Anécdotas que no me hacen gracia

A veces tengo la sensación de estar viviendo dos realidades. Una, la de la calle, donde no puedes comentar cosas como que duermes con el niño en la cama sin que pongan el grito en el cielo o si te ven con él en brazos te preguntan si está malito. Otra, la cibernética, donde mi forma de ver la maternidad y el mundo no es tan rara, coincide con la de muchas otras personas. La primera realidad me hace sentir inadaptada y, si no fuera por la segunda, incluso muy mal.
Es habitual que me cuenten anécdotas maternales con pretensión de que resulten graciosas pero que luego resultan ser como muchos chistes: de mal gusto, fuera de lugar, groseros, xenófobos, misóginos… Cualquier cosa menos gracioso pero, como soy madre, y como se da por hecho que todos practicamos un mismo tipo de crianza, deberían parecerme la monda. Claro, esto lo cuenta gente de esa primera realidad, que no tienen ni idea de dónde me sitúo yo.. pero es que por desgracia esa es la realidad en la que vivo y no llevo un letrero en la frente que ponga “tal cosa y tal otra no me parecen graciosas, abstenerse de bromas pesadas“.
Hace unos días me han contado la última anécdota de pésimo gusto. Padres de un hijo de unos tres años que sufre constantes pesadillas por la noche, reclamando dormir en su cama noche sí, noche también. Cansados del plasta del niño, los padres le dicen: “ni se te ocurra volver a nuestra cama por la noche, bajo ningún concepto, ¿te ha quedado claro?“. Una noche escuchan al niño llorar mucho rato. Cuando ya se deciden a ir a verle, el niño está sentado en un rincón de su cuarto, hecho un ovillo, llorando doblemente compungido: por la pesadilla y por saber que no puede acudir al consuelo de sus padres.
Vale, y aquí es donde vienen las risas. Digo yo, vamos, porque si no, no sé para qué lo van contando. Me pregunto qué tiene la anécdota de digna de hacerse pública, más bien me parece que es de esas cosas que mejor quedan guardadas de puertas para dentro porque dicen muy poco a favor de uno. El por qué historias de este estilo van de boca en boca y acaban llegando a cualquiera, a alguien como yo, que ni sé quiénes son ni me importa, es otro misterio. 
Hago por sonreir aunque las cejas se me estén poniendo tan arriba de la frente que estén próximas a juntárseme en la coronilla. Hago por sonreir porque no me merece la pena quedar como la loca del colecho o de lo que se tercie en ese momento. Hay gente que no quiere conocer, que se ríe de todo, y a mi no me merece la pena gastar energías (ni que me señalen con el dedo… más aún, quiero decir).
Es posible que frente a un guantazo haya más o menos unanimidad en denominarlo agresión (aunque muchos puedan buscar razones para justificarlo). Pero en cuanto a lo psicológico, parece aceptable que los padres utilicen los medios de presión que consideren oportunos para conseguir sus fines, abusando de su posición. Conmigo que no cuenten. Amenazar a un niño, amedrentarlo, asustarle con mentiras (por ejemplo, “que te va a llevar el hombre del saco”), negarle el cariño que necesita y provocarle unos niveles de estrés malsanos, para mi, es MALTRATO INFANTIL. Con todas las letras y en mayúsculas.
Y, la verdad, empiezo a estar más que harta de tener que poner buena cara mientras me cuentan cosas así.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

65 comentarios sobre “Anécdotas que no me hacen gracia

  • el 07/02/2011 a las 15:33
    Permalink

    Ufff, yo no sé qué habría dicho en tu situación ante semejante historia de terror.. Me he quedado con mal cuerpo de pensar en ese pobre crío.. qué triste y solo debía sentirse sin poder acudir a sus padres, que aunque cabrones, son sus padres..

    Quizá me equivoque, pero yo creo que habría respondido con algo parecido a "¡qué horror!" con esta cara O__o

    Y sí que me parece, como a tí maltrato infantil.. pero como dices, muchísimas de estas cosas son aceptadas por la mayoría.. qué triste..

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 15:36
    Permalink

    Jamás hubiera puesto buena cara si eso me lo hubieran contado. Es que le habría dicho si no le da vergüenza a esos padres contarlo, porque dice muy poco de ellos como padres. Cómo se puede dejar a un niño muerto de miedo en su cuarto, llorando como una magdalena. Desde luego yo no hubiera intentado sonreír, sino que hubiera dicho algo.
    Cuando alguien me dice que aplica el método Estivil, yo siempre le digo que yo no lo comparto, por ponerte un ejemplo, para que sepan mi opinión y que no les voy a apoyar en nada de lo que digan

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 15:36
    Permalink

    ¡Pienso lo mismo que tu! yo hubiese puesto una cara de espanto difícil de disimular. Hay que tenerlos cuadrados para hacerlo, pero ya para contarlo…

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 15:45
    Permalink

    No se trata de ser una defensera o detractora del colecho. Eso va más allá.

    Quizá por eso tengo fama de ser algo borde en mi entorno de la primera realidad (como dices tú, que a mi también me pasa eso), pero mi cara hubiera reflejado lo horrible que me parece hacer eso a un niño, eso si llego a aguantarme el comentario que se me hubiera pasado por la cabeza, que lo dudo.

    Y mucho menos le veo la gracia por ninguna parte.

    Que mal cuerpo se me queda pensando en ese pobre niño. :-(((

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 15:50
    Permalink

    Chica, de verdad que yo no me puedo creer que unos padres " normales" hagan eso. Es que contado así tiene un viso de crueldad que no me parece ni medio normal. Pero ¿cómo van a contar eso como si fuera gracioso? Lo que digo yo, o en Madrid estais "mu locos " o no me explico. Pobre crío, por Dios.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 15:53
    Permalink

    De verdad que no entiendo estas cosas! No se trata ya de formas de crianza sino de instinto común. Si mi hijo tiene miedo, le consuelo y punto. Porque es lo lógico, lo normal y lo correcto. Y porque le quiero y no me gusta que sufra. Ese tipo de comportamientos no me caben en la cabeza, no son naturales!

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 16:14
    Permalink

    es que eso mamacc, ya no tiene relacion con ser pro crianza con apego, pro colecho o antiestivil: eso es sentido comun. A ver… pero si yo no puedo ver a mi perro asustado por una tormenta sin que se me caiga el alma al piso,no entiendo como puede un padre/madre contar algo asi sin por lo menos un poco de verguenza, culpa, tristeza… no lo entiendo, ni entiendo como a alguien le puede parecer eso gracioso o correcto. La ultima vez que dormi en la casa de mi sobri se desperto llorando con terror y casi me da un ataque de nervios , no puedo ver a un bebe asustado,triste me supera :S …

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 16:29
    Permalink

    pobre niño…

    yo cada vez soy más intolerante ante estos comentarios, que verguenza por favor

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 16:34
    Permalink

    Ay, ay, yo no creo que hubiera podido callarme, hubiera dicho con más o menos buena cara que eso me parece terrorismo infantil y que desde luego no le veo la gracia…

    En fin, qué triste que haya quien ve gracioso el sufrimiento de sus propios hijos…

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 16:36
    Permalink

    Pues yo tampoco pillo el chiste… No sé dónde ve exactamente la gente la gracia al sufrimiento de un niño. De pena… sólo les faltó lo de "lo que lloras no lo meas" para que sea la anécdota perfecta de maltrato psicológico a un niño.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 16:38
    Permalink

    Pobre crio de verdad! Coincido contigo en lo de las dos realidades. ES curioso.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 17:14
    Permalink

    Pobre niño… qué penita me ha dado… ya no solo por la situación en sí, sino por el alarde que supone el que lo vayan contando y llegue a personas que ni siquiera conocen… qué horror que haya gente así…

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 17:15
    Permalink

    Pobre niño, no veo la gracia por ningun sitio, pero es verdad que en esas cosas es mejor no meterse, porque sales escaldada seguro.
    Eso sí, creo que mi cara seria un poema….no podria evitarlo!

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 17:22
    Permalink

    ¿Y la gracia donde está? En fin vivimos en un mundo de realidades paralelas y la verdad es que prima más la primera corriente que la segunda esto es así. El sábado mismo cenando con amigos una amiga me preguntó si mi peque ya había dejado de "tomarme el pelo" por las noches. Yo respondí alucinada que no entendía la cuestión. Entonces ella me replicó que si ya se había acostumbrado mi hijo a dormir de nuevo en su cama y yo ya dormía en la mía (en referencia a la racha de miedos nocturnos que sufrimos hace poco y que ya conté en mi blog). Yo le respondí que mi hijo dormía ya en su cama otra vez casi todas las noches de tirón o desperatando una sola vez porque su mamá le dejaba la luz del pasillo encendida y él había comprendido que de noche no había nada que temer porque ella y su papá estaban durmiendo al ladito pero que si necesitaba ayuda no dudara en llamar, de modo que el niño había superado esta fase concreta de miedos. Mi amiga rebufó y me dijo que no entendía mi manía de no dejar llorar a mi hijo. Y yo volví a replicar que lo único que hacía era educar a mi hijo con cariño y respeto. Y luego cambié de tema porque sé positivamente que en este tema con mi círculo de amigos jamás me voy a poner de acuerdo.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 17:24
    Permalink

    Hayra, hoy en día hay muchas de estas cosas que, al menos de cara a la galeria, están muy aceptadas. No tengo ni idea del motivo pero yo estoy cansadísima.

    Suu, yo era como tu y cada vez he ido a menos. Al final resulta que tenemos que vivir en sociedad y estarse peleando todos los días con alguien es insoportable, no digamos ya si tienes a esas personas en tu círculo más cercano.

    Lulu, es que es difícil disimular, muy difícil…

    La teta reina, efectivamente, esto va más allá. Yo me pregunto para qué tienen algunas personas hijos, si no están dispuestos a dar nada por ellos. Yo tengo una gran fama de borde y eso que con el tiempo he ido disimulando mucho más.

    Pilar, pienso que es la típica historia que se comenta en familia y luego la familia la cuenta a los amigos, los amigos a otros amigos y así acaba enterándose gente que ni te conoce. En Madrid un poco chalados sí que estamos, la gran ciudad es lo que tiene, de todas formas creo que se cuenta por contar, me da la impresión de que la gente no se lo piensa demasiado…

    Laky, estoy de acuerdo contigo.

    Admin, bueno, también es habitual escuchar historias de ciertos tratos con los animales que también me parecen terroríficas. No vivimos en una sociedad muy empática con los más débiles, por desgracia.

    Sonieta, estoy de acuerdo.

    Albertina, yo te digo que si uno abre la boca para protestar cuando los demás esperan una sonrisa, al final te llueven más piedras a ti por protestar que a los que han originado la historia. Te lo digo por propia experiencia.

    Eloísa, hacía mucho que no oía esa frase!!! pues mira, es lo que faltaba sí!.

    Mamareciente, yo he empezado a pensar que a diario me debo cruzar con bastante más gente de la "segunda realidad" de lo que yo me imagino, lo que pasa es que les debe ocurrir lo que a mi, que vamos camuflados para que no nos tiren piedras! jaja

    Gem, ya te digo que no lo comprendo, así que no puedo darle explicación.

    Supermama, yo tampoco y de verdad que me sorprende que la gente cuente cosas así porque creo que todos en un momento determinado podemos meter la pata y mucho, pero por lo menos arrepiéntete, pide perdón al niño y no lo vayas contando por ahí… Al menos yo lo veo así!.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 17:27
    Permalink

    Y es que me sucede tanto lo que a ti. Me cuesta un montón encontrar gente que piense de forma similar en cuanto a la crianza de un niño. Me volvería loca si no llega a ser por vosotras.

    ¡Pobre nene! Si no puede acudir a sus padres cuando tiene miedo, ¿en quién va a confiar?
    Luego nos preguntamos cómo tenemos esta sociedad de monstruitos. Pero si lo que se busca es que estén todo el día solos, que no molesten.

    No me puedo resistir a contarte una anécdota:
    Tengo una amiga que cada vez que me ve su comentario es: ¿Pero esta niña todavía toma teta? Yo repito que sí, que solo tiene 9 meses y que la seguirá tomando hasta que quiera. A lo que ella replica que qué grima ¿no?

    Bueno, pues esta misma un día me contó como le aplicaron estupendamente el estivill a su sobrino, hasta ahí bien. Pero no contentos con eso, como el peque los fines de semana se levantaba muy temprano, le empezaron a dejar un reloj y un tentempié en la mesilla por las mañanas. El niño no entendía el reloj, pero le explicaron cómo tenían que estar las agujas para poder acercarse a la habitación de los papás y "si te entra hambre te comes la magdalena". Olé, ya de paso dejadle 5 euros y que se baje al bar y os traiga café y churros. En fin.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 17:28
    Permalink

    Arual, te comprendo perfectamente. Nosotros al final hemos ido eligiendo los amigos y ahora nos encontramos muy cómodos, pero en otros entornos cercanos, donde no se puede elegir, es muy complicado, las tiranteces surgen a diario… Te diré que mis padres, por ejemplo, tampoco comprenden el tema del sueño del niño y si por ellos fuera tendrían todas las noches una batalla campal, cualquier cosa con tal de no meter al niño en la cama… lo cual es curioso porque al niño le adoran… Es más, te diría que cuanto más se dejan contar por mi, más van entendiendo… pero el proceso de cambio es muy complicado y vivir chocándose todos los días con esta realidad, también.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 17:30
    Permalink

    Silvia, nos hemos debido cruzar!

    No me sorprende nada de lo que me cuentas, ni la que te pregunta por tu nena ni quien te cuenta lo del reloj y la magdalena. De hecho, creo que nos sorprendería lo que veríamos en cada casa si pusiéramos una cámara oculta.

    Hay días que me cabreo y otros me pongo súper triste porque digo: ¡qué horror de sociedad! ¿a dónde vamos?.

    Efectivamente, luego se extrañan de lo que tenemos, pero es que no hay más que mirar alrededor para ver cómo andamos.

    Un beso.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 17:35
    Permalink

    Se me han puesto los pelos de punta solo de imaginarme a ese pobre niño hecho un ovillo llorando. Yo ya no doy explicaciones y cuando me preguntan y empiezan a darme lecciones ya siempre digo lo mismo "cada uno hace las cosas como cree y nosotros estamos encantados". Un besazo fuerte

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 17:39
    Permalink

    Hay padres con muy poca sensibilidad o pocas luces, porque no me explico cómo son capaces de tener a su hijo totalmente asustado (y de noche!) se les nota que ya no recuerdan que fueron niños… Cómo dices, se maltrata de muchas maneras, y el psicológico por ser menos conocido, no significa que no exista. Mi experiencia, evita hablar de "tema educación hijos" con estas personas, no creo que te puedan aportar nada bueno…están a años luz de saber criar con cariño y empatía hacia un niño.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 17:51
    Permalink

    Hombre quedar como la loca del colecho…no sé, yo prefiero mil veces dormir colechando a mis tres hijas al mismo tiempo e ir contándolo por ahí, que no decir que el niño no quiere dormir en su cama y que yo no le dejo venir para la mía y encima yo no voy a dormir con él a su cama y se hace un ovillo de llanto en el suelo…..Ver o leer para creer…la verdad hay cada papá que debió tener una infancia muy dura, sino no lo entiendo…

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 18:19
    Permalink

    Yo tambien estoy de acuerdo en lo de las dos realidades. Y desde luego, ni de broma les reiria "la gracia"!!!

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 18:26
    Permalink

    Qué cosa tan horrorosa. Imagino a esa pobre criatura muerto de miedo, sabiendo que no puede contar con sus padres. Madre mía! para qué tendrá la gente hijos…
    Pues yo ya soy la inadaptada del reino, no puedo sonreir o intentar hacerlo ante atrocidades de ese estilo.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 18:43
    Permalink

    No había leído lo de la magdalena, joer q fuerte!!!

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 18:45
    Permalink

    no entiendo el sentido con el q te contaron dicha "anecdota" q queres q les respondas? para q te contaron esto?
    vaya padres!

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 18:46
    Permalink

    hola, yo tambien soy mama reciente mente, voy ha hacer 28 años y como soy primeriza todos quieren opinar sobre como cuido a mi bebe y tambien ponen el grito en el cielo por que duermo con mi pequeña, nunca la negaria meterse en mi cama si tiene una pesadilla, de momento solo tiene 10semanas y ya me veo a eso que tu llamas las 2realidades,y la historia que has contado de ese pqño me ha dado mucha pena.
    Un saludo…

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 18:58
    Permalink

    Miedo miedito dan algunos padres. Yo también he tenido que escuchar algunas cosas así y lo peor de todo es que esos padres encima presumen de ser modélicos y segurísimos de lo que hacen.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 19:26
    Permalink

    estoy flipando!! y Lo de la magdalena es tambien muy fuerte!! no me lo puedo creer! Yo ahora no digo nada a nadie sobre mi forma de educar a mi hijo pero lo peor son los que no tienen hijos pero muchas teorias de como hacerlo. Que ganas tengo de que tengan hijos!!

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 20:08
    Permalink

    Buenas mamas! Yo pienso que seguro que intentaban hacerlo en plan gracia porque lo pasaron mal. Nadie es queda tan tranquilo cuando un niño llora…intentan quitarle hierro pero para autojustificarse. Eso es lo que me parece.
    No se duerme tan tranquilo si sabes que tu niño no te va ha llamar aunque lo necesite. Se duerme tranquilo si sabes que te va a llamar en quanto lo necestie, eso seguro.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 20:11
    Permalink

    Y se me olvidaba…por suerte, no todos los hijos salen a sus padres…

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 20:23
    Permalink

    A mi me ha pasado hoy en AT, comentando con un padre que estaba alli que i hijo duerme muy bien, se duerme en la cama con papi o a la teta con mami (eso no lo he dicho) y me ha puesto una cara¡¡ dice que el no duerme con su hija por miedo a aplastarla.. nosotros no colechamos los tres.. solo las siestas que no se duerme a la teta y por las noches que si no se duerme a la teta se duerme con mi marido hasta que yo llego a la cama..
    en cuanto a lo de la "aneddota"yso me esperaba un cuento de miedo de estos tipicos de que a la mañana encontraron a el hijo muerto en la puerta de su cuarto con la madera arañada por sus uñitas.. aunque el "cuento real" no es tan macabro pero da el mismo miedo

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 21:10
    Permalink

    Te entiendo, qué barbaridad. Espero que cada vez seamos más los de este lado de la realidad. Hay que acabar con esos chistes sin gracia y empezar por tener más respeto a los niños.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 21:13
    Permalink

    Yo es que carezco de un gen que es básico: el del disimulo…Si me cuentan algo así, te aseguro que ni sonreír ni ostias…le suelto alguna impertinencia!!!

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 21:15
    Permalink

    No entiendo para que cuentan esa historia, para que la gente vea lo malos padres que son? porque no me puedo creer que vayan riéndose de su hijo porque tiene miedo, o es que ellos nunca tienen miedo?no se de verdad, hay cosas que no las entenderé nunca. Pobre niño

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 21:25
    Permalink

    Pobre niño….por tener esos padres. Ese niño acabara siendo el mas listo de su casa. Luego se extrañan que cuando crecen no quieren saber nada de la family.

    Mami Poppins

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 22:14
    Permalink

    Eso del colecho tiene mucha miga. No se porque queda tan mal decir que tu hijo duerme cuando quiere y cuando tu quieres en tu cama… ¿somos raros los humanos? Es cuestión de volverlo a poner de moda. Hace diez años aprox quedaba fatal, imperaba la moda Estivill, Duérmete Niño, que a mi particular modo de ver hizo tanto mal a niñños y a padres. Creo que la terapia de sueño es ante todo cariño. Un beso.

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 22:17
    Permalink

    Al leerte me ha dado un vuelco el estómago, como cuando se te agarraban los nervios antes de un examen…
    Me pasa como a ti,parece que cuando vas "contracorriente"(muy bien puesto tu nombre, por cierto)en lo que se refiere a crianza, eres un bicho raro, cuando los bichos raros son ellos, por ser capaces de hacer eso a su hijo, cuando se supone que tu hijo es lo que mas quieres y nunca vas a hacerle daño (fisico o psicologico)a propósito.(que se supone son, o deberían ser, su mayor consuelo.
    Qué pensará ese niño, si ni siquiera puede refugiarse en sus padres, qué pena…
    Estoy indignada con su comportamiento, yo no sé si me habría podido contener segun me lo estaban contado, me habría puesto verde de morderme la lengua o habría echado por mi boquita cualquier cosa, que los "amorosos papas" no se habrían tomado muy bien…
    Ojalá, algo les haga darse cuenta de lo que están haciendo y pronto corrijan su comportamiento, por el bien del pequeño.
    Aun sigo creyendo en la gente, qué le voy a hacer…

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 22:33
    Permalink

    Yo simplemente no entiendo la anécdota, si me dijeras que se lo encontraron haciendo el pino puente supongo que sería para comentar pero esto, no sé con que fin lo contaron sinceramente.
    Yo prefiero no oir estas cosas porque la diplomacia no es precisamente una de mis cualidades…

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 22:47
    Permalink

    Cuantos padres prematuros tenemos,a muchos les tenian que hacer un examen, para evaluar si son aptos para ser padres, las pesadillas en un ñiño son terribles, lo pasan fatal y no entienden que los padres les castigen,sin ir a su habitación para consolarles.
    De esas cosas yo no me rio, luego llegan a mayores con muchas carencias.
    Besos

    Respuesta
  • el 07/02/2011 a las 23:35
    Permalink

    Yo no practico el colecho, pero soy seguidora de tu blog y de muchas otras mamás que lo practican. Nunca he pensado que estés loca o seas rara por practicarlo. Esa anécdota es muy triste y desgarradora. Pienso como tú en muchas cosas y esa es una forma de maltrato infantil. Cuando mi niña me necesita acudo a su cama y la calmo. No podría dejar que llorara sola en su cuarto. Es normal que estés harta de poner buena cara cuando te cuentan algo así. Yo no podría hacerlo. Me dolería tanto escuchar a un padre decir eso, que se me notaría demasiado.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 0:12
    Permalink

    Pobrecito niño, qué padres le ha tocado al pobre. Yo lo que haría si me pasa en el futuro con mi hijo sería quedarme en su camita para que se sienta acompañado, o esa noche si le apetece dejarlo dormir con nosotros (es que el colecho no le gusta demasiado a mi bebito, al menos de momento). Besos

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 0:21
    Permalink

    Esta historia es sinceramente terrible. Se me parte el alma de solo imaginarme a este pequeño niño hecho trizas, solo en un rincón de su cuarto. Dios sabrá que consecuencias a largo plazo tendrá tal tratamiento. A mi también me esta hartando ser tan diplomática con historias como estás y con los consejos "bien intencionados" de personas que al parecer no meditan bien lo que sugieren sus palabras. Por que no amar a tu bebé esta bien visto y llenarlo de cariño es una condena? No hay derecho!!! Estoy próxima a poner a más de uno en su sitio.. de hecho cada vez se me hace más difícil morderme la lengua y quedarme cañada para no terciar en una discusión sin sentido…cada vez me convenzo más que tenemos que hablar, que tenemos que decir que eso no está bien, que no estamos de acuerdo, que no se lo hacemos a nuestros hijos, que eso es maltrato infantil. Alguien tiene que comenzar a decirlo en el mundo real tanto como en el virtual.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 0:28
    Permalink

    Mamadejulio, sí, me da mucha penita.

    María, yo prefiero ni pensarlo, me parece muy cruel. Yo suelo contestar cosas parecidas, cada vez más a menudo evito entrar en polémica.

    Madredemellizos, eso creo yo… de todas formas, tengo la impresión de que hay gente que no se atreve a seguir su instinto y no me sorprende, con la presión que hay en ciertos temas, no es fácil.

    Cartafol, estoy de acuerdo. Lo que quiero decir es que a mi no me interesa seguir "cebando" mi fama de borde y rarita, sinceramente, tengo que vivir en sociedad, y prefiero pasar desapercibida lo máximo posible, se vive más feliz, a eso me refiero. En cuanto a los padres, pues no sé, quiero pensar que es falta de información, de empatía, de no atreverse a seguir su corazón… no me puedo creer que esto se haga siendo totalmente conscientes del daño que se hace.

    Ana, es que es tremendo!.

    Belén, es complicado saber qué responder a estas cosas, no?. Yo no tengo ni idea de para qué tienen hijos ciertas personas, lo que sí se es que algunos nunca deberían haberlos tenido.

    Mamadejulio, si, lo de la magdalena es tan increíble que parece un chiste.

    Mamá Blue! pues… me lo contaron a modo de anécdota, nada más, no sé qué pretensión tenía, sinceramente, por más vueltas que le doy…

    Aldhara, te comprendo, bienvenida al blog, un abrazo.

    Nuria, sí, claro, pero a mi no me extraña que se muestren tan seguros, al fin y al cabo, les respalda la "sabiduría popular". Lo difícil es mantener posturas como las nuestras cuando todo el mundo te está tirando piedras, no?.

    EtiKeta, bueno, pues no te creas, eh? que lo mismo tienen hijos y luego flipas igualmente porque hay gente que no cambia!!

    Anna, es posible, sí, quizá sea una forma de autojustificarse… En cualquier caso, estoy convencida de que esos padres lo debieron contar en "petit comité" y no les haría ninguna gracia descubrir que su historia ha corrido de boca en boca, no creo que nadie pueda estar orgulloso de algo así. Lo cual demuestra que "radio-patio" es muy peligrosa.

    Brujilla, en fin, es que la realidad supera a la ficción.

    Mama mimosa, sí, creo que con la infancia en general hay mucha broma y chiste pesado que no hacen ni puñetera gracia.

    LadyA, jajaja, habría que haberte visto!!!

    Mis chicos y yo, no lo entiendo, no puedo decir otra cosa. De todas formas, por cómo me lo contaron, creo que era más bien que estaban hasta el moño de que el niño les despertara y les invadiera la cama y decidieron amedrentarle, con demasiado éxito, supongo. Casi me dan igual pena esos padres, fíjate.

    Elena, efectivamente!.

    Monty, yo tampoco entiendo por qué queda tan mal, no sé qué puede tener de malo dormir juntos que algunos piensen que es una cosa abobinable, de verdad, no me entra en la cabeza. Besos.

    Sus2008, yo también creo en la gente… de hecho, creo que mucha gente mete la gamba pero acaba rectificando, igual que creo que hay gente que dice una cosa y luego hace otra, simplemente por quedar bien, por no complicarse la vida. Si no creyera en la gente, creo que no habría tenido a mi hijo, sería muy triste traerle a un mundo sin buenas personas, no?.

    Lamamadeunabruja, yo también prefiero no oírlas… porque mi diplomacia ha ido mejorando pero mi expresión facial no. Y bastante tengo con lo que tengo como para tener que quedar mal cada vez que alguien pretenda que ría gracias como estas…

    Ag180, estoy de acuerdo contigo.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 0:29
    Permalink

    Lulu, te diré que yo hasta hace nada no era "practicante" del colecho simplememente porque mi hijo dormía solito estupendamente. Luego dejó de hacerlo, prefirió venirse con nosotros, pues bien también. Creo que forzarle a dormir solo cuando claramente no quería ni podía hubiera sido una atrocidad, jamás le haría eso a mi hijo y supongo que la mayoría de los padres tampoco lo harían.

    Adry, ya sabes que a mi nene lo de dormir juntos no le gustaba nada hasta que un día cambió de opinión. Y realmente estábamos todos más a gusto cada uno en su cama pero siempre tuve claro que el interés del niño estaría por encima del mío propio, algo que tengo la impresión de que otros padres no comparten. En fin!. Besos.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 0:32
    Permalink

    Zary, yo, con sinceridad, lo veo muy complicado. He tenido rifi-rafes y encontronazos con unas cuantas personas que me han tocado las narices pero eso puedo permitírmelo cuando es gente que ni me va ni me viene. Cuando se trata de mi círculo más cercano no puedo permitirme opinar si quiera, bastante mala fama tengo ya. Al final, es mejor bajar la cabeza y hacer como que no has oído, porque hay actitudes, pensamientos y formas de actuar que no se pueden cambiar. Incluso te diré que, velando por mi hijo, prefiero que no nos señalen con el dedo como "los raritos".

    Y todo esto te lo digo siendo como he sido siempre muy "Quijote", pero al final una se cansa de sólo llevarse palos, es agotador emocionalmente y pocas veces se recogen frutos!.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 0:57
    Permalink

    Si… entiendo de lo que hablas… menos mal que al final, en la intimidad de la casa, hacemos lo correcto sin importar lo que piensen los demás…=)

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 2:26
    Permalink

    Da gusto saber que no somos bichos raros, aunque la mayoría diga otra cosa. Gracias por tu blog

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 9:11
    Permalink

    Yo no soy pro-colecho, prefiero que mi hijo duerma en su cuarto. Y en general lo hace. Eso si, tampoco soy proestivil, cuando llora no tardo ni creocoma en cogerlo conmigo por que entiendo que lo necesita.
    Si duerme conmigo duermo muy mal por que me da patadas y mem ete los dedos en lo ojos. LO que no hago es dejarle llorar.
    Ahora salimos de una racha de pesadillas y de estar malito en la que casi todos los dias ha dormido con nosotros. Y no pasa nada!
    Y ahora a recuperado el sueño y dueme en su cuna y tampoco pasa nada.

    Desde luego no sé como unos padres pueden decirle eso a un niño y encima contarlo por ahi…
    No me parece normal ni risible, desde luego!

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 10:00
    Permalink

    Desde luego que si que es muy dificil ante esa situación quedarse callada y mucho más dificil me parece reirse, yo seguro que pondría cara de qué estáis haciendo a vuestro hijo!….me parece cruel que se trate a los niños así y encima sus propios padres se rían de el mal rato que estaría pasando su hijo acurrucado en una esquina sin nadie a quien acudir cuando tiene miedo…yo sí que digo que duermo con mi hijo en la cama, incluso cuento que voy a comprarme una cama más grande para que durmamos mejor los tres, discuto cuando me aconsejan la bofetada a tiempo y cuestiono y debato a todos los que quieren darme consejos sobre las normas y limites que tengo que poner a mi hijo, incluso de cómo tengo que educarlo…y si, me miran como si estuviese loca, notas en su mirada cómo te transmiten lo "mal que lo estas criando"…pero a mí no me importa, es más, soy yo la que se ríe y disfruta de las caras de póker que me ponen cuando me cuentan por ejemplo que intentan que su hijo de 2 años duerma en su cuarto porque es "mayor" aunque llore y yo les respondo que si ellos no duermen solos porqué pretenden que lo haga su hijo. No me importa lo que piensen ni lo que me digan, si solo consigo que una madre o un padre se cuestione la crianza irrespetuosa y la cambie por la respetuosa, me doy por satisfecha porque habré conseguido que al menos un niño tenga la infancia y el respeto que se merece.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 10:05
    Permalink

    Zary, eso creo yo!.

    Snap, gracias a ti!.

    Lirovi, bueno, yo ni son fan del colecho ni dejo de serlo. La verdad es que todos dormíamos más a gusto cuando el nene dormía en su cuna, yo por ejemplo necesito mucho espacio y dar muchas vueltas, algo que ahora es complicado. Pero busco el interés del niño, no el mío propio. En fin, así están las cosas! Gracias por pasarte por aquí!.

    Verónica, me parece admirable tu postura. Ya he comentado más arriba que he tenido encontronazos con personas, digamos, anónimas, pero con el círculo de habituales y familiares, la verdad, me trae más a cuenta estar calladita, estoy convencida de que nada va a cambiar y que es peor para nosotros. De verdad, me parece fantástica tu postura. Un beso.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 10:37
    Permalink

    Como a todos se me ha quedado un mal cuerpo que para que y yo me pregunto para que quieren esta gente tener hijos si luego les molestan tanto???por ser unos padres a la moda? porque toda la gente de su entorno tienen?, el tener un hijo es algo que hay que pensarlo antes, los pros y los contras, esta gente no tienen derecho ni a tener mascotas!! he dicho….

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 10:52
    Permalink

    Todavía estoy intentando encontar la gracia para reirme pero por más que lo leo y releo que no la veo por ningún lado.
    Debo de ser un bicho raro como tu.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 11:27
    Permalink

    Te entiendo perfectamente que seas más precavida con el entorno familiar, a veces a mí me pasa tambien que te callas por no discutir, pero aún así en mi caso, alguna vez me muerdo la lengua, pero otras no, y no sería la primera vez que tengo encontronazos con mi madre o mi suegra, pero mira, también se lo explico, sobretodo cuando empiezan con lo de la bofetada a tiempo porque ahí si que no tengo reparos a la hora de posicionarme, pero sí que es dificil, igual nada cambia, de hecho nunca cambiarán su manera de pensar, sobre todo las abuelas que se creen que ellas lo han hecho bien no cogiéndonos en brazos cuando llorábamos, dejándonos en nuestras cunas solos, pegándonos con la zapatilla o la mano abierta cuando nos "portábamos mal" e imponiéndonos sus ideas, pensamientos y su manera de vivir para cubrir sus necesidades afectivas y también sus deseos y no las de sus hijos.
    Y aquí nos tienes siendo adultos, luchando por conseguir nuestra autoestima, luchando por no sentirnos solos muchas veces, complaciendo a nuestras madres aun en contra de nuestros deseos y claudicando ante ellos porque no nos atrevemos ni a defender nuestra manera de criar a nuestros hijos.
    Muchas veces es verdad, tienes toda la razón, mejor callar y lo sí que ha cambiado es que antes de puertas para adentro eran palizas, gritos y maltrato infantil y ahora crece el numero de padres que de puertas para adentro, sin que nadie se entere por lo que dirán, esconden juegos, brazos, noches durmiendo con sus hijos, comprensión, mimos y mucho amor.
    Hagas lo que hagas estará bien, nadie puede juzgarte ni por hablar ni por callar, cada uno actúa según sus intereses, deseos y forma de ser. Un beso!!

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 12:54
    Permalink

    Hola,
    No suelo comentar mucho a pesar de que te leo siempre pero no me puedo resistir a decir que no puedo creer que contar este tipo de historias sea normal.

    Yo he debido tener mucha suerte porque en mi entorno con las diferencias normales que puede haber entre las personas, todos atienden con mucho cariño a sus hijos y todos pondrían cara de espanto al escuchar una historia semejante.

    Un saludo y ánimo!

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 13:04
    Permalink

    Tanpancha, no lo sé, no te puedo decir… Quiero pensar que estas cosas son meteduras de gamba muy gordas que la gente comete porque hay mucha presión del entorno y muchas historias que se cuentan sobre meter a los niños en la cama que no son ciertas en absoluto. Quiero pensar eso porque no quiero pensar que haya gente tan cabrona con sus propios hijos. Otra cosa no te puedo decir.

    Tricius, lo bueno de andar por aquí es que o somos muchos bichos raros o somos más normales de lo que parece, no?.

    Verónica, si no te hablo sólo del círculo familiar, te hablo de personas a las que ves todos los días, conocidos, en fin, ese entorno que uno tiene a diario que, en líneas generales, cree en todo lo contrario de lo que yo creo. A mi me parece genial tu postura, como le decía a Suu ayer, yo he sido muy muy Quijote (no sólo con esto de la maternidad sino con todas las demás cosas en las que creo), pero llega un momento que te cansas de los malos modos, las malas caras, de que hablen de ti, de que te hagan el vacío, etc etc etc… Y al final te das cuenta de que merece la pena decir estas cosas alto y claro pero siempre y cuando alguien te vaya a escuchar, porque con cierto público es como darse cabezazos contra la pared.Gracias por tu opinión! Un beso!!!

    Ainhoa, me alegra mucho que en tu entorno haya otra visión de estos temas, disfrútalo mucho porque no me parece que sea lo más habitual. Quién lo pillara!!!. Un abrazo.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 13:45
    Permalink

    No voy a decir nada nuevo, me parece de muy mal gusto que se haga eso a un niño y doble porque encima lo cuentan como una gracia, que no encuentro.
    Pero haberlos hailos, hijas, y sí encima se rejactan (o como se diga) de lo que hacen. Porque segun ellos así educan a sus hijos a afrontar esta vida tan dura!!
    No me suelen poner malas caras cuando cuento mis cosas, y si lo hacen, a mi plin. Si que ha veces tengo que callarme porque me pondría a dar un monologo a quien no va a escucharlo, así que me ahorro saliva. Qué piensen de mi lo que quieran pero que no me toquen las narices!
    Fijate que encuentro mejor oidos en la guardería que en mis amigos. Por suerte, cada día, te encuentras con más personas a quien puedes contar como educas a tus hijos sin que te miren mal, aunque no practiquen lo mismo, no lo contrario por supuesto.
    Y aquí en la segunda realidad, nos unimos los que pensamos igual o parecido! para eso estamos!! buscandonos y encontrandonos

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 13:50
    Permalink

    Bueno, ya sabes que pienso que la diplomacia en ciertas circunstancias está muy sobrevalorada. Yo no entiendo cuando se convencieron ese tipo de padres de que en vez de un niño, iban a tener un adulto en miniatura. Ains!

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 14:48
    Permalink

    No me he leído los comentarios, así que igual me repito.

    La próxima vez que te cuenten algo así, en vez de callarte o discutir sobre si la crianza tal o la crianza cual (que no te va a llevar a nada con según qué gente), córtalo con una frase lapidaria (y lamentablemente verdadera): Pregúntales si les va a hacer tanta gracia cuando su hijo sea mayor y tenga problemas "de verdad" y no vaya a "su cuarto" bajo ningún concepto… Mamones.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 15:00
    Permalink

    Estanjana, efectivamente, has definido muy bien para qué estamso aquí! jaja Besos!!!

    Papalobo, llevas toda la razón… me parece sorprendente que haya gente que se lleve una sorpresa al descubrir lo que son los niños!

    Mamá Española en Alemania, bueno, yo me pregunto qué le parecería a la gente si un hijo le dijera a su padre anciano e impedido: mira papá, déjame en paz y no se te ocurra llamarme si por la noche necesitas algo porque tengo que dormir. Es que parece que con los niños se puede todo, como si fueran de segunda categoría.

    Respuesta
  • el 08/02/2011 a las 15:29
    Permalink

    También les podrías haber contestado eso 😉

    Yo me refería a algo más "cercano"… Estos mismos se quejarán de que sus hijos adolescentes no les cuenten sus problemas, que no pasen por su casa, que cuando tengan un problema gordo (embarazo no deseado, por ejemplo, enfermedad de algún tipo, drogas…etc.) no acudan a sus padres…etc.

    De todas formas, no creo que tenga que ver con un método de crianza en particular… En mi familia muchos son de Estivill, pero en casos como el que comentas (pesadillas, malitos..e.tc.) jamás le han negado su cama a su hijo.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 0:34
    Permalink

    Mamá en Alemania, sí, estoy de acuerdo contigo. Yo creo que esto de "negar la cama" es algo cultural, es que hay mucha gente que cree que es malísimo pero no saben por qué ni han oído hablar de Estivill en toda su vida.

    Respuesta
  • el 12/02/2011 a las 20:17
    Permalink

    Esa historia de graciosa no tenìa nada…!

    Respuesta
  • el 16/02/2011 a las 19:33
    Permalink

    Como te entiendo…yo madre que perdí a mi primera beba y me quede con los brazos vacíos estoy arta de ver a la cuñada de mi pareja maltratar a sus hijos, me enferma! Le grita a su bebé de 8 meses "me mordiste!!" al darle la teta, le grita, le da un golpe y le deja de dar la teta.
    Al mayor, 3 años, le pega y le grita tanto que el nene la ve y su carita se le transforma o le grita "mala" obvio! que otra cosa podría gritarle? Que horror…yo no disimulo en absoluto mis caras.

    Respuesta
  • el 18/02/2011 a las 0:44
    Permalink

    Quiteñabonita, desde luego, es un horror!.

    Ceci, siento mucho que perdieras a tu hija. Y siento mucho que vivas eso que cuentas, me parece súper triste, no entiendo para qué tienen hijos algunas personas!.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com