Autor: Mamá (contra) corriente

Insomnio

Cualquiera pensaría que una persona que está cansada se duerme nada más tocar la almohada, pero a mi no me pasa. Da igual que me haya levantado tres veces la noche anterior y haya estado despierta una hora cada vez, que me haya quedado definitivamente despierta a las 8 de la mañana y que haya estado todo el día trajinando para arriba y para abajo hasta las 24h. Llega la hora de meterse en la cama y yo estoy destrozada pero como una moto. Se supone que el insomnio es uno de los primeros síntomas de la depresión postparto,...

Leer más

La maternidad no es sexy

Con ocasión de estas fiestas navideñas he tenido la ocasión de volver a escuchar, de boca de una mujer embarazada, una frase que detesto: “las embarazadas también somos sexys”. Esta entrada guarda mucha relación con lo que expuse el otro día en no quiero ser una tía buena. Soy consciente de que la formulación correcta de la frase es: “una mujer embarazada no tiene por qué dejar de ser atractiva, de cuidarse y sentirse bien consigo misma”, algo con lo que estoy de acuerdo.  Pero como vivimos en una sociedad en la que hemos sexualizado absolutamente todo, una formulación más “normal” no tiene cabida si queremos ser “modernas”, “desinhibidas” y “progres”. El sexo envuelve todo lo que nos rodea: la publicidad de los perfumes (cualquier publicidad, para ser más exactos), el telediario, las noticias de la prensa rosa y no tan rosa, el reconocimiento social de quien tiene mucho éxito en sus relaciones sentimentales, la ropa.. Yo no resulto moderna ni progre ni “in” sino más bien carca y aburrida porque me independicé con mi pareja con 24 años recién cumplidos y he tenido un hijo con 27. Porque lo “in”, lo aceptado socialmente, es tener un follamigo (palabra sacada de GH11), salir de fiesta jueves, viernes, sábado y domingo (enrollándote cada día con un@, faltaría más), vivir con tus padres hasta los 35 y entonces, sólo entonces, casarte,...

Leer más

Cómo fue mi cesárea

Aunque durante el embarazo buscaba por Internet, casi de forma obsesiva, cualquier información médica sobre la gestación, mis síntomas, el desarrollo del niño y todos estos temas, no tuve valor para ver ningún vídeo de una cesárea. Sé que existen y es probable que hasta estén colgados en YouTube. Pero creo que hice bien en no verlos. Mi cesárea fue programada. En otra ocasión hablaré de los motivos, que darán, seguramente, para varias entradas. Mi ginecólogo me dió a elegir entre el día 30 de septiembre o el día 2 de octubre. Como no me gusta septiembre y además el día 2 de octubre me parecía una fecha preciosa, además de ser viernes, elegí ese día. Como he dicho ya en alguna ocasión, confío en mi ginecólogo un 200%. Y os aseguro que es muy importante confiar en tu médico para un tema tan importante como es el seguimiento del embarazo y posteriormente el alumbramiento. No soy de esas mujeres que tienen dudas acerca de si su cesárea fue o no necesaria. La decisión la tomamos conjuntamente mi marido y yo con el ginecólogo y desde el convencimiento total y absoluto de que yo no podía pasar por un parto vaginal. Así que mis nervios no provenían de la duda sobre si realmente era el mejor medio de traer a mi hijo al mundo. Un quebradero de cabeza que...

Leer más

No quiero ser una tía buena.

Acabo de ver en el telediario que Heidi Klum vuelve a ser noticia. Hace décadas los telediarios hablaban de cosas serias y resultaba interesante verlos. Hoy en día no hay ni un sólo informativo que no dedique al menos una de sus noticias a sacar tias en bolas, cuanto más pendonas, mejor. Y la tía buena de hoy es, de nuevo, Heidi Klum. Que conste que a mi esta chica me cae bien y el hecho de que vaya por su ¿cuarto? hijo tiene mucho que ver en ello. Que se gane la vida explotando su imagen y su cuerpo no me parece mal, ya que está de buen ver, que lo aproveche. También vaya por delante que no entiendo cómo es posible que el desfile de Victoria’s Secret sea noticia en los telediarios de nuestro país, o el calendario Pirelli o, en este caso, la recopilación de fotos en pelotilla picada de Heidi. Si no es para calentar al personal masculino, no veo otra razón para que aparezcan en un informativo diario. No veo por qué tengo/tenemos que asumir el papel que con tanta naturalidad se nos da a las mujeres en televisión. Parece evidente que la que no está buena, la que no tiene unas buenas tetorras (sean operadas o no), no vale nada. Si no, ¿por qué está tan de moda Sara Carbonero? ¿Por lo buena...

Leer más

El embarazo y el desprecio a los animales

Desde niña quise tener animales pero nunca hubo manera de convencer a mis padres. Afortunadamente, una de las primeras cosas que me encantaron de mi marido es que es un gran amante de todos los animales, así que en cuanto pudimos adoptamos un gato, luego otro y, finalmente, una perrita. Mis tres animales son adoptados y no son “de marca”. El objeto de esta entrada no es valorar lo desable que sería adoptar un animal y no comprarlo, pero lo comento porque considero que cuando uno adopta un animal abandonado lo hace porque es especialmente sensible al sufrimiento de...

Leer más

Búsqueda personalizada
¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate y recibe todas las novedades en tu mail.

Te has suscrito correctamente

Últimos Tweets