactancia

Varias mamis embarazadas o recién estrenadas con el segundo y con primeras lactancias fallidas me habéis preguntado si ahora que puedo contrastar las dos experiencias noto diferencias en cuanto al tema de ponerse malitos, es decir, si verdaderamente hay una relación directa y palpable entre tomar pecho y ponerse menos enfermo o, lo que es lo mismo, si los niños que toman lactancia artificial se ponen más veces enfermos y además más graves.

Empezando por el final, esto es, por la conclusión, debo decir que en nuestro caso mi opinión es que depende mucho del ambiente al que esté expuesto el niño y de las características propias de cada cual.

Mayor tomó dos meses de lactancia mixta y a partir de ahí solamente leche artificial y durante los casi tres años que pasó conmigo en casa se puso malo bastantes pocas veces, pongamos, dos o tres veces al año. Muchos fueron los que aseguraron que el niño se pondría malo constante y gravemente en cuanto pisara el colegio este año pero no ha sido así. Obviamente se ha puesto malo muchas veces, desde luego muchas más que en todos estos tres años anteriores juntos, pero no han sido enfermedades graves ni largas, ni han requerido antibióticos y apenas ha tenido fiebre, ha faltado poco al colegio, pocas veces le hemos llevado a la pediatra y apenas le hemos visto decaído un par de días. Ni siquiera hemos pasado el invierno lleno de mocos como suele ser habitual en muchos niños, más allá de los resfriados ha estado muy bien. Mi impresión está clara: el niño, a pesar de su falta de lactancia materna y a pesar de los escasísimos 13 kilos que pesa, está fuerte.

Bebé se puso malo a los quince días de nacer. En realidad fue su hermano quien se costipó y él fue detrás. Con tan sólo quince días llevaba unas velas verdes que daba pena verle. Con quince días y una naricila microscópica se estrenó con los sueros en la nariz que nos han acompañado desde entonces. Ha cogido todos y cada uno de los virus que ha pillado su hermano; miento, todos excepto uno.

Entonces, ¿qué pasa, no funciona la lactancia materna como dicen?. Yo creo que funcionar funciona, y mucho, pero como dice el dicho milagros, a Lourdes.

Mayor se puso muy pocas veces malo durante sus primeros tres años de vida porque aunque íbamos a actividades infantiles, íbamos con niños sanos, que iban para divertirse y no por obligación, por lo que las posibilidades de pillar algo eran relativamente bajas. Sí, ahora está en un ambiente mucho más contaminado, pero no tiene nada que ver el sistema de defensas que tiene un niño con tres años que con uno.

Bebé, aún no yendo a la guardería, está constantemente expuesto a los múltiples virus que trae su hermano del colegio. Con cada nuevo virus infantil que nos ha visitado en casa, hemos caído todos, normalmente en cadena: primero el mayor, luego el pequeño, luego los padres y a veces también los abuelos.

Eso sí, el que mejor ha estado siempre ha sido Bebé. Y ahí es cuando entra en juego, pienso yo, la lactancia materna. No le ha impedido ponerse malo, creo que es mucho pedir, pero ha estado más leve y se ha curado antes. Mientras que Mayor ha tenido una tos del demonio muchos días, a Bebé apenas le hemos oído una tos hasta hace un par de semanas. Cuando no ha querido tomar nada porque se encontraba mal, siempre ha tenido el pecho para consolarse y alimentarse mientras que su hermano olía a acetona. Cuando los demás hemos estado una semana o diez días renqueantes, Bebé en dos días ha estado como nuevo.

Esta es nuestra experiencia, ¿cuál es la tuya?.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

11 comentarios sobre “Hermanos, virus y lactancia

  • el 10/06/2013 a las 23:34
    Permalink

    Yo creo que lo mejor del mundo para un bebe es la leche de su madre, seguro que ayuda a pasar los virus varios mas leves y les protege, pero mi experiencia es que depende mucho del niño. Mi hijo de 20 meses con 2 meses de lactancia exclusiva y hasta los 7 mixta apenas coge nada y no sabemos lo que es una fiebre alta, sin embargo el de una amiga sigue con teta y va a -itis por mes, y con tratamiento todo el invierno por las bronquiolitis, asi que creo que depende el niño

    Respuesta
  • el 11/06/2013 a las 9:49
    Permalink

    A mí me tranquiliza mucho saber que si mi bebe se pone malito y no quiere o no puede comer nada, al menos podré ponerlo al pecho y no se me deshidratará.

    Respuesta
  • el 11/06/2013 a las 11:25
    Permalink

    Yo sí puedo comparar, ya que mis 2 hijos han ido a la guardería, al mayor sólo le pude dar LM hasta los 5 meses y salvo 2 otitis, prácticamente no ha estado malo más que 1 ó 2 catarros en el invierno, generalmente sin fiebre.

    La peque sigue con LM a sus casi 14 meses y también ha ido a la guardería desde q se me acabó la baja maternal, igual que su hermano, ella ha pasado el invierno con un par de catarrillos sin importancia, pero ha sido llegar la primavera y no levantamos cabeza con las anginas 🙁 con mucha fiebre… llevamos 2 casi seguidas, pero ahí el problema es q no quiere tomarse el antibiótico, lo vomita 🙁 eso sí, en cuanto conseguimos bajarla la fiebre…como nueva!

    Tanto en el cole, como en la guardería ha habido de todo…varicela, sarampión, gripe, gatroenteritis, virus boca-mano-pie….. y afortunadamente ninguno de los 2 lo ha pillado, y eso que ambos son unso jijillas q comen poco y mal!

    Ah! y el mayor este invierno ha jugado 3 días/semana al futbol en el exterior… hemos pasado frio, se han mojado…y como un campeón! sólo se ha perdido un partido por estar malo!
    Creo que sí q influye…no es la panacea, pero les da un extra de defensas!

    Respuesta
  • el 11/06/2013 a las 11:26
    Permalink

    Y supongo también que a más largo plazo, es posible que se note también 🙂 (tipo alergias y cosas así).

    Respuesta
  • el 11/06/2013 a las 11:52
    Permalink

    En estos temas la opinión o experiencia de cada uno son irrelevantes. Incluso si tuvieras gemelos idénticos y a uno le dieras pecho y a otro no.
    No es que todos los niños de pecho tengan mejor salud que los de bibi. Hay que coger a mil niños de cada (donde habrá de todo: hermanos, guarde, fuertes, débiles) y ver las diferencias (enfermedades, gravedad, recuperación). Y a lo mejor, ejemplo inventado, el 30% de los de pecho y el 60% de bibi pasan más de tres resfriados al año. Estará claro que los de pecho enferman menos! Aún así habrá un 30% de niños de pecho que enferman más que mucho niños de bibi (40%)

    Respuesta
  • el 11/06/2013 a las 13:04
    Permalink

    Con las mías me ha pasado lo mismo. Mientras la mayor lactaba, se cogía los virus, pero le duraban menos que cuando dejó la lactancia. La pequeña, hasta ahora, sólo se ha cogido uno de los tres catarros que ha pillado la mayor, y le duraron los mocos un día o dos.
    Y por cierto, yo de pequeña también era delgada, y en cuanto tenía fiebre, olía a acetona. Y me ponía a vomitar cosa mala. Estuve así varios años, hasta que al cambiar de médico a mi madre le dieron la solución: fruta en almíbar y zumos de frutas a punta pala. Son fáciles de digerir, suaves de tragar (porque cuando duele la garganta no quieren tragar nada áspero) y ricos en azúcar, y así no se entra en el círculo vicioso. No s é si os habrá pasado ya, pero por si os pasa. Que no veas lo mal que se pasa…
    Un beso!

    Respuesta
  • el 11/06/2013 a las 15:58
    Permalink

    Estoy totalmente de acuerdo conitgo, la lactancia meterna es muy buena, pero no va a hacer milagros, y si creo que depende muchísimo del ambiente en el que viva el bebé para ponerse o no enfermo, bueno el bebé y nosotros mismos también.
    Un abrazo!

    Respuesta
  • el 12/06/2013 a las 9:33
    Permalink

    Estoy de acuerdo contigo, creo firmemente que la lactancia materna es mejor, siempre y cuando la madre lleve una vida saludable. Y que se ponen malos, pues claro, ¡como todos! es parte del proceso de inmunización. Milagros a Lourdes, como dices tú. Un beso!

    Respuesta
    • el 17/06/2013 a las 6:37
      Permalink

      “Vida saludable” ? La LM es mejor aunque la madre no lleve una vida muy saludable. Incluso si fuma, incluso si bebe, incluso si toma café o cocacola, la LM es mejor. Claro que si la madre es alcoholica o toma drogas duras, ya no, pero sino, es mejor. Porque total, tampoco las vacas de las que sale la leche artificial es que lleven una vida la mar de saludable, la verdad !

      Respuesta
  • el 19/06/2013 a las 10:30
    Permalink

    Pues me imagino que es como tu dices,que todo depende,en nuestro caso ha estado malita dos veces en dos años con LM,pero no va a la guarderia ni tiene hermanos…

    Respuesta
  • el 27/06/2013 a las 9:03
    Permalink

    Totalment de acuerdo contigo, Emma se ha puesto mala pocas veces, pero cuando lo hace como dices es muy leve. Recuerso una ocasión en la que todos pasamos una gestroenteritis horrible, de las de abrazarte al Water y no salir de ahí, y ella simplemente tuvo un poquito de diarrea una tarde. Como dices no les convierte en niños metidos en una burbuja, si están en contacto con virus se enferman, pero desde luego que es a otro nivel.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com