Categoría: Niños

¿Cuándo pasar del capazo a la silla?

Desde el principio he estado en contra del capazo y he estado deseando que llegara el momento de pasar a mi hijo a la silla de paseo. Pero ahora que veo que el momento es inminente (ha cumplido tres meses y medio y se está quedando justito, al margen de que tiene sus movimientos muy limitados ahí dentro), me asaltan un montón de dudas y no sé qué decisión tomar. Hoy le hemos dado una vuelta en la silla, para ver qué tal, totalmente reclinado. Enseguida le he tenido que incorporar un poco porque no quiere estar tumbado. En casa ocurre lo mismo con la hamaca, no quiere estar en la posición totalmente tumbada. He pensado en compartir mis razonamientos con vosotr@s, a ver qué opinión teneis. A favor del capazo: Es donde más resguardado va del frío. Todavía quedan unos dos meses de frio y desde luego ahí no le da el aire en absoluto, sobre todo si le pongo la burbuja. Ahora bien, dos meses más no aguanta ahí ni en broma (por tamaño). El colchón, en su posición horizontal, es lo mejor para su espalda. Como el ya no aguanta tumbado porque quiere ver el mundo (si no, se pone a llorar), mi capazo permite reclinarlo, de forma que puede ir un poco incorporado. En contra del capazo: Es un trasto en una casa tan pequeña....

Leer más

Mi bebé habla marciano

En muchos libros y revistas había oído hablar de las charlas que se pueden entablar con un bebé, en su propio idioma de balbuceos y gorgoritos. El mío acaba de aprender nuevos sonidos, como la vocal “e” y algunas consonantes, como la “k”. De vez en cuanto algunos sonidos se acaban convirtiendo en sílabas y palabras con significado en el mundo de los adultos, así que de vez en cuando oímos un oleeeeé e, incluso, hace dos días, ¡sputnik!. Pero lo más gracioso de todo es escuchar las parrafadas que se pega en su propio idioma, a las que procuramos contestarle, unas veces en su idioma, otras veces en el nuestro. Clavadito, clavadito, al idioma que hablan los marcianos del spot de Decahtlon del Fitness...

Leer más

Las distintas teorías de los pediatras

Me contaba hace ya un tiempo una amiga-madre que cada vez que iba al pediatra había un profesional distinto, con un criterio distinto y que ella estaba ya mareada. Nos suele pasar a todos que cuando vas a un especialista de forma habitual, como puede ser el médico de cabecera, el obstetra durante el embarazo o el pediatra, esperas que sea siempre la misma persona, porque la relación de confianza es algo importante. Pero, al margen de esa pseudo-complicidad que sería ideal establecer con el pediatra, que al fin y al cabo va a ver crecer a tu hijo, también es importante tener una uniformidad de criterios. Como no soy médico, no comprendo cómo puede haber tantas diferencias de criterio entre unos y otros. Me comentaba esta madre que su caballo de batalla era la introducción de los alimentos. Cada vez que iba, el profesional de turno “la echaba la bronca” por no haber introducido ya tal alimento o por haberlo introducido demasiado pronto. La paciencia de esta madre estaba ya tocando a su fin. A nosotros nos tocó revisión ayer, la de los tres meses (en realidad tiene ya 14 semanas). Y la pediatra oficial debía estar de vacaciones, por lo que nos tocó otra. Maja también, pero claro, distinta de la otra. Y entre unas cosas y otras, resulta que: Se extrañó de que no le eche...

Leer más

El primer trimestre del bebé

¡Ya hemos pasado el primer trimestre del bebé! Me preguntaba hace poco una amiga si este primer trimestre de vida de mi hijo se me había hecho largo o corto. Supongo que esperaba que le contestara, sin dudar, que muy corto. Pero, si tengo que elegir una de esas dos opciones, creo que me quedo con que ha sido bastante largo porque: – El embarazo me lo pasé de la cama al sofá y del sofá a la cama. Dormía muchísimas horas diarias por lo que los días eran cortos y las semanas iban pasando bastante rápido. Desde que...

Leer más

¿Por qué no tocar las manos del bebé?

¿Por qué no tocar las manos del bebé? ¿Te lo has planteado alguna vez? No me gusta que toquen a mi bebé Probablemente me he vuelto madre sobreprotectora, no digo que no. O quizá estés de acuerdo conmigo y te ponga igual de enferma que la gente sobe sus manitas sin higiene alguna. En todos estos años como madre, pocas veces he comentado este tema en público. Pero cuando lo he hecho siempre me he encontrado con que las demás mamás pensaban lo mismo que yo. No me gusta que toquen a mi bebé. No me gusta absolutamente nada....

Leer más