Ayer publiqué un post sobre cómo interpretar un test de embarazo y hoy le toca el turno a los test de ovulación, que generan tantas dudas o más que los de embarazo, ya que el concepto es algo diferente.

No voy a extenderme en la teoría que hay detrás de los test de ovulación porque ese tema ya lo traté con más detenimiento en el post que escribí como guía de uso de los test de ovulación. Aquí lo que quisiera que quedara claro es cómo interpretar un test de ovulación y saber, por tanto, si es positivo y estamos a punto de ovular, o por el contrario es negativo y aún es pronto para ovular (o ya pasó el momento de la ovulación).

Al igual que en los test de embarazo, en los test de ovulación tenemos también dos líneas que comprobar:

La LÍNEA DE CONTROL debe estar siempre marcada, ya que es la que verifica que hemos hecho bien el test.

La LÍNEA DE TEST es la que determina si el test de ovulación es positivo o no.

El positivo de un test de ovulación no es como el de un test de embarazo, en el que basta con que la línea de test esté ligeramente marcada para darlo por positivo.

En un test de ovulación positivo, las dos líneas son de la misma intensidad. Si la línea de test no está tan marcada como la de control, el test de ovulación es negativo

El hecho de que siempre se aprecie una línea de test en los tests de ovulación, más o menos intensa, se debe a que la hormona luteinizante (LH), que es la que estimula la maduración del folículo (el óvulo) y la ovulación, siempre está presente en nuestro organismo aunque sea en pequeñas cantidades. Por ese motivo, es totalmente normal obtener dos rayas en los tests de ovulación, aunque solamente serán de la misma intensidad en el momento previo a la ovulación, es decir, durante un periodo de tiempo muy breve.

Pero, ¿cómo saber que las dos líneas son de la misma intensidad y por tanto el test de ovulación es positivo? En ocasiones no es nada sencillo. En la foto que os pongo de ejemplo, ¿podríamos decir que el test de ovulación es positivo? Yo diría que casi casi positivo y que para saberlo a ciencia cierta sería interesante conocer cuál es nuestro patrón con los tests de ovulación.

Como ya expliqué hace tiempo, mi recomendación con los test de ovulación es utilizarlos durante varios ciclos e ir anotando todo. De hecho, es estupendo irlos pegando en un cuaderno e ir observando la evolución. Cuando pensemos que estamos cerca de la ovulación, para no pasarnos el momento en que el test de ovulación arroje un positivo, que puede ser apenas por unas horas, recomiendo hacerse 3 tests diarios: mañana, tarde y noche. De esta forma podremos analizar cómo han sido varios de nuestros ciclos y sabremos cómo de intensa llega a ponerse la línea de test. Podremos considerar también, por ejemplo, si con el paso de los días la línea va siendo más oscura e intensa, eso nos dará una pista de que la ovulación podría estar muy cerca.

No hay que olvidar que cuando obtengamos el positivo no significa que ya estemos ovulando sino que la ovulación es inminente, normalmente en las siguientes 24-48 horas.

Al contrario de los test de embarazo, en los que no cabe duda de su positivo en cuanto veamos la más leve línea de test, los de ovulación son algo más delicados de interpretar. Quizá por eso de primeras nos den tantos dolores de cabeza. Pero os garantizo que en 2-3 ciclos lo vais a tener dominado, y más aún si lo combináis con cualquier otro método de control, por ejemplo, la toma de temperatura basal.

No me gustan nada los tests de ovulación que interpretan el resultado por ti, me parecen caros y prefiero ser yo la que observe las dos líneas y saque sus propias conclusiones. Al igual que con los tests de embarazo, recomiendo los test de ovulación en formato tira, por los mismos motivos. Para poder interpretar bien los tests de ovulación vamos a necesitar gastar muchos en cada ciclo así que me parece razonable optar por un formato que resulte lo más económico posible. Además, el formato tira nos permite irlos pegando en un cuaderno e ir haciendo anotaciones de su evolución, algo que encuentro súper práctico.

Al igual que en el post de ayer, os aconsejo totalmente comprar los tests de ovulación por Internet ya que es una forma rápida, muy discreta y la más económica y os recuerdo el post en el que explico dónde comprar test de embarazo y ovulación. Ahí veréis que los últimos que yo estuve comprando y que me parecieron súper recomendables son los tests de embarazo y ovulación de Amazon.es tanto por buena calidad como por precio y velocidad de envío. Podéis encontrar packs que llevan únicamente tests de ovulación o packs combinados con tests de embarazo, que me parecen muy prácticos.

Espero que este post sobre cómo interpretar los tests de ovulación os haya sido de utilidad junto con el que publiqué ayer sobre cómo interpretar los tests de embarazo. ¡Ánimo y a por el ovulín!