Perdón por la expresión, es la más descriptiva de todas: estoy acojonada.
La fiebre es más baja y se está espaciando. Tuvo 38º C a las 04.00 h y a las 12.30h, es una diferencia importante con respecto a estos días y supongo que una buena señal. Pero lo demás no parece mejorar.
El bebito tiene la cara desfigurada, más que ayer. El exantema está menos rojo pero está súper extendido y le ha pillado de lleno uno de los ojitos. Parece que le han maquillado para una película de terror. Da mucha impresión verlo y eso que soy su madre. Además, toda la zona de la nariz la tiene en carne viva de tanto moco, con lo que escuece eso.
El estado general no mejora. Sigue muy decaído, llora como si le doliera algo y no deja de chuparse el dedo.  Creo que tiene miedo o que está harto de estar malito o que verdaderamente está asustado… o todo junto.
No quiero volver a Urgencias porque no quiero ser la pesada que aparece por allí todos los días y porque tengo claro que si es un virus sólo podemos esperar, pero sigo sin verlo claro. Estoy realmente cagada, me da pánico sólo pensar que tenga algo más grave y que se les esté pasando por alto.
Ayer le decía a mi madre que ahora entiendo muchas cosas. Muchas, muchas. Creo que nadie conoce realmente el miedo hasta que no tiene un hijo.