¿Vas a comprar una mochila portabebés? Es muy posible que tengas dudas.

En este post resuelvo las 25 preguntas frecuentes sobre mochilas portabebés que me habéis hecho durante todos estos años.

Como es un post muy extenso, os dejo este índice que os permitirá ir directamente a la pregunta cuya respuesta queráis consultar.

Índice de contenidos

1. ¿Por qué se habla cada vez más de mochilas portabebés ergonómicas?

Los padres de nuestra generación estamos cada vez más y mejor informados. La generalización del acceso a Internet ha facilitado que temáticas que hasta ahora eran desconocidas, cada vez lo sean menos.

Echo la vista atrás para recordar cuando nació mi hijo Mayor, en 2009, y no dejo de maravillarme de cómo en estos pocos años ha crecido el número de padres cada vez mejor informados en temas tan importantes como la lactancia materna, el abordaje respetuoso del sueño, las alternativas a la alimentación complementaria tradicional o, en este caso, los beneficios del porteo ergonómico.

Cuando nació mi hijo Mayor, eran pocos los que al pensar en una mochila portabebés visualizaban una mochila ergonómica. Los que por aquella época porteamos, lo hicimos mayoritariamente con una colgona

Sin embargo, hoy día son muchos los padres que cuando se deciden a comprar una mochila portabebés tienen claro que ésta debe ser ergonómica.

Aunque es muy común ver colgonas por la calle (y siguen siendo mayoría), ha dejado de ser raro encontrarse con alguien porteando con una Boba 4G, una Manduca o una Ergobaby.

 

2. ¿Cómo puedo saber si una mochila es ergonómica?

Por desgracia, algunas mochilas se publicitan como ergonómicas cuando no lo son.

Por eso es aún más importante saber reconocer qué es una mochila ergonómica, una mochila que verdaderamente nos va a garantizar un porteo saludable, cómodo y seguro.

Te lo resumo en cinco puntos:

1.- Ergonomía significa adaptabilidad

Por ello, las mochilas portabebés ergonómicas se adaptan al bebé y a quien lo lleva. En cambio, en las mochilas colgonas es el niño y el porteador el que debe adaptarse a la mochila.

Una mochila portabebés, para ser ergonómica, debe tener un tejido flexible y adaptable, sin ninguna parte rígida y que permita ajustarla correctamente tanto al bebé como a todo tipo de complexiones de porteadores.

 

2º.- Las mochilas ergonómicas permiten al bebé ir sentado, no colgado

En las mochilas ergonómicas el bebé va sentado cómodamente, en la famosa posición de ranita, es decir, con sus piernas flexionadas y abiertas (siempre conforme a su desarrollo) y sus rodillas más elevadas que el culete.

De este modo, la cabeza del fémur encaja correctamente en el acetábulo de la cadera, de forma que ésta se desarrolla de manera óptima (lo que, de paso, previene la displasia).

 

3º.- Las mochilas ergonómicas dan soporte al bebé sin puntos de presión

Así, la espalda del bebé permanece redondeada de forma natural, como una “C” y el bebé no queda holgado en la mochila.

 

4º.- Las mochilas ergonómicas reparten el peso de forma homogénea, sin sobrecargar ninguna zona

 

5º.- La posición del bebé mirando hacia fuera no es ergonómica ni para el bebé ni para el porteador, con independencia de si la mochila le sitúa hacia fuera totalmente colgando o más o menos sentado

 

Puedes profundizar más sobre el tema leyendo: 5 puntos básicos para reconocer una mochila portabebés ergonómica.

 

3. ¿Qué diferencias existen entre mochilas ergonómicas y mochilas “convencionales”?

Como una imagen vale más que mil palabras, en esta ilustración lo vas a ver muy claro:

Blanco

Mochilas portabebés ergonómicas vs colgonas - ilustración

Resumiendo mucho, en una mochila colgona encontramos los siguientes problemas:

– El bebé está demasiado bajo.

– Muy separado del cuerpo del porteador.

– El bebé va colgado de sus genitales,no sentado.

– Los brazos suelen colgar también, como salchichones.

– La espalda se endereza artificialmente.

– Las piernas están rectas, cuelgan.

– El soporte de la cabeza es rígido e insuficiente.

– No se ajusta bien al porteador

– No reparte bien el peso.

En esta infografía verás aún mejor la comparativa entre una mochila portabebés ergonómica y otra colgona:

Mochilas portabebés ergonómicas vs colgonas - infografía

 

4. ¿Por qué a algunas mochilas se las denomina coloquialmente como “colgonas”?

Es una denominación bastante literal.

Mochila colgona = mochila en la que el bebé cuelga en lugar de estar sentado.

Es muy posible que ya hayáis visto esta foto que os muestro a continuación.

Anda que no dio que hablar la colgona de Shakira.

La foto habla por si sola, ¿no os parece? Bebé torcido completamente, colgando, muy bajo…

Mochila colgona Shakira

En las mochilas que conocíamos hasta hace unos años, el bebé iba colgando del cuerpo del porteador, sin soporte alguno, bamboléandose con cada paso de la mamá o papá que le llevaba. Por desgracia, muchas marcas mantienen este tipo de modelos. Marcas muy conocidas, incluso. Disfrazándolas a veces de ergonómicas.

Si quieres profundizar más sobre el tema, te invito a que leas ¿Por qué llamamos colgonas a algunas mochilas portabebés?

 

5. ¿Es posible que una mochila se publicite como ergonómica pero no lo sea?

Sí, es posible y de hecho sucede.

Por un lado, la ergonomía no es objeto de homologación en España.

En una mochila portabebés se comprueban cosas como que el tejido resista un determinado peso, que no  tenga piezas pequeñas que puedan desprenderse, que el bebé no pueda caerse o que el material con el que se confecciona sea tóxico.

Insisto: la ergonomía no es objeto de homologación en España. Por supuesto, tampoco la comodidad.

Si alguien tiene interés puede consultar la Normativa UNE EN 13209-2 de agosto de 2005, que regula las mochilas portabebés.

Por otro lado, la publicidad engañosa es complicada de perseguir, moviéndose siempre en límites difusos.

Algunas empresas prefieren invertir en marketing para camuflar de ergonómico lo que no es en lugar de invertir en mejorar su producto de una vez por todas y reconocer que durante años han estado vendiendo un producto malo siendo conscientes de ello.

Algunas tiendas prefieren seguir vendiendo mochilas que todos sabemos que son colgonas simplemente porque se venden prácticamente solas.

Si vas a comprar una mochila portabebés, asegúrate de que sea ergonómica. No compres en cualquier sitio, escoge una tienda donde sepan lo que venden.

 

6. ¿Todas las mochilas ergonómicas son iguales?

No todas las mochilas portabebés ergonómicas son iguales, ¡en absoluto!

Cada día tenemos más y mejores mochilas portabebés ergonómicas en el mercado, que nos permiten portear de forma óptima a un bebé desde recién nacido y hasta los 4-5 años, con una gran variedad de tejidos y con un rango de precios que se ajusta a todas las economías.

Así, podemos encontrarnos:

– Mochilas portabebés muy centradas en los primeros meses, como por ejemplo las Caboo.

Mochilas portabebés evolutivas, que garantizan un uso prolongado ya que sus paneles se adaptan paulatinamente al crecimiento del bebé. De este modo evitan el uso de reductores cuando son muy pequeñitos. Ejemplos de mochilas evolutivas son las Buzzidil, las Fidella Fusion o las Emeibaby.

– Mochilas ergonómicas pensadas idealmente para bebés que ya se sostienen sentados por si solos y tienen cierta envergadura, como las mochilas Tula, las Beco Soleil, las Boba 4G, las Manduca, las Ergobaby o las Isara entre otras.

– Mochilas portabebés talla toddler, pensadas para portear a niños mayorcitos (desde unos 11 kilos y unos 82 cm de altura, en adelante). Dentro de este grupo están, por ejemplo, las Tula Toddler o las Beco Toddler.

 

7. Hay tantas marcas y modelos… ¿qué debo tener en cuenta para comprar mi mochila portabebés?

Voy a dedicar un post completo a este tema, así que no me voy a extender demasiado.

Los puntos básicos en los que te debes centrar para comprar una mochila portabebés son los siguientes:

– Edad de tu bebé, para adquirir una mochila que esté diseñada para adaptarse a esa etapa evolutiva.

– Complexión (peso y altura)

– Nivel de desarrollo motor, es decir, si sostiene la cabeza y si se sostiene sentado por sí solo o está a punto de hacerlo.

– La adaptabilidad es uno de los elementos que más debemos valorar en una mochila portabebés, siendo especialmente necesaria cuando el bebé es muy pequeñito.

– ¿Te preocupa que la mochila de calor? El tejido de las mochilas ergonómicas no es rígido, pero sí podemos encontrar tejidos más o menos frescos. Si vas a salir al campo, vas a hacer senderismo, ir a la playa, seguro que te interesa un tejido especialmente transpirable.

– ¿El uso que vas a darle a tu mochila será puntual o esporádico?

– ¿Qué periodo de vida útil le pides a la mochila?

– Compra una mochila portabebés cuyo diseño que te guste. Al fin y al cabo la compras para usarla mucho, debes sentirte bien con su diseño, que te va a cubrir bastante. Y si combina con toda tu ropa, mejor que mejor.

– Decide el presupuesto que quieres invertir en la compra de la mochila.

Esta infografía te resume muy bien en qué fijarte para comprar una mochila portabebés:

Cómo elegir tu mochila portabebés en 9 pasos - infografía

Para más información, te recomiendo que leas Cómo elegir tu mochila portabebés en 9 pasos.

En cualquier caso, tanto si vas a comprar una mochila portabebés como si la vas a regalar, te invito a que te dejes aconsejar. Para eso estamos los profesionales del porteo.

 

8. ¿Puedo usar una mochila portabebés con mi recién nacido?

Mochila Caboo NCT con un recién nacido

Mochila Caboo NCT con un recién nacido

Por supuesto que sí.

Ahora mismo existen en el mercado muy buenas opciones de mochilas portabebés para recién nacido, que te permiten portear desde el nacimiento.

Por ejemplo, las mochilas Caboo que hemos mencionado antes, la Buzzidil Babysize o la mochila Emeibaby, son opciones muy adecuadas para los más peques.

 

9. Mochila portabebés con reductor, ¿sí o no?

Te recomiendo evitarlos en la medida de lo posible.

Cuanto más pequeño es el bebé, más debemos valorar la adaptabilidad de la mochila, para que le proporcione el mejor soporte que podamos darle tanto a sus caderas como a su espalda y cabeza.

Las mochilas con reductor suelen ser mochilas diseñadas pensando en bebés de mayor envergadura (unos 7 kg en adelante) y que ya sostienen cabeza y espalda. Los reductores o adaptadores no garantizan igual de bien la posición y podemos terminar colocando al bebé inadecuadamente. Muchos de estos sistemas hacen que la mochila abulte y dan calor, además de quedarse pequeños antes de que el bebé pueda usar la mochila sin nada. Y, por si fuera poco, algunos bebés detestan la sensación que les produce, sobre todo si tienen que llevar los pies por dentro.

Salvo que estés muy enamorado/a de una mochila con reductor, seas consciente de los inconvenientes que pueden plantear y no quieras contemplar otras opciones, te recomiendo decantarte por opciones más adaptables.

 

10. ¿Qué son las mochilas portabebés evolutivas?

Mochila Fidella Fusion

Mochila Fidella Fusion

Son mochilas cuyo panel puede adaptarse al tamaño del bebé.

En ellas vamos a poder acortar o estrechar el ancho. Y en la mayoría de los modelos, también podremos regular el alto.

De este modo, el panel de la mochila siempre será del tamaño que el bebé necesite, tanto si es muy pequeño como si se está haciendo grande.

Las mochilas portabebés evolutivas proporcionan un periodo de vida útil muy largo, de varios años.

Si quieres comprar una mochila ergonómica que te dure de principio a fin, una mochila evolutiva es una excelente opción.

Si quieres conocer todas las opciones que existen, te recomienda que leas el post Mochilas portabebés evolutivas para usar desde el nacimiento hasta los 2-3 años.

 

11. ¿Hasta qué edad puedo usar mi mochila portabebés?

Para valorar la vida útil de una mochila debemos entender en dos conceptos:

– Tamaño del panel de la mochila, tanto de ancho como de alto.

– Soporte del tejido.

Te pongo un ejemplo:

Es posible que hayas elegido una mochila de talla estándar que soporte hasta 20 kilos de peso, por ejemplo una mochila Boba 4G.

El periodo en el que un niño alcanza los 20 kilos de peso es muy variable. Mi hijo mayor, que pronto cumplirá 7 años, aún no los pesa.

Pero si vas a poner a un niño de 19 kilos que mide 1.20 cm en una mochila de talla estándar como la Boba 4G te vas a encontrar con un problema: apenas va a llevar el culo dentro de la mochila.

¿Podrías usarla la mochila? Mientras no excedas el peso máximo, sí.

Pero va a ser muy incómodo para tu hijo llevar la mayor parte de sus piernas fuera de la mochila y buena parte de su espalda. Y para el porteador más aún: si no llevas el peso del bebé bien sujeto, el niño se moverá con cada uno de tus movimientos y llevarás tu centro de gravedad desequilibrado.

Poder se puede, pero no es cómodo.

Si vas a portear durante varios años, es muy probable que la talla estándar / baby se os quede pequeña antes de llegar al máximo de peso soportado.

Por ese motivo muchos papás que portean a niños que superan los 2-3-4 años compran mochilas toddler.

Las mochilas toddler son mochilas mucho más grandes, tanto de ancho como de alto.

Cuentan también con un excelente acolchado y ajuste ya que están pensadas para portear con la máxima comodidad a niños de gran envergadura y peso.

Así evitan este problema habitual de la talla estándar o baby, que termina quedándose pequeña antes de que excedamos el límite de peso.

 

12. ¿De verdad podré llevar a mi hijo cuando tenga 3 años o más?

Mochila Beco Toddler

Mochila Beco Toddler

Si los dos queréis, sí.

Muchos niños de 3 años, de 4, incluso de 5 años, piden brazos. Los necesitan. Y, si vamos a llevarles, lo haremos mucho más cómodamente usando una mochila portabebés.

Obviamente, si acabas de empezar a portear a tu hijo de 10, 15 0 20 kilos, deberás hacerlo poco a poco. Igual que harías si te apuntaras a un gimnasio.

Lo cierto es que portear te pone en forma. Si porteas a tu bebé desde el nacimiento, con el paso de los meses irás cogiendo forma física al tiempo que tu bebé va cogiendo peso. Cuando alcance los 10 kilos, que ya es un peso considerable, seguirás porteándole con comodidad.

Un bebé llevado en una mochila ergonómica, es decir, con el peso repartido de forma homogénea, pesa muchísimo menos que en brazos.

Y, ¿sabes qué? El porteo de niños grandes es cómodo, práctico y divertido.

 

13. ¿Qué consejos debo seguir para portear con seguridad?

Por sus propias características, las mochilas portabebés garantizan que la posición del bebé no sólo es cómoda y saludable, sino también segura.

Ahora bien, no está de más enumerar una serie de consejos de sentido común para portear con seguridad:

  • El bebé debe ir siempre bien pegado a nosotros. Si nos agachamos, no debe despegarse de nuestro cuerpo.
  • El bebé no debe estar torcido ni ladeado dentro de la mochila (un motivo más que insistir en elegir una diseñada para su complexión y momento evolutivo, que nos garantice la máxima adaptabilidad).
  • La carita del bebé debe estar siempre visible.
  • La barbilla del bebé nunca debe tocar su pecho ya que un recién nacido no es capaz de levantar la cabeza.
  • Su cabeza debe tener soporte siempre que lo necesitemos, sobre todo cuando se duermen.
  • Optar por la posición erguida, de hecho las mochilas portabebés evitan la “posición cuna”.

Te recomiendo que leas El porteo ergonómico es porteo seguro.

 

14. ¿Puedo dar el pecho con mi mochila portabebés?

Puedes, y de hecho te lo recomiendo muchísimo.

Dar el pecho en una mochila mochila portabebes te permite:

  • Hacerlo sin manos.
  • Sin necesidad de sentarte.
  • Sin necesidad de sacar al bebé.
  • Mientras sigues haciendo otras cosas.
  • En cualquier momento y lugar.
  • Con total discreción.
Dar el pecho en una mochila portabebés

¿Qué creéis que hace el Peque en esta foto? Efectivamente, tomar tetita.

Si quieres profundizar más, puedes leer Ventajas de dar el pecho en tu mochila portabebés y Cómo dar el pecho en una mochila portabebés ergonómica.

 

15. ¿Cuánto tiempo puedo llevar a mi bebé en una mochila portabebés?

Las mochilas portabebés ergonómicas garantizan que el niño se sitúa en una posición saludable y cómoda.

Por tanto, el único límite es que el que vosotros establezcáis.

Puedes portear a tu bebé todo el día si los dos os encontráis cómodos, con las lógicas pausas para cambiarle el pañal y siempre que el bebé muestre que quiere salir. Es muy normal portear a un recién nacido desde la mañana hasta la noche.

Y, no, no se va a acostumbrar a los brazos.

Lo primero, porque los necesita, no es que se acostumbre porque le malcriemos. No es un capricho, es una necesidad biológica.

Y, lo segundo, porque cuando quiera bajar te lo hará saber, ¡te lo aseguro!

 

16. ¿De verdad no va mejor en un carrito?

La posición natural de un bebé no es estar estirado sobre una superficie plana.

La posición natural del bebé es la posición de porteo. Si no lo crees, coge a un recién nacido en brazos y verás qué posición adapta: efectivamente, la misma que adoptará en un portabebés ergonómico.

Los bebés que pasan mucho tiempo tumbados pueden padecer plagiocefalia postural.

El porteo la previene y mejora en los casos más leves.

Lo mismo con la displasia de cadera.

No olvidemos tampoco que el contacto es fundamental para el bebé, especialmente en sus primeros 1.000 días de vida.

De hecho, muchos bebés dejan bien claro a sus padres desde el primer día que el carrito no lo quieren ver ni en pintura.

Por último, la mochila portabebé te permite llevar a tu hijo sin limitaciones, sin barreras arquitectónicas, favoreciendo la instauración y mantenimiento de la lactancia materna.

En definitiva, no, un recién nacido no va mejor en un carrito.

 

17. Mi bebé quiere verlo todo, ¿puedo llevarle mirando hacia fuera?

No lleves a tu bebé mirando hacia fuera

No lleves a tu bebé mirando hacia fuera

La posición mirando hacia fuera es incómoda y perjudicial, tanto si el bebé va colgando hacia fuera como si va relativamente sentado.

Es un mito que un bebé que quiere verlo todo necesita ir mirando hacia fuera.

Es cierto que hay bebés que se quejan cuando les ponemos mirando hacia dentro. Suelen ser bebés que han sido llevados de manera habitual de cara al mundo, bien en brazos o bien en una mochila colgona. Y habitualmente en pocos días acaban acostumbrándose a la posición vientre con vientre, que les proporciona mayor comodidad y refugio cuando lo necesitan.

Los bebés pueden ver perfectamente cuando porteamos vientre con vientre, girándose incluso si algo les llama mucho la atención. También podrán ver (y además les suele gustar mucho) cuando les porteamos a la espalda. Y en muchas mochilas podremos llevarles a la cadera.

Puedes leer más en el post No lleves a tu hijo mirando hacia fuera en tu mochila portabebés.

 

18. ¿Merece la pena invertir en una mochila que permita la posición a la cadera?

Mochila Manduca posición cadera

No es una posición que se suela usar en el día a día porque al final llevas el peso de forma asimétrica, utilizando únicamente un tirante, que inevitablemente se va hacia el cuello.

Pero sí puede resultar práctica para un paseo corto o con aquellos bebés que quieren ver el mundo desde una posición algo más frontal.

Además, las mochilas que permiten la posición a la cadera son mochilas cuyos tirantes llevan un broche, que permite separarlos y configurarlos a nuestro gusto.

Mochila Manduca con los tirantes cruzados a la espalda

Mochila Manduca con los tirantes cruzados a la espalda

De este modo, este tipo de mochilas permite que podamos cruzar los tirantes en nuestra espalda, una posición que muchos encontrarán muy cómoda.

 

19. ¿Es fácil pasar al bebé a la espalda?

Requiere unos días de práctica, y sobre todo que pierdas el miedo, pero luego verás que es facilísimo.

Además a los bebés les encanta y pronto aprenderán a colaborar contigo a subirse a tu espalda.

Te recomiendo que leas: Cómo colocar tu mochila portabebés a la espalda.

 

20. ¿No nos asaremos en verano porteando con una mochila?

Mochila portabebés Ergobaby Ventus en verano

Mochila portabebés Ergobaby Ventus en verano

Que en verano hace calor es evidente.

Que mutuamente nos damos calor, también.

Dicho esto, no vamos a pasar más calor que llevando al niño en brazos.

Es más, el cuerpo humano es un excelente termorregulador. ¿Sabías que entre porteador y bebé se produce una sincronía térmica?

De hecho, una mochila de tejido fino y ligero nos va a permitir portear sudando menos, no sólo porque el tejido evapora bien el sudor sino porque hacemos un esfuerzo menor.

Para evitar que nos quedemos pegados, evita estar piel con piel. Un truco que a mi siempre me funcionó bien es evitar camisetas con mucho escote, de modo que mi bebé pudiera apoyar su cabecita sobre el algodón de mi camiseta. Si no, usaba un pequeño pañuelo de algodón o bambú.

Dos mochilas con un panel fino, suave y nada caluroso son la Marsupi Plus Breeze y las Tula.

¿Prefieres un tejido técnico de malla, híper transpirable? Cada vez hay más modelos que te permiten llevar el panel casi descubierto. Por ejemplo, la Ergobaby Ventus o la PhysioCarrier.

Te recomiendo que leas 6 consejos para usar tu mochila portabebés en verano.

 

21. Cada vez más marcas ofrecen mochilas portabebés con tejido técnico de malla en su panel, ¿realmente dan menos calor?

Mochilas Tula Coast

Mochilas Tula COAST

Además de las que te comentaba en el punto anterior, ha habido un gran lanzamiento recientemente: las mochilas Tula COAST.

El panel de las mochilas Tula ya es, de por si, realmente fino y ligero. Son mochilas nada calurosas. Pero ahora Tula ha dejado únicamente el marco de algodón en el panel y toda la parte central la ha confeccionado con este tejido de malla tan transpirable que se está poniendo de moda.

Lo que hacen es evaporar el sudor más rápidamente.

Probablemente el calor que notes sea el mismo pero las características del tejido harán que al quitarte la mochila notes menos humedad.

 

22. ¿Cómo podemos abrigarnos para seguir porteando en invierno?

Abrigo de porteo Wallaby

Abrigo de porteo Wallaby

Lo más cómodo para ambos es que os abriguéis desde fuera, es decir, os ponéis la mochila con ropa normal, de estar en casa, y os cubrís con una prenda de abrigo que os arrope a ambos. Para eso existen los abrigos de porteo.

Mientras el bebé no vaya a bajarse (cosa que no suele ocurrir hasta que no camine) es la opción más cómoda.

Para estudiar todas las combinaciones posibles que tienes para portear en invierno sin pasar nada de frío, te recomiendo que leas Cómo abrigarte mientras usas tu mochila portabebés.

 

23. ¿Por qué las mochilas más conocidas son Ergobaby y Manduca?

Hay tres razones de peso por las que Manduca y Ergobaby son, quizá, las dos marcas más conocidas de mochilas ergonómicas en España:

  1. Son de las primeras mochilas ergonómicas que se lanzaron al mercado y de las primeras en llegar a España.
  2. Tanto Ergobaby como Manduca son mochilas muy bien diseñadas, que invierten en innovación, y que han sabido llegar a miles de padres en todo el mundo. Es decir, disfrutan de un excelente boca a boca.
  3. Tanto Manduca como Ergobaby son empresas que no sólo promocionan sus productos sino que invierten parte de sus recursos en difundir los beneficios del porteo ergonómico.

¿Esto quiere decir que Manduca o Ergobaby son las mejores mochilas portabebés del mundo mundial?

Lo cierto es que la mejor mochila portabebés es la que se adapta a ti y a tu bebé.

Cada mochila tiene unas características que la hacen única y cada familia tiene unas necesidades diferentes.

Ahora tenemos la suerte de tener una enorme variedad de marcas, modelos, diseños, colores, tejidos y sistemas de ajuste.

¿No es maravilloso tener tanto para elegir a la hora de comprar una mochila porta bebés? En 2016 en nuestra tienda tenemos más de 20 marcas diferentes, lo que suponen cientos de productos. Te aseguro que hay una mochila que es idónea para ti o para que hagas el regalo perfecto a unos papás que acaban de tener un bebe.

 

24. Me llama la atención la mochila Boba Air por su precio, ¿me la recomiendas?

Boba Air Gris

Mochila Boba Air

La mochila Boba Air es una mochila muy recomendable:

  • Si buscas una mochila para momentos puntuales.
  • Si necesitas que pese muy poco y pliegue muy bien, para llevarla en cualquier sitio.
  • Si piensas portear durante periodos cortos.

Si te planteas comprar una mochila Boba Air, recuerda que su tejido es de nylon 100% (como si fuera un impermeable) y sin ningún tipo de acolchado.

Si buscas una mochila ligera pero también te preocupa la comodidad durante porteos largos, tienes que echarle un vistazo a la nueva mochila Caboo DXgo. Se trata de una mochila que apenas pesa 300 gramos, se pliega sobre si misma y tiene un tejido mucho más agradable y amoroso que la famosa Boba Air (tejido técnico de malla, súper transpirable, por un lado, y tejido de fular ligeramente elástico por el otro). Ah, y además tiene un precio súper ajustado también.

Otra alternativa ligera, fresca y muy bien de precio que te puede gustar es la Amazonas Smart Carrier, muy especialmente al nuevo modelo Ultra Light.

 

25. Quiero comprar una mochila portabebés barata, ¿cuál me recomiendas?

Ahora mismo tenemos la suerte de contar con una oferta cada vez más amplia, que permite a los padres elegir entre mochilas portabebés de todo tipo de precios.

Creo que es importante hacer una valoración global de todas nuestras necesidades, no sólo la económica.

¿Por qué? Porque no te va a compensar comprar una mochila barata como es la Boba Air si buscas una mochila para portear a diario muchas horas. Al final te darás cuenta de que necesitas acolchado, mejor ajuste y un tejido más agradable y terminarás comprando otra mochila. Adiós ahorro.

Por otro lado, si buscamos sólo por factor precio, si nos dejamos llevar por súper ofertas más que sospechosas, podemos acabar comprando una mochila colgona o una mochila falsificada o de muy baja calidad. Y obviamente no queremos eso. Queremos una mochila segura, original, con todos sus accesorios, plenamente operativa, funcional y con garantía.

En definitiva, debemos plantearnos si las mochilas portabebés baratas son una opción segura. No vayamos a terminar haciendo cierto lo de lo barato sale caro.

En cualquier caso, mochilas portabebés baratas o, mejor dicho, con una relación calidad / precio más que interesante, por debajo de 75 euros, podrían ser las Marsupi, las mochilas Molto, las Boba Air o las Amazonas Smart Carrier que hemos mencionada en la respuesta anterior.

 

Espero que os haya resultado útil este artículo en el que resuelvo las 25 preguntas más habituales sobre mochilas portabebés.

Si me he dejado algo, ¡mándame un mail o deja tu consulta en los comentarios! Igual me animo y acabo escribiendo otro post con unas cuantas más 😉

Si quieres ayuda para elegir tu mochila, te invito a que completes este formulario de recomendación. O puedes mandarnos un mail a hola@kangarunga.es.

Por supuesto, te invito a que nos visites en Kangarunga.