¿Cuándo dejan de ser ricos los niños?

Señoras

A la larga lista de frases fuera de lugar, desagradables y hasta impertinentes que a la mayoría nos dicen desde el primer momento en que intuyen que vamos a ser padres añado una que llevo escuchando largo tiempo y con la que tampoco estoy nada de acuerdo:

disfruta ahora que tiene x años porque luego crecen y dejan de ser ricos

Es una frase curiosa porque la llevo escuchando desde hace ya casi 6 años y normalmente lo único que hacen es ir cambiando la x por el número de años que tengan mis hijos en ese momento:

disfruta ahora que tiene es un recién nacido porque luego crecen y dejan de ser ricos

disfruta ahora que tiene 1 año porque luego crecen y dejan de ser ricos

disfruta ahora que tiene 2 años porque luego crecen y dejan de ser ricos

disfruta ahora que tiene 3 años porque luego crecen y dejan de ser ricos

disfruta ahora que tiene 4 años porque luego crecen y dejan de ser ricos

disfruta ahora que tiene 5 años porque luego crecen y dejan de ser ricos

Y así hasta el infinito.

De vez en cuando me encuentro con quien ha evolucionado su propia teoría desde la anterior y te la lanza en plan condena:

disfruta ahora porque luego cuando tienen 2-3 años todo cambia y dejan de ser ricos

Esta sentencia me deja más patidifusa que la primera porque considerando que Mayor hace ya tiempo que superó ese umbral y Bebé está a punto, me cabe la duda de si tienen un grave problema de incontinencia verbal (y de observación, claro) o directamente están insultándonos de manera disimulada.

Sea como sea, siempre me ha dado mucha pena este dicho popular que las señoras suelen soltar alegremente. De todas las impertinencias que como madre recibo de cuando en cuando, esta es la que menos me afecta pero es una de las que más pena me produce por el que la emite.

Con independencia de que un recién nacido sea 100% amor y achuchabilidad, pensar (y exteriorizar sin pudor) que crees que los niños una vez pasada la etapa de bebé se vuelven unos coñazos insoportables me da bastante pena.

Puede que un recién nacido sea muy cuqui, pero no me parece menos rico un niño de 5, un niño de 9 años. En estos casi 6 años como madre he disfrutado mucho de cada etapa de mis hijos y cada etapa me ha gustado más que la anterior. Verles crecer, evolucionar, ser capaces de hacer cada vez más cosas, de ser más independientes, de aprender todo lo que el mundo les ofrece… ¡me parece un privilegio!

Francamente, a sus 5 años y medio encuentro a Mayor más que entrañable. Estoy fascinada con todas las que cosas que se pueden hacer con él, con las cositas que poco a poco me va contando del cole, con sus primeras amistades, con poder jugar a juegos nuevos, con que esté empezando a leer, a escribir… Si tuviera que elegir entre la etapa que está pasando ahora Bebé y la de Mayor, sin duda que me quedaría con la de Mayor.

Y por supuesto que no es fácil. La etapa inicial, que es la de dormir horriblemente mal, de tenerles siempre en brazos, de sus primeros “no”, de sus primeros enfados, es dura pero es fundamentalmente física. Creo que es indudable que los problemas crecen con los años y aunque algunas cosas se facilitan porque van aprendiendo y entendiendo, van independizándose, el calado de los problemas que pueden surgir, de las preocupaciones que éstos nos producen, es mucho mayor (hasta llegar a su apogeo en la adolescencia). Tanto que llega un momento en que echas la vista atrás y piensas que ojalá todo fuera tan fácil como aquello que en su momento te pareció horroroso. Pero no por eso dejo de estar fascinada por cada etapa y no por eso dejo de dar gracias por el regalo que me ha dado la vida de poder asistir al desarrollo personal de las dos pequeñas personitas que hemos creado entre mi marido y yo.

En fin, que digan lo que quieran, para mi los niños nunca dejan de ser ricos y no creo que dejen de parecérmelo ni cuando tengan 20 años, porque siempre serán mis hijos, siempre serán seres humanos en formación, y el orgullo que siento de verlos crecer me llena de alegría.

Foto | Sili[k] en Flickr CC

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

14 comentarios sobre “¿Cuándo dejan de ser ricos los niños?

  • el 06/06/2015 a las 16:32
    Permalink

    Hay mucho imbécil suelto. Cada uno que piense lo que quiera, pero decirle eso a una madre… ¿Querriamos menos a nuestros hijos si dejaran de ser “ricos”? Entonces cuando los míos sean adolescentes irritables, ¿ya no disfrutaré con ellos? Hombre si lo llego a saber en vez de tener hijos me compro un periquito. (Ironía On).
    Pasa cuando te digan estas estupideces. Hay gente que no sabe callarse la boca, y no veas lo que me cabrea.

    Respuesta
    • el 26/06/2015 a las 20:51
      Permalink

      Desde luego guapa!

      Respuesta
  • el 06/06/2015 a las 17:08
    Permalink

    Esa es la misma gente que te dice ¡”Qué tonta, no te cases ” cuando te queda un mes para la boda o te suelta un “Pues qué tontos, con lo bien que se está sin críos” cuando se enteran de que estás embarazada.
    Aunque, estúpidamente son los mismos de “A ver si te animas, se te va a pasar el arroz” cuando resulta que no lo estás y para más inri, llevas tiempo buscando.
    Hay gente que habla porque no sabe estar callada (incontinencia verbal, como tú dices) y suelta las mismas coletillas idiotas sin pararse a pensar o a decir algo de cosecha propia.
    Supongo que es eso y no las ganas de molestar/herir que llevan implícitas esas frases.
    Y como el refranero es sabio… a palabras necias, oídos sordos.

    Respuesta
    • el 26/06/2015 a las 20:51
      Permalink

      Eso es, eso es…

      Respuesta
  • el 06/06/2015 a las 21:40
    Permalink

    De acuerdo contigo totalmente, mi madre siempre me decía “aprovecha que el tiempo para rápido y echarás de menos, aunque todas las edades son bellas, siempre”. Una vez una vecina me dijo que guapo era mi hijo cuando él tenia unos 2 años, y añadió “que pena que crecen y se vuelven unos cabrones”, haciendo un meneo de cabeza hacia su hijo que tenia unos 6 años. Me ha dado ganas de decirle: “por que? Que educación le has dado tú para que él se volviera un cabrón?”, pero claro, sonreí y me fui, nunca entenderé esa gente que habla mal de sus proprios hijos.

    Respuesta
    • el 08/06/2015 a las 10:29
      Permalink

      Qué bruta la tía, dios mío!
      Creo que ya lo he contado, pero una vecina que tenía me dijo, delante de su hijo, que no estaba de vacaciones porque “con niños qué vacaciones va a haber”. La cara que puso ella de angustia fue memorable, pero la del niño me rompió el corazón…

      Respuesta
      • el 26/06/2015 a las 20:50
        Permalink

        Jo, qué penita…

        Respuesta
    • el 26/06/2015 a las 20:51
      Permalink

      Uffff!! Me suena, me suena…

      Respuesta
  • el 08/06/2015 a las 10:24
    Permalink

    Aquí otra que tampoco está de acuerdo. Sí es cierto que para mí tener un bebé era definitivamente más fácil que tener una niña de 2 años, y supongo que los “retos” se irán complicando con el tiempo y no al revés. Sin embargo:
    a) Para mí, mi niña de rodillas sucias y mocos colganderos es tan entrañable o más que cuando era un bebé. Me cuenta cuentos y me da besos “mu fuetes”, ¿cómo resistirme? ¿de qué vais los que decís que era “mejor” antes?
    b) Tampoco me gusta que me digan que disfrute las etapas “porque luego será peor”, sino porque todas tienen algo especial y son muy, muy breves.

    Y si alguien quiere un bebé eterno, que se compre un espeluznante baby reborn.

    Respuesta
    • el 26/06/2015 a las 20:50
      Permalink

      Desde luego! Estoy totalmente de acuerdo!

      Respuesta
  • el 08/06/2015 a las 15:31
    Permalink

    Ay, madre mía, cuanta gente habla por no estar callada! La frase es de traca, a mi también me la han soltado alguna vez… Pero y digo yo, que pasa? Cuando crezca y “ya no sea rico” no lo voy a querer?
    Otra que me revienta especialemente ahora, es cuando le dicen a Redondo “ay, aprovecha ahora pequeñín que cuando nazca tu hermanito lo vas a pasar muy mal”… de verdad que cuando lo oigo me entran ganas de arrancar cabezas…

    Respuesta
  • el 08/06/2015 a las 16:03
    Permalink

    Cuanta razón tienes!! No puedo estar más de acuerdo! Yo tengo 2 niños, uno de 1 año y otro de 2 y estoy hasta los … del comentario!! Yo esta gente siempre pienso que deberían comprarse un muñeco reborn en lugar de tener hijos pq si sólo lo van a disfrutar unos meses…que peeeeena!!!!

    Respuesta
    • el 26/06/2015 a las 20:50
      Permalink

      Es una pena Arnaua

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com