Más o menos ya he contado mi historia de cómo me quedé embarazada de mi hijo Mayor.

Me queda hablar del método sintotérmico y alguna cosilla más.

 

CÓMO ME QUEDÉ EMBARAZADA UTILIZANDO EL MÉTODO SINTOTÉRMICO

No sé si a alguien le sonará a chino lo del sintotérmico, pero cuando lo usas, empiezas a darte cuenta de que mucha gente lo conoce. Su mala fama le viene del hecho de que es el método de control de la natalidad que propugna buena parte de la Iglesia Católica, pues ellos están en contra del uso de cualquier método que suponga excluir la fertilidad de la relación sexual.

No obstante, salvados los prejuicios iniciales, os puedo decir que es un método 100% natural  y 100% científico para que cualquier mujer pueda conocer su cuerpo.

A partir de ahí, se puede usar para tener hijos o para evitar tenerlos.

Y nada te impide que uses preservativo.

Eso sí, para que funcione, no puedes estar tomando ningún anticonceptivo hormonal, porque eso altera los resultados.

Es el método más barato que existe, pues solo necesitas un termómetro basal, que cuesta unos 10 euros, un papel y un boli. El papel y el boli se pueden sustituir por anotaciones digitales.

 

EL TERMÓMETRO BASAL

El termómetro basal es un termómetro que cubre un rango más pequeño de grados centígrados pero que, a cambio, tiene mayor amplitud entre los decimales, de forma que se puede detectar cualquier mínimo cambio. Esto es importante porque para el método sintotérmico cualquier diferencia de una décima es decisiva y por este motivo se desaconsejan los termómetros digitales, que son mucho más imprecisos.

Los termómetros de mercurio se han retirado de las farmacias.

Yo tuve la suerte de comprar el mío antes de que pasara todo esto así que ahora mismo no sé cómo estará el tema. En general, en las pequeñas farmacias estos termómetros tenían que encargártelos. En cualquier caso, si teneis dificultades para encontrar un sitio donde los vendan, en Internet los he visto en varias webs.

 

EL MÉTODO SINTOTÉRMICO TE AYUDA A CONOCER TU CICLO MENSTRUAL

Hecho este inciso, el sintotérmico sólo requiere, como esfuerzo, un poco de constancia y conocerse bien las reglas.

Como he dicho antes, es la mejor manera de que una mujer conozca su cuerpo. A mi me parece tan asombroso, que creo que debería explicarse hasta en los colegios. A las únicas mujeres que creo que no les resultará tan útil es a aquellas que son como un reloj, pues ya saben en todo momento en qué punto del periodo se encuentran. Para las demás, puede servir incluso para detectar problemas de salud ginecológica antes de hacerse cualquier tipo de prueba, lo cual está muy bien.

 

EN QUÉ CONSISTE EL MÉTODO SINTOTÉRMICO

El método consiste, simplemente, en ir registrando en una gráfica nuestra temperatura nada más despertarnos por la mañana.

Todos los días a la misma hora, nada más despertarnos, sin movernos más que para coger el termómetro, que debe estar listo en la mesilla.

Si lo hacemos bien, veremos que al principio del ciclo la temperatura se mantiene baja hasta que, de pronto, tiene un pico y entonces permanece alta. Es en ese pico cuando sabremos que hemos ovulado; los días de antes y los de después serán los más fértiles.

La temperatura permanece alta hasta que llega la regla, bajando unas 24 horas antes de que lo haga la menstruación. Si te quedas embarazada, la temperatura se mantiene alta todo el embarazo.

Me sirvió para ser consciente de que mis ciclos son largos y nunca tienen un número exacto de días pero que no tengo ningún otro problema, pues ovular, ovulo. Claro, se espera que una mujer ovule entre el día 13 y el 15 del ciclo.

Yo solía ovular a partir del día 22, en torno al día 18 tras tener a mi primer hijo. Si a esto le unimos una fase lútea (la que va desde la ovulación hasta la regla) de 13 días, ya tenemos un ciclo de 35 días, lo cual explicaba muchas cosas en mi caso.

De hecho, a mi ginecólogo le sirvieron de mucho las gráficas, pues me mandó análisis hormonales los días 5 y 22 de un ciclo cualquiera y de sus resultados no se desprendía que yo ovulara y eso es porque yo no ovulo hasta varios días después.

Si no le hubiera llevado las gráficas, el ginecólogo hubiera detectado un problema de ovulación que realmente no existía.

 

OBSERVACIÓN Y ANÁLISIS DEL MOCO CERVICAL

Combinado con el seguimiento de la temperatura basal se suele emplear el control del moco cervical (Billings).

Se explica muy bien en este enlace de Wikipedia.

Básicamente, consiste en controlar la consistencia del flujo cervical durante todo el ciclo, de forma que veremos que se va haciendo cada vez más abundante y flexible, hasta alcanzar la consistencia de “clara de huevo”, que es el periodo más fértil. Una vez pasada la ovulación, habrá sequedad hasta el momento de la regla.

Si quereis hacer las gráficas, os recomiendo haceros con una tabla.

Se tarda un ratito pero después te permitirá meter los datos de la temperatura, análisis del moco cervical y otros síntomas, además de los días que tienes relaciones, el resultado de los tes de ovulación y/o embarazo… y salen unas gráficas estupendas y que se leen muy muy bien, que es lo importante, que nos facilite después la interpretación.

Existen webs que nos ofrecen este servicio. Eso sí, las mejores son de pago.

Esta es mi gráfica del ciclo en que me quedé embarazada de mi hijo mayor:

Pinchad en la imagen para verla más grande.

Como veis, los días de temperaturas más bajas se corresponden con mis sensaciones de moco cervical fluido (F) y clara de huevo (CH). Además, en esos días más fértiles los test de ovulación dieron positivo.

Y se puede ver como en esos días acribillamos al ovulito, que debió caer entre el día 19 y el 20, creo yo. El ascenso de la temperatura tras la ovulación (y embarazo) es muy evidente y continuó así hasta la semana 8 de embarazo, en que dejé de tomarme la temperatura, pues siempre oscilaba entre los 37.1 y los 36.8º C.

No sé vosotras, pero yo, que siempre he sido de pies y manos frías, en el embarazo los tenía siempre ardiendo y yo creo que en parte lo explica esto de las temperaturas.

Como yo le decía a mi marido: “fíjate si estoy horneando ahí dentro!“.

 

CÓMO ME QUEDÉ EMBARAZADA: OTROS “TRUQUILLOS”

Como veis, lo probé todo.

Así que de mi experiencia puedo recomendar algunas cosillas que a mi me funcionaron:

– Lo de levantar el culo tras la eyaculación del marido no sé si será una leyenda urbana, pero nosotros lo hacíamos. Por probar, que no quede.

– En varios sitios he leído que la saliva mata los espermatozoides, así que yo me abstendría de sexo oral, por si acaso.

– Lo mismo he leído sobre los lubricantes, si es necesario usar uno, se puede comprar el llamado “pre-seed”, que se supone que favorece la tarea de los biciclos. He escrito un post con nuestra experiencia usando el pre-seed, por si os interesa mi opinión.

– Los test de ovulación son más efectivos si los haces tres veces al día en los dos o tres días más fértiles. A veces el momento es tan breve que si lo dejas 24 horas puede que nunca llegues a ver el positivo. Os dejo una guía de uso de los tests de ovulación, creo que os puede ayudar mucho.

 Foto | Torsten Mangner en Flickr CC

e-book 'Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad'

Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad - PORTADAHe reunido mis conocimientos teóricos y prácticos sobre fertilidad, método sintotérmico y uso de test de ovulación y embarazo, estructurados de forma sencilla, para que empieces desde YA a conocer mejor tu ciclo menstrual.

Así, podrás reconocer tus signos de fertilidad, interpretarlos y maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada.

Si quieres quedarte embarazada y no sabes por dónde empezar.

Si llevas un tiempo buscando un embarazo y éste no llega.

Si quieres aumentar tus posibilidades de quedarte embarazada en cada ciclo de forma natural.

Si estás animada a realizar el método sintotérmico y quieres comprenderlo a fondo.

Si vas a utilizar test de ovulación para ayudarte en la búsqueda de tu embarazo.

¡Este libro es para ti!