El cole y el uso de portabebés

El día 10 empezó Mayor a ir al colegio. Ese primer día teníamos que llevar una bolsa enorme, que pesaba una tonelada, llena de material escolar (como para todo el colegio, cosa que merece post a parte) y una maleta igual de grande y pesada llena de libros. Considerando que tenía que llevar todo eso sin ayuda de otro adulto, más al niño de la mano, más a Bebé en alguna parte… decidí llevarme el carrito y llenar la cestilla de abajo al máximo.

A parte de que igualmente fui cargada como una mula y con nula capacidad de maniobra, fui arrollada sin compasión por una horda de niños emocionados y padres empujando con menos consideración que en las rebajas. Tanto fue así que en medio de la riada y viéndome incapaz de gestionar tantas cosas, a punto de volcar el carro tras haberse enganchado en la puerta de entrada, llevando demasiado peso en la mano que me quedaba libre (pues en la cestilla no podía meter todo) mascullé “a tomar por ** los libros” y debí poner tal cara de agobio que justo en el momento en que pensaba lanzar el maletín contra el suelo me rescató la conserje y me echó un cable con los bártulos.

Aunque no pensaba ir al colegio con el carro del pequeño porque voy muchísimo más cómoda con un portabebé, aquel día me quedó claro que es una pésima idea para cualquiera. Vamos, no sólo para quien lleve un bebé, sino para cualquiera que lleve un niño muy pequeño que aunque ande sea susceptible de ser atropellado. La que se forma en la entrada del colegio a las 9 de la mañana es de órdago, no me extraña que los pequeños lloren, ¡qué marabunta!.

Y no hablemos ya de cuando empiece el mal tiempo: lluvia, viento… No me imagino llevando mi paraguas, al Mayor con paraguas o en brazos, el carro con la burbuja… Y así en un patio lleno de niños y padres. ¡Quita, quita, el carro se queda en casa!.

Así que desde el día siguiente a aquel del estreno, vamos alternando portabebés y anda que no cambia la cosa. Que sí, que igualmente tengo que tener cuidado porque a la vez que empujan o se vuelven sin mirar le pueden meter un codo en la cabeza a Bebé (o hasta un cigarro, que de todo se ve), pero de cuidar su meloncito ya me ocupo yo. Voy ligera, cómoda, me muevo sin problemas, subo y bajo los escalones de entrada sin inmutarme…

El usar una mochila portabebés ergonómica me facilita la vida día tras día. Menos mal que descubrí lo estupendo que es esto del porteo.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

36 comentarios sobre “El cole y el uso de portabebés

  • el 19/09/2012 a las 17:16
    Permalink

    Yo lo usaba mucho cuando iba en metro a AT.. aqui en el norte llueve dia si y otro tambien sin previo aviso, y con carro el niño va con la burbuja y tu calandotparaguas.e.. asi que llevaba el fular o mei con una parka que me comopre una talla mas grande para que me entrase el niño dentro y un paraguas.
    Todavia me acuerdo el primer dia que salimos a la calle con el niño para ir a el medico, diluviaba y nosotro sin carrito, me meti a el niño en el fular elastico, me puse una chaqueta de mi marido, y cuando llegamos al centro de salud y nos vieron quitarme la chaqueta y sacar a un pequeño de 2,2 kg del fular flipaban¡¡

    Respuesta
    • el 19/09/2012 a las 19:54
      Permalink

      Jajajaja Qué buena historia! Es digna de contarla! Oye, te animas a mandarnos tu experiencia cangura y te la publicamos en el blog de la tienda?

      Respuesta
  • el 19/09/2012 a las 17:18
    Permalink

    :))))

    Yo en Infantil era “la que lleva al bebé en el trapo”. Creo que yo no fui ni una sola vez con carrito porque me resultaba infinitamente más cómodo llevarla encima. Así que comparto tu punto de vista.

    Muas!

    Respuesta
    • el 19/09/2012 a las 19:53
      Permalink

      Pues esa soy yo, tal cual! jaja Me preguntan muchas veces por el portabebé que llevo, que si es cómodo… me parece increíble que nunca hayan visto nada parecido y sí un millón de mochilas colgonas… Besos!

      Respuesta
  • el 19/09/2012 a las 17:38
    Permalink

    A mi la gente me mira con la cara desencajada cuando me ven con la Rana en la manduca o en la bandolera de anillas, pero el colmo ha sido hoy cuando la niña ha empezado a llorar, le he hecho un nudo al palestino… Y me la he colgado! A más de una mari se les han salido los ojos de las órbitas (y han cuchicheando) cuando me han visto llevar a mi Rana y darle la teta a la par que tocaba los tomates pa ver si estaban maduros! Jua Jua Jua!

    Respuesta
    • el 19/09/2012 a las 19:53
      Permalink

      Jajajaja Es que tu también, ¡vas provocando! 😉 La verdad es que todavía hoy día llama mucho la atención ver a un bebé en un portabebé ergonómico, pero poco a poco, ya verás como dentro de nada deja de llamar la atención! Besos.

      Respuesta
  • el 19/09/2012 a las 18:29
    Permalink

    Yo tendré a mi hijo (qué fuerte suena esto!!!) en febrero, y como me lo tengo que traer todos los días al trabajo en metro (tengo guardería en mi centro) creo que necesitaré un fular, bandolera, mochila… Ahora que estás más puesta en este tema, podrías recomendarnos uno fácil de usar (para primerizas en el porteo… y en el manejo de bebés!).

    Respuesta
    • el 19/09/2012 a las 19:52
      Permalink

      Qué emocionante, ¿verdad?, ¡cómo lo vas a disfrutar!.

      Yo tampoco me llevaría el carro en el metro, mucho mejor con un portabebé. Para un recién nacido es muy agradable un fular elástico pero ya de cara a cuando le lleves a la guarde podríamos ver otras opciones más prácticas.

      Respuesta
  • el 19/09/2012 a las 19:48
    Permalink

    ¿Hasta cuando se puede usar el
    Portabebes?? Mi hijo ya cumple 6 meses y nos cambiamos de casa en breve e iré andando a la guarde… Cuando llueva sera un rollo el carrito!!

    Respuesta
    • el 19/09/2012 a las 19:50
      Permalink

      ¡Hola María! Pues mira, depende del portabebé que elijas, pero muchos se pueden usar hasta pasados los tres o cuatro años, en torno a los 20 kilos.

      Besos!

      Respuesta
  • el 20/09/2012 a las 3:17
    Permalink

    No hay nada mas cómodo y seguro que llevar a tu bebe en un buen portabebe ergo… Veo que probaste la bandolera! Y que te resulto cómoda 😉 Ya viste que te decía? Me alegra que estés disfrutando del porteo. besos!

    Respuesta
    • el 20/09/2012 a las 17:12
      Permalink

      Muy cómoda, la bandolera la estoy usando muchísimo, sobre todo este verano con tanto calor me ha venido genial 🙂

      Respuesta
  • el 20/09/2012 a las 10:17
    Permalink

    Q me vas a contar!!! todo esto lo viví yo en el final del curso pasado y durante este verano, a mí me paraba la gente por la calle (vivimos en un pueblo q ha crecido al estar muy cerca de la capital) para preguntarme porqué llevaba así a la niña!! era gracioso 🙂 no entendían q la nena fuera cómoda tan “apretada” a mí.

    Un niño en el parque me preguntó q cuando me salí ael bebé de la barriga, porque mi fular es color carne 😉

    Disfrútalo, porque es fantástico!!

    Respuesta
    • el 20/09/2012 a las 17:12
      Permalink

      Jajaja A mi también me paran bastantes personas! Qué bueno lo del niño 🙂

      Respuesta
  • el 20/09/2012 a las 10:39
    Permalink

    Yo también usaba el pañuelo para todo. Que yo peso 45kg, y el carrito… ¿también?
    Como que no compensa… En cuanto tenía que coger el coche, y meterlo/sacarlo del maletero (desde mi casa, para todo, vamos)… pues niña al pañuelo y todos felices. Y para la compra, al gimnasio (íbamos a yoga para mamás con bebés, una gozada)… para todo. Me dejaba el pañuelo con el nudo atado a la cadera, en vez de por detrás, para poder conducir cómoda, y así metía y sacaba a la niña sin tener que hacer/deshacer nudo.
    Y ahora que viene la próxima… pues mejor me lo pones. Sólo pensar en controlar a la mayor, que no para, el carro, el bolso, la mochila… escalofríos. ¡Viva el pañuelo!

    Respuesta
    • el 20/09/2012 a las 17:12
      Permalink

      Desde luego que sí. Yo soy de las que piensa que hay un momento para todo: hay ocasiones en las que el carrito resulta muy cómodo y ocasiones en que es muchísmo más práctico llevar un portabebé.

      No sabía que venía otra de camino, ¡no me entero de ná! Muchísimas felicidades, me alegro muchísimo.

      Respuesta
  • el 20/09/2012 a las 12:25
    Permalink

    A mí me encanta el porteo, y mi marido aún lleva a Peque en la mochila Ergo, pero yo me queda una un asquito, la escoliosis me limita mucho…En otro vida naceré con la espalda recta! 😉
    Besos!

    Respuesta
    • el 20/09/2012 a las 17:11
      Permalink

      ¿Qué tal con la Ergo? ¡cuéntame!. Besos.

      Respuesta
      • el 25/09/2012 a las 10:47
        Permalink

        Pues la Ergo nos ha ido de coña, muy bien. La tenemos desde que Peque nació y Mr. X aún la usa (yo muy poco por la escoliosis). Eso sí, el adaptador de recién nacido me lo podría haber ahorrado, porque era muy antipático de poner y Peque estaba incómodo. Pero en general, un diez!
        Besos!

        Respuesta
        • el 25/09/2012 a las 21:36
          Permalink

          Los adaptadores de recién nacido suelen ser así, además de que en el fondo la mochila no es lo mejor para un bebé tan pequeño, por mucho reductor o adaptador que incorporen. La Ergo es una gran mochila, la verdad es que en cuanto a mochis ergonómicas en líneas generales están todas fenomenal. Besos.

          Respuesta
  • el 20/09/2012 a las 19:14
    Permalink

    qué bien que lo lleves asi…llevándose tan poquito tiempo los niños es uno de los problemas de logistica que le veo yo al carro, por eso el porteo es tan cómodo.
    Me alegra que lo tengas ya tan controlado!

    bicos

    Respuesta
    • el 21/09/2012 a las 20:58
      Permalink

      Es súper cómodo! Besos.

      Respuesta
  • el 20/09/2012 a las 21:21
    Permalink

    Pues yo ahora le estoy dando mucho uso al pouch. Rápido de poner, sencillo, y me cabe en el bolso. Al mayor lo llevo en su carro (tiene 19 meses) y a la pequeñaja (3 meses), en el pouch.
    Ánimo con el comienzo de cole y con tu proyecto profesional. Un abrazo.

    Respuesta
    • el 21/09/2012 a las 20:58
      Permalink

      Muchas gracias guapa, el pouch es el portabebé más rápido de poner, verdad? jaja Besos.

      Respuesta
  • el 21/09/2012 a las 14:28
    Permalink

    Yo lo estoy pensando también para cuando nazca el pequeño, creo que será lo más práctico.

    Respuesta
    • el 21/09/2012 a las 20:58
      Permalink

      Madre mía, Arual, si que estoy desconectada, no sabía que estabas esperando un chiquitín!! No sabes cuánto me alegro, muchísimo!! De todo corazón, enhorabuena!!

      Pues nada, si te animas, cuenta con nosotras, te echamos un cable en la elección y en lo que te haga falta!.

      Muchos besos.

      Respuesta
  • el 21/09/2012 a las 16:04
    Permalink

    Hola¡¡ A mi el carro, me gusta para pasear, pero para la vida cotidiana, nada como un portabebés,el carro me resulta muy incómodo, yo me llevaba los bordillos, me atascaba en todas las puertas, incluso, arañé un coche… Y además, mi niña lloraba bastante en el carro y al final, la niña en brazos y empujando el carro como buenamente podía. Gracias al portabebés puedo moverme libremente, hacer toda la compra (uso el carrito de la compra), voy más rápido a todos sitios, y además, la niña duerme y no llora. Tengo un pouch y la mochila manduca, para el próximo quiero probar fular… Besos

    Respuesta
    • el 21/09/2012 a las 20:57
      Permalink

      Sí, yo creo que el carro tiene sus momentos y el portabebé otros, es cuestión de cada familia encontrar en qué momento le resulta más cómodo una cosa u otra… La sensación del fular seguro que te encantaría, es algo muy especial, no se siente con otro portabebé, además de que para recién nacidos es lo mejor. Besos!

      Respuesta
  • el 22/09/2012 a las 21:56
    Permalink

    Yo no sabía ni que se podía portear cuando tuve a mi hijo, no estaba enterada de nada, cuando tenga otro ya os haré preguntillas, me gusta la idea de llevar al bebé pegadito ¡seguro que él va mucho más cómodo cerca de mamá que en un carro impersonal!

    Respuesta
    • el 24/09/2012 a las 12:55
      Permalink

      Es súper cómodo. Yo soy de las que cree que cada cosa tiene su momento pero de verdad que portear es una sensación única y además es muy práctico en multitud de circunstancias.

      Respuesta
  • el 23/09/2012 a las 11:52
    Permalink

    Jo q guay. Yo cuando voy a llevar a n1 y n2 al cole, he tenido q dejar primero a n3 y n4 xq entre el follón d las filas y el carrito gemelar…. Imagínate!!!
    Cuando voy a buscarlas no m queda otra q ir con ellos así q, entro después del “bolo” y cuando salen…. El follón no m lo quita nadie…. Ja ja!!!!
    M pasaré x aquí cuando tenga tiempo si t parece…

    Respuesta
    • el 24/09/2012 a las 12:54
      Permalink

      Madre mía, ¡qué follón!. Me imagino que lo sabes, que se puede portear a dos a la vez… puede parecer más complicado pero seguro que es cogerle el truqui! 🙂

      Respuesta
  • el 23/09/2012 a las 22:24
    Permalink

    Pues si con un portabebé es incómodo no os digo nada con una silla doble. Hay tiendas a las que no puedes entrar ni salir sin que todo el mundo te mire. La verdad que el porteo es lo más cómodo cuando te faltan manos, o sea, con niños, casi siempre.
    Un beso (eres genial).

    Respuesta
    • el 24/09/2012 a las 12:53
      Permalink

      ¡Ya me imagino que tiene que ser complicadísimo!.

      Muchas gracias por todo 🙂

      Respuesta
  • el 30/09/2012 a las 12:32
    Permalink

    Bueno… creo que soy una “Mari”, qué le vamos a hacer!!!

    Sólo una consideración, leo que escribes:

    “Voy ligera, cómoda, me muevo sin problemas, subo y bajo los escalones de entrada sin inmutarme…

    El usar un portabebé me facilita la vida día tras día. ¡Menos mal que descubrí lo estupendo que es esto del porteo!.”

    ¿Te has parado ha pensar cómo va el bebé?

    Ante acumulaciones de personas en sitios concretos, creo que lo mejor es ir con calma, pedir paso con tranquilidad y dejar al nene cómodo en su carrito.

    Por lo demás, espero que a Mayor le vaya bien en su nueva etapa en el cole. Ya nos contarás.

    Saludos

    Respuesta
    • el 30/09/2012 a las 12:50
      Permalink

      Lo ideal para Bebé sería no tener que salir de casa a esas horas y, en general, no tener que seguirle el ritmo a su hermano, muy especialmente cuando empiece a hacer frío, pero no tenemos más remedio, qué más quisiera yo.

      Pero, ya que tiene que salir, va muchísimo mejor cerca de mi, sintiendo mi calor, teniendo mi mirada y mi cuerpo para darle seguridad, pudiendo refugiar su cabecita en mi pecho, muchas veces durmiendo ajeno a todo, que abandonado en el carro sin verme ni saber dónde estoy. Que, por otra parte, no lo haría ni loca, porque tendría que dejar el carro bastante lejos si quisiera apartarlo del bullicio y me parecería una tremenda irresponsabilidad, además de que lloraría a moco tendido. Además de que, te aseguro, que el nene va mucho más cómodo porteado que en su carro, y no sólo por razones fisiológicas, no hay más que ver lo contento que se pone cuando saco la bandolera o el fular. En fin, muchas razones que hacen que el uso de un portabebé sea fantástico para ir al colegio con su hermano.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com