Copa menstrual Lily Cup Compact: mi experiencia con ella

En los últimos meses he estado probando la copa menstrual Lily Cup Compact, de Intimina y hoy quiero contaros mi experiencia con ella.

Va camino de un año que soy usuaria de copas menstruales. Como os conté en el post donde relataba mi primera experiencia con ellas, ¡han cambiado radicalmente mi visión acerca de la menstruación! Cuesta creerlo hasta que no lo pruebas, y creo que todas hemos tenido más o menos reticencias… Pero todo lo que se dice es cierto: es lo más parecido a no tener la regla. Cero olor, comodidad absoluta, un sistema realmente limpio y, por si fuera poco, muy económico.

Hasta ahora he estado usando varias de las copas que me enviaron desde MeLuna, en la foto del post que os enlazo podéis ver que me mandaron varias “terminaciones” del palito que sirve para extraerlas.

 

Características de la copa menstrual Lily Cup Compact, de Intimina

En la fotografía inferior podéis ver la característica que la hace tan especial: la Lily Cup Compact se pliega sobre si misma y se mete en un estuche realmente diminuto, por lo que te la puedes llevar a cualquier sitio.

Blanco

Copa menstrual Intimina Lily Cup Compact

No es una característica que yo necesite ya que no paso muchas horas fuera de casa como para que me pille la menstruación por sorpresa, pero me parece una idea estupenda y que seguro que resultará práctica para mucha gente. Además de que su almacenamiento es facilísimo. Nosotros que tenemos un baño realmente pequeño, con cada rincón aprovechado al máximo, poder guardarla en un espacio mínimo siempre es un punto a su favor.

La copa se puede comprar en dos tallas A o B, dependiendo de tus características físicas. Yo por ejemplo como soy muy pequeñita y además he tenido a los niños por cesárea, la talla indicada es la A.

En teoría esta copa, tanto en una talla como en otra, está pensada para flujos medios o ligeros, de modo que si tienes un flujo abundante o muy abundante deberías decantarte por el modelo estándar de Lily Cup, el no plegable, ya que tiene más capacidad.

 

Colocación de la copa menstrual Lily Cup Compact

Como ya he explicado más arriba, llevaba casi un año usando la copa menstrual de MeLuna así que pensaba que cambiar de copa no me supondría problema ninguno.

Sin embargo, el primer día me costó muchísimo hacerme con la Lily Cup Compact. ¿Por qué? Pues porque cada vez que intentaba introducirla en la vagina, se me plegaba. Al hacer presión para meterla, se plegaba sobre si misma, por lo que era imposible colocarla adecuadamente.

Me acuerdo además que era sábado y mi marido estaba pachucho, los niños empezaban a impacientarse por el largo rato que llevaba en el baño y terminé poniéndome bastante nerviosa viendo que pasaban los minutos y no era capaz de colocarla en su sitio. Terminé saliendo con ella a la calle mal puesta, a medio desplegar, así que, como es lógico, no cumplió bien con su cometido al no estar bien colocada. Si llego a tardar mucho en la calle se me desborda hasta el salvaslip.

Por la tarde, ya más tranquila, reflexioné sobre qué estaba haciendo mal y probé de nuevo. Ahora sí: perfecto. Recalco lo de perfecto porque si la primera impresión fue horrible y pensé que no iba a ser capaz de utilizarla a pesar de mi experiencia previa, a partir de aquí aprendí como ponérmela y no sólo tardo menos que con la copa menstrual anterior sino que la encuentro mucho más sencillo.

¿Qué estaba haciendo mal? Simplemente que al enrollarla sobre si misma para poderla introducir en la vagina, no apretaba lo suficiente y además soltaba esa presión demasiado pronto. Al no hacer la suficiente presión, se abría mucho antes de lo debido y al abrirse en una zona estrecha chocaba con la pared vaginal y por eso en cuanto empujaba para introducirla se plegaba sobre si misma.

Así que el truco estaba en enrollarla sujetando con un poquito más de presión y mantener esa presión hasta asegurarme de que estaba bien introducida. Y entonces, ¡magia!: al soltar esa presión la copa se despliega a la perfección, quedando en la posición perfecta.

Realmente me parece magia porque con la MeLuna, incluso después de tantos meses de uso, he seguido teniendo problemas para que se desplegara bien. Con frecuencia no conseguía que se desplegara totalmente y obviamente si no se despliega bien es muy fácil que tengas pérdidas por lo que escurre por la zona en la que la membrana de la copa no está bien pegada a la pared vaginal. Así que muchas veces tardaba unos minutos moviéndola y girándola hasta que conseguía que se desplegara, y no siempre quedaba perfectamente colocada.

Ahora con la Lily Cup Compact de Intimina no he vuelto a tener esa problema porque en cuanto suelto la presión ella sola se despliega en un instante y queda perfectamente abierta y colocada. De esta forma, apenas tardo unos segundos en ponérmela y además no tengo que estar complicándome la vida para recolocarla y/o abrirla correctamente una vez que está dentro. En este aspecto estoy realmente contenta con lo cómoda y práctica que me resulta.

Os dejo un vídeo sobre cómo colocar plegar y colocar la Lily Cup Compact. Está en inglés pero se ve tan claro que daría igual que estuviera en ruso:

Copa menstrual Lily Cup Compact: todo ventajas

Como decía más arriba, estoy realmente contentísima con esta copa menstrual. No sólo porque me ha simplificado muchísimo la colocación de la misma sino por otro motivo aún más importante: no tengo absolutamente ninguna pérdida.

Y cuando digo ninguna es ninguna: podría prescindir del salvaslip porque lo recoge todo. ¿Os imagináis lo que es ir al baño y al limpiarte encontrar el papel siempre limpio? Como decía antes, parece magia. Hasta que no lo pruebas no te lo crees.

Está a años luz de cualquier compresa o tampón.

En la siguiente foto os muestro la copa Lily Cup Compact de Intimina (a la derecha) junto a la copa menstrual de MeLuna (a la izquierda) que estaba usando.

Comparativa copa menstrual Intimina Lily Cup Compact vs MeLuna

Cuando abrí la copa de silicona de Intimina por primera vez pensé que tenía poca capacidad, que no me iba a aguantar todo el día puesta sin cambiarla. Pero en la foto se aprecia que simplemente tienen formas diferentes, la copa Lily Compact es algo más larga, ya que además recoge hasta casi el final del palito que véis.

Lo que sí que parece claro es que la forma de la Lily Cup Compact se me adapta mejor ya que con ella no tengo ninguna pérdida y con la de MeLuna nunca conseguí el objetivo de pérdida cero (necesitaba un salvaslip por si acaso y el papel al ir al baño normalmente salía ligeramente oscuro). Quizá también porque la coloco mucho mejor, puede ser.

 

Cada cuánto vaciar la Lily Cup Compact

En cuanto al número de horas que puedo pasar con ella sin cambiarme van a la par, no he notado diferencias de capacidad:

– El primer día de menstruación me la suelo cambiar cada 5-6 horas, más que nada por prudencia.

– En función de cómo vea que evoluciona el periodo, el segundo día también cada 6-7 horas.

– A partir del segundo / tercer día ya puedo estar el día completo con ella, es decir, vaciarla por la mañana y aguantar ya hasta la noche. 12 horas perfectamente, incluso más.

Me aguanta toda la noche sin problemas, incluso la noche del primer día (que lógicamente es la de sangrado más abundante). Me puedo ir a desayunar tranquilamente al levantarme y cambiarme después, cosa que antes no podía hacer porque alguna vez se me había desbordado la MeLuna.

Como es tan fácil de usar, la Lily Cup Compact me la estoy poniendo hasta que ya no veo prácticamente nada de sangre en ella. Antes dejaba de usar la copa menstrual en los últimos días de la regla pero ahora la uso hasta que estoy segura de que no voy a manchar prácticamente nada. Como mis periodos suelen ser largos, normalmente la uso durante unos 6 días.

Lo cierto es que me resulta tan tan cómoda que no descarto que algún día se me olvide que la llevo puesta. Es lo más parecido a no tener la regla.

En fin, que estoy súper contenta con ella. Y si antes ya recomendaba el uso de copas menstruales a todo el mundo, ahora parezco la friki de la copa Lily Cup Compact. ¡Se lo voy contando a todo el mundo a la mínima que sale la conversación! Pero es que de verdad me parece increíble lo bien que me funciona y sólo pienso ¡¿por qué no la conocí antes?!

 

Os recomiendo muchísimo la Lily Cup Compact

En definitiva, que insisto en recomendaros que probéis el uso de copas menstruales si no lo habéis hecho ya.

Y si buscáis una opinión sobre la Lily Cup Compact de Intimina, yo os la recomiendo sin duda alguna.

Por cierto, si queréis comprarla, la tenéis en Amazon súper bien de precio, como siempre.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

21 comentarios sobre “Copa menstrual Lily Cup Compact: mi experiencia con ella

  • el 28/06/2016 a las 14:41
    Permalink

    Entonces esta te va mejor que la MeLuna? Yo no puedo comparar, sólo he usado la MeLuna. Aquí en Bulgaria creo que no se venden, aún no son un artículo habitual.

    Respuesta
    • el 28/06/2016 a las 14:51
      Permalink

      Sí, me va mejor. Estoy súper contenta con ella!

      Respuesta
  • el 28/06/2016 a las 20:09
    Permalink

    Ay que envidia me das MCC!! Yo hace un año me compre dos copas meluna la S y la M y acabe en urgencias porque no me la podía sacar! No había manera de pillarla, se fue hacia adentro y me empecé a agobiar porque no alcanzaba a cogerla. Al final acabe en urgencias y ahí se acabó mi aventura con las copas menstruales. Me encantaría utilizarlas porque si realmente funcionan las veo como el invento del siglo, pero me da cosilla. No has teñido problemas al sacarla? Besos!

    Respuesta
    • el 29/06/2016 a las 16:16
      Permalink

      Hola Bee, ¡me imagino el agobio! A mi no me ha sucedido, no, ¿cómo te puedo pasar? porque la vagina no es tan larga y además termina en el cuello del útero, es decir, no se puede colar para dentro porque hay “tope” ¿Qué te dijeron en Urgencias? Un abrazo guapa.

      Respuesta
    • el 05/02/2018 a las 4:11
      Permalink

      Hola creo que te sucedió eso por que no elegiste la talla correcta. A la hora de elegir una copa menstrual, además de tener en cuenta si tuviste o no parto vaginal, es buena idea medir previamente el cérvix para que la longitud de la copa no nos resulte un problema. Por lo ve leo de tu experiencia las copas que usaste son cortas y por lo tanto tendrias que elegir copas con una longitud mas larga. Te recomiendo la lily cup clasica. Espero te sirva la info.
      Saludos desde Argentina

      Respuesta
  • el 29/06/2016 a las 9:21
    Permalink

    Yo uso la lilycup compack y la lilycup normal y ambas son una maravilla!!! A mi me pasa como a ti a todo el mundo se lo cuento que la pruebe porque te cambia la vida por completo!!! 🙂

    Respuesta
    • el 29/06/2016 a las 16:15
      Permalink

      ¿Qué diferencias encuentras con la Lily Cup normal? ¿Alguna de las dos te gusta más que la otra?

      Respuesta
  • el 29/06/2016 a las 15:41
    Permalink

    Yo he usado la que no es plegable y como tengo mucho flujo no m dura ni 30 min !!!! Por la forma fácil de poner va muy bien pero si tienes mucho flujo resulta agobiante quitártela cada 30 min los primeros días con lo q supone sacártela limpiarla en l trabajo

    Respuesta
    • el 29/06/2016 a las 16:15
      Permalink

      ¡Vaya, debes tener mucha cantidad! ¿Entonces qué haces, María?

      Respuesta
  • el 30/06/2016 a las 12:40
    Permalink

    Yo también me pasé a la copa menstrual hace cosa de dos años y para mí no hay color, estoy de lo más satisfecha! Uso otra marca y ya le tengo pillado el punto a la perfección, me encanta.
    Besos!

    Respuesta
  • el 27/07/2016 a las 9:43
    Permalink

    Hola MMC! Pues la Ginecologa de urgencias me la quitó en 3 segundos! Eso sí, le llamó la atención porque no había visto una copa menstrual en su vida….. Q cosas!

    Me he animado y me he comprado esta semana la Lily Cup normal talla grande. Me la saco genial, pero no consigo q se me abra bien y mancho…. Ains, no me voy a rendir tan fácilmente! 😉

    Respuesta
  • el 15/08/2016 a las 21:49
    Permalink

    Yo he usado la mooncup y no hay color con las compresas y los tampones!! Lo único malo que yo le veía era a la hora de colocarla y sobre todo para quitarla, ya que me costaba un rato hasta que aquello salía y a veces me agobiaba un poco.
    Alguna vez pensé que acabaría como Bee, en urgencias.
    Ahora no la uso porque estoy embarazada de 18 semanas pero cuando me toque de nuevo (dentro de muchos meses) probaré con la Lily cup viendo los resultados que te está dando. De hecho estoy por comprarla ya y así tenerla a mano cuando llegue de nuevo nuestra amiga de rojo (ya que siempre viene sin llamar).
    Hace poco que te he descubierto y llevo toda la tarde enganchada a tu blog! XD
    Un abrazo!!

    Respuesta
  • el 26/10/2016 a las 15:30
    Permalink

    Hola,
    Usar la copa es maravilloso comparado con los tampones o las horrorosas compresas, pero he de decir que a la hora de comprar la copa te pienses cual elegir. Yo me compré la Lily Cup de Intimina porque me parecía un poco más completa y fácil de usar que otras copas, era muy suave, la forma que tiene antipérdidas… pero al usarla me di cuenta que no era oro todo lo que relucía, resulta que siempre tengo pérdidas y mira que compruebo concienzudamente que haga vacío y no se mueva, pues no hay manera, siempre siempre tengo pérdidas, da igual el tiempo que la lleve puesta, y eso nunca me había pasado con otras copas. Ahora tendré que comprarme otra y tirar 29 euros de copa a la basura.

    Respuesta
    • el 26/10/2016 a las 15:32
      Permalink

      Hola Paula,

      Debería haber alguna forma de probarlas antes, quizá, ¿no? Está claro que cada marca y modelo es diferente y seguramente no acertemos a la primera. Me imagino que habrás visto vídeos, ¿no? Para descartar que no sea mala colocación. A lo mejor no es tu talla ideal… Bueno, espero que pronto encuentres una que te vaya de lujo! Un abrazo.

      Respuesta
  • el 21/01/2017 a las 23:38
    Permalink

    Hola, amiga:
    Acabo de encontrar tu post y me he identificado mucho con él. Acabo de empezar a usar esta copa (he desechado mi antigua copa por no cubrir mis necesidades, igual que tú) y tengo alguna dudilla: ¿Qué tal la extracción? Yo no sé qué hago mal pero tardo MUCHÍSIMO en poderla sacar y luego cuando me la vuelvo a poner, estoy tan dolorida que me cuesta mucho que vuelva a entrar. ¿A alguien más le pasa esto? ¿Algún sabio consejo? He de decir que tengo el útero en retroversión (no sé si esto tendrá algo que ver… me encantaría que alguien me iluminara) A parte de esto (que también me pasaba con mi antigua copa), estoy muy contenta porque el tacto de esta es genial y, además, es 100 % cierto lo de que NO HAY PÉRDIDAS. 😀 Gracias por los consejos. ¡Un saludo!

    Respuesta
  • el 15/03/2017 a las 4:09
    Permalink

    Tengo una duda, las mujeres vírgenes las pueden utilizar? o es doloroso o molesto… y pregunto por las pubertas (12-14 años en adelante). Gracias.

    Respuesta
    • el 05/03/2018 a las 11:59
      Permalink

      Claro que pueden, a esa edad ya están completamente desarrolladas y el canal vaginal es de por si lo suficientemente ancho, la mayoria de marcas recomiendan la talla A (pequeña), para las mujeres que no han dado luz, eso sería lo único a tener en cuenta, y mientras se coloque bien la copa, sea la talla y forma adecuada (no a todas las mujeres les vienen bien el mismo tipo de copas por diferentes factores, largaria del canal vaginal, si el cervix está más alto o más bajo, etc.), por otro lado una copa menstrual requiere un proceso de aprendizaje que quizás en esas edades les pueda poner más nerviosas y costarles más, yo uso una copa menstrual desde hace un año (tengo 19) pero me alegro de haber usado compresas al principio de bajarme la regla porque creo que me hubiera costado mucho más aprender que siendo algo más mayor y teniendo ya más familiaridad con mi regla.

      Respuesta
  • el 02/08/2017 a las 9:34
    Permalink

    Hola! pues yo estaba muy contenta con la lily compact, pero hoy casi me quedo con el extractor en la mano, porque me e fijado que al plegarse tiene partes de silicona mas finas que otras, y una de ellas es justo en ese punto. No e llegado al año de uso, así que creo que la compact mejor dejarla en reserva para salidas y/o viajes y tener una normal de uso diario. ahora solo toca decidir modelo de la nueva, porque lo que tengo claro es que la copa es lo mejor que e probado nunca!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com