Categoría: Lactancia

Sujetadores de lactancia para pechos pequeños

Con la lactancia de Bebé tuve la suerte de que me creció bastante el pecho. Obviamente no he llegado nunca a la categoría de pechugona porque yo partía casi de cero, pero el aumento fue más que considerable, ¡qué maravilla! Además, ese pecho estupendo me ha durado mucho tiempo, prácticamente hasta los dos años de lactancia. Pero, como todo las mamás lactantes me comentaban, y coincidiendo con la llegada de la menstruación, he ido perdiendo y perdiendo… Ahora mismo no estoy en el punto de partida (¡espero no volver a él!) pero sí que tengo mucha menos cantidad. No...

Leer más

Volver a tener la menstruación tras la lactancia

Son ya tres menstruaciones las que he tenido desde que la regla decidiera volver a mi vida a los 23 meses de lactancia, es decir, dos años y medio largos después de haberla visto por última vez. Tenía muchas dudas sobre cómo sería, sobre si vendría en son de paz o bien guerrera, pero sobre todo deseaba verla de nuevo porque para mi dos años y medio sin ella comenzaban a ser ya demasiados. Tengo que reconocer que el primer ciclo me costó mucho. Aunque parezca mentira, 32 meses sin ella fue suficiente tiempo como para haber casi olvidado...

Leer más

Dos años de lactancia materna

Celebrar los dos años de Bebé supone celebrar muchas cosas importantes, entre ellas, dos años de lactancia materna. Últimamente cuando comento, sobre todo a pie de calle, que todavía le doy el pecho a Bebé, mucha gente me felicita como si fuera una proeza. Es verdad que debemos formar parte de un porcentaje muy pequeño de la población pero, al menos en nuestro caso, no tiene nada de extraordinario. Lo nuestro no tiene misterio ninguno. Lo único que hemos hecho para llegar hasta aquí ha sido dejar fluir la lactancia, sin más. Tuvimos un arranque algo complicado (como tantas y...

Leer más

Tras 23 meses de lactancia, llegó la menstruación

Desde el último otoño había deseado de manera constante volver a tener la menstruación. Pero con cada mes que pasaba y no venía, por mucho que dos años y medio sin menstruación empezaran a ser demasiado, terminé por asumir que mi cuerpo no volvería a ponerse en marcha mientras Bebé siguiera lactando, por lo que me quedaban todavía años por delante sin ella. Sin embargo, en los últimos dos-tres meses han ido cambiando algunas cosas. Empecé a notar algo de flujo cervical, que estaba completamente desaparecido hasta entonces. Comencé a notar burbujeos, gasecillos, tironcillos… esas típicas molestias de ovarios...

Leer más

Huelga de lactancia

Año y medio de lactancia da para mucho, está claro. Las perlas de leche, obstrucciones, mastitis y demás problemillas, en los que muy a mi pesar casi me hice experta, parece que ya quedaron atrás. Pero hace unos días nos sucedió algo que para mi sí que era impensable: una huelga de lactancia. Un viernes por la noche empecé a notarle raro. Nada más dormirse se despertó varias veces bastante seguidas y mamaba algo distinto, a chupitos muy cortos y enseguida soltaba, algo que no era lo habitual. La noche fue así, despertando aún más de lo habitual y mamando apenas nada hasta que ya casi al amanecer claramente vi que se negaba a mamar. Abría la boca, se metía el pezón pero no llegaba a cerrar la mandíbula, parecía enteramente que se le había olvidado cómo mamar. El sábado fue un infierno. Se lo pasó de muy mal humor y no quería ver sus adoradas tetillas ni en pintura. Ni sentados ni en brazos ni de pie ni tumbados ni porteando, no hubo forma de que mamara. ¿Se estaría destetando?. Llegó la noche del sábado al domingo y la pasó entera llorando. En serio, sin exageraciones, TODA la noche llorando con unas mínimas interrupciones de 20 minutos para dar una cabezadita y vuelta a llorar. Y cabreándose cada vez que veía la teta. A mitad de aquella noche...

Leer más

Búsqueda personalizada
¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate y recibe todas las novedades en tu mail.

Te has suscrito correctamente

Últimos Tweets