Dos horas sin el nene

Esta tarde mis padres se han quedado con el niño durante dos horas y nosotros hemos salido sin él. Después de un montón de días enfermos (varios fines de semana incluídos) y con nuestras vacaciones a la vuelta de la esquina, teníamos un montón de cosas que hacer y les dijimos a mis padres que no podíamos quedar con ellos salvo que quisieran venir a casa, quedarse con él y nosotros irnos por ahí. Al fin y al cabo, al que quieren ver es al nene, ¡de nosotros pasan bastante!. Lógicamente mis padres accedieron, están loquitos con el niño, para ellos una semana sin verle es una depresión total, así que nosotros aprovechamos para salir.
Al principio salimos de casa súper contentos, besándonos por las esquinas como si tuviéramos quince años. Pero yo me desinflé al llegar al coche. No tener que subirle ni meter su silla en el maletero, no escuchar su parloteo mientras vamos hablando nosotros… Uff, ¡qué cosa más extraña!.
En el supermercado sentía que me dejaba algo. Cada vez que un niño gritaba miraba para todos lados y eso que conozco su grito más que de sobra y obviamente no era él. Si mi marido se separaba de mi, buscaba un carrito de la compra que tuviera un nene rubio dentro. Y en todos los pasillos iba pensando en cosas que le gusta comer, cosas que hay que comprarle…
Ya sé que dos horas son poca cosa y más en un supermercado, que no es que sea la fiesta padre, pero la experiencia no me ha terminado de convencer. Es verdad que salir con el niño, más en días como hoy en que no había dormido apenas siesta, es un verdadero esfuerzo, pero incluso dando guerra, lo prefiero. Si me tocara la lotería, haría como algunas de estas famosas, que van con todos sus hijos y una niñera, todos juntos. Así no te tienes que separar de ellos y puedes cuidarlos a tu estilo pero contando siempre con alguien para que te eche un cable y te ayude en las tareas de más faena.
Mi marido no paraba de decir “la verdad, no sé por qué no le hemos traído”…
Entre unas cosas y otras, al final hemos hecho la compra a la carrera y nos hemos dejado la mitad de lo que tenía en mente. Estábamos deseando volver y yo incluso me sentía culpable por haberles dejado a mis padres tanto trabajo con el niño. 
¡Vaya dos echando de menos al nene!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

22 comentarios sobre “Dos horas sin el nene

  • el 11/06/2011 a las 22:12
    Permalink

    A veces creo que la gente me considera una loca cuando les cuento que me pasa lo mismo que has descrito. No me apetece hacer nada que no incluya a la peque. ¿Esto se pasa con el tiempo o se hace más grave? Jejejej.
    Lo que está claro es que cuando llegue la adolescencia ya se encargarán ellos de decirnos que no les apetece acompañarnos.

    Respuesta
  • el 11/06/2011 a las 22:12
    Permalink

    Hace un tiempito que sigo el blog y te felicito por él.
    Entiendo lo que dices completamente, a mi marido le operaron de la nariz este lunes, y teníamos que levantarnos super pronto para ir al hospital ese día. Mi hermana se quedó con mi hija el Domingo para que nosotros descansásemos para el día siguiente y se la quedó 4 días, lo justo, pero cuando llegué a casa y no subí las escaleras con la niña, me senté en el sofá sin escuchar sus sonidos guturales… me eché a llorar!!!qué difícil es separarse de los niños y más cuando es la primera vez!!

    Respuesta
  • el 11/06/2011 a las 22:26
    Permalink

    Te entiendo perfectamente.

    Desde que nació mi pizco chico (2 meses y medio) hacemos la compra por internet, es una gozada!

    Besotes

    Respuesta
  • el 11/06/2011 a las 22:40
    Permalink

    Jo, yo la verdad es que hasta los 4 meses de la enana, que fue la primera vez que la dejé con papá una horita, nopude separarme de ella ni un segundo, poco a poco la he ido dejando algunos días un par de horitas con mis suegros para subir al gimnasio. Ahora con las clases la tenía que dejar con mi madre de 15.30 a 19.30…acabé fumandome alguna clase por volver antes.

    Me gusta salir de vez en cuando con papi…pero cuando ya está sopa y se queda alguien en casa (mi madre o mis suegros). Sino…me paso el día pensando en ella. De momento, como no curro fuera de casa no me da pena subir dos días a la semana al gim, pero si currase…otro gallo cantaría.

    Besines

    Respuesta
  • el 11/06/2011 a las 22:59
    Permalink

    a mi me pasa lo mismo , hoy he tenido qe ayudar a mi pareja en el bar durante dos horas y lo he tenido que dejar con mi suegra y uffff!!!lo paso peor el día de antes pensandolo.Han pasado muy rapido las dos horas, lo peor es que siempre que le ayudo en el bar aparecen con el niño alli antes de yo acabar de currar ……..y es algo que odio estar currando y ver a tu pequeñajo sin poder hacerle caso es horrible !!! al final el niño se ha puesto a llorar he salido de la barra y me he ido con mi pequeñooo.Cuando lo dejas con alguien es preferible no verlo ojos qe no ven corazon qe no siente!!

    Respuesta
  • el 11/06/2011 a las 23:00
    Permalink

    Jaja, te comprendo! Yo hace poco, cuando el peque cumplió el añito, le decía a mi marido que lo podíamos dejar un par de horitas en una especie de guardería que hay en un centro comercial de Rivas, y así aprovechar e ir al cine los dos solos, pero luego me lo pensé mejor y va a ser que no, al menos por ahora, porque estamos súper apegados a él y creo que lo pasaremos fatal separados. Un beso.

    Respuesta
  • el 11/06/2011 a las 23:33
    Permalink

    Ay madre, qué retrato más bueno de lo que nos pasa a notros cuando salimos sin la peque y mira que en todo este tiempo habremos salido un par de horas a lo máximo sin ella pero se nos hace muy muy raroo el no tener a ese bichillo con nosotros.

    Respuesta
  • el 11/06/2011 a las 23:33
    Permalink

    Jejejej vaya dos!! Pero me encanta el momento primero de besaros a cada momento, solo por eso la tarde merece la pena, además el peque seguro q ha estado feliz con los abuelos!! Un besito guapa!!

    Respuesta
  • el 11/06/2011 a las 23:35
    Permalink

    Te comprendo perfectamente porque yo ya estoy bastante separada de mi bichito entre semana cuando trabajo y él anda en la guarde como para hacerlo también en finde. Tengo amigas con dos y tres niños que me dicen que si tengo otro se me pasará este apego tan grande que tengo pero yo lo dudo mucho…. Aisss qué nos dan estos nenes que no podemos estar sin ellos, jeje!!!

    Respuesta
  • el 12/06/2011 a las 0:29
    Permalink

    Yo soy igual que tú. Lo máximo que lo he dejado han sido 2 ó 3 horas con los abuelos, para ir a comprar o de médicos, y voy como una posesa, a toda pastilla para reunirme lo antes posible con él.

    Respuesta
  • el 12/06/2011 a las 0:38
    Permalink

    las primeras veces suele pasar… pero no tienes que sentirte culpable. él también necesita relacionarse con más gente sin que esté papá o mamá.

    yo la primera vez que dejé a Ferran con mi suegra, porque operaban a una de mis tías, tenía 3 meses. no sabes lo mal que lo pasé, lloré, llamé a mi suegra una sola vez para que no pensara que desconfiaba de ella. sabía que no pasaba nada, y por dentro mi corazón lloraba, pero mi cabeza me decía que era lo correcto, porque sentía que tenía que estar junto a mi tía, ya que es como mi madre.

    luego se van 'superando' esas separaciones. aunque cuando no estoy con ellos, solo pienso en ellos. son parte de mí!

    un beso guapa!

    Respuesta
  • el 12/06/2011 a las 1:05
    Permalink

    Sí, es así… cuesta. Yo también extraño mucho a mi hijo cuando no está conmigo… y no me termino de acostumbrar!!!

    Respuesta
  • el 12/06/2011 a las 1:14
    Permalink

    Justito ayer hablaba de ese tema en el #tribuclub! Yo no quiero dejar a mi beba ni un ratito…ella llora, no se quiere quedar con nadie que no sea su papa o yo….y nadie lo puede creer, incluso se extrañan de que no salga sola con mi marido de fiesta y esas cosas…es que no ven que hay muchisimo tiempo para eso? Nosotros salimos, no es que no hacemos nada…pero hacemos todo en familia. ya habra tiempo para salidas romanticas y todo eso…cuando crezca mas. 😀
    entiendo perfectamente lo que sentiste…
    Un abrazo!

    Respuesta
  • el 12/06/2011 a las 9:44
    Permalink

    Esto que te ha pasado es lo mas natural del mundo. No sé porqué "nos venden" que todo en esta vida lo podemos hacer mejor sin nuestros hijos cuando no es así. Obviamente necesitamos nuestro espacio, tenemos mil cosas que hacer, pero muchas de ellas no son excluyentes.

    Yo también hago a veces algunas cosas separada de David y luego pienso…porque lo he hecho? lo habría disfrutado muchísimo más con el!!

    Mañana haré un post relacionado con esto de las actividades compartidas.

    Respuesta
  • el 12/06/2011 a las 11:00
    Permalink

    Yo muchos días me voy a estudiar o a pintar y se queda la bruja con papá un par de horas o tres, al principio me costaba pero ahora no, yo necesito hacer esas cosas sin ella y ellos dos están muy bien juntos, además ¡qué coño, es su padre!
    Pero papá y yo sólo hemos estado un rato sin ella en dos ocasiones y verdaderamente no las disfruté, supongo que con el tiempo se pasará… o no, porque no me quedaron muchas ganas de repetir!!
    Casi todo se puede adaptar para hacerlo con nuestros hijos, no se por qué se empeñan en que tenemos que hacer cosas "de pareja".

    Respuesta
  • el 12/06/2011 a las 13:09
    Permalink

    Jajajaja, a mi tambien me pasa eso! A lo mejor estas deseando ir al cine, o salir tranquila un poco, y cuando lo haces estas deseando volver a casa. No sé como hay gente que despues de trabajar toda la semana, deja a los niños el finde con los abuelos apra salir por ahi!

    Respuesta
  • el 12/06/2011 a las 16:32
    Permalink

    jjajja que bueno, siempre he dicho que a mí no me pasarían esas cosas, que la mujer tiene que tener su espacio y bla bla, pero ahora (como te comenté) tengo a un bichito gestándose, pues… estoy cambiando de opinión.
    Me encanta tu blog!!!

    Respuesta
  • el 12/06/2011 a las 18:07
    Permalink

    Silvia, yo dudo que se me pase con el tiempo, por lo menos en los próximos años. Llegará un momento en que mi hijo será mayor, tendrá sus actividades en las que yo no participaré y entonces yo también tendré las mías, entiendo que es todo una evolución. Pero a día de hoy no siento esa necesidad de separarnos, ni aún en los días más complicados.

    Diana, muchas gracias por animarte a comentar!. Entiendo bien lo que comentas, me imagino cómo lo pasaste, perfectamente.

    Mar, nosotros llevamos años haciendo la compra por Internet, incluso antes de tener al niño, porque es comodísimo. Y durante muchos muchos meses hemos estado sin pisar un supermercado. Pero ahora, la verdad, nos gusta ir porque en persona siempre encuentras más surtido, yo hay cosas que no encuentro online, y, la verdad, sales un poco y te ahorras los gastos de envío jaja

    Madi, yo creo que no sería capaz de salir ni dejándolo durmiendo… No sé, es que me falta algo, me siento rarísima!!! jaja

    Natalia, te comprendo perfectamente, un beso.

    Adry, en Rivas hay algo así en el centro comercial? no tenía ni idea…

    MIA, rarísimo!.

    María, jajaja, sí, como dos adolescentes, pero nos duró poco, ¡es que somos padres!.

    Arual, yo lo dudo mucho, eh? pero mucho mucho jaja.

    @Mousikh, jajajajaja, cómo si lo viera!

    Bel, son parte de nosotros y cuando son tan chiquititos es difícil cortar esa unión invisible que tenemos! jaja

    Marternarte, aisss, cómo somos!

    Bren, estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que hay un momento para cada cosa… A mi, además, es que no me apetece en absoluto y hacerlo por obligación me parecería ridículo.

    Ana, yo de lo único de lo que "me quejo" es que la alta demanda del niño y son fuerte carácter complican mucho las cosas. Si pudiéramos contar con más ayuda, sería un lujo. Y por ayuda no me refiero a quedárselo e ir nosotros sólos, sino que alguien nos acompañara o nos echaran un cable, que formas hay muchas!.

    Lamamadeunabruja, ah! jaja es que no es lo mismo dejarlo con papi, que ahí me siento rara pero no tanto, que dejarlo con alguien que no es papi! jaja Y eso que con mis padres tengo total confianza, pero no es lo mismo.

    Supermamá, nosotros no hemos ido nunca al cine… Y mira que nos gustaría ir a ver Piratas del Caribe pero entre que nadie puede/quiere quedárselo y que creo que sería súper raro…

    Yolanda, pues verás cuando lo tengas, es una revolución! Gracias guapa.

    Respuesta
  • el 13/06/2011 a las 3:43
    Permalink

    Te entiendo perfectamente. Es un sentimiento extraño que aun no he podido definir bien. Para mi, la maternidad esta llena de esas contradicciones, es decir, a veces estas hasta la cabeza, cansada y quieres liberarte un poco y descansar dejándolos con alguien pero al segundo de hacerlo te sientes mal y ya no lo disfruta. quien nos entiende? a veces creo que las mujeres somos tan complejas, que ni nostras mismas logramos comprendernos..

    Respuesta
  • el 13/06/2011 a las 9:27
    Permalink

    Ja, ja, tienes toda la razón, no paras de oir nenes, que sabes que no es el tuyo, pero te alarmas de todas formas, y esa sensación de que "se te olvida algo". A nosotros también nos pasa.

    Respuesta
  • el 13/06/2011 a las 9:52
    Permalink

    La verdad es que las primeras veces es difícil quitarse al peque de la cabeza, yo llamaba a mi madre cada 2×3 para ver si había comido algo, o bebido agua, etc. Luego te vas acostumbrando pero aún así siempre vas pensando voy a comprarle tal o cual a ver si le gusta.

    Respuesta
  • el 13/06/2011 a las 23:03
    Permalink

    Zary, pues sí, es que las mujeres somos muy complejas, sí.

    Mamá de parrulin, uff, cómo lo has descrito de bien, es cómo si se te olvidara algo de forma permanente jaja.

    Marisa, está claro. Un beso.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com