Autor: Mamá (contra) corriente

They Might Be Giants: one dozen monkeys

They Might Be Giants (TMBG) es un grupo americano fundado hace ya más de veinte años y que se ha especializado en música para niños. Los he descubierto hace relativamente poco y me gustan porque sus letras resultan muy educativas  (hablan de los planetas, de los números, de los elementos…), sus ritmos son muy pegadizos y los vídeos no tienen desperdicio. Y, además, aquí en España tiene el atractivo adicional de poder servir de complemento para que los niños aprendan inglés. Hay una canción con la que estoy especialmente enganchada: “one dozen monkeys”. ¡¡¡Me...

Leer más

Me gustaría adoptar

Antes de incluso de desear tener hijos ya pensaba en lo mucho que me gustaría adoptar un niño. Una niña china, probablemente. No sé si algún día lo llevaré a cabo porque no depende de mi en exclusiva, hay que contar con mi marido, con la familia en general, con dinero suficiente, con mucha paciencia y perseverancia…y aún así uno está en manos de la Administración, de que te consideren apto o te manden a freir espárragos. Pero así, soñando en voz alta, me gustaría muchísimo. Yo ya he pasado la experiencia de la maternidad biológica. Como soy hija única, mejor que nadie entiendo que es preferible para mi hijo tener un hermano o hermana, pero no siento la necesidad de volver a pasar por un embarazo. De hecho, tengo un planteamiento que quizá resulte sorprendente: Hay razas de perros que me encanta, pero estoy segura de que nunca sería capaz de comprar un perro, contribuyendo al negocio de cria como si de fábricas se tratara, cuando sé que existen muchísimos en los albergues esperando a ser adoptados. Como la mía. Pues del mismo modo, no siento la necesidad de “crear” un niño nuevo, fusionando un óvulo mío con un espermatozoide de mi marido, trayendo al mundo un niño que hoy día no existe, cuando hay millones de niños que no tienen padres. ¿Qué sentido tiene crear un nuevo...

Leer más

Mi pánico a la gripe A durante el embarazo

¿Alguien se acuerda de la gripe A? Parece que se la haya tragado la tierra, ¿verdad?. En varios blogs que sigo se ha estado hablando últimamente de su desapareción. Así nos lo cuenta Amalia en su blog Diario de una mamá pediatra. Resulta irónico. El periodo en el que se estuvo hablando hasta la saciedad de la dichosa gripe, anunciando miles de muertes y adviertiendo de la gravedad de la enfermedad en las embarazadas  y en los asmáticos justo coincidió con mi embarazo. Y cuando di a luz comenzó a descender el interés hasta haber desaparecido por completo. Ocho meses de bombardeo informativo y alerta sanitaria mundial y ahora nada. Muy irónico, desde luego. Como sabeis, con 16 semanas de embarazo me ingresaron en el Gómez Ulla por una infección de las vías respiratorias, que agravó mi asma. Desde entonces no levanté cabeza y estuve en mi casa de baja. Estando ya en el hospital comencé a oir hablar de la gripe A y recé con todas mis fuerzas para que el asunto no fuera a mayores. No sirvió de mucho, porque el verano estuvo marcado por el conteo diario de muertes, aportando cuantos más detalles mejor para asustar a la población.  Eso sí, los ciudadanos “sanos” se sentían felices por no ser grupo de riesgo (“como no soy grupo de riesgo, a mi plin, los enfermos, que se...

Leer más

Consejos absurdos.

En el tema de la maternidad se hacen muchas afirmaciones que no comparto en absoluto. Ya os iré comentado algunas. Hoy me apetece comentar un consejo que he leído cientos de veces en revistas, blogs divulgativos y libros y que cada vez que lo leo no dejo de asombrarme, por lo absurdo que me parece. “Cuando tu hijo duerma, no aproveches para hacer las cosas de la casa: descansa tu también”. Quizá me parece absurdo el consejo porque yo no soy una super-woman, sino una mujer corriente, a la que el cansancio hace mella, pero que no por ello va a dejar que su casa se convierta en una pocilga. Quizá es que no he desarrollado suficientemente el don de la ubicuidad o que existen mujeres mucho más hábiles que yo que son capaces de atender a un bebé despierto mientras hacen todas las tareas de la casa. (y no digo ya si tienen otros niños, ¡es admirable!). Porque si no, no lo entiendo. Si cuando mi hijo duerme, yo duermo, eso significa que debo cocinar, limpiar, comer y ducharme (tareas súper básicas) mientras él está despierto. Pues que me expliquen cómo. La capacidad de entretenerse solo de un recién nacido es igual a cero, por no hablar del hecho de que en las primeras semanas se juntan las tomas, los cambios de pañales…Y cuando el bebé ya va...

Leer más

El sentido del oído.

Una de las cosas que más me preocuparon durante las primeras semanas de vida de mi hijo es que no se inmutaba con ningún ruido. Ni con el ladrido de mi perra (o con el de otros perros), ni con la tele, ni con el teléfono, el móvil, algo que se te cayera al suelo, un portazo…absolutamente con nada. En la clínica le hicieron la prueba de las otoemisiones acústicas y el resultado fue bueno, así que no había ninguna razón para pensar que estuviera sordo. Pero era inquietante ver que ningún ruido le hacía reaccionar. Afortunadamente, a partir de las 5 ó 6 semanas de vida empezó a reaccionar, tímidamente, cuando le hablábamos. A partir de ahí ha ido desarrollando el sentido del oído poco a poco y ahora ya es evidente que no sólo escucha, sino que escucha muy bien. No sé si estoy en lo cierto, pero creo que esto se debe a que un recién nacido lo que tiene que hacer es desarrollar su cerebro para poder ir madurando. El oído lo tienen totalmente formado, pero seguramente faltan las conexiones neuronales que hacen que el cerebro reaccione ante los sonidos. Por eso, conforme van madurando, el oído se les va afinando. A día de hoy escucha perfectamente, se orienta hacia el sonido aunque no pueda ver de donde proviene y cuando está medio dormido le...

Leer más