Besos (y morreos)

No sé si algún día mi nene terminará siendo un mimosón como yo, pero que ha evolucionado mucho en ese sentido, es un hecho. 
Empecé a notar ese cambio a partir de los 11 meses, cuando su faceta exploradora descendió un poco y cogió gusto por estar en brazos y recibir besitos y achuchones. También es verdad que esa edad coincidió con su corta experiencia en la guardería y como estuvo malito, incluso varias semanas después estaba entusiasmado con la idea de estar todo el día en mis brazos, como un monito.
Su necesidad de dormir en compañía, que comenzó en torno a los 13 meses, para mi es otro paso más. Por el día sigue necesitando libertad y campo para correr, pero a la hora de dormir necesita de nuestra presencia y calor. De hecho, muchas siestas empiezan con su carita pegada a la mía, piel con piel, más juntitos imposible.
Quedaba “pendiente” el tema de los besos, que no parecían entusiasmarle, ni recibirlos ni mucho menos darlos. Pero eso también ha ido evolucionando. Primero me los daba solamente a mi, después también a su padre, no todos los días ni a todas horas, pero ahí han hecho su aparición. A mi ahora ya, más que besos, quiere darme morreos. Pone su carita de amor y se acerca a mi con la boca abierta y la lengua fuera y ya no busca mi mejilla, ¡busca mi boca!. Yo le digo: “bebito, ¡morreo no!“. Pero debo hacerlo con poco poder de convicción porque no sólo no me hace apenas caso sino que le entra la risa…
El jueves presenciamos el siguiente paso: bebito ligón. Fuimos al Retiro a dar una vueltecita, por la mañana, y allí estaban una niña con su padre. Fue verla e irse derecho hacia ella para arrimarse despacito despacito a su cara. La niña se puso tiesa como un palo, incluso movió la cabeza ligeramente hacia atrás, por eso el beso no llegó a su destino, pero ¡claramente iba a besarla!. De hecho, como se quedo frustrado, empezó a tocarla la carita, los botones del abrigo… yo alucinaba, se me caía la baba a borbotones… era la primera vez que el niño demostraba tanto interés por otro bebé y, además, un interés tan afectivo…
No quedó la cosa ahí. Un ratito después nos encontramos con otra niña, está ya mayor que él, rondaría los tres años. La miró y ¡fue corriendo hacia ella con los brazos abiertos para abrazarla!. Hijo, ¡¿qué has desayunado hoy?!.

¿Qué más sorpresas nos esperan?.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

17 comentarios sobre “Besos (y morreos)

  • el 05/02/2011 a las 17:57
    Permalink

    Jejeje que lindo!!! Este chiquillo esta hecho un ligoncete!!! Me alegro que lo estéis disfrutando tantísimo. A mi también me encanta cuando nos quedamos dormidas carita con carita. Un beso!!

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 18:39
    Permalink

    jajaja k riko pues ná a aprobecbar… jejejeUn saludo !!!

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 18:55
    Permalink

    Tiene que ser precioso ver cómo se duerme pegadito a ti…. Y habrá que tener cuidado con el Don Juan en miniatura que tienes por hijo. Apunta maneras!Besos castos en la mejilla 😀 😀

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 19:14
    Permalink

    Ja,ja. A nosotros nos pasó una vez justo al revés. Una niña de la edad de mi hijo se lanzó sobre él. tales eran los abrazos que le pegaba, que el pobre se quedó asustadito y no se atrevía ni a rechistar. 😉

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 19:19
    Permalink

    Jejejejeje, Bebito súper cariñoso! Bieeeeeen!!!

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 20:15
    Permalink

    Yo con lo que no puedo es con las madres/padres que besan a sus hijos en la boca…

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 20:17
    Permalink

    Jajajaja, qué etapa más bonita de tu bebé, debes estar usando baberos talla XL!! Besos.

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 20:20
    Permalink

    al mio le gustan mayores¡¡ las de 17 le pirrany encima esa subida de ceja a lo sobera las encandilay todo el mundo diciendole lo guapo que es (a nosotros nos miran pensando si es adoptado, jejeje) ademas no solo da besos de piquito sino que hace un mimo.. pone su cbecita en el pecho y suelta un aiii, el otro dia la psicomotricista se deshacia al ver que tras tres sesiones (es nueva) le hacia un mimito…si es que te los comerias (en unos cuantos años deseare haberlo hecho )pero en fin¡¡ aprobecha la fase mimosin, nunca sabemos si la siguiente sera la destroyer o la osito peluchin

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 20:44
    Permalink

    Desde luego que es un ligón en potencia. No me extraña que se te caiga la baba.

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 20:54
    Permalink

    Jejeje el mío hace igual con lo de los morreos, de echo yo creo que en la mejilla no me lo ha intentado dar nunca y por más que le dices que en la boca no, el más se empeña.Aprovecha esta fase de mimosón.

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 22:01
    Permalink

    Y luego digo que el mio es golfillo… el tuyo ya las acosa sin conocerlas

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 22:02
    Permalink

    Ja, ja, que rico! Lastima de cámara de video!

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 23:08
    Permalink

    Jejejeeje, parece que te tiene guardadas muchas sorpresas, jejejeje. Eso es bueno, que tenga ganas ya de jugar con otros nenes, es lo normal. Verás que días de parque tan entretenidos te esperan.Qué gusto, nena, me alegro que el nene se entusiasme tanto con otros niños y se le vea tan dicharachero.

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 23:21
    Permalink

    Vaya, te ha salido un ligón! Disfruta mucho de sus besos, creo que hasta que no me dio un beso mi peque, no supe el poder que tiene un beso.

    Respuesta
  • el 05/02/2011 a las 23:57
    Permalink

    Jajajajaja! este niño va a ser todo un ligón!!! practica con su mamá la carita de amor y luego la pone en práctica en el parque! él sí que sabe! jeje!

    Respuesta
  • el 06/02/2011 a las 11:48
    Permalink

    Maria, es que es súper tierno!Virgini@, desde luego!Susana, apunta maneras, sí! jajaMamareciente, eso le debió pasar a la niña, que se quedó alucinada con tanta efusividad.Albertina, bien, si!Suu, ya ves!!Alba Arroyo, a mi tampoco me gusta, por eso no quiero fomentarle esa costumbre.Adry, más o menos! jajaBrujilla, no sabe nada tu nene!Treintañera con hijo, es inevitable!Mis chicos y yo, claro, tengo que aprovecharla, aunque yo creo que ya se quedará así! jajaTricius, ya ves, nada más verlas ya está “enamorao”Laky, pues sí, debería llevar siempre encima la cámara de video!Belén, me parece que sí que van a ser entretenidos los días de parque que nos esperan, cada día es una cosa nueva!Lulu, llevas mucha razón.Gem, sabe muuuucho!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com