Cuando se acabe esta etapa

Primer día de cole

Aunque el tiempo es el que es y no varía porque le pongamos señales a determinados días o queramos acotarlo por determinados hitos, lo cierto es que tengo una fecha marcada en rojo en el calendario: cuando en septiembre Bebé entre en el cole.

Es algo que no he pensado hasta ahora, en parte porque lo veía lejano y en parte porque no tengo tiempo para pensar mucho más allá de lo que haremos mañana. Pero cuando empezaron a alargarse los días, empezamos a prescindir del abrigo y las noches empezaron a oler a verano me di cuenta de que ese momento está a la vuelta de la esquina.

Siempre digo que en la maternidad hay que tener mucho cuidado incluso con lo que se piensa en el fuero interno ¡cuán a menudo nos terminamos arrepintiendo! Y es que estos tres años de alta demanda + emprendimiento + otro niño intenso están siendo duros, duros de verdad.

No han sido pocos los pensamientos que he tenido orientados a lo bien que nos vendría tener unas horitas (no muchas gracias a la fantástica jornada partida de la que disfrutamos en el cole) de soledad. No pocas veces he dudado de mis propias decisiones, he puesto en jaque a todo aquello en lo que creo por agotamiento físico y mental. Y a punto he estado de mandarme a misma y a mis principios al carajo.

Pero llegados a este punto, cerca ya de cerrar una etapa que sin duda no volverá, siento una gran pena. He afrontado todas las etapas de mis hijos con alegría y sé que esta estará llena de cambios positivos para todos. Si no lo pensara así, no le escolarizaría; necesidad no tenemos. Pero, aún entendiendo el cambio como algo bueno, el sentimiento que destaca por encima de todos, ahora mismo, es el de la tristeza.

En septiembre serán 6 años en los que no he estado sola prácticamente nunca. Cuando Mayor entró en el cole, Bebé ya estaba acurrucadito en mi pecho. Y así hemos seguido curso tras curso hasta dejar a uno a las puertas de Primaria y al otro a las puertas de Infantil. Parece que fue ayer, pero no. Han pasado 6 años, los 6 años más importantes de mi vida.

De hecho, que Bebé entre en el cole significa mucho más que el silencio que de pronto se hará en mi casa o en nuestra oficina, mucho más que tener un rato en el que poder trabajar sin hacer turnos. Significa que nunca más habrá un bebé en mi casa. Significa que yo misma me hago mayor, que ya no tengo veintitantos, que cada vez más los niños me llamarán señora cuando se les escape la pelota del colegio.

Y es que ser padres también era esto.

Foto | Paw Paw en Flickr CC

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

12 comentarios sobre “Cuando se acabe esta etapa

  • el 20/05/2015 a las 16:35
    Permalink

    Si es que al fin y al cabo nunca dejamos de crecer, y nuestros hijos también nos hacen crecer y madurar con ellos, y los cambios nos dan nostalgia de lo que hemos tenido.

    Espero que vaya muy bien la entrada en el colegio, cuando vuelvan los cogerás con más ganas 😉

    Un abrazoo

    Respuesta
  • el 20/05/2015 a las 18:08
    Permalink

    Yo también soy de las nostálgicas, con el segundo decidimos que no queríamos más nenes y también veo como mi bebé va dejando de serlo. Por eso siempre ando echándoles fotos, jajaja, de vez en cuando voy echándole un ojo a los álbumes. Cuando el mayor era bebé, los viajes, cuando llegó el peque…
    Pero también soy de la idea de que hay que mirar hacia delante y disfrutar el hoy. Los paseos que hacemos hoy, las actividades, los achuchones y las tardes de pelis y palomitas los cuatro juntos en el sofá.
    Cada etapa tiene sus pros y sus contras. Es bonito mirar al pasado y emocionante imaginar el futuro pero en el presente está la felicidad diaria de las pequeñas cosas. Un beso y adelante!

    Respuesta
  • el 20/05/2015 a las 18:56
    Permalink

    pues yo creo que sigo tus pasos, mi Redondo empieza el cole en septiembre también pero ya viene el segundo en camino. De todas formas me dá lástima ir cerrando etapas, mi bebé ya no es mi bebé… vamos que comprendo bien lo que quieres decir.
    Por cierto, la jornada partida es una mierda pinchada en un palo, nosotros también la tendremos

    Respuesta
  • el 20/05/2015 a las 19:03
    Permalink

    Te entiendo perfectamente, mi pequeño, el cuarto de mis hijos, va camino de los 5 años, y llevo cerca de 2 años disfrutando de planes los 6 juntos, comiendo todos lo mismo, llevando los mismos horarios, recogiendo a los 4 del cole…pero ay! Cómo echo de menos la etapa bebé ahora que sé que nunca va a volver. Un beso, Pilar

    Respuesta
  • el 20/05/2015 a las 20:51
    Permalink

    Creo que te entiendo pero sólo en parte. Yo todavía no siento esa nostalgia anticipada que sientes tu, lo que tengo son muchísimas ganas de tener ratos de soledad, aunque no sea espatarrada tomando el sol sino trabajando.
    En mi casa tampoco habrá bebés nunca más, pero, aunque me avergüenza un poco decirlo, esto me llena de alivio, porque estoy tan cansada que no podría con otro. Eso sí, puede que con el tiempo lo vea de otro modo y sí me invada la nostalgia, quién sabe.

    Respuesta
  • el 20/05/2015 a las 23:40
    Permalink

    Madre mía casi me haces llorar. Te entiendo muy muy bien… A mí me queda un año para esto pero creo que me sentiré exactamente como tú. Cuando mi pequeña entre en Infantil, mi mayor lo hará en Primaria… Y creo que ahí me daré cuenta de verdad de que ya no tengo bebés. No sabes cómo me alegro de que mi niña naciera en enero de 2013 y no en diciembre de 2012!

    Está bien tener esos ratitos, pero efectivamente con la “maravillosa” jornada partida es un coñazo supino y no te da tiempo nada más que a hacer la comida, darte una ducha y hacer viajes al cole… Pero bueno, bienvenida sea esa ducha!!!! 😉

    Ánimo y un beso!

    Respuesta
  • el 21/05/2015 a las 11:17
    Permalink

    La verdad es que el tiempo pasa volando. Yo solo tengo a Carlota. Pero en nada hará un año. ¡Un año! Pero si fue ayer cuando corrí al hospital!!???!!! En fin, ellos crecen a pasos gigantes y nosotras también crecemos y maduramos. A mi me gustaría que en algún momento el tiempo se parase.
    Saludos

    Respuesta
  • el 21/05/2015 a las 11:22
    Permalink

    Qué vértigo, verdad? Madre mías, seis años ya. Qué pasada! Yo llevo desde los 15 pensando: cómo serán mis treinta? Y llegar con dos minimujeres en casa es una pasada y una sensación en el estómago de: y ahora qué? Ahora el resto de la vida. Con lo que es cada etapa, ya casi respiro para lo que viene. Disfruta mucho de lo que tienes ahora. Un besote!

    Respuesta
  • el 21/05/2015 a las 15:29
    Permalink

    Aiiiiis!si es una ve tienes un bebé el tiempo pasa volando y parece q de nos escapa de las manos!!justo ayer veía con mi peque el álbum de cuando nació… Cómo pasa el tiempo!yo no hago más q hacer fotos para poder revivir tantos buenisimos momentos!disfruta lo q tw qda y ya verás q con la nueva etapa estarás encantada!besos!

    Respuesta
  • el 21/05/2015 a las 19:05
    Permalink

    Mi Peque también empieza el colegio el próximo curso y leerte a ti es como leer mis propios pensamientos. Yo no llevo sola desde hace 8 años que va a cumplir el Mayor. Cuando él entró en el cole, el Mediano ya estaba en el mundo. Y lo mismo pasó con el Peque.
    Es, como tú dices, esa tristeza de saber que ya no habrá más bebés en casa. Que esta etapa se termina para siempre. Pero creo que hay que centrarse en lo positivo (esas horitas de silencio, como bien dices) porque si no, yo al menos, iba a por el cuarto y no es plan, jejejeje…
    Por cierto, que el otro día pasé por delante de un colegio y unos niños muy educados me dijeron: “Señora, por favor, ¿nos puede tirar el balón?” y a punto estuve de tirárselo a la cabeza por lo de “señora” 😀
    ¡Besotes!

    Respuesta
  • el 22/05/2015 a las 14:32
    Permalink

    Genial artículo. Como me gustaría que el tiempo no pasara y poder siempre disfrutar de los mejores momentos que estoy viviendo junto a mi bebé. Un saludo y buen fin de semana 🙂

    Respuesta
  • el 24/05/2015 a las 17:49
    Permalink

    ¡Ay! ¡Cómo entendemos esa situación! Por un lado es un orgullo ver crecer a nuestros hijos (y hacerlo bien, como tú) pero por otro cuando somos conscientes de que crecen se nos encoge un poco el corazón. Ánimo. Todas las etapas tienen algo bonito. Hay que disfrutar y vivirlos ¡un beso gigante!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com