Autor: Mamá (contra) corriente

Tiendas de ropa premamá

Recientemente he dado mi opinión sobre la ropa para bebés: tallaje, tiendas que me gustan, tiendas que no me gustan…Y no se me había pasado por la cabeza hablar de mi experiencia con la ropa de embarazada hasta  haber estado dialogando con Glory sobre el tema.  Ya sabeis que a mi lo de la moda no es algo que me atraiga demasiado. Los cosméticos me pirran, los veo como una inversión de futuro, siempre están ahí, difícilmente pasan de moda. Si un día te apetece, te maquillas. Si no te apetece, cara lavada. La moda es más tirana, te obliga a estar siempre perfecta, a aparcar el comodísimo chandal, va cambiando cada temporada, se llevan cosas que a una le sientan como un tiro…En fin, que no es lo mío. También es cierto que mi experiencia con la ropa premamá no es extensa porque me puse malita con 16 semanas y no levanté cabeza. Y para ir del sofá a la cama y de la cama al sofá no necesitaba mucha ropa, así que me limité a lo básico.  Os cuento mi experiencia: H&M. Aquí me compré un par de cosas que veo imprescindibles: unos vaqueros y unos pantalones de chandal negro. Los vaqueros fueron comodísimos y me gustaban tanto que he sentido tener que dejar de ponérmelos. Unos vaqueros oscuros y de corte recto, afortunadamente encontré unos que...

Leer más

Las ecografías no son 100% fiables

Para mi, uno de los mejores momentos del embarazo han sido las ecografías. Es verdad que sentía cierta inquietud cuando iba de camino a la clínica; como soy tan preocupada, siempre temía que algo saliera mal. Cuando fui a la de las 12 semanas tenía miedo de que se hubiera parado el embarazo, cuando fui a la de las 20 tenía miedo de que toda la medicación que me pusieron cuando estuve ingresada pudiera haberle afectado…Pero poco a poco el miedo se fue disipando, porque el embarazo iba avanzando y todo iba fenomenal. En la eco 4D, que me...

Leer más

Me cunde muy poco

Reconozco que siento cierta envidia cuando veo como algunas mujeres se organizan súper bien: trabajan, cuidan uno o varios hijos, atienden la casa…Lo mismo es que en todas las familias cuecen habas y nada es tan perfecto como parece, pero yo reconozco que la mayor parte de los días me cunde poquísimo y no llego a casi nada. Y eso, sin trabajar. Es cierto que siempre se puede hacer más. Podría levantarme a la misma hora que mi marido (06.00h) y aprovechar el rato que mi hijo permanezca durmiendo. Pero, claro, mi marido se duerme mucho antes que yo y no atiende biberones ni otras demandas nocturnas. Es cierto que podría reducir mis horas de sueño a cinco o seis (nunca del tirón, por supuesto) pero a costa de estar zombie y de muy mal humor durante todo el día. No estoy dispuesta. Cuando por la mañana le doy los buenos días a mi hijo, ya sé que a partir de ahí el resto del día se lo dedico a él y que lo mucho o lo poco que llegue a hacer dependerá del humor con el que se haya levantado. Cuando está tranquilo y de buen humor puedo conseguir ducharme, arreglarme, preparar la comida y hasta limpiar el baño o barrer y fregar antes de las 12 de la mañana, para después darnos un paseíto. Pero cuando no...

Leer más

Truquito para poder desayunar

Mi bebé sigue durmiendo con nosotros, en su mini cuna balancín. La tengo tan cerquita de mi lado de la cama que sólo con incorporarme puedo verle la cara. Y él a mi.  Desde hace ya un mes, o quizá algo más, se despierta por la mañana, sobre las 07.30 o las 08.00h y se pone a jugar con las cositas que cuelgan de la espiral (también de Imaginarium, otro regalo de Navidad) que le hemos colocado en una de las barras . También se pone a hablar solo, chillar, reirse… En el momento en que comienzo a oír...

Leer más

Cuatro meses

Mi bebé hoy cumple cuatro meses. ¿Cómo está? ¿Hace cositas nuevas?: Según mis cálculos caseros, pesa 6.300 kg y mide unos 64 centímetros (¡veremos si el viernes la pediatra coincide con mis medidas!).  Desde hace unos días, estando tumbado bocabajo consigue coger alguna cosita de poco peso e incluso llevársela a la boca. Hace amagos de reirse a carcajadas cuando está contento, sin tener que hacerle cosquillas, pero todavía no ha arrancado. Tiene mucha más cara de niño, la fase de recién nacido ya ha quedado atrás claramente. Está sufriendo mucho con la boca. Le he comprado en la farmacia una crema que se llama “nani predental” pero las pocas veces que se la he untado en la encía no he notado que le haga nada. Se le notan claramente los dientecitos (los dos de abajo), la encía está blanquita y tiene un punto de sangre. Como no tengo experiencia en estas cosas no me atrevo a asegurar nada, pero apostaría a que le van a salir los dos al mismo tiempo y probablemente antes de que cumpla los cinco meses. Definitivamente le he pasado a la silla y salvo que la pediatra me eche la bronca, voy a guardar definitivamente el capazo. Y, ¿cómo estoy yo?: Estoy a un kilo o kilo y medio de mi peso antes del embarazo, es decir, muy cerca. De hecho, he recuperado...

Leer más