En uno de esos interminables días de verano en los que el calor no te deja traspasar la puerta de casa, empecé a preguntarme ¿cómo será el catálogo infantil de Netflix? ¿merecerá la pena como para pagar la suscripción mensual?

A pesar de ser grandes consumidores de películas y series infantil, tengo que confesar que nunca me había llamado la atención Netflix.

No sé muy bien por qué, pero no me llamaba la idea. Supongo que porque no encontraba sentido a pagar una suscripción mensual cuando en cualquier smart TV tienes acceso a las apps de canales como Clan, con muchas series para peques, en constante renovación de capítulos.

Pero lo cierto es que cuando te toca un invierno horrible como este que está haciendo, o un verano con interminables olas de calor, todo se hace poco. Tantas horas en casa dan para mucho y al final el repertorio se acaba agotando.

Así que, viendo además las buenísimas críticas que tenía en redes, decidí probar.

 

Primeros pasos en Netflix:

1.- Registrarse

Una cosa que me echó muchísimo para atrás es que para poder ver qué ofrece Netflix tienes que registrarte.

Sí, te dan un mes gratis de prueba, pero lo primero que hacen es cogerte tus datos.

Así que aunque el día que me senté en el ordenador estaba muy decidida, viendo que tenía que meter todos mis datos, incluyendo los de pago, cambié de idea y lo dejé estar. Pensé que es la típica cosa que te suscribes, no te gusta, luego se te pasa darte de baja antes de que acabe el periodo de prueba y, zasca, un mes que te cobran sin usar el servicio.

Tras pensármelo unos días, me comprometí conmigo misma a que eso no me pasaría esta vez. Así que me programé varias alarmas en el calendario para que me avisaran con suficiente antelación y en días distintos de que tenía que tomar una decisión sobre si continuar o no en Netflix. Y me registré con el periodo de prueba gratuito.

 

2.- Instalarse la app en tu smart-TV

Netflix se puede disfrutar en dispositivos móviles o bien en una smart-TV, que era nuestra opción.

Normalmente estas teles ya vienen con la app instalada, pero si no es así, la tienes que descargar.

Por cierto, que puedes elegir varios tipos de suscripción. La que nosotros tenemos nos permite ver Netflix al mismo tiempo en varios dispositivos. Esto es genial si por ejemplo por la noche mi marido quiere ver una serie en el salón y yo otra en la cama.

 

3.- Crear los perfiles de usuario

Una cosa que me encantó nada más entrar es que te pide que crees los perfiles de los usuarios que van a disfrutar de Netflix, preguntándote si son niños o no.

A los menores directamente les muestra el contenido de Netflix Kids, a los adultos les muestra el contenido general (que puede incluir cosas de niños si entran dentro de tus preferencias, como es mi caso).

El catálogo infantil de Netflix es verdaderamente una pasada. Para nada me lo imaginaba así de bueno.

No sólo tienen muchísimas series y películas que te pueden sonar más o menos, sino un montón de producción propia de mucha calidad.

Además, me gusta mucho esto de los perfiles para cada usuario porque con el tiempo va aprendiendo y te va mostrando sugerencias más que acertadas. Además de invitarte a continuar las series que tienes empezadas, exactamente por donde las dejaste. Ideal para mi cabeza de embarazada.

 

Catálogo infantil de Netflix: qué ver

Navegar por Netflix es súper facil, muy intuitivo para los niños, aunque como hay tanto que ver, creo que no está de más que tengan la asistencia de un adulto para elegir. A Mayor ya no le hace falta, pero obviamente al Pequeño sí, más que nada porque no sabe leer.

Los peques pueden navegar por personajes o por categorías.

Para que os hagáis una idea, ahora mismo al navegar por personajes podéis encontrar Pocoyó, Mouk, La Hora de Timmy, Ninjago, Pepa Pig, Ladybug, My Little Ponny, Pacman, Inspector Gadget o Animales Mecánicos, entre otros.

En categorías podéis elegir, por ejemplo: animales, amigos, aprendizaje precoz, ciencia y naturaleza, para ver en familia, chicas protagonistas, niños pequeños, graciosas, super héroes…

Lo primero que encuentra el niño cuando accede a su perfil son sus recomendaciones personalizadas así como lo más visto ahora.

De las últimas películas que hemos visto: Lorax en busca de la Trúfula Perdida, Arthur Christmas, El Grinch, El Príncipe de Egipto, Lluvia de Albóndigas (1 y 2), Zootrópolis, Free Birds…

 

Netflix Kids producción propia: una joya

Personalmente, si tuviera que elegir una sola razón para recomendar Netflix para familias con niños es la maravillosa producción propia que tiene.

Destaco, para la edad de mis hijos (5 y 8), TrollHunters. Es una serie de animación creada por Guillermo del Toro para Netflix que narra en dos temporadas (de momento) las aventuras de un niño adolescente que encuentra por casualidad un amuleto mágico que le transforma en cazador de trols (Trollhunter). Sin quererlo, el niño ha sido elegido para defender a los geniales trols que viven debajo de su ciudad, Arcadia, de los malos que quieren acabar con el mundo tal como lo conocemos.

Una serie que me encanta en todos los sentidos y a la que me he enganchado con mucho gusto. Visualmente preciosa, con una historia interesante y muy bien hilada, demuestra que se puede ofrecer a los niños una aventura llena de acción y emoción sin una pizca de violencia y sin dejar de lado mensajes fundamentales como el compañerismo o la importancia de la familia.

Desde luego, Guillermo del Toro tiene mano para los niños y es que si hay una película infantil que no me canso de ver, sin que deje de emocionarme una y otra vez, es El Libro de la Vida. Si no la habéis visto, os la recomiendo muchísimo.

Otras producciones de Netflix que hemos visto y que merecen la pena son Vera y el Reino del Arcoiris, la película interactiva de El Gato con Botas o las series de Lego (en cuanto a estas últimas no estoy segura de si todas ellas son producción propia o compra de derechos, pero son muy buenas).

 

¿Existe el control parental en Netflix?

Podemos estar tranquilos en cuanto al contenido, no me he encontrado nada fuera de lugar (y yo para esto soy muy exigente). Vamos, que me puedo meter en la ducha tranquilamente que sé que cuando salga no estarán viendo nada que yo no aprobaría. Desde mi punto de vista, muy bien Netflix en este aspecto.

El otro día me preguntaban unos papás si el niño podría salirse de su perfil y entrar en el de un adulto. Sí, podrían hacerlo sin dificultad. Pero yo creo que en niños pequeños es impensable porque ¿para qué? No es algo que se les vaya a pasar por la cabeza con un catálogo tan amplio, variado y ameno como el que les ofrece Netflix Kids. En pre-adolescentes con picardía, pues a lo mejor. Francamente, no sé si se puede establecer algún tipo de control parental con contraseña o similar porque ahora mismo no estamos en esa situación.

 

En definitiva, ¿merece la pena el catálogo infantil de Netflix?

En nuestra experiencia, sí, sí y sí. Estamos muy contentos con el catálogo infantil de Netflix y, de hecho, una vez acabado el periodo de prueba decidimos continuar.

Además de la variedad y la renovación constante, que es fundamental, a mi me permite por las tardes poder dar una cabezada después de comer mientras los niños ven algo… no sabéis cómo me ha facilitado la vida ahora que estoy embarazada. Me tumbo en el sofá entre ellos y disfruto de unos minutos de descanso con la tranquilidad de que no acaben viendo nada no autorizado.

Por cierto, que si me preguntáis por el catálogo de adultos, os diré que también estoy encantadísima. En estos meses con la suscripción he visto enteras House of Cards, Breaking Bad, Better Call Saul y ahora estoy viendo The Crown.

 

¿Habéis probado Netflix? ¿Vuestra experiencia con Netflix Kids es buena?