En los últimos meses he estado probando la copa menstrual Lily Cup Compact, de Intimina y hoy quiero contaros mi experiencia con ella.

Va camino de un año que soy usuaria de copas menstruales. Como os conté en el post donde relataba mi primera experiencia con ellas, ¡han cambiado radicalmente mi visión acerca de la menstruación! Cuesta creerlo hasta que no lo pruebas, y creo que todas hemos tenido más o menos reticencias… Pero todo lo que se dice es cierto: es lo más parecido a no tener la regla. Cero olor, comodidad absoluta, un sistema realmente limpio y, por si fuera poco, muy económico.

Hasta ahora he estado usando varias de las copas que me enviaron desde MeLuna, en la foto del post que os enlazo podéis ver que me mandaron varias “terminaciones” del palito que sirve para extraerlas.

 

Características de la copa menstrual Lily Cup Compact, de Intimina

En la fotografía inferior podéis ver la característica que la hace tan especial: la Lily Cup Compact se pliega sobre si misma y se mete en un estuche realmente diminuto, por lo que te la puedes llevar a cualquier sitio.

Copa menstrual Intimina Lily Cup Compact

No es una característica que yo necesite ya que no paso muchas horas fuera de casa como para que me pille la menstruación por sorpresa, pero me parece una idea estupenda y que seguro que resultará práctica para mucha gente. Además de que su almacenamiento es facilísimo. Nosotros que tenemos un baño realmente pequeño, con cada rincón aprovechado al máximo, poder guardarla en un espacio mínimo siempre es un punto a su favor.

La copa se puede comprar en dos tallas A o B, dependiendo de tus características físicas. Yo por ejemplo como soy muy pequeñita y además he tenido a los niños por cesárea, la talla indicada es la A.

En teoría esta copa, tanto en una talla como en otra, está pensada para flujos medios o ligeros, de modo que si tienes un flujo abundante o muy abundante deberías decantarte por el modelo estándar de Lily Cup, el no plegable, ya que tiene más capacidad.

 

Colocación de la copa menstrual Lily Cup Compact

Como ya he explicado más arriba, llevaba casi un año usando la copa menstrual de MeLuna así que pensaba que cambiar de copa no me supondría problema ninguno.

Sin embargo, el primer día me costó muchísimo hacerme con la Lily Cup Compact. ¿Por qué? Pues porque cada vez que intentaba introducirla en la vagina, se me plegaba. Al hacer presión para meterla, se plegaba sobre si misma, por lo que era imposible colocarla adecuadamente.

Me acuerdo además que era sábado y mi marido estaba pachucho, los niños empezaban a impacientarse por el largo rato que llevaba en el baño y terminé poniéndome bastante nerviosa viendo que pasaban los minutos y no era capaz de colocarla en su sitio. Terminé saliendo con ella a la calle mal puesta, a medio desplegar, así que, como es lógico, no cumplió bien con su cometido al no estar bien colocada. Si llego a tardar mucho en la calle se me desborda hasta el salvaslip.

Por la tarde, ya más tranquila, reflexioné sobre qué estaba haciendo mal y probé de nuevo. Ahora sí: perfecto. Recalco lo de perfecto porque si la primera impresión fue horrible y pensé que no iba a ser capaz de utilizarla a pesar de mi experiencia previa, a partir de aquí aprendí como ponérmela y no sólo tardo menos que con la copa menstrual anterior sino que la encuentro mucho más sencillo.

¿Qué estaba haciendo mal? Simplemente que al enrollarla sobre si misma para poderla introducir en la vagina, no apretaba lo suficiente y además soltaba esa presión demasiado pronto. Al no hacer la suficiente presión, se abría mucho antes de lo debido y al abrirse en una zona estrecha chocaba con la pared vaginal y por eso en cuanto empujaba para introducirla se plegaba sobre si misma.

Así que el truco estaba en enrollarla sujetando con un poquito más de presión y mantener esa presión hasta asegurarme de que estaba bien introducida. Y entonces, ¡magia!: al soltar esa presión la copa se despliega a la perfección, quedando en la posición perfecta.

Realmente me parece magia porque con la MeLuna, incluso después de tantos meses de uso, he seguido teniendo problemas para que se desplegara bien. Con frecuencia no conseguía que se desplegara totalmente y obviamente si no se despliega bien es muy fácil que tengas pérdidas por lo que escurre por la zona en la que la membrana de la copa no está bien pegada a la pared vaginal. Así que muchas veces tardaba unos minutos moviéndola y girándola hasta que conseguía que se desplegara, y no siempre quedaba perfectamente colocada.

Ahora con la Lily Cup Compact de Intimina no he vuelto a tener esa problema porque en cuanto suelto la presión ella sola se despliega en un instante y queda perfectamente abierta y colocada. De esta forma, apenas tardo unos segundos en ponérmela y además no tengo que estar complicándome la vida para recolocarla y/o abrirla correctamente una vez que está dentro. En este aspecto estoy realmente contenta con lo cómoda y práctica que me resulta.

Os dejo un vídeo sobre cómo colocar plegar y colocar la Lily Cup Compact. Está en inglés pero se ve tan claro que daría igual que estuviera en ruso:

Copa menstrual Lily Cup Compact: todo ventajas

Como decía más arriba, estoy realmente contentísima con esta copa menstrual. No sólo porque me ha simplificado muchísimo la colocación de la misma sino por otro motivo aún más importante: no tengo absolutamente ninguna pérdida.

Y cuando digo ninguna es ninguna: podría prescindir del salvaslip porque lo recoge todo. ¿Os imagináis lo que es ir al baño y al limpiarte encontrar el papel siempre limpio? Como decía antes, parece magia. Hasta que no lo pruebas no te lo crees.

Está a años luz de cualquier compresa o tampón.

En la siguiente foto os muestro la copa Lily Cup Compact de Intimina (a la derecha) junto a la copa menstrual de MeLuna (a la izquierda) que estaba usando.

Comparativa copa menstrual Intimina Lily Cup Compact vs MeLuna

Cuando abrí la copa de silicona de Intimina por primera vez pensé que tenía poca capacidad, que no me iba a aguantar todo el día puesta sin cambiarla. Pero en la foto se aprecia que simplemente tienen formas diferentes, la copa Lily Compact es algo más larga, ya que además recoge hasta casi el final del palito que véis.

Lo que sí que parece claro es que la forma de la Lily Cup Compact se me adapta mejor ya que con ella no tengo ninguna pérdida y con la de MeLuna nunca conseguí el objetivo de pérdida cero (necesitaba un salvaslip por si acaso y el papel al ir al baño normalmente salía ligeramente oscuro). Quizá también porque la coloco mucho mejor, puede ser.

 

Cada cuánto vaciar la Lily Cup Compact

En cuanto al número de horas que puedo pasar con ella sin cambiarme van a la par, no he notado diferencias de capacidad:

– El primer día de menstruación me la suelo cambiar cada 5-6 horas, más que nada por prudencia.

– En función de cómo vea que evoluciona el periodo, el segundo día también cada 6-7 horas.

– A partir del segundo / tercer día ya puedo estar el día completo con ella, es decir, vaciarla por la mañana y aguantar ya hasta la noche. 12 horas perfectamente, incluso más.

Me aguanta toda la noche sin problemas, incluso la noche del primer día (que lógicamente es la de sangrado más abundante). Me puedo ir a desayunar tranquilamente al levantarme y cambiarme después, cosa que antes no podía hacer porque alguna vez se me había desbordado la MeLuna.

Como es tan fácil de usar, la Lily Cup Compact me la estoy poniendo hasta que ya no veo prácticamente nada de sangre en ella. Antes dejaba de usar la copa menstrual en los últimos días de la regla pero ahora la uso hasta que estoy segura de que no voy a manchar prácticamente nada. Como mis periodos suelen ser largos, normalmente la uso durante unos 6 días.

Lo cierto es que me resulta tan tan cómoda que no descarto que algún día se me olvide que la llevo puesta. Es lo más parecido a no tener la regla.

En fin, que estoy súper contenta con ella. Y si antes ya recomendaba el uso de copas menstruales a todo el mundo, ahora parezco la friki de la copa Lily Cup Compact. ¡Se lo voy contando a todo el mundo a la mínima que sale la conversación! Pero es que de verdad me parece increíble lo bien que me funciona y sólo pienso ¡¿por qué no la conocí antes?!

 

Os recomiendo muchísimo la Lily Cup Compact

En definitiva, que insisto en recomendaros que probéis el uso de copas menstruales si no lo habéis hecho ya.

Y si buscáis una opinión sobre la Lily Cup Compact de Intimina, yo os la recomiendo sin duda alguna.

Por cierto, si queréis comprarla, la tenéis en Amazon súper bien de precio, como siempre.