23 meses

El mes de agosto ha sido un mes excelente, sin ninguna duda. Después de que julio sirviera de consolidación de los cambios que habían aparecido en los meses anteriores, en agosto ha vuelto a dar un salto y son un montón de cosas nuevas que ha empezado a hacer en poco tiempo, de habilidades nuevas y, en definitiva, de dar otro pasito más para dejar atrás la etapa de bebé. Después de un invierno en el que todos los meses me parecían muy similares y no me sentía muy optimista, llevar tantos meses tan buenos y con tantos cambios es un auténtico soplo de aire fresco… y da una tranquilidad tremenda.

Recoger todos los cambios en un listado me resulta imposible, me había prometido a mi misma cuando comenzó el mes irlos anotando para no olvidar ninguno pero no cumplí mi promesa. Así que recojo solamente los que se me vienen primero a la cabeza, que supongo que son los más significativos:

Por fin ha dejado de tenerle miedito a los toboganes y ya se tira sentado, incluso cuando llega abajo se pone de pie automáticamente y sigue andando o corriendo sin caerse. No sé por qué le daban respeto pero llevaba meses que cuando estaba sentado arriba se tumbaba bocabajo y bajaba así. Hasta que un día se atrevió y punto, aunque todavía creo que no es una actividad que disfrute demasiado y que algunos más altos le siguen dando cierto respeto. A mi me da que dentro de nada le veo tirándose haciendo el burro, si no, ¡tiempo al tiempo!.

Es capaz de seguir una conversación normal sobre temas habituales perfectamente y de seguir el hilo de los dibujos que esté viendo en la tele. Ya hace tiempo que soy consciente de que se entera de todo, pero el nivel de comprensión que hemos notado este mes me parece bastante superior al de hace unas semanas. Tal es así que ha empezado a interactuar con los dibujos que más le gustan, por ejemplo, ayudando a que la nave despegue en los Little Einsteins o bailoteando con algunas canciones, como la del final de La Casa de Mickey Mouse.

Repite como un lorito. Hemos entrado en esa fase por todos conocida en la que cualquier palabra que salga de la boca de un adulto puede ser memorizada y repetida hasta la saciedad. Así que el otro día incorporó a su vocabulario la palabra “cabón“, que espero que olvide pronto, y como esa un montón de palabras y expresiones súper curiosas que hacen que estemos disfrutando muchísimo de sus ocurrencias.

Parece que ha empezado a reconocer su imagen y su nombre como propios. Cuando le preguntas viendo una foto que quién es ese niño, contesta con su nombre. Si le dices que dónde está, también se señala en la foto. Y hace unos días se estaba mirando al espejo y le dije: ¿quién es ese niño?. Y me contestó con su nombre. Así que creo que poquito a poco va sabiendo quien es, algo que me resulta simplemente fascinante.

Ha empezado a llamarnos. Pienso que en este tema llevaba bastante retraso, no sé por qué motivo, pero por ejemplo cuando se despertaba no era capaz de llamarnos así que normalmente lloriqueaba hasta que acudíamos. Un buen día a principios de mes se despertó de una siesta y lo primero que dijo fue “mamaaaaa” con tonillo de llamada y todo. Y desde ese día no ha parado de hacerlo, de hecho, no sólo cuando se levanta sino muchas veces que quiere cualquier cosa, aunque luego no sepa expresar con palabras qué es lo que quiere en concreto. También ha aprendido a llamarnos “papi” y “mami“, más rico…

Identifica a las personas con su nombre, por ejemplo, al “alelo” o a nuestra perra, incluso el otro día me pareció que pronunciaba el nombre de M. Es como si de pronto se hubiera dado cuenta de que cada persona (o bicho peludo de cuatro patas) tiene una denominación que le diferencia de los otros.

Demuestra que tiene memoria. Esto lo sabíamos desde hace mucho pero este mes han sido un montón las demostraciones que nos ha dado, una de las más sorprendentes saber dónde íbamos viajando en coche simplemente reconociendo el camino que va viendo desde la ventanilla.

– Está obsesionado con las motos de juguete que ve por la calle, pero luego no las quiere para nada, sólo para empujarlas o despeñarlas por donde pueda, porque lo que es sentarse encima no le gusta nada. En general, le entusiasma la idea de empujar cualquier cosa que lleve ruedas, sea su propia silla, su andador, cualquier moto o bici que pille por la calle, el carrito del supermercado, el carrito de la compra… Menos mal que lo hace bastante bien y ya controla por dónde quiere ir porque al principio era un peligro de atropello constante.

Este mes ha descubierto lo divertidas que son las tabletas (“abeta“) y los jueguecitos y es uno de sus mayores entretenimientos. Nos deja absolutamente de piedra cuando es capaz de desbloquearla, moverse por los menús, entrar y salir de los juegos, elegir los niveles… Tremendo. Si tengo tiempo quiero hacer una recopilación de los juegos que más le gustan.

Ha mejorado la pronunciación de muchas palabras y ha empezado a incorporar palabras de tres sílabas, que antes le costaban mucho.

Ha aprendido muchas frases hechas que sabe utilizar en contexto y ha empezado a decir frasecitas muy simples como “a tele sa pagada” o “papi sa ío.

Este mes hemos tenido muy pocos gritos, toco madera para que no vuelvan. Aunque cuando se excita habla muy alto y no para de hablar en todo el día, pero lo prefiero cien mil veces a los gritos tipo Delfín.

– Aunque ya vemos por dónde van los tiros de los terribles dos, parece que poco a poco va estando más dócil porque se puede razonar mínimamente con él. Los cabreos le duran menos y aunque son muy explosivos, en resumen son menos intensos.

En este mes nos ha pegado dos o tres veces, en la cara o en el brazo, por primera vez. Me gustaría hablar de ello más adelante aunque hace bastante que no se repite, espero que haya sido un hecho aislado.

Espero no dejarme nada importante… Creo que el resumen evidencia que el mes ha sido buenísimo, no puedo estar más contenta.

No obstante, hay algunas cosillas que noto que todavía no terminan de cuadrar. Aunque en el lenguaje haya mejorado mucho, no termina de ser lo funcional que debiera. Con el vocabulario que tiene él ya podría hablar mucho si quisiera; sin embargo, sigue mayoritariamente usando esa jerga sin sentido, cada vez más cuajada de palabras y expresiones correctas, pero farfulleo en definitiva. Además, hay veces que repite mucho una frase aunque no venga a colación, como si quisiera hacer un repaso en voz alta de palabras o frases que le gustan o que ya ha aprendido.

Por otro lado, que tenga poco lenguaje no me deja ver todo lo que lleva dentro. Muchas veces no tengo ni idea de qué se le pasa por la cabeza, no sé si ya imagina historias, qué siente, qué le gusta… Y me gustaría porque tener vida interior también me parece importante y sin embargo a veces sigo pensando que no tiene muy claro lo que quiere.

El juego simbólico, de momento, está por desarrollar. No parece preocupante porque aún hay tiempo pero estoy segura de que otros niños le dan cien mil vueltas en este tema. No le veo que tenga imaginación ni que sepa jugar a nada, sabe cómo usar los objetos, sabe que a un muñeco se le acuna y se le abraza, pero realmente no sé si lo hace por pura imitación.

En cualquier caso, estoy muy optimista, lo cual me crea la duda de qué hacer con las pruebas que nos quedan pendientes de neuropediatría para el mes de octubre. Se trata de unos análisis genéticos y un electro, si no me olvido nada. Lo tengo que pensar un poco más.

No me enrollo más que al final el resumen me ha salido larguísimo. El mes que viene toca cumpleaños, ¡me parece mentira!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

34 comentarios sobre “23 meses

    • el 05/09/2011 a las 22:07
      Permalink

      Muchas gracias Isha!

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 0:04
    Permalink

    Impresionantes los avances, no???
    Dos años el mes q viene, madre MIA y parece q fue ayer cuando era bebito bebito.
    Ya nos contaras q haces con las pruebas.

    A disfrutar de esta etapa!!!

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:07
      Permalink

      Jolín, es que cuando empecé el blog no tenía ni tres meses y mira ahora!.

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 0:06
    Permalink

    Felicidades por tantos avances. Parece mentira que falte tan poquito para su segundo cumpleaños! Un beso.

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:07
      Permalink

      No falta nada!.

      Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:07
      Permalink

      Gracias guapa.

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 7:28
    Permalink

    Con el lenguaje la progresión ha sido muy buena, ay creo que el hecho de vocalizar mejor y dejar el farfulleo será cuestión de pocos meses más. Ten paciencia. Han sido muchos cambios en medio año, como aquel que dice, así que debes de estar contenta. Yo creo que no pierdes nada por hacer las pruebas del neuropediatra (era el tío antipático, ¿verdad?). Bueno, ya que las tienes encargadas, yo aprovecharía la ocasión.

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:06
      Permalink

      El antipático fue el psiquiatra, las de neuropediatría fueron majetas. La verdad es que estoy deseando que deje el farfulleo de una vez aunque cuando convierta todo eso en lenguaje ¡madre mía la que nos espera!.

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 7:52
    Permalink

    Guau! cómo pasa el tiempo,…. Recuerdo a mi hijo con esa edad, dejó definitivamente la cuna porque no cabía,literalmente, empezó a dormir partes de la noche (no toda claro) en su cuarto, empezó a ser mucho más autónomo de golpe, y con respecto al lenguaje mi hijo fue muy despacio, no me sorprende nada lo que cuentas. Tenemos una vecina unos pocos meses mayor que mi hijo y le daba cien mil vueltas porque tenía un lenguaje perfectamente estructurado y pronunciado, y claro yo me quedaba a cuadros porque ni entre ellos se entendía. Fue con 2 años y 9 meses cuando dio la explosión y de repente empezó a hablar muchísimo, frases largas y bien construídas, vocabulario amplísimo. Hay niños que lo hacen progresivamente y otros explotan.
    Pero veo que la evolución de tu nene es magnífica. Lo siguiente,…., sus 2 añitos 🙂

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:06
      Permalink

      Yo creo que la evolución es muy buena pero lo que cuentas tu de tu hijo pues es así, tal cual, si se juntara con otro que hablara no se entenderían! jajaja En fin, dentro de nada le veo rajando por los codos. Besos.

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 8:31
    Permalink

    Madre mía cuantos progresos. Cada niño va a su ritmo y a veces nos angustiamos pensando que no acaban de “arrancar” cuando de golpe evolucionan a pasos agigantados. Ahora a preparar el segundo cumpleaños!

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:05
      Permalink

      Eso es muy cierto!. El cumpleaños será muy sencillo pero algo tengo que pensar, sí, que no tenemos ni los regalos pensados…

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 9:59
    Permalink

    Yo creo que ha progresado muchísimo y que hace ya un montón de cosas.
    Madre mía, el siguiente post de este tipo será el de los dos años!

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:05
      Permalink

      Pues ya ves, el tiempo vuela!

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 11:37
    Permalink

    Dos años ya!, dios mío el tiempo vuela.
    Desde luego lo del lenguaje es una ayuda inestimable, poder saber más menos o medio adivinar que es lo que piensa es una gozada.

    Que mayor se está haciendo!

    Besos

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:04
      Permalink

      Sí, pasa el tiempo muy deprisa!

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 16:22
    Permalink

    En primer lugar, felicitar a tu peque por el montón de avances que ha hecho en muy poco tiempo, y a vosotros como padres por darle el empujoncito que necesitaba.

    Sobre lo del lenguaje, que dices que lo ves poco funcional, no es que sea una experta, pero mi sobrino empezó a hablar (palabras) más o menos como tu hijo, y con 2 años y medio no hay quien le calle. Pienso que si tu hijo repite palabras o expresiones tal vez sea para asegurarlas en su cabecita, para automatizar de alguna manera su uso, y vistos los avances en este tema, no creo que tengáis que preocuparos demasiado. Cierto es que hay que seguir “tirando” de él para que siga avanzando.

    Y sobre las pruebas…. la decisión es vuestra, como debe ser, pero si no son pruebas invasivas y no requieren una anestesia, tal vez no venga mal hacerlas….

    Un abrazo, y de nuevo felicidades por el peque tan mozo que tenéis en casa.

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:04
      Permalink

      Ahora lo que más vamos a incidir en atención temprana es en el tema del lenguaje, para ver si con un tironcito adicional termina de arrancar, que es algo que para todo lo demás le vendrá de perlas. Yo creo que no se va a demorar mucho porque últimamente va muy lanzado.

      Las pruebas… creo que se las haré pero reconozco que hay días que tengo mis dudas de hacerle pasar ese mal rato. Lo tengo que seguir consultando con la almohada jaja

      Besos!

      Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:02
      Permalink

      ¿Nos los comemos? 😛

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 16:36
    Permalink

    Yo creo que tu niño va muy bien y piensa que si que puede que haya niños que vayan más adelantado que el tuyo pero tambien los hay que saben menos.

    Yo no veo a tu hijo pero creo que en el habla va a muy buen ritmo y en lo del juego simbolico primero empieza como imitación y despues poco a poco tranquila que veras las historias que ira creando y si lo observas veras que algunas de esas historias son el reflejo de preocupaciones o de los gustos de tu hijo.

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:02
      Permalink

      Sí, está claro que cada niño está adelantado en unas cosas y en otras menos y no tiene importancia pero, bueno, como nosotros seguimos ahí, un poco con la mosca detrás de la oreja, pues es inevitable estar pendiente de ciertas cosas…

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 16:43
    Permalink

    El cumple ya está ahí!!! como crece tu chiquitin, y cuantos avances!!!

    Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 17:41
    Permalink

    No te preocupes por lo del lenguaje – cada niño despierta para ello a su manera, y no pasa nada. Mi hijo R. solo se ha soltado del todo en torno a los 3 años, y el de (casi) 20 meses aunque construya frases de forma muy limitada, basicamente “dice” todo lo que le interessa (“… ate” – para chocolate! bueno, lo que ha probado es el pastel, no el propriamente dicho), y el mayor habla como un pequeño señor. En contrapartida, no es tan habil manualmente como su hermano, y con la bici no hay manera (tampoco con tres hijos nos queda mucho tiempo para entrenar – empujar dos biclis y el coche del menor nos es cosa sencilla para 4 brazos…). Cada uno es un mundo (aunque sea un topico decirlo) y suelo decir que hay que dejarlos ir, intentanto no estropear la receta original!

    Bueno, hoy me he animado a comentarte!

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 22:00
      Permalink

      Llevas toda la razón y desde luego desde tu perspectiva seguro que se ve más claro aún. Muchas gracias por haberte animado a dejarme un comentario!.

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 18:10
    Permalink

    Post scriptum: lo de “estropear la receta” lo digo en broma, que la vida es muy compleja! De todas formas tu hijo va muy bien, y puede disfrutar de su máma a tiempo completo, lo que para el es lo mejor.

    Respuesta
    • el 05/09/2011 a las 21:59
      Permalink

      Sí, sí, te he entendido y estoy de acuerdo! Besos.

      Respuesta
  • el 05/09/2011 a las 22:59
    Permalink

    Que tendrán las nuevas tecnologías q todos las controlan tan bien!!! Que grande se esta haciendo, ya es todo un hermano mayor!!!

    Respuesta
    • el 06/09/2011 a las 19:53
      Permalink

      Es alucinante lo de las nuevas tecnologías, nunca lo hubiera imaginado!

      Respuesta
  • el 06/09/2011 a las 15:08
    Permalink

    Qué mayor!! como se notan unos pocos meses, eh! Que sepas que con la canción final de Mickey Mouse también me pongo a bailar yo, jeje, es tan pegadiza!!

    Respuesta
    • el 06/09/2011 a las 19:49
      Permalink

      A mi las canciones de los dibujos se me pegan todas, me encantan!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com