¿Cuándo comienza la lactancia prolongada?

Bebé mamando

Cuando estaba embarazada de Bebé no me planteaba cuánto iba a durar nuestra lactancia. De hecho ni siquiera sabía si iba a lograrlo o de nuevo iba a fracasar. Tenía claro que duraría lo que nos apeteciera a ambos pero no sabía si sería mucho o poco.

Desde que nació Bebé y comenzamos a disfrutar de la lactancia, mes tras mes me he estado preguntando cuándo comenzaría eso que se llama lactancia prolongada porque ¿cómo puede ser prolongado algo que los dos participantes disfrutan tanto y con tanta naturildad?. Prolongado parece indicar dilatado, extendido más allá de lo normal. ¿Cuándo es eso? ¿Con un año? ¿Con dos? ¿Quién lo decide?.

Los únicos referentes que tenía eran los de la blogosfera, donde las lactancias prolongadas son bastante frecuentes. Sin ningún referente en mi entorno, a pie de calle, y sin haber dado el pecho en condiciones (los dos meses de tortuosa lactancia mixta del mayor no se pueden considerar dar el pecho en condiciones), pensar en un “bebé mayor” mamando me impresionaba. Era presa de la cultura del biberón en la que vivimos queramos o no y pensar, por ejemplo, en un bebé que mamaba y ya caminaba, por ejemplo, me chocaba. No quiero decir con esto que me pareciera ni bien ni mal; simplemente no lo había visto en la calle ni lo había experimentado y por tanto no sabía qué sentir al respecto.

Los meses fueron pasando. Superamos los seis meses de lactancia exclusiva, hicimos la introducción de la alimentación complementaria manteniendo la leche materna como su fuente principal de alimento y llegamos al año. No sé qué diría Bebé si pudiera hablar, pero por mi parte puedo decir que el primer año de lactancia fue un suspiro. Si en algún momento pensé que un año de lactancia era mucho, definitivamente no estaba en lo cierto. Si hubiera tenido que ponerle fin artificialmente, o si Bebé hubiera decidido destetarse naturalmente, me hubiera supuesto un disgusto porque para mi esto no había hecho más que empezar.

Lejos de estar cansada o aburrida, quiero más, ¡mucho más!. Y a juzgar por la cantidad de veces que mamá Bebé, tanto de día como de noche, tenemos mucha lactancia por delante. Así que, en nuestro caso, lo de prolongada tendrá que esperar porque no estamos prolongando sino disfrutando.

Tristemente sí que puedo contestar cuándo empieza la lactancia prolongada para el resto del mundo. No puedo delimitar en qué momento exacto, pero sin duda alguna 15 meses de lactancia es too much para la mayor parte de la sociedad.

Lo noto cuando hasta mi abuela me vine con los típicos tópicos para que le quite la teta de una vez, que es puro vicio. Lo noto cuando en Urgencias me convierto en la loca de la teta por no querer destetar sin motivo alguno y a lo bruto a mi bebé de 15 meses. Lo noto cuando en la revisión de turno la enfermera amenaza con que el niño tiene un percentil muy bajo porque toma demasiada leche y la leche no alimenta. Lo noto cuando me pongo a dar el pecho y a la gente le dan vueltas los ojos del asombro. Lo noto cuando ya nadie me felicita por la calle cuando ven al niño mamar sino que escuchas murmullos (y alguna cara de asco un par de veces). Lo noto cuando incluso a quién no le parece mal se ponen a contarme la batallita del niño que mamó hasta los x años, como si fuera un marciano aterrizado en la Tierra.

A pesar de ello, no me puedo quejar. Soy consciente de que para el ciudadano medio dar el pecho con 15 meses no es lo normal. No me gusta, espero que las cosas vayan cambiando, que la lactancia materna se vaya normalizando cada vez más, pero lo comprendo, no les culpo, a mi me pasaba lo mismo. Afortunadamente pocas veces me han hecho sentir mal. Es curioso, pero me trataron peor, por ejemplo, en la farmacia cuando compraba leche de fórmula para mi hijo mayor, que ahora. Ciertamente ahora recibo cientos de miradas que no recibiría si sacara un biberón pero, toco madera, no me han echado de ningún sitio, no me han dicho nada desagradable (salvo en Urgencias) y en general creo que tras el asombro de la mayoría se esconde un asombro positivo y no negativo.

También es verdad que con el paso de los años y en esta segunda maternidad tengo muy bien abrochadito el impermeable y me resbalan muchísimo este tipo de cosas, es más, creo que ni las percibo. Nosotros hemos llegado hasta aquí en un abrir y cerrar de ojos y tenemos ganas de más. Para mi no es una carga sino todo lo contrario, disfruto dándole el pecho, de manera que les agradezco la preocupación a los demás pero es innecesaria.

El qué dirán, a estas alturas, me preocupa muy poquito.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

40 comentarios sobre “¿Cuándo comienza la lactancia prolongada?

  • el 08/08/2013 a las 1:30
    Permalink

    Te entiendo perfectamente. Yo disfruté al máximo los dos años y nueve meses que amamanté a mi hijo. Esto a pesar de todas las críticas. Debo decir que todo el mundo, familiares, pediatras, médicos, TODOS, me decían que “¿hasta cuando?”. Aún así, lo hice, le dí teta a mi hijo hasta que él dijo no quiero más “tetiki” mami. Esto es algo de lo que me siento muy orgullosa y nunca podré arrepentirme. Así que adelante mamacontacorriente amamanta hasta que tú y tu bebé lo decidan.

    Respuesta
    • el 15/08/2013 a las 0:54
      Permalink

      Bravo por vosotros! Bravo por vuestro ejemplo 🙂 Un beso

      Respuesta
  • el 08/08/2013 a las 2:28
    Permalink

    felicitaciones…llevamos 19 meses de lactancia con enorme felicidad!

    Respuesta
    • el 15/08/2013 a las 0:53
      Permalink

      Muchas felicidades a vosotros también.

      Respuesta
  • el 08/08/2013 a las 4:39
    Permalink

    Nosotros seguimos con la teta pasados ya los los 3 añpendienteos!A la psicóloga del jardín le parece terrible .Soy pediatra y a mis colegas en general ni les digo ya que no tengo ganas de escuchar lugares comunes sin fundamento.El gordo toma de noche solo pero ni miras de dejar.

    Respuesta
    • el 15/08/2013 a las 0:53
      Permalink

      Creo que llegada cierta edad empezaré a mentir… con eso te lo digo todo.

      Respuesta
  • el 08/08/2013 a las 7:01
    Permalink

    Te leo y me surgen algunas cuestiones. Para que nos conozcamos te diréque di teta al primero hasta que con dos año y medio me dijo que no queria mas. Pero en ese momento ya iba a la guarderia y la teta se habia reducido a un poco de teta antes de dormir. Las otras tomas fueron desapareciendo cuando me reincorporé al trabajo, cuando en mi siguiente trabajo tenia que empezar al alba… Total que el ultimo año mas que teta nos haciamos y mimoantes de ir a dormir.
    Ahora tengo a mi nena de casi 5 meses. Le doy teta pero ya he vuelto al trabajo. Tengo la suerte detrabajar en el hospital actualmente y poder ir con tiempo a utilizar el sacaleches de maternidad pero ya he tenido que eliminar una toma e introducir leche de formula pues no puedo ausentarme cada tres horas… Pero asi esto dura mas.
    Comentas que das pecho pero a horas diferentes. Tal vez tu trabajo te lo permita pero… Como te organizas? Por que luego si saltas tomas las tetas parece que vayan a estallar…
    Gracias y Saludos!

    Respuesta
    • el 08/08/2013 a las 10:17
      Permalink

      Me permito contestarte con mi experiencia. Yo me incorporé a los cinco y medio y he seguido con teta sin problemas porque mi trabajo me lo permite. Trabajo cinco horas por la mañana (jornada reducida e intensiva) y por la tarde me da tiempo a sacarme unos 100 de leche, que es lo que toma en la guardería, junto a una papilla de cereales. En el trabajo no me saco porque el pecho aguanta perfectamente cinco horas. Por la tarde y la noche lo tengo en la teta cuando él quiere, y los fines de semana también. El pecho sabe perfectamente que sábados y domingos por la mañana tiene que producir y que puede pararse de lunes a viernes, se ha acostumbrado enseguida.
      Yo tengo la suerte de tener ese magnífico horario, pero no sé si es tu caso.

      Respuesta
      • el 15/08/2013 a las 0:48
        Permalink

        Gracias por contestar a lirovi y compartir tu experiencia, estas cosas siempre vienen genial.

        Respuesta
    • el 15/08/2013 a las 0:53
      Permalink

      Hola lirovi, perdona que haya tardado tantos días en responderte.

      Trabajo en casa, con mi hijo al lado, de modo que muchas veces estoy contestando un mail de un cliente mientras le doy el pecho. En nuestro caso ya con 15 meses no suele hacer tomas largas durante el día, más bien chupitos, o va cambiando de un pecho al otro, es algo que puedo hacer sin manos perfectamente mientras tecleo, bien porque le tengo sentado encima o bien porque le llevo en alguna mochila portabebés.

      Como te comenta Patricia, el pecho se puede adaptar a lo que tu le acostumbres. No sé si tienes un grupo de lactancia cerca pero si lo tienes estoy segura de que te pueden contar consejos muy prácticos para que te organices de la mejor manera posible.

      Besos.

      Respuesta
  • el 08/08/2013 a las 9:30
    Permalink

    Suscribo punto por punto tu entrada. Miro a mi niña de 13 meses y no concibo no darle su teta, es lo natural, lo que nos sale a las dos. Tengo la suerte de que está en el percentil más alto, así que nuestro entorno alucina que la peque esté tan grandea base teta, eso me ahorra comentarios sobre si alimenta o no.
    Felicidades por tu lactancia!

    Respuesta
    • el 15/08/2013 a las 0:50
      Permalink

      Enhorabuena a ti también Txell!

      Respuesta
  • el 08/08/2013 a las 10:13
    Permalink

    Me alegro mucho por ti, porque esta lactancia, prolongada o no, es un premio para ti, por tu constancia, por tu amor, por tu determinación. Me encanta que lo estés disfrutando.

    Yo he perdido la cuenta de las veces que solo en lo que va de esta semana me han preguntado, con los ojos muy abiertos de asombro, que si sigo dándole pecho a D, que no tiene ni ocho meses. Y pretendo llegar hasta el año, hasta el año y medio, hasta los dos si él quiere. Y solo en estos cuatro días ya he tenido que batallar con la médico que me dice que, ante una obstrucción mamaria (que se ha resuelto en menos de 24 horas sin más que un ibuprofeno), tengo que tomar pastillas para retirarme la leche porque “total, el niño ya no la necesita”. Y me acuerdo muchísimo de ti, de tu post sobre la responsabilidad de los médicos, y me dan ganas de echarme a llorar no por mí, que tengo un grupo de lactancia detrás en el que nadie duda en cogerme el teléfono a las 9 de la mañana para aconsejarme, sino por todas aquellas que no cuentan con ese apoyo, esa información o esa determinación.

    Y me encuentro con un jefe que me mira sorprendidísimo por que haya conseguido comptabilizar hasta ahora pecho y trabajo y le digo, en broma, que el niño tiene que disfrutar ahora, que luego tener las tetas a mano no sale gratis. Y así, entre bromas, desdenes e información detallada a quien realmente la precisa, se van pasando las semanas y yo me quedo, sobre todo, con la carita de D cuando mama, con sus manos que cada vez interactúan más, con su forma de mirarme ahora que se le nota perfectamente que sabe qué es mamar y que en menos de nada me va a estar levantando la camiseta para servirse él mismo. Eso, que alguna amiga mía dice que “está fuera de lugar, encima en lugares públicos”, a mí me encanta y, como tú dices, no es ninguna carga.

    Ojalá pudiéramos trasponer parte de la blogosfera, que nosotras mismas estamos creando día a día, a la vida ‘real’. Las no conectadas no saben lo que se pierden.

    Respuesta
    • el 15/08/2013 a las 0:50
      Permalink

      Mi esperanza es que poco a poco cada vez sea menos sorprendente… pero tal y como están las cosas, tengo mis dudas.

      Respuesta
  • el 08/08/2013 a las 12:32
    Permalink

    Yo era de las que pensaba que si el niño tenía edad para decir “teta” ya era más que la hora de dejar de darle. Ay! Cómo cambian las cosas! Cuando fui mama primero pensaba “le daré un poquito si tengo”, después “bueno, con 3 meses bastará”, luego “creo que 6 meses y ya lo dejaremos”, más tarde “al año ya se lo quitaré”, y así suma y sigue hasta casi 2 años y ya no se la pienso quitar mientras siga queriendo jejeje.

    Respuesta
    • el 15/08/2013 a las 0:48
      Permalink

      Muy bueno! Muchas gracias por compartirlo conmigo!

      Respuesta
  • el 08/08/2013 a las 20:11
    Permalink

    Pues yo necesito un impermeable, porque mi segundo acaba de cumplir 7 meses y aquí en Bulgaria la gente ya me empieza a “mirar raro” con lo de que “aún” toma pecho. No sé si en España sería diferente, no lo creo. ¿Tengo que esconderme para darle de comer a mi hijo?

    Respuesta
    • el 15/08/2013 a las 0:47
      Permalink

      Yo no me escondería… tampoco me exhibo, pero nunca me escondería. Además, tal y como yo lo veo, si puedo dar un biberón en cualquier parte, el pecho también. Si puedo darle un beso cuando quiera, el pecho también. Digo yo…

      Respuesta
  • el 09/08/2013 a las 0:55
    Permalink

    La verdad es que si hiciéramos caso de todo lo que nos dicen…(en este tema,claro!) Yo llevo dando el pecho a mi hija más de tres años (concretamente hoy hace 40 meses) y la verdad…estoy encantada y la peque ni te cuento, así que tu has caso a tu corazón y disfruta de tu pequeñin. De pensar que va a llegar un día y mi peque ya no va a querer “tetita”, uf!!!!…se me hace un nudo en la garganta. Es una sensación muy rara, como si ya no me fuera a necesitar.
    Disfruta de tu lactancia y a palabras necias….

    Respuesta
    • el 15/08/2013 a las 0:45
      Permalink

      Bien dicho 🙂 ¡y enhorabuena por esa feliz lactancia!

      Respuesta
  • el 09/08/2013 a las 20:59
    Permalink

    Te cuento que yo estoy embarazada y tengo toda la intención de darle pecho “hasta que los dos queramos”. La gente se sorprende de que eso pudiera implicar 2 o 3 años (cosa que les parece terrible!!), pero casi más con que no lo tenga previamente decidido!!!! ¿cómo lo voy a tener decidido si mi bebé aún no nace? En lo personal, no creo en las “recetas de crianza”. Cada niño y cada papá o mamá son distintos, y creo que parte importante de la crianza respetuosa es darse el tiempo de conocer a la personita que viene en camino, y manejar la relación como cualquier relación, entre dos personas (obvio que si soy la mamá, la debo educar, pero para mí es distinto a imponer). Besos!!!! Jime

    Respuesta
    • el 15/08/2013 a las 0:45
      Permalink

      Muy de acuerdo contigo!

      Respuesta
  • el 20/08/2013 a las 12:10
    Permalink

    Ole, ole y oleeeeeeeeeeeeeee, te apoyo.
    Un beso.

    Respuesta
  • el 28/08/2013 a las 10:49
    Permalink

    Completamente de acuerdo contigo.
    Me gusta comparar esto de la lactancia con un novio. Comienzas a salir con el sin ptretensiones, el tiempo va pasando ambos estáis a gusto y oye, un dia te das cuenta que han pasado muchos años juntos y se te han pasado en un pis pas.
    Un beso y disfrutad de vuestra lactancia hasta que queráis

    Respuesta
  • el 30/08/2013 a las 21:09
    Permalink

    Hola! Yo también tengo un peque de 2 años y medio y sigue enganchadisimo a latetilla. Nos encanta a los dos y no pensamos en dejarlo por ahora. No tomamos leche ni lácteos en casa, el peque tampoco. Y tenemos una salud buenisima y mucha energía!! Cada vez que alguien me dice algo en contra de estas costumbres, yo le sonrío y hago alguna bromilla, mi niño también se ríe porque está siempre de cachondeo, y así de felices vivimos. Invitamos a todo el mundo a que comparta nuestra felicidad! Felicidades mamis lactantes! Y al que no le guste que no mire! 🙂

    Respuesta
  • el 07/09/2013 a las 7:42
    Permalink

    Hola!! Me he topado con tu blog un poco de casualidad y me ha encantado tu forma de pensar respecto a la lactancia. Yo no soy madre, soy higienista dental especializada en en odontopediatría y he estudiado mucho, muchísimo sobre los beneficios de la lactancia materna. Asi que sólo quería felicitarte por ese pensamiento, ojalá hubiera mas mamis como tú.
    Hace poco leí un libro sobre lactancia materna que recomendé en mi blog, si quieres pásate y echas un vistazo, tengo muchas entradas sobre el tema:http://odontodisfuncion.blogspot.com.es/2013/07/una-estupenda-guia-de-la-lactancia.html

    Respuesta
  • el 19/09/2013 a las 20:58
    Permalink

    No te preocupes. Yo les he dado a mis tres hijos: el mayor se destetó solo con dos años porque le debía saber mal la leche al final de mi embarazo. El segundo llegó hasta los dos años y siete meses. Y la pequeña ha estado hasta los tres años y tres meses. Como comprenderás escuché de todo, pero los niños encantados. Eso es lo más importante. Mucho ánimo

    Respuesta
  • el 22/10/2013 a las 0:51
    Permalink

    Mi niña hace dos años este mes, ella feliz enganchada a la teta y yo más. Ella es lo mejor que tengo en la vida. Nació por cesárea, se complicó la cicatriz. .. estuve a punto de dejarlo al segundo día. ¡Darme un Nolotil!
    Pero lo logramos. Yo no se como seria no darle el pecho…pero se que no ha llegado el momento de dejarlo. Ánimo a todas, vivir como queráis.

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:25
      Permalink

      Qué bueno tu comentario, bien por ti! Un abrazo.

      Respuesta
  • el 21/11/2013 a las 15:56
    Permalink

    Hola. Estoy en la misma situación. Mi bb tiene 15 meses y mis familiares no dejan de sorprenderse y criticar q siga con la lactancia. El pediatra me indico q hasta los dos años y que no haga caso de comentarios negativos, que si ctitican es porque ellas no tuvieron leche. Estoy muy contenta de brindarle esa oportunidad a mi bb.

    Respuesta
    • el 30/11/2013 a las 17:30
      Permalink

      Haced lo que os apetezca, los demás no tienen que opinar! Un abrazo.

      Respuesta
  • el 05/12/2013 a las 1:39
    Permalink

    Hola, yo soy madre de una niña de 8 meses que se alimenta todavía de leche materna casi exclusivamente. Estoy muy concienciada de la lactancia y solo dejaré de darle el pecho cuando ella no quiera mas.
    El problema es que estoy separada, y ayer tuvimos el juicio y salí indignada, pq la jueza (que no tiene hijos) me decía cosas como que le dejara de dar el pecho, que hay leches artificiales muy buenas, que utilizo la lactancia… Yo di todos mis argumentos, pero ponía cara de extrañada cuando yo le decia que se recomienda la Lactancia dos años o mas, que la niña toma el pecho 10 o 12 veces cada día… Al final la sentencia fue favorable y las visitas no serán de mas de 3 horas, lo que me permite seguir con la lactancia. A partir de los 3 años de edad, el padre se la llevara a dormir, pero ¿y si sigo con la lactancia? Estaría dispuesta a movilizar lo quien sea para que los jueces se informen y vean que la lactancia es un derecho del niño y que es beneficioso para ellos, y que lactar con tres años puede ser normal.

    Respuesta
    • el 07/01/2014 a las 16:06
      Permalink

      Hola Yoli, no te puedo ayudar porque desconozco como está el tema… mi recomendación sería que contactaras con alguna asociación de lactancia que te ponga a su vez en contacto con algún abogado que entienda del tema, seguro que alguno tiene que haber. Mucha suerte y un abrazo.

      Respuesta
  • el 10/01/2014 a las 1:54
    Permalink

    hola yoli, apoyo totalmente la lactancia natural y prolongada hasta que madre e hijo quieran porque es lo mejor y lo más sano; pero en caso de divorcio, creo que hay que pararse a pensar qué es “menos malo”: reducir el tiempo con su padre o renunciar a la lactancia natural. Yo no puedo ni debo meterme en tu caso, pero yo en el mío lo tengo claro: prefieriría dar lactancia artificial y no privar a mi hijo de su padre.

    Respuesta
  • el 10/02/2014 a las 18:56
    Permalink

    Hola a todas mamás,
    Soy madre de dos niños de 2 años y medio y 5 años a quienes he estado amamantando.
    Al mayor acabo de destetarle, aunque por él hay ocasiones en las que aún pide Te. No entendería la maternidad sin la lactancia; he descubierto mi cuerpo y mis sentimientos de mujer gracias a ellos, a un parto respetado y a una infancia por la que lucho. Amamantándolos tengo el recuerdo de las imágenes más bellas con ellos. Ahora tengo conmigo a un hijo que me demuestra todas las ventajas y beneficios que le ha aportado la lactancia y a otro hijo disfrutando del Te. A mi así, me han hecho la mujer más feliz.
    Mi reproche a esta sociedad que continúa valorando el pecho como objeto sexual. Nadie se asusta s ve un cartel de una mujer publicitando un sujetador, pero si alimenta a sus hijos se le reprende (y se ve lo mismo o menos, que en ciertos escotes) Siempre dije, que entonces, a mi me parece más obsceno la tetina de un biberón o un chupete en público y a ellos no se les obliga a esconderse.
    Estoy orgullosa de ser mujer y de sacarle partido a todo en mi, no tengo nada que esconder. La sociedad si tiene mucho por aprender de la feminidad, aboguemos por nosotras ¡animo!

    Respuesta
    • el 10/02/2014 a las 19:25
      Permalink

      ¡Muchas gracias por compartirlo!

      Respuesta
  • el 22/02/2014 a las 17:17
    Permalink

    Hola a todas! Yo tb me siento mama contracorriente a veces. Estoy criando a Miguelito, mi trercer hijo que vino por sorpresa y que esta mamando el que más (acaba de cumplir dos años). Tiene reflujo y esta muuuy lejos de la curva. Solo mama cuando los dos llegamos a casa (los dos vamos a nuestra guarde porque yo trabajo alli) y desde q llegamos me pide teta y tb por la noche, claro. Yo hasta ahora lo he llevado genial y no me he planteado dejarlo, pero llevo un tiempo con dolores en las articulaciones y pienso q a mis 43 a lo mejor deberia de pensar en el destete. Que me contáis? Animo a todas las mamascontracorriente!!

    Respuesta
  • el 04/03/2014 a las 0:42
    Permalink

    Yo tengo uno de dos años y aún le doy. Me importa muy poco lo que la gente opine porque creo que estas cosas son muy personales y nadie debería meterse. Jamas en mi vida me había sentido tan bien como en estos años, eso si, vivo las emociones a flor de piel y lloro por cualquier tontería….. También he notado que la líbido lejos de desaparecer a aumentado aún más y que los hombres me miran también más ahora que antes!.
    Desde que me quedé embarazada decidí hacer lo que mi madre hizo conmigo, tengo la cuna en mi dormitorio y alimento a mi hijo mientras estoy sentada en el balancín (es increíble como cuando te haces madre el instinto te lleva muchas veces a tomar ejemplo de las madres, las tías o madrinas…..).
    Yo no pienso hacer propaganda con esto de la lactancia porque no soy quien para hacerlo y no me parece adecuado, cada mujer es un mundo y cría y alimenta a sus hijos como puede y quiere, eso no quiere decir que sea mejor ni peor madre. Pero en mi caso los beneficios que he obtenido con la lactancia superan con creces cualquier desafío y no solo por mi paciencia para amamantar y seguir haciéndolo, sino porque lo que siento cuando estoy con mi hijo en esos momentos es incomparable y ahí me digo “vale la pena el sacrificio.”

    Respuesta
    • el 18/03/2014 a las 18:22
      Permalink

      Qué bonitas palabras, me siento muy identificada…

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com