¡Mi bebito hoy cumple un año!.

Pensaba que no me ocurriría, pero anoche me puse muuuuuuy melancólica pensando en cómo fue aquella noche del 1 de octubre, sabiendo que al día siguiente tendría a mi bebito en brazos. 
Recuerdo como si fuera ayer que me levanté a las 5 de la mañana para ducharme, secarme el pelo y cerrar la maleta, con tiempo de sobra para salir a las 7 de la mañana camino a la clínica. Era viernes por la mañana, tenía que ingresar a las 8h y como la M30 suele tener un tráfico infernal los viernes, quisimos salir con mucha antelación. Ni qué decir tiene que Murphy entró en acción y no encontramos apenas coches por lo que antes de las 07.30h estábamos allí, al mismo tiempo que mis padres, por cierto.
A las 8h ingresé en la habitación, me pusieron un monitor, una vía… y la verdad que todo pasó muy rápido, pronto dieron las 10h y me fui al quirófano. A las 10.45h nacía mi hijo. Todo eso ya lo conté aquí, curiosamente, con esa entrada abrí el blog. Releerlo me ha hecho saltar las lágrimas y me ha puesto un nudo en la garganta, sigue siendo igual de emocionante…
En fin, que no sólo es el día de mi hijo, siento que también es mi día, porque ya llevo un año ejerciendo como madre y me siento muy feliz en este papel, más feliz que nunca.
Felicidades, bebito. Gracias por dejarme ser tu mamá, me has hecho crecer como persona.