27 meses

Este mes de diciembre hemos notado un gran avance, tanto en el lenguaje como en su nivel de comprensión del mundo, estando ambas cosas, creo yo, muy relacionadas.

En cuanto al lenguaje:

– Ha comenzado a hacer pequeñas frasecitas muy simples, no copiadas sino elaboradas por él mismo. Por ejemplo, esta misma mañana (aunque ya estamos en enero, los 27 meses los hizo ayer, así que yo creo que vale) me ha dicho: “mamá, e biberón s’acabado, ¡toma, toma!“. Es verdad que la elaboración de frases no es su fuerte, muchas veces omite el verbo, pero lo que ha mejorado en diciembre ha sido impresionante.

– Hasta este momento, muchos conceptos los denominaba con una única palabra. Desde principios de diciembre ha comenzado a utilizar varias palabras. Por ejemplo, de gafas (a secas) hemos pasado a gafas de sol y gafas de ver, el parque ahora se llama parque de juegos

– Su capacidad de aprendizaje es increíble. Palabra que escucha, palabra que aprende. Como además es un fan incondicional de Dora, la cantidad de palabras y expresiones sacadas de la serie se cuentan por docenas. Y, claro, tanto de Dora como de Mundo Pocoyó ha sacado muchísimas palabras en inglés, que utiliza perfectamente: the moon, up, down, help me, balloon, los colores básicos, contar los números… Se preguntaba el padre de la criatura si sabrá que se trata de otro idioma. Yo creo que sí lo sabe porque si tu le preguntas cómo se dice una cosa en inglés, te la dice, así que supongo que entiende que hay dos formas de denominar un mismo concepto.

– Con tanta capacidad de absorción del lenguaje que escucha, cada día nos sorprende con alguna frase graciosa. Desde ir a darle un medicamento y que salga corriendo al grito de ¡socorro! hasta que le quites un paquete de galletas de chocolate porque ya ha comido muchas y te diga por favor, por favorrrrrrrr.

– Está intentando lo del mío y el tuyo, pero se hace aún bastante lío. Sigue sin tener concepto de la propiedad, para él todo es de todos, pero muchas veces practica diciendo eto e tuyo, eto e mío.

Es difícil explicar cómo se ha notado hasta qué punto comprende mejor su entorno y su mundo. Es algo que se nota en el día a día, en las pequeñas conversaciones que vamos teniendo. Algo que creo que lo demuestra es que hasta diciembre sólo contestaba que sí a preguntas muy simples y con mucha frecuencia contestaba usando la misma palabra principal. Ahora, sin embargo, es capaz de contestar que a preguntas mucho más complejas, o contestar con otra palabra distinta (si le dices ¿más? ya no contesta más sino o no), o responder con un equivalente al sí (por ejemplo, claro). Antes había que ayudarle a responder en muchas ocasiones, preguntarle, pongamos, si quiere un yogur o un actimel de postre. Ahora le pregunto qué quiere de postre y él me lo dice. De hecho, conoce el nombre de muchos alimentos y los pide sin problemas cuando le apetecen.

El tema de la comida es que da mucho juego en esta casa. Ha empezado a decir que “está caliente” y sopla los alimentos o te los da para que se los soples tú. A veces dice que está caliente algo que está muy frío, así que no acaba de tenerlo claro, pero sabe por dónde van los tiros.

Del mismo modo, en varias ocasiones me ha dicho que tenía frío al desvestirse o en la calle y él mismo me ha pedido ropa y ¡hasta el gorro!.

En fin, que de cómo era hace tres meses a cómo es ahora hay una gran diferencia. ¡Es apasionante!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

26 comentarios sobre “27 meses

  • el 03/01/2012 a las 11:14
    Permalink

    Como se disfruta cada pasito que van dando en la vida, es tan maravilloso!!! El mio va un pelin por detras pues aun no ha cumplido los 24 meses pero poco le falta. Pero de vez en cuando te das cuenta de los avances y dices madre miaaaaa!!!!

    Respuesta
    • el 03/01/2012 a las 12:36
      Permalink

      Ya, es increíble, es que miras atrás y no te lo crees!

      Respuesta
  • el 03/01/2012 a las 12:28
    Permalink

    ¡Enhorabuena! A sus casi quince meses lo único que El Gremlin dice con sentido es una especie de “diga”, llevándose la mano a la oreja, cuando suena el teléfono.
    Creo que tengo “un poco” de culpa en ello y no es para estar muy orgullosa… 🙂
    ¡Me alegro de que el peque esté dándote tantas alegrías!

    Respuesta
    • el 03/01/2012 a las 12:36
      Permalink

      Mi hijo no dijo ni pío hasta sus 15 meses y medio y la primera palabra fue agua. ¡Todo llega! jajajaja Un beso.

      Respuesta
  • el 03/01/2012 a las 12:39
    Permalink

    Estoy contigo, es apasionante ver como van adquiriendo vocabulario y aprenden a comunicarse, a relacionarse con los demás…Un beso!

    Respuesta
    • el 04/01/2012 a las 9:21
      Permalink

      Otro beso para ti.

      Respuesta
  • el 03/01/2012 a las 14:38
    Permalink

    A mí me gusta decir que el crecimiento de nuestros niños es a saltos. A veces pasan varias semanas en que no se notan grandes cambios en algún aspecto del desarrollo, hasta que de repente se ven cambios cualitativos increíbles! Y esos cambios se disfrutan muchísimo!

    Te recomiendo que empieces a anotar las cosas graciosas que diga, las anécdotas que luego se olvidan. Yo tengo un librito que es para morir de la risa, y lo guardo como un verdadero tesoro.

    Felicitaciones por esta nueva etapa!

    Un abrazo

    Respuesta
    • el 04/01/2012 a las 9:21
      Permalink

      Es verdad, su crecimiento no es lineal. Debería hacer lo del librito, sí, ¡nunca me acuerdo!.

      Respuesta
  • el 03/01/2012 a las 17:54
    Permalink

    Pues como siempre, ¡¡enhorabuena por todos esos avances!!

    Me alegro mucho porque, por un lado, el peque se frustrará menos al ver que puede expresar lo que quiere, y por otro, vosotros como papis no os volvéis locos intentando descifrar lo que quiere y lo que no! 🙂

    Besicos guapa!!

    Respuesta
    • el 04/01/2012 a las 9:20
      Permalink

      Sí, a medida que se expresa mejor, parece que las cosas van siendo más fáciles, es un gustazo 🙂 Besos.

      Respuesta
  • el 03/01/2012 a las 20:54
    Permalink

    Nosotros estamos justo en esa etapa. Y ha empezado a hablar “sola”, con los muñecos, con los perros… conversaciones “de verdad”. Me parto yo sola por las esquinas, de las cosas que se cuenta ella solita. Y también se ha notado en su comprensión de las cosas, y ya se puede razonar con ella, explicarle por qué sí, o por qué no hay que hacer algo, y lo entiende (normalmente).
    Es una fase maravillosa ¡a disfrutarla!
    Y ¡Feliz Año! que creo que todavía no te había comentado este año

    Respuesta
    • el 04/01/2012 a las 9:20
      Permalink

      ¡Qué graciosa! Feliz Año guapa!

      Respuesta
  • el 03/01/2012 a las 21:43
    Permalink

    Es increible la capacidad de los niños por desarrollar sus conocimientos en periodos tan breves de tiempo que ni tan siquiera nosotras, sus madres, somos a veces conscientes de ellos. Enhorabuena por todos esos avances

    Respuesta
    • el 04/01/2012 a las 9:19
      Permalink

      Es verdad, es verdad.

      Respuesta
  • el 04/01/2012 a las 0:57
    Permalink

    Sí que es apasionante verlos crecer, descubrir y experimentar. Está ya hecho un hombrecito. Un beso

    Respuesta
    • el 04/01/2012 a las 9:19
      Permalink

      Está muy rico, ¡qué voy a decir yo!

      Respuesta
  • el 04/01/2012 a las 7:52
    Permalink

    Qué pasos agigantados dan los nenes en estas edades. Qué bonito es ir viendo cómo aprenden todo. Son auténticas esponjas 🙂

    Respuesta
    • el 04/01/2012 a las 9:19
      Permalink

      Es muy divertido!

      Respuesta
  • el 04/01/2012 a las 16:03
    Permalink

    mi peque empezó a hablar bastante tarde, y ahora no no hay quien le calle, dios, como se puede hablar tanto, tan rapido y tan alto, jajajaja.

    Respuesta
    • el 05/01/2012 a las 12:41
      Permalink

      A mi hijo le ha costado y todavía le cuesta, no es su punto fuerte, pero miro atrás, veo el cambio y sé que pronto hablará por los codos y no daré crédito jajaja

      Respuesta
  • el 04/01/2012 a las 20:40
    Permalink

    Hola! Acabo de conocer tu blog! enhorabuena, me gusta mucho cómo explicas los avances de tu peque!

    Respuesta
    • el 05/01/2012 a las 12:42
      Permalink

      Gracias, Teresa. Un abrazo.

      Respuesta
    • el 05/01/2012 a las 12:42
      Permalink

      Un beso Adry, gracias.

      Respuesta
  • el 05/01/2012 a las 11:05
    Permalink

    a mí también me encantó esa etapa, ver cómo va descubriendo el lenguaje es de verdad apasionante, y a mí se me caía la baba con cada uno de sus avances. Pero ahora que habla ya por los codos me gusta todavía mucho más!! porque como han dicho, a medida que aprenden a expresar sus necesidades todo se hace más fácil, la comunicación en casa es más fluida, hay menos lloros y menos malos ratos, y todo es infinitamente más divertido. Como decía una amiga mía el otro día: ahora comienza la diversión!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com