En febrero escribí una entrada sobre tiendas online donde comprar cositas para los bebés y hoy me apetece hablaros de Amazon UK y las inmensas posibilidades que tiene para los padres.
Amazon es una empresa online que lleva muchísimos años en el mercado. Su tienda más conocida es Amazon USA, pero también tiene “sucursales” en China, Canadá, Japón, Alemania, Francia y Reino Unido.
En Amazon.com he comprado varias veces libros. En EE.UU. los libros son mucho más baratos  (y hay que considerar, además, el cambio dólar/euro) que en España y suele merece la pena, a pesar de que los gastos de envío terminan siendo elevados porque cobran un mínimo fijo y luego otro importe por cada libro que compras. Además de libros en inglés, se suelen encontrar bastantes en español.
Pero Amazon no vende sólo libros, también vende juguetes, artículos para el hogar, electrónica…Y a muy buenos precios, que es lo más interesante. El problema de Amazon.com es que aunque sus precios sean muy buenos, hay determinados artículos que no los envían a España, con lo que no podemos aprovechar la ventaja del precio.
Sin embargo, en Amazon.co.uk (la web inglesa) no hay ese problema y a aunque sus precios estén en libras, siguen mereciendo la pena, incluso con los gastos de envío. Os cuento cuál ha sido mi última compra:
  • “El primer año del bebé”.  Un libro al que tenía muchísimas ganas y que en España se vende por más de 40 euros, en Amazon.co.uk lo he comprado por unos veinte.
  • “Un perro y un gato”. Un libro bilingüe para niños muy pequeñitos, que me encantó nada más verlo.

  • Un sistema muy original y práctico para almacenar la papilla para bebé. Son 8 botecitos de 70 ml,, encajables en la bandeja en la que vienen y apilables en varias alturas, que se pueden congelar, meter en el microondas y en el lavavajillas, con cierre hermético. Unos 7 euros al cambio.
  • Un espejo retrovisor para poner en el reposacabezas del asiento donde va la silla del niño. De esta forma, se le puede ver la cara mientras conducimos. Mi marido me pidió expresamente que lo comprara porque muchas veces lo pasamos mal al no poder verle la cara (pues los bebés viajan mirando hacia el asiento trasero, en contra de la dirección de la marcha) y no saber cómo está. Como se acopla a cualquier reposacabezas, cuando los bebés son mayores y miran hacia delante, se coloca en el asiento delantero y el bebé puede ir, igualmente, entreteniéndose con su imagen. En España he visto estos espejos por unos 35 euros. Este me ha costado unos 14 euros, menos de la mitad, y es bien bonito, además de que el espejo es bastante grande. 
  •  He comprado otra cosita para el día del padre, pero me la guardo, ¡que es una sorpresa!.