¿Tienes una amiga embarazada y quieres hacerle un buen regalo de Navidad? ¿No sabes cómo acertar?

En el post de hoy te echo un cable con algunas ideas de regalo originales, fáciles y útiles que a mi desde luego me hubieran encantado.

10 regalos de Navidad para embarazadas (y que yo misma hubiera querido)

1.- Comprometerte a acompañarla emocionalmente durante todo el embarazo

No sé cómo os habréis sentido vosotras durante el embarazo, pero creo que el gran olvidado es el bienestar emocional de la mujer embarazada. Bueno, tampoco es que las cuidemos mucho en otros aspectos, pero parece que lo físico se valora más y cada vez hay más controles. ¿A vosotras alguna vez en el médico os preguntaron cómo os sentíais? A mi no. Y me da rabia cada vez que lo pienso porque yo en el embarazo del Mayor me encontraba MUY mal y tenía una ansiedad y un desánimo bestiales, que desde luego deberían haber sido tratados.

Mujer embarazada

Ningún ser humano merece pasar solo uno de los momentos más cruciales de su vida. Mucho menos una embarazada.

Acompañar emocionalmente a una embarazada quizá no sea fácil. Hay que saber escuchar, saber aconsejar, saber acompañar. Pero me parece el mejor regalo que le podemos hacer. Al fin y al cabo, la Navidad debería ser darnos, en el sentido más amplio de la palabra. Qué mejor que darse ofreciendo todo nuestro apoyo para lo bueno y para lo malo, ¿no?

 

2.- Darle tiempo para cuidarse

Seguro que ya me habéis leído alguna vez como firme detractora del estar al pie del cañón hasta el último día. Una competición absurda y que considero incluso perjudicial pero muy impuesta actualmente.

En un mundo de prisas y donde el que no produce no vale nada, las embarazadas no tienen mucho tiempo para cuidarse. Y no me refiero sólo a cuidarse físicamente, que más o menos se lo ponen fácil como contenedores de algo valioso, sino cuidarse ellas. También emocionalmente. No es sólo una cuestión de que puedan dormir lo que necesiten, o alimentarse de forma saludable o hacer algo de deporte. Sino que tengan tiempo para disfrutar el embarazo, para vivirlo intensamente, porque es una experiencia única que pasa mucho más rápido de lo que pensamos y bien merece que no pasemos por ella de puntillas.

No es tan complicado sacar un poquito de nuestro tiempo para dárselo a otra persona y que esa persona pueda emplearlo en cuidarse. Todo es querer comprometerse. Y, como decía antes, al fin y al cabo de eso se trata la Navidad. Cuando pensamos en regalos de Navidad para embarazas solemos irnos enseguida a lo material pero ¿hay algo más bonito que ofrecerse uno mismo?

 

3.- Buenas lecturas

Pasando ya al terreno de lo material, yo abonaría la futura maternidad con buenas lecturas.

Porque, con independencia de las decisiones que tu creas que esa futura mamá deba tomar (que al final todos tenemos expectativas) lo que deberíamos desearle es que eligiera con libertad. Y para poder hacerlo es imprescindible que tenga información.

Hace no mucho os recomendé mis 10 lecturas favoritas sobre crianza y maternidad. Cualquiera de ellas me parece recomendable. Pero si tuviera que quedarme con tres, elegiría estos:

 

4.- Deporte para embarazadas

Tengo que reconocer que nunca he valorado mucho el mantenerse en forma hasta que a principios de año empecé a andar-casi-correr. Es alucinante lo que puede hacer por uno mismo un ejercicio tan sencillo y agradable de realizar.

Desde entonces no he dejado de recomendárselo a todo el mundo. No es solamente ganar salud sino también bienestar.

Mantenerse bien durante el embarazo es súper importante. Pero también lo es para lo que viene después. No me cabe la menor duda de que es más fácil recuperarse del parto si durante el embarazo nos hemos cuidado y estamos medianamente en forma.

Pero volvemos a lo mismo de siempre, ¿de dónde sacamos el tiempo? Así que regalar deporte a una amiga o familiar embarazada me parece una genial idea. Ya sea ofreciéndole ese tiempo que necesita para que pueda salir a andar o pagándole las cuotas de un centro donde pueda hacer alguna actividad permitida durante el embarazo. Cada vez hay más sitios que ofrecen este tipo de deportes, seguro que no nos resulta complicado encontrar algo que se adapte a sus necesidades.

 

5.- Un cojín de lactancia o almohada de embarazo

Pocas cosas he utilizado yo más durante mis embarazos que una macro-almohada, mi amigo. Para dormir, para estar sentada, luego para usar con los peques… Vamos, ¡de las poquísimas cosas materiales que yo considero imprescindibles durante el embarazo!

Almohada tamaño XXL

Las almohadas de embarazo o cojines de lactancia (he visto que los llaman de las dos formas) me gustan tipo churro, con buen acolchado pero esponjosos. Cuanto más largos mejor. La verdad es que tenéis muchos para elegir y ahora los hay bonísimos, cuando nació Mayor no había tanta variedad ni de lejos y además eran carísimos.

 

6.- Cremitas para cuidarse la piel

Es súper habitual que la piel se seque mucho durante el embarazo. Y una piel tirante y que pica es lo más incómodo del mundo.

Además está el tema de las estrías. Que no es que podamos hacer mucho por evitarlas pero la hidratación es fundamental.

Así que regalar a una embarazada unas buenas cremitas para cuidarse la piel me parece un regalo genial.

Mama Mio Shrink to Fit

No sé si os acordáis que os hablé de las cremas Mama Mio. Son geniales. Os las recomiendo muchísimo.

 

7.- Una mochila portabebés ergonómica

Mochila portabebés ergonómica

Mochila Marsupi Plus de Kangarunga

La única cosa que necesita un bebé desde el nacimiento (a parte de ropa y pañales, obviamente).

Muy bueno para el bebé, bueno para los padres, una mochila ergonómica es un regalo práctico, útil y con un componente emocional que no tiene precio. Si quieres regalar algo para el futuro bebé, es el mejor regalo que puedes elegir.

Regalar porteo seguro es regalar comodidad, practicidad, seguridad y salud. Ahí es ná.

(Si no sabes qué mochila regalar, esta guía te ayudará a elegir)

 

8.- Un abrigo de porteo

Pasar un invierno embarazada es un follón. Tarde o temprano llega un momento en que tus abrigos no te tapan nada. Y comprar un abrigo de embarazo a mi se me hacía muy cuesta arriba.

Mucha gente no sabe que los abrigos de porteo están pensados para utilizarlos también durante el embarazo. Su pieza insertable no sólo sirve para proteger al bebé una vez que ha nacido y lo estamos porteando sino también para cubrirnos la tripa. Y una vez que ya no estemos embarazadas ni porteando, esa pieza se quita y podemos usar el abrigo como si fuera uno normal.

Abrigo de porteo Wallaby

Abrigo de porteo Wallaby de Kangarunga

Así que considerando que un abrigo de porteo puede usarse durante al menos dos años, a diario durante toda la temporada de invierno, me parece un regalo súper amortizable y que seguro que te van a agradecer. Es la típica cosa en la que no se suele caer pero que luego cuando la tienes no sabes cómo has podido vivir sin ella.

 

9.- Una cesta de frutas de calidad

Fruta de calidad

Fruta de papayas y aguacates de Exotic Fruit Box

Alimentarse bien debería ser una prioridad.

Con una cesta de frutas se lo ponemos mucho más fácil. Te llega a casa cómodamente, disfrutas de fruta que no es de corchopán y te alimentas rico y bien.

¿No os parece un regalo de Navidad genial para una mujer embarazada?

 

10.- Una sesión de fotos

Normalmente cuando nace el bebé los padres desaparecemos de las fotos. Si a esto le sumamos que la memoria suele sufrir de lo lindo, me parece una idea genial hacerse unas cuantas fotos de la tripita. Es un recuerdo para siempre, que luego emociona ver.

 

¿Tenéis a alguna embarazada para regalar estas Navidades? Espero que os haya resultado útil mi lista de 10 regalos de Navidad para embarazadas.