¿Los hombres no tienen derecho a conciliar?

Hay quien opina que los hombres no están interesados en obtener mejores bajas por paternidad y mayores facilidades para conciliar trabajo y cuidado de los hijos, pero yo creo que la tendencia está cambiando. Son muchos los hombres que se criaron con padres ausentes, no especialmente interesados en la crianza de los hijos, y ahora han descubierto que ellos también pueden disfrutar del cuidado y la educación de sus niños y que esta tarea les reporta muchas satisfacciones… quizá más de las que hubieran podido imaginar.
El problema es que este mundo no está hecho para estas zarandajas. Las mujeres lo tenemos muy complicado pero los hombres que quieren conciliar lo tienen aún peor. Por mi experiencia, los hombres no se atreven a pedir, por ejemplo, una reducción de jornada o una excedencia. No conozco a ninguno que lo haya hecho y mira que he preguntado, pero nada (¡quizá escribiendo esta entrada aparezca alguno!). ¿Significa esto que todos disfrutan con los actuales horarios interminables y el calentamiento de sillón para llegar a casa a la hora del baño de los niños?. No lo creo. Hay hombres (¡y mujeres!) que disfrutan prolongando su jornada laboral hasta el infinito porque lo que les espera en casa les aburre soberanamente, claro que sí, pero muchos estarían encantados de llegar a casa a una hora razonable para tener tiempo suficiente para jugar con sus hijos, acompañarlos al médico, llevarlos al parque, bañarlos, darlos de cenar y todo lo que se tercie.
¿Qué ocurre entonces?. Creo que existen dos problemas, uno de tipo social y otro de tipo económico. Este último es evidente: la situación laboral está peor que mal y nadie quiere jugarse su puesto de trabajo. En muchas casas el salario del hombre es el único que entra, lo que le deja en una situación de total desventaja frente al empresario. El empleador dispone y el hombre acata sin rechistar por miedo a perder el único sustento familiar. En esas circunstacias, no es que uno no se pueda permitir pensar en reducir jornada, es que uno no se puede negar a nada: horas extras gratuitas, acudir obligado a cenas y comidas pagadas del propio bolsillo, desempeño de labores claramente inferiores al puesto… Un largo etcétera.
El problema de tipo social es que, probablemente, no estemos preparados aún (al menos no todos) para un nuevo estilo de paternidad más consciente, más próxima, más sensible. Comentarios como “eso son mariconadas” o “¿pero de eso no se encarga tu mujer?” están a la orden del día en cualquier empresa. El hombre, aún más que la mujer, hoy día está presionado para producir, para tener éxito mediante el rédito económico. Lo demás son tonterías… o ñoñerías.
Así que el panorama para ellos está muy difícil. No les envidio en absoluto. Se habla mucho de la conciliación (de la no conciliación, quiero decir) pero parece que siempre pensamos en las mujeres. Para ellos, hoy por hoy, parece implanteable.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

30 comentarios sobre “¿Los hombres no tienen derecho a conciliar?

  • el 14/12/2010 a las 9:57
    Permalink

    ¡Hola!

    Muy interesante la cuestión que planteas hoy, porque muchas veces es, como dices, imposible… y muy triste a la vez.

    Yo sí conozco casos de padres que cogen la "baja por maternidad" (y se sigue llamando así) y reducción de jornada. Pero es cierto que cuesta encontrarlos.

    Muchas veces no hay conciliación laboral porque los empleadores no lo permiten, porque se necesita el dinero para poder comer y las condiciones que se ofrecen no son buenas. Pero en otros casos, hay quien antepone su desarrollo profesional al personal y al de sus hijos, y quien busca refugiarse de los niños en el trabajo (hombres hay, sí, pero también muchas mujeres)

    ¿Cambiará esto algún día? Quiero pensar que sí, pero lo veo difícil cpn la mentalidad reinante ;-O

    Besotes
    Lara

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:01
    Permalink

    Mi marido cogió 3 meses de baja parental, aunque aquí es muy fácil, vivimos en Finlandia y no te ponen ninguna pega.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:14
    Permalink

    Buenos días mama cc!
    Mi opinón es que la baja por maternidad/paternidad tendira que ser obligatoria tanto para la madre como para el padre coger unos meses, así los empresarios no te discriminarian por ser mujer y los padres se implicarian más. En mi caso he tenido suerte, el padre es maestro y la niña nació casi en verano así que hemos estado casi 3 meses juntitos y ahora el padre solo trabaja media jornada y yo estoy en el paro..poco dinero, pero, eso si, conciliamos bastante! 🙂

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:16
    Permalink

    Completamente de acuerdo contigo.
    Lo has descrito a la perfeccion, pero tal y como estan las cosas, seran nuestros hijos los que disfruten de permisos de paternidad cuando tengan sus propios hijos.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:20
    Permalink

    No puedo estar más de acuerdo. En muchas ocasiones se les acusa de no implicarse en la crianza de los hijos, pero, ¿se les permite? laboralmente hablando me refiero. Me consta que si mi marido pidiera una reducción de jornada le echarían a la calle. Aparte de mirarle como si fuera un extraterrestre. No lo tienen nada fácil, ni las empresas, ni la sociedad ayuda. Si a un hombre se le ocurre decir algo así cómo: – me marcho corriendo que estoy deseando llegar a casa para bañar a mi hijo y pasar un ratito con él, le llaman de todo menos guapo. Pero si dice algo así como: – me marcho que la parienta me va a echar la bronca del siglo como no le de el relevo con el enano, le consideran un machote, un tío guay.

    Qué país, nena, qué país!!

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:25
    Permalink

    Si papi tuviera un horario de esos q llegas a las 8 de la noche lo mas seguro es q hubiera pedido la reducción. El trabajar a turnos es una putada, pero en nuestro caso a papi le permite ver bastante mas a julio y recogerle del colé. En mi curro tengo un futuro papi de gemelos q lo tiene dn mente lo de la reducción.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:27
    Permalink

    mi marido cogio los quince dias de baja paternak y quince mas de vacaciones, una reduccion de una hora de jornada y jornada continua cuando el niño estuvo ingresado.. ahora ha pedido trabajar dos dias al mes desde casa (le denegaron mas tiempo) y se esta planteando pedir una reduccion de jornada aunque sea de una hora ..
    mas conmigo de excedencia es complicado, aunque el peso lo llevo yo el quiere llevar a el niño a natacion un dia y estar con el lo maximo posible¡¡
    y todavia a veces me quejo¡¡

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:38
    Permalink

    Bueno pues aquí te puedo hablar largo y tendido. Mi marido es uno de esos hombres que ha pedido la conciliación laboral. Él entra a las 8:45 en vez de a las 7:00 para llevar a nuestra hija a la guarde, uno de los momentos más bonitos del día, darle los besos de recién levantada mientras te mira y se ríe, se rasca los ojos y te da besitos.
    También puedo decirte que conozco hombres que están en mi cliente con jornada reducida y dos de ellos han sido despedidos recientemente. Uno por tener un cargo en el que las reuniones son de tarde (ya te diré yo si ocurre lo mismo cuando vuelva mi compañera y con el mismo cargo que él) y él no podía asistir y el otro ha sido por impertinente con la jefa. Sin embargo, tengo un amigo en mi mismo cliente que disfruta de su jornada reducida y ha ganado mucho en calidad de vida.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:39
    Permalink

    Tienes toda la razón, aunque el hombre tiene el mismo derecho a pedir la reducción de jornada durante los 3 primeros años del niño son muy pocos los que la piden, y es que si ya está mal visto (dentro de la empresa) que la coja una mujer, imagínate si la cogiera el hombre.
    Nosotros afortunadamente tenemos suerte ya que mi pareja trabaja sólo por las mañanas, eso sí de lunes a sábado, pero le permite estar toda la tarde con el peque.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:45
    Permalink

    Mi cuñado ha sido uno de esos hombres fuertes, que en vez de mi cuñada ha pedido el la reducción de jornada, todo un campeón!, a mi manera de pensar.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:50
    Permalink

    Pues debo ser la excepción que confirma la regla…
    Un chico de mi equipo tiene reducción de jornada por hijo a cargo.
    Mi marido va a empezar a trabajar con teletrabajo desde casa a partir del año que viene algún día por semana.
    Y muy probablemente, cuando tengamos más niños él será quien se pida la reducción de jornada.
    Raro, ¿verdad?
    Besos

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:50
    Permalink

    Pues sí, Mamácc, tienes mucha razón. Los hombres también tendrían que tener todo el derecho a conciliar, al igual que nosotras.

    Yo creo que aún son mayoría los que pasan del tema tres kilos y pico, y se escudan en el que nadie lo hace para no tener que hacerlo ellos tampoco. Pero hay una minoría creciente de hombres que sí quieren y lo tienen jodido, porque no tiene aceptación ni laboral ni social. La gente ve (relativamente) normal que una mujer aparque (temporalmente) su actividad laboral por sus hijos, pero que lo haga un hombre se sigue viendo mal. Y lo más fino que se les llama es 'mantenidos'. Lo más fino.

    Lo que yo no veo bien es eso de que se repartan las semanas de baja maternal entre el padre y la madre.Lo que estaría bien sería que los padres tuvieran, obligatoriamente, otras 16 semanas (o 18 o 20 o 50… cuantas más, mejor). Dividir no, multiplicar sí.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 10:59
    Permalink

    Lara, yo lo veo muy difícil, como tu dices, mientras no cambie la mentalidad reinante… y eso es algo que llevará generación, no es cuestión de dos días.

    Laura, qué interesante, Finlandia! Me encantaría que comentaras aquí qué tipo de ayudas se os ofrece allí.

    Anna, pues no estaría mal que se planteara como algo obligatorio pero me temo que mucha gente no la querría… hay gente deseando volver al tajo, ya lo sabes!!. Tres meses juntitos, qué suerte!.

    Descubriendo el mundo, es pesimista tu visión pero desgraciadamente creo que estoy de acuerdo contigo!

    Belén, qué razón llevas! Estamos todavía en una sociedad muy machista, donde el trabajo que antiguamente era únicamente femenino no sólo no se valora sino que se desprecia… Mientras eso no cambie, lo veo muy complicado.

    Mamá de Julio, yo te digo que muchos hombres llegan a casa sobre las 20h y están en sus curros que no pueden ni parpadear. La cosa está fatal.

    Brujilla, qué marido tan estupendo!!!. Yo sé de uno que un día dijo que quería llevar a su hijo a natación… y le dijeron de todo menos bonito!

    Suu, conozco bastante bien el mundo de las consultoras de informática y hay de todo, claro, pero viendo la movilidad que hay, es un sector donde como alguien se salga del tiesto va de patitas a la calle antes de lo que canta un gallo.

    Mis chicos y yo, es una suerte, aunque los sábados por la mañana deben ser duros!

    Cartafol, me parece genial, y qué afortunado!

    Tiempos, raros no, suertudos en todo caso. A mucha gente le encantaría trabajar desde casa pero la mayoría de las empresas ni se les pasa por la mente, la cultura que impera hoy día es la de calentar el asiento. Si tu marido puede pedir reducción de jornada, mi más sincera enhorabuena y mi envidia sana, desde luego. Yo te digo que la cosa está muy chunga tanto en grandes como en pequeñas empresas… y que en casas con un solo sueldo es impensable primero ganar menos dinero y, segundo, jugársela con el tema. Qué tristeza!!

    Caro, no sé si la mayoría, es verdad que muchos pasan olímpicamente… pero la tendencia está siendo otra, gracias a Dios!!. Lo de "mantenido" la gente lo dice mucho, cada vez que hablo de que yo no trabajo ni lo tengo en mente no falta alguien que me lo llame jajaja. Yo tampoco estoy a favor de dividir… pero tengo claro que hoy por hoy no se van a aprobar medidas a favor sino, en todo caso, para empeorar lo que ya tenemos.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 11:09
    Permalink

    Claro, claro, por supuesto tengo la ventaja de que en su empresa le permiten el teletrabajo. Bueno, digamos que se lo han planteado como una compensación por la congelación salarial de los últimos años debida a la crisis.
    Pero sí que hay una cosa que me gustaría comentaros para que me déis vuestra opinión:
    Como os he dicho probablemente (tenemos que hacer números) cuando llegue el momento de que uno d elos dos se reduzca la jornada, el que lo hará será él. Pues cuando lo comentamos a la gente, siempre noto ciertas miraditas de reprobación hacia mí… Miradas desagradables, en ls que se nota cierta desaprobación porque sea él y no yo la que se reduzca la jornada, miradas que me califican como mala madre y desnaturalizada.
    No sabéis la rabia que me da…

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 11:32
    Permalink

    Es cierto lo q ue dices, falta conciencia social para que puedan pedirse libremente la baja o la reducción de jornada.
    Mi marido el pobre a veces lo tiraría todo para estar en casa y es empresario!! se cogío algún dia cuando nació estanjanito para poder ayudarme y estar con nosotros y mi familia que vino unos días, pero estaba solo en la empresa en ese momento y no pudo hacer mas, si hubiese podido si hubiese estado mucho mas con nosotros, que el pobre se iba a trabajar con una carita!
    la parte buena que tenemos que muchas tardes estamos en el taller con él y a veces le viene muy bien.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 12:17
    Permalink

    Y si es el hombre el que hace esas cosas entonces le dicen "calzonazos" y sus propios compañeros de género se ríen de él. Incluso he visto a muchas mujeres llamando a un hombre "débil" o "calzonazos" por ser él quien se encargaba de tareas de la casa y no la mujer, ¿envidia? ¿Machismo implícito en la educación? No lo sé, pero me pareció de lo más absurdo.

    Yo por lo pronto me siento muy feliz de que a mi novio le guste cocinar, y además sé que le encantan los niños. Le he visto cuidando a sus sobrinos y se vuelve todo un ñoño jajaja.

    Quizá en el futuro, por cuestiones de trabajo como bien dices, no pueda atender tantas cosas como le gustaría. Quizá yo tampoco pueda, dependiendo de nuestra situación. Lo que si sé es que la intención la tiene y la tendrá.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 12:34
    Permalink

    Completamente de acuerdo. En mi caso conozco a uno que lo ha pedido y no le han puesto problemas 0_0, pero es cierto que para la gran mayoría es problemático conciliar. Pero esto no pasaría si las jornadas fueran intensivas para todos, ahí si que hablariamos de conciliación y de igualdad.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 13:19
    Permalink

    Yo es que creo que hay de todo.
    Pero claro lo malo no es que no quiere/no le interesa conciliar, sino el que quiere y no puede.

    Por desgracia conozco más casos de hombres que les da igual la conciliación porque no les interesa llegar antes a casa ("no vaya a ser que me toque bañar al niño") e incluso algunos que hacen tiempo en el bar de abajo.

    En mi caso como mi marido está en casa a las 5 de la tarde, no era muy necesario pedir reducción, pero yo si la pedí xq salía mucho más tarde y lo que no quería era ver a mi hijo una hora al día…

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 13:25
    Permalink

    Bueno, pues por lo que estoy leyendo todas conocemos cada vez a más hombres que piden reducciones de jornada o que se niegan a reuniones a última hora de la tarde, por lo que parece que este estupendo virus se está extendiendo, afortunadamente.
    A las que decís que conocéis casos en que los despidieron después de solicitar la reducción, conviene informarles de que la Ley de Igualdad considera nulos los despidos ocurridos mientras se está en situación de embarazo, post-parto (9 meses tras el parto) y jornada reducida por cuidado de hijos (tanto para padres como para madres), así que lo que hay que hacer es denunciar

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 14:00
    Permalink

    Estoy de acuerdo contigo y creo que cada vez son más hombres que se implican totalmente en el cuidado y educación de los hijos pero que lamentablemente la sociedad avanza a un ritmo y la legislación a otro. En mi caso mi marido, creo que ya lo había comentado en alguna ocasión, sí que pudo disfrutar de baja cuatro semanas más que yo, e incluso acumuló él el periodo de lactancia, pero eso se debe a que en el campo en el que trabaja es totalmente normal disfrutar de las ventajas que establece la ley, independiemtemente de si eres hombre o mujer. Yo por el contrario, en la empresa privada ni me planteé reducir jornada.

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 16:49
    Permalink

    Imaginate como es la falta de esa conciencia que mi marido no pudo ni disfrutar de los 15 días de paternidad…Tuvo que hacerlos en días sueltos y, cuando le despidieron, no los había hecho todos!!! Y ni se los pagaron ni nada….

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 18:47
    Permalink

    En mi empresa hubo un compañero que pidió excedencia por paternidad y gracias a él, el camino está abierto para todos los demás que quieran hacerlo. Él mismo ha pedido ahora reducción de jornada y está encantado.

    Creo que las empresas deberían dar más facilidades a todos, sean hombres o mujeres, pero también es cierto que el cambio de mentalidad tiene que venir no solo de ahí, sino también de los propios compañeros, que muchas veces son peores…

    Lo ideal sería que los horarios no fueran partidos, que se tuviera la tarde libre porque sí, como ocurre en muchos países, que a las cuatro de la tarde se van a casa, claro, siempre que el trabajo lo permita, que me estoy refiriendo a trabajo de oficina.

    También es cierto que las cosas están ahora como están y nadie puede ponerse demasiado flamenco porque eso supondría arriesgar el puesto de trabajo…

    Respuesta
  • el 14/12/2010 a las 22:54
    Permalink

    Tengo pendiente hace tiempo contar mi experiencia en este tema y el por qué he acabado yo de excendencia, pero para resumir un poco elpapadeunabruja se pidió una reducción de jornada para trabajar sólo la mitad de los días de la semana (jueves, viernes y sábado) los días que yo menos trabajo tenía y poder arreglarnos así con la ayuda de mis padres, pues resulta que le dijeron que a eso no tenía derecho (no lo tengo del todo muy claro) y que tenía que ir todos los días aunque fuera sólo una hora, con lo que de que nos sirve que trabaje una hora al día?? vamos a pagar una guardería para una hora al día?? Encima le dijeron que si se lo concedían iba a crear un precedente que podía ser peligroso en la empresa.
    Así que imagínate cómo estoy con este tema!!

    Respuesta
  • el 15/12/2010 a las 0:23
    Permalink

    Mi marido ni se lo planteó, aunque en su empresa lo habría tenido crudo, sin duda, pero bueno fui yo quien me reduje la jornada y no tuve problemas. Ahora bien donde yo trabajo sí conozco un caso de reducción de jornada y se la dieron sin problema, además después de tener el tercer hijo también pidió excedencia de un año, y le fue concedida, pero ya te digo sólo hay un caso. Por lo demás en mi entorno familiar y de amistades no sé de ningún hombre más que haya ni siquiera pensado en reducir jornada o pedir excedencia o tomar la baja por paternidad.

    Respuesta
  • el 15/12/2010 a las 0:45
    Permalink

    Yo tampoco conozco ningún caso de forma directa. Sí uno de la hija de una conocida de mi madre: como ella es autónoma y él funcionario, se cogió él la baja y ella volvió enseguida a trabajar.
    pero sí, tienes razón, lo tienen muy mal, está como mal visto socialmente que sea el honmbre el que cuide a los niños

    Respuesta
  • el 15/12/2010 a las 12:14
    Permalink

    Supongo que depende mucho del entorno el que se vea mal, peor o que incluso que se vea bien.

    En mi trabajo hay al menos tres hombres (que yo recuerde ahora mismo) que se han beneficiado de las horas de lactancia en lugar de hacerlo sus mujeres. Y además lo hacían para llegar a buena hora a recoger a sus pequeñines a la guarde y darles ellos mismos el almuerzo en casa 😉

    Nuestra sociedad está cambiando (Porfín!) y como bien dices cada vez son más los padres que se implican de forma activa en la crianza y el cuidado de los hijos. Cada vez me resulta más común escuchar que es el papá quien se encarga del baño, de la comida, de dormir a al nene… Y lo mejor es que se nota que disfrutan con ello y lo hacen encantados y llenos de orgullo.

    Por supuesto que está complicadísimo, laboralmente hablando, para los hombres. Si está mal visto que las mujeres nos beneficiemos de estas "ventajas maternales" ni que decir tiene lo fatal que está que lo hagan los hombres, pero albergo la esperanza de que en un futuro no muy lejano sea lo más normal del mundo.

    Respuesta
  • el 15/12/2010 a las 12:24
    Permalink

    Perdón por el retraso contestando comentarios, ayer el día fue "completito" y hoy no me encuentro nada bien…

    Tiempos, pues está muy bien, porque en la mayoría de los trabajos han congelado los sueldos y la gente ni rechista, ¡como para pedir una compensación!. En cuanto a las miradas, no me extraña en absoluto… aún a día de hoy mucha gente cree que el cuidado de los hijos no es tarea de hombres.

    Estanjana, creo que para los autónomos la cosa está bien complicada también, aunque tiene la "ventaja" de depender de uno mismo, es decir, no tener que estar sometido a nadie.

    Seishi, creo que hay mucho machismo todavía… Ya me contarás en un futuro!

    Supermama, estoy de acuerdo contigo. Una de las cosas que facilitarían enormemente no sólo la conciliación sino que la gente pudiera tener vida sería tener unos horarios de trabajo normales como se tienen en el resto de Europa. Pero si para la conciliación falta mucho, para el tema de los horarios creo que falta aún más.

    La teta reina, a las 5 de la tarde! eso es una gran suerte, eh?.

    Concilia2… Lo de negarse a reunirse a última hora de la tarde, qué tema tan interesante! Como digo, la mayor parte de los trabajadores por cuenta ajena no pueden negarse a esas cosas y mucho menos por motivos familiares… En cuanto a los despidos nulos, gracias por la información, yo soy abogada y estoy al corriente pero te aseguro que del dicho al hecho hay un trecho. La empresa te puede despedir en cualquier momento alegando otras causas y el tema de la prueba no es siempre fácil, pues los compañeros nunca van a declarar a favor del despedido. Por otro lado, una vez hecha la jugada, ¿quién querría volver a ese puesto de trabajo?. Mi empresa quiso pactar conmigo un despido cuando iba a reincorporarme de la excedencia y tengo que reconocer que tras el impacto inicial me hicieron un gran favor, por nada del mundo hubiera querido volver en esas condiciones.

    Nuria, la empresa privada está más negra que la boca de un lobo! jajaja

    LadyA, bufff, qué mal!!

    Gem, hoy día la gente ni pestañea por temor a perder el curro y se están produciendo muchísimos abusos. En cuanto a los horarios, estoy totalmente de acuerdo contigo.

    Lamamadeunabruja, increíble!!!. Me gustaría mucho que contaras el tema, creo que puede ser muy interesante.

    Arual, en fin, así estamos!!

    Laky, qué lastimilla!!

    Mamá Coqueta, poco a poco se está produciendo ese cambio, sí, pero aún queda mucho camino por recorrer…

    Me quedo con que varias personas me habeis comentado casos de hombres que sí han podido acogerse a medidas flexibilizadoras. Poco a poco, no?.

    Respuesta
  • el 20/12/2010 a las 16:09
    Permalink

    He enlazado este post en mi blog espero que no te moleste

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com