Caminar juntos (¡y en la misma dirección!)

Una de las imágenes más románticas que yo tenía de la maternidad, incluso años antes de ponerme al tema, era verme paseando de la mano con mi niño pequeño. ¡Qué bonito!.
Pero la estampa a día de hoy es otra bien distinta. Mi hijo camina en cualquier dirección menos en la que tenemos que ir y como vea que voy a ir a corregirle el rumbo, ¡casi echa a correr mientras se parte de risa!. Eso si camina, porque en la calle va más pendiente de todas las guarrerías microscópicas que tiene el suelo que de caminar. 
Y es una pena porque con lo bien que lo hace ya y el aguante que tiene, a estas alturas podríamos pasear en muchas ocasiones sin necesidad de carrito… pero de momento es impensable. Los pocos días que el tiempo ha dado una tregua y le he llevado a la zona infantil de los parques, le llevo con la silla hasta los cacharros y ahí le dejo, porque si intento llevarle andando, aunque sean 30 metros, podemos tardar más de 15 minutos y al final acabaría yo llevándole en brazos.
Me pasa igual cuando vamos a algún sitio que casi aparco en la puerta. Me da mucha rabia llevarme la silla, pero es que aunque sean poquitos metros, su colaboración es nula. Le bajo del coche e intento que mi expresión corporal no denote hacia dónde tenemos que ir, para ver si así tengo suerte y camina hacia la dirección correcta. Pero debe llevar un chip de serie para leerme la mente porque ¡siempre elige el sentido contrario!. Al final toca brazos si no quiero llegar tarde y, la verdad, yo no tengo la espalda para estos trotes, ¡me deja molida!.
He probado a llevarle de la manita, algo que le gusta bastante, al menos dentro de casa. Pero en la calle ya no cuela. Luego probé a cogerle del bracito, que es más difícil zafarse, pero también se rebela y enseguida le suelto, temo hacerle daño. Además, como se empecine en no querer hacia un sitio, al final se sienta en el suelo y entonces sí que ya no camina ni un paso.
Con razón decíais lo de la espalda cuando empezara a caminar…

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

33 comentarios sobre “Caminar juntos (¡y en la misma dirección!)

  • el 28/01/2011 a las 11:17
    Permalink

    Has oido hablar del nini walker?
    http://www.gugu.es/tienda-bebes-a/NIN037001/ficha/PRE-ANDADOR-NINIWALKER-.html
    La primera vez que lo vi me pareció una chorrada, y lo veo caro para lo que es, pero recuerdo que con Adrián lo pasé igual de bien que tu cuando se lanzó a andar y sigo buscando algo para evitar que me pase con Javier cuando le toque a él.
    En mi blog publique una vez algo sobre el tema
    http://lamaternidadellosyyo.blogspot.com/2010/11/mi-lado.html
    pero vamos, que sigo buscando 😉

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 11:25
    Permalink

    jajaja, pobrecillo el quiere conocer mundo!!, ánimo y ya sabes, sin tacones para seguirle!

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 11:35
    Permalink

    ES que eso de verse libre saca el alma de explorador que todos llevamos dentro! jeje!

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 11:35
    Permalink

    Jope, qué tiempos me haces recordar, creía que me iba a salir chepa, jejejejeje.
    Solo queda tener paciencia, él quiere ahora explorar todo. Como dice mi hermana, no les cabe todo lo que llevan dentro.
    Feliz fin de semana.

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 11:46
    Permalink

    Estoy con Belén, hay que armarse de paciencia y disfrutar!!!! Luego echarás esta etapa de menos…
    Un besote,

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 12:05
    Permalink

    Es que antes de ser mamás nos hacemos una idea de como serán las cosas, pero luego la realidad es diferente -ni mejor ni peor, pero casi siempre distinta-
    Yo por ej ahora me imagino cómo será cuando Pablo hable… y luego ya veremos qué pasa
    En lo de caminar, poco te puedo decir yo, solo tambien que todo son etapas, etapas y etapas

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 12:17
    Permalink

    Bueno si te sirve de consuelo, el mío hace parecido.
    Es más ayer me montó la de dios en la calle porque quería ir a su bola, ya era muy tarde y yo quería montarle en la silla xq no llegabamos. Odisea en el espacio y conla fuerza que tiene casi es misión imposible sentarle en contra de su voluntad.

    Pero ya verás como dentro de no mucho, se vuvle más colaborador, aunque luego vengan y vayan rachas mejores y peores 😉

    Besos

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 12:19
    Permalink

    Si es que no le dejas explorar!!! Jajajajaja. Siempre eligen el sentido contrario, verdad?

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 12:38
    Permalink

    Es una etapa más, yo ahora consigo que la mayoria de la veces vaya por donde yo digo, eso si , a su aire.

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 12:48
    Permalink

    No te pongas un limite, si llegas a 15 metros de la puerta de casa, no pasa nada pero haces bien en ir acostumbrandole a andar, prueba con un triciclo, moto,que ira un rato montado otro rato andando y otro tu en un banco sentada y él mirando el sueloTambién es importante crear el habito de ir de la mano para cruzar.
    Hazle que se pare,para darte la mano al cruzar y le entretienes que mire al muñeco de que color esta .
    Ahhh y ten mucho cuidado con la espalda, tienes que intentar cogerlo cada vez menos, es una pena pero es por ti, te lo digo que yo ahora no puedo hacer nada de eso.
    Mucha suete y buen finde.

    Mami Poppins

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 13:33
    Permalink

    No borres esa imagen romántica, que la vivirás, pero es que es muy pronto todavía, con esa edad, es como intentar sacar a pasear a un gato con correa como si fuera un perro, el gato hace todo menos pasear o ir en la dirección que tu quieres ( ilusos de nosotros, que una vez probamos). Pero en unos pocos meses la cosa cambiará y podrás pasear con tu niño de la manita. La mía pequeña tiene ahora dos años y prácticamente ya no llevo nunca la silla, sólo si preveo que voy a tener que recorrer una distancia larga o si tengo mucha prisa y no puedo caminar a su paso.

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 13:33
    Permalink

    Pues que te voy a decir yo? el mío hacía lo mismito, incluso alguna vez intenté andar en dirección contraria a ver si así le daba por ir a dónde yo quería, pero ni con esas.
    Ahora ya va de la mano con nosotros, bueno de la mano no, porque quiere ir él sólo y claro se acerca mucho a la carretera y a mi me pone mala, otras muchas veces da dos pasos y me tira los brazos para que le coja, así que al final o le llevo en el carrito o le llevo en brazos y con lo que pesa ya, pues no hay quien le lleve.

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 14:01
    Permalink

    Ranita todavía no anda pero que razón cuando la gente te dice que te prepares, en fin paciencia

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 16:07
    Permalink

    el mio es igual! tiene 19 meses y no hay caso con el, lo agarro de la mano y hace fuerza para que lo suelte, quiere ir solo, pero no para donde voy yo, sino para donde se le cante a el.Yo tampoco me separo del coche, al jardin (que queda a 6 cuadras) lo llevo ahi, de apoco lo suelto a andar un poco, pero no hemos logrado q vaya al ritmo y direccion nuestra

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 16:15
    Permalink

    Qué te voy a contar, con 31 meses que tiene mi hijo no he logrado jamás pasear por la calle cogidos de la mano, vamos que no voy a ningún lado todavía sin el carro. Imagínate!

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 16:22
    Permalink

    Dale tiempo. Yo le llevaba en el carro como haces tu…y cuando podia soltarle le dejaba campar a sus anchas (parques infantiles, alguna plaza donde pudiera controlar, etc).Ahora que tiene pues…casi 5 meses que aquella epoca, quiere venir de la mano, le gusta pasear, se va parando si, pero ya no es el ansia de correr. Ademas ya entiende y le digo que sino me coge de la mano se va al carro, y suele ceder.

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 16:41
    Permalink

    Está claro que es un niño muy independiente y de ideas fijas, eso es bueno, jaja aunque ahora no sepas apreciarlo.No sé yo si en unos meses me acordaré de ti…

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 17:20
    Permalink

    quieren conocer el mundo, el mio creo que hara lo mismo cuando ande bien

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 21:00
    Permalink

    yo tardo horas en llegar a alguna parte porque además le gusta subirse en todos los escalones que se encuentra por el camino. Y para colmo casi siempre va empujando un carrito…

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 23:05
    Permalink

    Arain, sí que lo conozco pero… lo veo más para bebés que todavía no andan. De hecho, cuando empezó a mejorar la marcha pero aún no se soltaba, le bajábamos a la calle con un andador y, claro, ahí sí que seguía nuestro rumbo. Pero desde que sabe que puede ir donde quiera, no hay forma.Cartafol, uy, los tacones los abandoné con el embarazo y nunca más!!Gem, le falta el sombrerito de explorador!Belén, qué sabia es tu hermana!Australia, qué gran verdad, luego las etapas anteriores se echan de menos!Esther, llevas mucha razón.La teta reina, ¡pues no me sirve de consuelo! jajaja Lo que me tienes que decir es que el tuyo ya va muy formalito de la mano! jajajaSuu, mami mala!! jajaja Siempre el sentido contrario ¡y cómo acelera!.Treintañera con hijo, a su aire, como son!!Elena, gracias por los consejos!!Leia Organa, pues sí, qué mami más aburrida!!! He visto el invento que me comentas… aiss, no sé, no sé, no lo acabo de ver para él!Pilar, jajajajajajajajajajajaa, ay, perdona que me ría, nosotros también bajamos un día a nuestro gato (a uno de ellos) con correa y no hubo forma, además le daba miedo, y le tuvimos que llevar en brazos!!!. Aiss, ya veremos, qué mi hijo es cualquier cosa menos dócil!!!Mis chicos y yo, hay que ver cuánto se parecen, eh?.Elmundodepancha, paciencia, sí!!Sandra, gracias por el enlace, si al final son todos muy parecidos!Mamá Blue!, hay que verrrrr!!Arual, jajajajajaja, vaya plan!! qué poco consuelo me das!!!Supermama, ansia, tu lo has dicho. A ver si se le pasa!!! De todas formas, tu hijo es que habla un montón, me imagino que su comprensión también será muy elevada, te lo digo por esto que comentas de decirle que si no te da la mano se va al carro, eso con mi hijo a día de hoy no funciona, es más, como le quieras meter en el carro a la fuerza lía una increíble!.Lamamadeunabruja, espero que cuando te acuerdes de mi sea por otras cosas, no por esta! jajajaBrujilla, ayyyyy cuánta paciencia te mando!!Nuria, jajaja, cómo sonnnn!!

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 23:11
    Permalink

    Tranquila y paciencia, que todo llegará. Al principio es normal que vayan así, erráticos, de un lado para otro. para nosotras es agotador.pero llegará un día en que iréis paseando juntitos, de la manita, tú todo orgullosa. Eso sí, ponle al menos otro par de años!

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 23:35
    Permalink

    Yo como Arual, tengo q ir con carro a todos lados.Andando da tres pasos y pide brazos, o te suelta la mano, o patalea…Yo cd veía a niños mas mayores en la sillita criticaba, pues ahora md tengo q tragar lo dicho….

    Respuesta
  • el 28/01/2011 a las 23:46
    Permalink

    Mira que sois retorcidos los padres, todo el día queriendo ir en la dirección contraria a la que vamos nosotros.Fdo. $elpekeñokarateka

    Respuesta
  • el 29/01/2011 a las 2:06
    Permalink

    Por cierto, has pensado en un mei tai? ahora los hay tipo mochila…o una manduca…creo que son comodisimas! (yo he promado el mei tai, el clasico, y mi hijo pesa 12 kilos, y le llevo genial. Lo malo son las tiras que tardas en ponertelo, pero ahora lo hay tipo mochila, que es muy rapido y facil de poner!

    Respuesta
  • el 29/01/2011 a las 8:37
    Permalink

    Se ve que tu querubin tiene una personalidad fuerte.. suerte con eso..!! 😉

    Respuesta
  • el 29/01/2011 a las 11:16
    Permalink

    Estos pekeños exploradores, nos van ha hacer recuperar cuanto antes la figura jajaja

    Respuesta
  • el 29/01/2011 a las 19:52
    Permalink

    jajajja, les encanta hacernos correr!!!David es mas mayor y aún me cuesta muchisimo poder caminar con el al lado. Sale pitando en cuanto abro la puerta y me lleva corriendo por todos lados. Al menos ya a aprendido que para cruzar la calle tiene que ir de la manita!!!algo es algo!!!

    Respuesta
  • el 29/01/2011 a las 23:14
    Permalink

    Cada vez me sorprendo al leer y descubrir que al final todos son iguales y todas hemos pasado/estamos pasando por lo mismo…El mio igual, en casa siempre me lleva de una habitacion a otra pero en la calle, ni se te ocurra darle la mano y como lo intente se tira al suelo y pega unas patadas…paciencia!!!

    Respuesta
  • el 30/01/2011 a las 0:28
    Permalink

    Laky, un par de años?!!! ayyyyy! jajajaMamadejulio, si es que no se puede decir de este agua no beberé!!Papalobo, jajaja, muy bueno, dí que sí pequeñokarateka!Supermama, puff, la verdad que no. Enseguida se me corta la respiración (por el tema del asma), no creo que pudiera con él… y, por otro lado, él lo que quiere es ir libre, si muchas veces en brazos le llevo pero a la fuerza, porque él lo que quiere es correr como pollo sin cabeza ! jajaQuiteñabonita, ya ves! gracias!Virgini@, uy, el mejor gimnasio!Ana, bueno, algo es algo!Lirovi, la verdad es que muchas experiencias son comunes, los niños son de su padre y de su madre, pero muy parecidos!

    Respuesta
  • el 30/01/2011 a las 18:54
    Permalink

    Es genial! Tienes a un pequeño explorador en casa!! Eso esta bien, que sea curioso. Un besazo!!!

    Respuesta
  • el 31/01/2011 a las 15:39
    Permalink

    María, desde luego, curiosidad no le falta.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com