Autor: Mamá (contra) corriente

Picias maternas

Creo que soy experta en picias maternas: esos “pequeños” errores que a veces se cometen y que acaban con tu hijo llorando desconsoladamente, mientras una se siente culpable a más no poder. La primera de todas ocurrió a las pocas semanas de estar en casa. Mi marido sujetaba a mi hijo en la bañerita y yo estaba aclarándole con un pequeño chorrilo procedente del barreño que sostenía. No apunté bien y le dí en la carita, le entró agua por la nariz y pegó unos berridos que todavía estoy recordándolos. ¡Qué culpabilidad!. En varias ocasiones, teniéndole en brazos, como...

Leer más

¿Por qué la creatividad es nocturna?

Todas las noches lo mismo. Me meto en la cama y en mi cabeza empiezan a bullir un montón de ideas: tengo que escribir sobre esto y aquello, mañana quiero limpiar el baño, ordenar este armario, quiero imprimir una foto nueva del bebito, que la que tenemos en el salón es de hace ya un mes y medio, ¿qué hago para comer pasado mañana?, tengo que llamar a este sitio, de mañana no pasa que llame a mi amiga Lou que hace un siglo que no hablamos… Me he prometido a mi misma acostarme pronto y desoír todas estas llamadas de mi cerebro. Porque como me levante y me ponga a hacer cosas, me dan las dos, las tres de la mañana, se me junta con un biberón y a la mañana siguiente estoy hecha un guiñapo. La tentación es grande: con toda la casa en silencio y mis angelitos durmiendo, siempre me cunde mucho más. Curioso lo de la creatividad, porque a la mañana siguiente estoy perezosa, cansada y entre unas cosas y otras no hago nada de lo que me había prometido, al margen de que la mitad de mis proyectos se los lleva Morfeo y horas después ni me acuerdo de...

Leer más

El hipo antes y después del nacimiento.

Una de las cosas sorprendentes que descubrí durante el embarazo es que los bebés tienen hipo estando dentro de la madre. El mío tenía bastantes ataques, cuatro o cinco diarios al menos, y le duraban una media hora. Al parecer, el feto empieza a practicar la respiración a finales del segundo trimestre o principios del primero, así que tener hipo es algo positivo y no debe ser motivo de preocupación. Yo empecé a notarlo sobre la semana 26 y era muy claro, no había lugar a dudas, porque los movimientos eran rítmicos y las sacudidas iguales a la que tendría un adulto. En ningún momento me preocupó, aunque a mi madre le daba un poco de angustia notar esos movimientos; ella no recordaba que yo hubiera tenido hipo fetal. Desconozco si el hecho de que mi bebé tuviera mucho hipo fetal guarda relación con el hecho de que es un bebé con muchos gases y muchos ataques de hipo. Durante los dos primeros meses tenía hipo a todas horas. Después de cada toma, en cada cambio de pañal, cada vez que lo movías…por hacer un cálculo,  unos 15 ataques diarios, de unos 20 minutos o más de duración. ¡Qué rollo para él!. Por algún lugar he leído que el hipo no molesta a los bebés como lo hace en los adultos, pero mi hijo siempre se ha mostrado molesto...

Leer más

Ya no necesito revistas.

Durante el embarazo empecé a comprar Ser Padres y con el paso de los meses acabé comprando periódicamente unas cuantas publicaciones más. Siempre me ha gustado estar bien informada, en todos los temas, pero me parecía que en esto de ser madre necesitaba un “extra” porque no tenía ni idea de nada. No es exageración, no tengo ningún bebé cerca ni lo he tenido nunca (cosas de la vida) y a mi alrededor sólo tenía personas con hijos ya mayorcitos o embarazadas primerizas, así que estaba complicado conseguir “unas prácticas”. Por aquel entonces, devoraba cualquier revista que cayera en mis manos sobre estos temas y me compré unos cuantos libros que no me duraban ni dos tardes.  No sé en qué momento dejé de comprar todas estas revistas, pero me he dado cuenta hace poco. Creo que la última que compré fue en octubre, cuando mi hijo no tenía aún el mes, y a partir de ahí no compré ninguna más. Me he vuelto a acordar porque me han regalado un ejemplar de Ser Padres y lo he estado hojeando. Es increíble cómo cambiamos las personas, cómo somos capaces de adaptarnos en un espacio de tiempo tan corto. Ahora leo la revista y pienso que no me aporta mucho, que muchas cosas las han publicado ya veinte veces, que las preguntas que resuelven son de perogrullo la mitad de...

Leer más

Trastos que no volvería a comprar

No sé si mis elecciones hubieran sido mejores en caso de haber tenido mucha experiencia a mi alrededor con bebés, quizá hubiera metido la pata igual en algunas cosas…¡Nunca lo sabré!. Lo que sí tengo claro a estas alturas es que algunas compras han sido una auténtica metedura de pata. Os cuento: El puesto nº 1 a la peor compra de todas es para…  Bañera anatómica-cambiador de Prenatal. Se trata de un cambiador plegable, con bañera anatómica. Desde el principio quería una bañera que fuera anatómica para que el bebé se pudiera sostener y así disponer de las dos...

Leer más

Búsqueda personalizada
¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate y recibe todas las novedades en tu mail.

Te has suscrito correctamente

Últimos Tweets